Maternidad

¡¡¡He Vuelto¡¡¡

Después de un mesecito casi desaparecida por aquí, en el que apenas me he dejado caer en algún par de entradas para contaros cómo iba mi embarazo y algún plan de verano que me ha parecido irresistible

¡¡¡ He vuelto ¡¡¡

Tengo que reconocer que ya echaba de menos el blog y todo lo bueno que trae consigo, que echaba de menos sentarme a escribir, a leer los blogs que sigo y saber de la vida de los angelitos de las demás, mirar cómo iban mis estadísticas un mínimo de tres veces al día (¡qué hay días que ni me he acordado¡)… Decidí tomarme unas vacaciones por el mundo 2.0 y que volvería cuando me empezara a picar el gusanillo, sin fecha límite, y el gusanillo no hace más que picar y picar, así que aquí estoy.

Sigue leyendo “¡¡¡He Vuelto¡¡¡”

Viajes en familia

Planes de verano: Piscina de Cañaveral de León

Hay días que son especiales sin que ni siquiera te molestes en planificarlos. Martes de julio que se convierten en domingo sólo porque sales de casa, de la rutina de levantarse tarde e irse a la piscina y por la tarde a la fuente… Eso nos ha pasado a nosotros el pasado martes, que la suegra (si, la suegra) nos propuso pasar un día fuera de casa con los primos y yo, que iba más bien por obligación (ya me entendéis, 😉 ), me lo pasé genial, aunque no paramos en todo el día de un sitio para otro: que si vamos a ver las excavaciones arqueológicas de unas cuevas, que si vamos a conocer el pueblo del primo… En fin, que salimos de casa a las 9,30 horas de la mañana y llegamos a media noche.

Pero lo que sin duda más mereció la pena fue

La Piscina de Cañaveral de León

Sigue leyendo “Planes de verano: Piscina de Cañaveral de León”

Maternidad

Planes de Verano

No sé si a vosotros también os pasa pero a mi en cuanto llega el verano me entran ganas de hacer un montón de planes… De aprovechar el tiempo, vamos… Y después llega primeros de septiembre y me doy cuenta de que en realidad no he hecho casi nada de la lista que tenía en mente. Bueno sí, he ido mucho a la piscina y a la playa y para de contar. El resto del tiempo me he vestido de pereza y me he quedado remoloneando en el sofá con el aire acondicionado encendido, pero no, este año voy a aprovechar el verano y voy a intentar hacer algunas cosillas que el verano que viene seré madre por partida doble y eso seguro que va unido a una reducción considerable de tiempo 😉

Planes de verano

1. Leer. Hasta antes de que naciera Álvaro leía mucho, caía un libro casi todas las semanas, a veces más. Pero teniendo en cuenta que solía leer por la noche y que este niño me ha salido un poquito buho para cuando él dobla la oreja lo que menos me apetece a mí es coger un libro. Así que mi primer plan de verano, o reto, mejor dicho, es leer un libro. Uno solo.

2. Andar. En el embarazo de Álvaro me daba largas caminatas desde casi el principio. Salía a pasear todos los días lloviese o tronase… En este embarazo nunca encuentro el momento… o nunca tengo esa media horita a una hora decente para dar el paseito, aunque como a partir de hoy mi señor esposo está de vacaciones sólo es cuestión de madrugar un poquito porque aquí el resto del día con la calor que hace mejor no asomarse a la puerta de la calle ;).

3. Jugar con Álvaro. Jugar, hacer puzles, contarle cuentos… Las últimas semanas le he robado su tiempo para preparar el Trabajo Fin de Grado y tambien por inercia, lo reconozco. Una vez empiezas a ponerle la tablet para que te deje tranquila caes en un bucle del que es difícil salir. Pero ya lo estoy remediando. Además a la tablet no sé que le pasa que casi siempre está sin bateria 😉

4. Sacar ratitos para mí. No tiene que ser todos los días pero me niego a no tener de vez en cuando un ratito para mí, para coser, para terminar mil enredos pendientes, para echarme una mascarilla o pintarme las uñas de los pies sin llenarme todos los dedos de bigotes por las prisas… Esto ha aparecido en cuarto lugar pero quizás debería estar en el primero.

5. Disfrutar de ratitos en pareja. Cuando mi señor esposo se entere de esto se va a poner a dar palmas con las orejas, jajaja. Reconozco que desde que nació Álvaro nuestra vida en pareja ha pasado a un segundo plano. Bueeeeno, o a un tercero, cuarto o quinto plano. A mí me cuesta mucho separarme de mi angelito y además pienso que ya no somos una pareja, sino que somos una familia. Pero porque vayamos algún día a dar un paseo los dos solos, al cine o a tomar algo no nos vamos a morir y mi madre va a disfrutar de lo lindo pudiendo mimar al nietísimo tanto como le de la gana.

6. Dormir. Si, dormir… aunque como quiera hacer todo lo que he escrito antes lo de dormir va a ser una utopía pero tengo que aprovechar para dormir porque como “el nuevo” salga a su hermano creo que el otoño y el invierno próximos pueden ser muy duros.

7. Disfrutar del verano: ir a la piscina, a la playa, salir con los amigos, comer helados… Aunque quizás no pueda comer todos los helados que quiera porque como la báscula de mi ginecóloga siga diciendo que me estoy poniendo como una foca… Pero por lo menos intentaré hacer los planes sin azúcar 😉

¿Y vosotr@s? ¿Tenéis planes de verano o pasáis de hacer una lista porque al final nunca los cumplís?