Archivo de la etiqueta: quinto cumpleaños

Feliz quinto cumpleaños.

Mi querido niño:

Te escribo sabiendo que no lo vas a leer, por ahora, que es una carta para el futuro, pero no podía dejar pasar este día para hacerte saber cuánto te quiero.

Llevo unos días tontorrona, diciéndote, cada vez que me hablas de tu cumpleaños, que hace cinco años aún estabas dentro de mí, que me dabas pataditas (“no eran pataditas, mamá, eran caricias”, me dices. Si es que te tengo que querer…), que estaba deseando de verte… Los días anteriores a tu cumpleaños siempre me pasa igual, que me pongo nostáligica al verte tan mayor, porque creces tan deprisa…

Eres mi niño soñado y aunque a veces me saques de mis casillas, porque también lo haces, jamás podría haber imaginado tener un niño mejor que tu. Tienes mucho carácter, me retas continuamente, te enfadas por cualquier cosa… Pero a la vez eres súper cariñoso, me das besos cada dos por tres, me pides que te abrace cada noche para dormir juntitos a pesar del calor infernal que nos ha traído este junio o despistamos a tu hermano para arrecucarnos un ratito los dos solos. Eres tan especial, y me haces sentir tan especial…

Y tan mayor. Sigues siendo súper alto y quieres hacer todo tu solito. Ya sabes vestirte y ponerte los zapatos, abrir el frigorífico y coger helados, montar en bici, comer solito (que mira que nos has costado y nos sigue costando), , te sabes un montón de canciones y saltas fenomenal en los sofás. Te encanta dejar todo por el medio (¿a quién habrás salido?), las guerras de almohadas con papá, comer chuches y jugar al fútbol.

Hablas súper bien, tienes un montón de vocabulario, aunque últimamente todas tus conversaciones han girado alrededor de tu cumpleaños: “mamá, voy a invitar a fulanito a mi cumpleaños, “mamá, cuando tenga cinco años…”, “mamá, voy a pedirte para mi cumpleaños un bolso”. Si, porque aunque es tu cumpleaños pides regalos para todos. Para mí un bolso, para tu prima una muñeca, para tu hermano una pelota… Sigues siendo igual de generoso que siempre.

Creo que eres un niño feliz o por lo menos nosotros nos desvivimos porque lo seas, ya sabes que soy una madre del agua… Y yo soy la madre más feliz del mundo porque me tocaste en el sorteo de los hijos.

Feliz quinto cumpleaños, cariño y recuerda siempre que te quiero hasta el cielo.

                                                                                                                                   Mamá

P.D. Ahhh, y también eres el niño más bonito del mundo. 😉