Maternidad

#Retomes: Agosto… Te Quiero

¿A qué a vosotr@s también os parece mentira que de nuevo llegue el #retomes? Si ya sabía yo que no soy la única a la que el tiempo se le escapa de las manos…

Este mes la encargada de retarnos ha sido No SIn Mis Patucos y el reto que nos ha propuesto me ha encantado. Algo facilito para estas fechas: decir si agosto nos gustaba o no mediante fotos.

Sigue leyendo “#Retomes: Agosto… Te Quiero”

Anuncios
Maternidad

Retomes de Julio: Así visto

Madre mía, se me está pasando el verano volando… Pero si hace nada estaba yo mostrándoos la súper camiseta que hice para el #retomes de junio y ya estamos a finales de agosto… Aunque eso significará que lo estoy disfrutando al máximo porque mi señor esposo dice que el tiempo que pasamos felices pasa más rápido. Visto de esa manera estoy siendo felicísima y además tengo un pequeño ladronzuelo de tiempo que no deja ni a sol ni a sombra 😉

Bueno, que me conozco y os empiezo a hablar de Álvaro y el post del #retomes pasa a un segundo plano. El caso es que cuando Días de 48 Horas nos propuso el reto de este mes tengo que reconocer que me encantó. Primero porque era facilísimo y después porque así me permitía cotillear por Instagram cómo vestían las demás. He visto de todo: desde auténticas “yo no soy más cuqui” porque no puedo hasta otras que se ponen faldas con leggins debajo. No voy a dar nombres pero os aseguro que he visto faldas con leggins debajo en pleno julio justificándose porque en Galicia hacía frío. Con el verano que estamos teniendo en Extremadura… Esa se viene para acá y le da un telele, jajaja.

Sigue leyendo “Retomes de Julio: Así visto”

Maternidad

Customizar una camiseta #Retomes de Junio

Reconozco que soy una enreda, que me encanta hacer todo tipo de manualidades y que pocas veces se me pone algo por delante. Como se me empestille hacer algo hasta que no aprendo a hacerlo no descanso.

También reconozco que suelo dejar mil cosas a medias, que empiezo a hacer una cosa con toda la ilusión del mundo, compro un montón de materiales para que me quede chulísimo y después de dos o tres días haciendo lo mismo me aburro y cojo otra cosa hasta que me vuelve a dar la fiebre y lo vuelvo a retomar con la misma ilusión que al principio o más.

Sigue leyendo “Customizar una camiseta #Retomes de Junio”

Maternidad

#Retomes de Noviembre: Dos Horas

              Por fin ha llegado el momento de escribir sobre el #Retomes que os propuse a principios de noviembre: pasar dos horas a solas con el gran olvidado, el padre de la criatura, vuestro señor esposo, el marinovio o como lo queráis llamar. Tenían que ser dos horas sin niños y fuera de casa. Y anda que no me he arrepentido yo de haberos propuesto esto… he pensado mil veces eso de “¿quién coño me mandaría a mí? Pero bueno, como ya no había nada que hacer pues he intentado cumplirlo lo mejor posible aunque tengo que reconocer que me he saltado las reglas, lo que tiene cojones, saltarme las reglas siendo la retadora…

 Soy del club

               En mi defensa os diré que se han dado una serie de circunstancias por las que me ha sido imposible sacar esas dos horitas. Por ejemplo, he tenido malo al niño con el virus pies-mano-boca una semana entera y además está un poquito difícil últimamente, empezamos a hacer obra en casa y como mi presupuesto es muy ajustado soy peona, limpiadora, pintora…

             El caso es que la velada romántica que yo quería hacer poniendo como excusa el #Retomes se ha ido al traste y a cambio he pasado dos ratitos con mi señor esposo haciendo otras cosas de más provecho.

             La semana pasada nos fuimos los dos solitos a elegir los azulejos de la cocina  que estamos haciendo a un pueblo cercano. Nos lo pasamos muy bien y nos recordó mucho a hace seis años cuando aún éramos novios y estábamos haciendo nuestra casa, a aquella ilusión por tener nuestro nidito… Además, mi marido es el hombre ideal para ir a comprar estas cosas porque me aconseja muy bien (léase con ironía) y cuando no se qué elegir siempre me dice las palabras justas para inclinar la balanza a uno u otro lado: “lo que tu quieras, cariño”.

            Y el segundo ratito juntos lo pasamos el domingo por la mañana. Le encasquetamos a Álvaro a mi suegra aprovechando que el niño tenía gastroenteritis y nos pasamos la mañana pintando nuestra cocina, charlando, riéndonos y discutiendo también que a veces el “lo que tu quieras” me saca de mis casillas. Se que una de las condiciones del reto era que tenía que ser fuera de casa pero en realidad yo estaba pintando en Italia, así que eso puede colar, no?

 

              Aunque no he hecho el #Retomes que tenía en mente tengo que reconocer que nos han venido muy bien esos dos ratitos. Hemos charlado sin tener que decir mil veces “cuidado con el niño” o “Álvaro no te subas a la mesa“, nos hemos relajado, hemos hecho una cosa diferente (si, ya se que pintar no es un planazo pero a veces puede convertirse en ello 😉 ), nos hemos reído y sobre todo… hemos echado mucho de menos al niño. Estar solos de vez en cuando está muy bien, pero ser una familia el resto del tiempo si que es maravilloso  ❤ ❤ ❤

             Y ahora a esperar que nos propone Gen para el próximo #Retomes, seguro que nos encanta 😉

P. D.1. Las indecisas animaros a participar que aún tenéis tiempo… y si yo me he saltado las reglas se las puede saltar todo el mundo 😉 😉 😉

P.D.2. Si alguna se despista a la hora de enlazar, aquí tenéis un churri-tutorial sobre cómo hacerlo.  

Maternidad

#Retomes Octubre: Un #Retomes de Miedo

        Esta UMMF nos mete en unos líos… Ha sido la encargada de retarnos este mes y se le ocurrió la maravillosa idea de que nos teníamos que disfrazar de algo que diera miedo y hacernos una foto comiendo algo típico de nuestra tierra por estas fechas, total na¡¡¡

         Por aquí no hay dulces típicos de tosantos, se comen castañas, nueces, granás… Recuerdo que cuando eramos pequeños ibamos pidiendo de puerta en puerta y nos daban estas cosas, que después nos comiamos como si fuera un festín. Al principio me iba a hacer la foto con un platito con castañas, nueces… pero se me caía todo al suelo, entre patosa que es una y que no está acostumbrada a hacerse selfies… se ha juntado todo un poco, así que no me ha quedado otra que coger solo una graná.

        Me he disfrazado y todo. No se ve bien el traje porque hacerse un selfie con una mierda de móvil es un poquito complicado, pero voy vestida de obispo. El traje es de unos carnavales de mi señor esposo y no sé a vosotros pero a mí los curas y demás compañeros de negocio me dan un cague…

 

        Y bueno, no sé si os doy miedo o risa… Pero lo que si os digo que lo que os debería dar miedo es que soy la encargada del #retomes de noviembre y tengo tantas ideas malvadas en la cabeza que no sé por cuál decidirme, wajajajajaja… Todo me parece demasiado fácil para vosotras así que cada vez se me ocurren cosas más difíciles… En fin, ya os las contaré¡ Tembladdddddd