Maternidad

Regalos para Niños que No Son Juguetes

Como os dije hace unos días creo que nuestros hijos tienen demasiados juguetes. Por lo menos el mío los tiene y tiene tantos que pocas veces juega con ellos. En casa lo que hacemos es que a veces le guardamos parte de ellos y cuando los volvemos a sacar al cabo de un tiempo parecen que hubiesen llegado los Reyes Magos. O si no es el mismo el que se encarga de ir alternando los juguetes. Hay temporadas que le da por las construcciones y el juguete estrella son las piezas de megablocks y otras veces le da por el fútbol y no hacemos otra cosa que echar partidos en el pasillo.

Pues pensando en esto el otro día se me ocurrió que hay otros regalos para niños que no son juguetes pero que pueden hacerles la misma ilusión si no más. He hecho una recopilación para tenerla presente para futuros regalos o de cara al cumpleaños. Os la dejo aquí por si a alguien más le sirve de inspiración 😉

Regalos para Niños que No Son Juguetes

Útiles para pintar. A la mayoría de los niños les encanta pintar, por lo que un buen regalo pueden ser rotuladores, acuarelas, pinturas de dedos Además, con el regalo de estas cositas podemos ayudarlos a desarrollar la psicomotricidad fina y eso nunca está demás.

Si vais a regalar estas cosas buscad siempre que en la caja diga que son pinturas lavables. Ya sabemos que los niños se suelen manchar y hay pinturas que no salen ni a la de tres, ;).

Dentro de este apartado os incluyo una cosa que a los niños les encanta: los rotuladores para la bañera. Con ellos pueden pintar en la bañera o en los azulejos de la ducha y después se quita con que simplemente le demos con un poco de agua.

Libros. Todos los niños deberían tener en casa libros. Los libros constituyen un gran entretenimiento desde que son pequeños. Nosotros empezamos a comprarle libros a mi angelito mayor tan pronto que lo que hacía era que se los comía. Anda que no estuve yo tiempo preocupada porque devoraba los libros, literalmente… Pero después empezó a cogerle el gusto y aunque no sabe leer los hojea, mira sus dibujitos, jugamos a encontrar cosas en los dibujos y ahora que está empezando a conocer las letras a buscar letritas, a contar cuantas “o” hay en una línea o en una determinada palabra…

Una buena opción dentro de los libros son los libros personalizados. Si queréis hacer un libro personalizado podéis contar con Mumablue, web donde  puedes hacer un libro a tu medida, con la cara de tu hijo ;). Si a Álvaro le encanta que le cuente cuentos en los que es él el protagonista si se viera reflejado en un cuento de verdad yo creo que le daría un pasmo ;).

Disfraces. Descubrí que mi hijo le gustaban los disfraces cuando un día, el verano pasado, estaba jugando con una espada, le hice un parche de fieltro y se convirtió en pirata, con un delantal se transforma en cocinero y los rollos de cartón del papel de cocina los convertimos en prismáticos y jugamos a que somos exploradores. Si estas cosas tan básicas le encantan yo creo tener en casa dos o tres disfraces completos sería todo un acierto.

Además, jugar a disfrazarse le reporta muchas cosas buenas a los niños: estimula su fantasía y su imaginación, les ayuda a ponerse en el lugar de otro, propicia el juego simbólico…

Instrumentos musicales. Los instrumentos musicales son un gran regalo para los niños porque estimulan su creatividad, mejoran la coordinación, avivan la agudeza auditiva, estimulan la memoria… Y, sobre todo, a los niños les encantan. A quien no sé yo si les gustarán tanto es a sus pobres padres. A mi angelito mayor el año pasado le trajeron Sus Majestades de Oriente una batería. Afortunadamente ya se rompió. No digo más, jajaja.

Pero como de lo que se trata es de que los regalos les gusten a los niños con un instrumento musical acertaréis seguro. Y ya de paso le regaláis a los papás unos tapones ;).

Entradas para espectáculos. Hace unos días llevé a Álvaro a un teatro a ver un espectáculo que había de Frozen. En realidad a él no le gustaba Frozen hasta ese momento. En casa no había puesto interés en la película, ni en las canciones ni en nada. Lo único que le gustaba de Frozen eran unas botellas de agua que le compré un día ;).

El caso es que fuimos a ver el espectáculo de Frozen y desde entonces tengo a Ana y a Elsa hasta en la sopa (Suéltalo! Suéltalo!, No lo puedo ya retener, Suéltalo! Suéltalo!…). Nunca hubiera pensado que unas entradas para un espectáculo o para el circo, el cine… fuesen un buen regalo pero en vista de lo que disfrutó en ese momento y lo que lleva disfrutando sólo de recordarlo ahora estoy convencida. Eso si, regaladle dos entradas, que el niño no va a ir solo y el papá de turno no tiene por qué hacer un desembolso extra ;).

Ropa. Nunca me ha gustado eso de regalarle ropa a los niños, por la cara de tontos que se les queda cuando abren el regalo… Pobrecillos, se encuentran con un paquete envuelto con papel de regalo y después es un jersey :(. Supongo que a mí se me quedaría la misma si en mi cumpleaños me regalasen una fregona. Peeeeero, hay niños que hacen el cumpleaños muy pegado a los Reyes, o que sus padres te lo piden expresamente. Reconozco que yo a mi hermana le digo que compre algún juguete y algo de ropa.

Sin embargo, hay ropa que a los niños si les gusta. Por ejemplo, a Álvaro le regalaron la equipación del Real Madrid y le encantó. Otras ideas pueden ser babys para el cole con sus dibujos favoritos, una mochila, un paraguas… No tiene por qué ser expresamente un chándal. Y si regaláis ropa y los niños aún no eligen su ropa, por favor, enteraos de los gustos de sus padres, jaja.

¿A algun@ de vosotr@s se os ocurre que otros regalos (que no sean juguetes) les podemos hacer a l@s niñ@s? Venga, dadme ideas y hacemos otra recopilación ;).

Maternidad

¿Tienen nuestros Hijos demasiados Juguetes?

Es una pregunta complicada, ¿verdad? Unos diréis que si, que nuestros hijos tienen demasiados juguetes, que no necesitan tantos y otros que no. Incluso habrá quien piense que su hijo no tiene demasiados juguetes pero el hijo del vecino si 😉

Además, es que esta cuestión es muy relativa porque para cada familia muchos es una determinada cantidad. Y mientras unos piensan que tres juguetes para su cumpleaños está bien otros pensarán que el número perfecto es diez.

Yo os voy a hablar de nuestro caso, como siempre. Desde mi punto se vista Álvaro si tiene demasiados juguetes. Demasiados juguetes y demasiados titos, de hecho aún le falta el regalo de reyes de mi hermano y preveo que serán juguetes, así, en plural, y encima será algo que ocupe mucho… Ya veréis como no me equivoco.

Sigue leyendo “¿Tienen nuestros Hijos demasiados Juguetes?”

Maternidad

La Patrulla que Nunca Llegó

Hace unos días la Sra. Jumbo, de Mi Refugio Virtual, publicó un post sobre las cosas que se habían olvidado los Reyes Magos, cosas que pedíamos de niños y nunca tuvimos.

Yo siempre quise tener una barbie, sí, esa muñeca extra delgada, súper rubia  y con una delantera de escándalo. Mi madre siempre se negó a que tuviera aquella muñeca, pero no por considerarla un estereotipo de belleza femenina que no era real, sino porque a su modo de ver la muñeca en cuestión era demasiado cara. En vez de la barbie a mí los Reyes me trajeron varios años seguidos la doble de la barbi. Una muñeca de plástico malo, tan malo que como apretaras un poco en las tetas se le hundían y que tenía cuatro pelos en la cabeza.

Sigue leyendo “La Patrulla que Nunca Llegó”

Maternidad

La Patrulla Canina y los Reyes Magos

Álvaro, como miles de niños (¿hay alguno que no la haya pedido?), pidió “la Patrulla Canina” para Reyes. Si por él hubiese sido hubiera pedido todos los perritos, a Ryder, el centro de mandos y toda la parafernalia de la patrulla pero le expliqué que hay muchos niños que han pedido lo mismo a los Reyes Magos y que no podían traerle todo porque si no algún niño iba a quedarse sin nada. Lo entendió a la primera y entonces pidió solo a Rocky, el perrito que tiene el camión de reciclaje.

Hasta ahí todo bien: un niño de tres años y medio que pide un regalo para Reyes… Parece fácil, ¿verdad? Pues no lo es.

Sigue leyendo “La Patrulla Canina y los Reyes Magos”

Probando Productos

La Magia de Navidades Sorprendentes

Ya os dije que odio la Navidad, no son unas fechas que me apasionen, la verdad, sin embargo, aunque odio la Navidad soy la fan número uno de los Reyes Magos. Me han gustado siempre, me encanta echarle una mano a Sus Majestades de Oriente comprando regalitos, ir a la cabalgata de Reyes, despertarme temprano el día 6 para ver que me han traído…

Los Reyes Magos son lo mejor de la Navidad y desde que tengo a Álvaro los disfruto más si cabe… El año pasado viví la magia a través de sus ojos y reviví la emoción de cuando era niña y este año, que Álvaro es aún más consciente, ni os imagináis lo que estoy disfrutando estos días previos a la llegada de los Magos de Oriente… Si hasta hemos llamado por teléfono a un paje real para saber cómo iba la preparación de los regalos…

Y para darle aún más magia a los Reyes he descubierto una página en la que tras unos pocos clips te hacen un vídeo en el que los Reyes Magos le mandan un mensaje personalizado a tu angelit@ en el que dicen varias veces su nombre, como si estuvieran hablando con él, e incluso su edad, le dicen que ha crecido mucho desde el año pasado, etc.

Si queréis sorprender a vuestr@ hij@ sólo tenéis que entrar en http://nnss.navidadessorprendentes.com/ registraos y añadir el nombre y la edad del niño y en dos o tres minutos tendréis el vídeo listo. Además, después podéis enviar el vídeo a vuestro email y así lo tendréis a mano para verlo cada vez que el niño os lo pida, que os aseguro que serán muuuuuchas veces.

Ya me contaréis la cara que ha puesto vuestr@ angelit@ cuando lo ha visto ;). Por aquí se mezclaba la emoción, la sorpresa (“mamá, que ha dicio Álvaro, ¿no lo oíste?”)

Maternidad

La otra Cara de los Reyes Magos

          La otra cara de los Reyes Magos es que mi niño se ha juntado con tantos juguetes que no ha jugado en todo el día con ninguno porque no sabía cual elegir. Bueno, tengo que reconocer que el maletín de médico ha sido todo un acierto porque estaba deseando de que alguien le dijera que estaba malito para “arreglarlo“. Éste se ha pensado que en vez de un maletín de médico los Reyes le han dejado una caja de herramientas, que también se la han traído pero a lo grande. Él ha sido demasiado bueno para dejarle una simple cajita donde estuviera todo colocadito y ocupara poco espacio. A mi angelito le han dejado un banco y ¡qué banco¡ Como los Reyes son tan sabios y saben que su papá es tan manazas que no sabe ni apretar un tornillo pues han dicho “a éste lo encarrilamos desde chiquinino“.

            La otra cara de los Reyes Magos es que un día que teníamos que haber dedicado a jugar, a ponernos guapos y a sacar la bici nueva de paseo nos hemos ido a la ciudad donde vive la tita porque habíamos quedado allí a comer con mis hermanos para intercambiarnos los regalos. Pero una y no más… Demasiada gente, demasiado frío y encima no nos hemos puesto de acuerdo para elegir el sitio donde comer… Una locura. El año que viene los regalos se dan en casa y si alguien no viene ya nos los intercambiamos si eso en febrero 😉

             La otra cara de los Reyes Magos son niños corriendo de un lado para otro buscando regalos en casa de los abuelos, de los titos, de la prima de la madre de la vecina… y padres sufriendo cada vez que recogen un nuevo regalo porque si el banco de herramientas es grande, la batería con sus tres tambores lo es más y cada vez que se recoge un nuevo regalo hay que dar un viaje a casa a vaciar el maletero porque si no no caben los próximos…

             La otra cara de los Reyes Magos es que mi niño llevaba meses pidiendo una bicicleta roja y hoy ha pasado de la bicicleta y se ha enamorado del patinete de su primo. Bueno, del patinete, del futbolín, del Pocoyo… Lo que menos ilusión le ha hecho ha sido su bicicleta roja.

            La otra cara de los Reyes Magos son contenedores llenos de cajas vacías, bolsillos vacíos de dinero y una batería, una cocinita, un banco de herramientas, seis puzles, una bicicleta y un montón de coches que esperan en el trastero a que le hagamos un hueco en nuestro mini-salón italiano… Pues que esperen sentados…

         La otra cara de los Reyes Magos son miles de niños que ya respiran tranquilos y pueden volver a ser niños otra vez sin que esté detrás el adulto de turno diciéndoles “no hagas eso que te están viendo los Reyes Magos“, “come que te están viendo los Reyes Magos“, “dale un beso a la prima hermana de fulanita que si no los Reyes Magos…” Queridos Reyes Magos: ya sabéis que me encantáis, pero eso de que tengáis ojos hasta en el … es un coñazo, la verdad.

           La otra cara de los Reyes Magos es que por fin se han acabado las navidades, toca recoger el árbol, el portalito, volver a la rutina y perder los tres kilos que he puesto en menos de quince días.

           ¡Feliz cuesta de enero para tod@s¡