Maternidad, Probando Productos

Mi Hijo Tiene Piojos. ¿Qué Puedo Hacer?

Ahora que empieza el cole de nuevo muchas de nosotras nos preocupamos de nuevo por los piojos. Durante el curso pasado mi hijo tuvo piojos. Y no sólo mi hijo tenía piojos, sino que también los tuve yo, la abuela, y hasta su hermano, con solo veinte mesitos. El padre no los ha cogido, quizás porque los piojos no saben dónde agarrarse, ja ja.

El caso es que después de dos semanas rascándonos la cabeza como posesos, pensando que era el calor, que teníamos una dermatitis, que era por culpa de la primavera y un sinfín de razones más me di cuenta de que tanto el mayor como yo teníamos piojos. ¡Y no uno ni dos, sino que estábamos cuajaditos¡

En el momento en que nos enteramos de que teniamos piojos casi me da un infarto… ¡¡¡ Piojos¡¡¡ Con el asco que me dan esos bichos, además, pensaba que tener piojos era de gente un poco más descuidada con su higiene, que los piojos iban a los pelos sucios… Ya sé que no tiene nada que ver pero todos tenemos prejuicios de ese tipo… Hasta que los piojos llegan a tu casa (o a tu cabeza, mejor dicho) y te das cuenta de que no, que cualquiera puede tener piojos.

Remedios naturales o tratamientos químicos contra los piojos
Mi hijo tiene piojos ¿qué puedo hacer?

¿Cómo saber si tu hijo tiene piojos?

Parece una pregunta tonta, ¿verdad? Pues no lo es tanto. Ya os he dicho que nosotros llevábamos varias semanas con picores en la cabeza y no nos habíamos dado cuenta. No es que no nos hubiésemos mirado, pero es que yo la única vez que he visto a un niño con piojos directamente le corrían por la cabeza y pensaba que eso era así, que iba a ver a los bichitos paseándose tan tranquilos por la cabeza, ja ja.

En cuanto a las liendres, que ahora veo a distancia, las confundía con la caspa. Cuando mi angelito se empezó a rascar la cabeza y yo también me moría por los picores no sólo lo miré a él, sino que le decía a mi madre y a mi suegra que me miraran. Pero ninguna de las dos me confirmó que fueran liendres, por eso es importante seguir una serie de consejos:

Si le pica mucho la cabeza o lo ves rascarse continuamente la cabeza puede ser que tenga piojos.

Cuando descubrí que mi hijo tenía piojos llevaba días rascándose, no esperéis tanto. Y si os pica a vosotros, pues lo mismo, que los adultos también podemos tener piojos, no penséis que es solo cosas de niños.

Miradle la cabeza a la luz del día.

Parecerá una tontería pero con luz artificial las liendres no se ven bien y pueden confundirse con caspa y ver un piojo es casi imposible a no ser que tenga muchos porque corren muchísimo y se camuflan muy bien y para cuando quieres apartar el pelo ya han desaparecido.

Pasadle la liendrera con el cabello mojado.

La liendrera (que yo la he descubierto hace menos de un mes aunque ahora no me despegue de ella) es un peine con las púas muy juntas, lo que hace que al pasarla el piojo o las liendres se queden adheridas a ella. Para pasarle la liendrera es mejor hacerlo con el cabello húmedo y echándole un poco de acondicionador para evitar tirones. Si el niño tiene piojos cuando pasas la liendrera se ven perfectamente. Por supuesto, si le pasáis la liendrera en la bañera después no “la enjuaguéis” en el mismo agua, sino en un recipiente aparte, para evitar que si están vivas o hay algún piojo se vuelva a adherir al cabello.

Si no tenéis liendrera en casa es mejor que la compréis blanca. En las que son de colores oscuros o con las púas de metal las liendres se ven mucho peor. 😉

Tratamientos naturales contra los piojos.

La verdad es que tratamientos naturales contra los piojos yo solo conocía uno: el vinagre. Pero desde que nos infestamos en casa he ido buscando en internet remedios naturales contra los piojos para evitar tener que usar tratamientos químicos, aunque al final he recurrido a ellos. De todas formas os los cuento por si os vienen bien ;=)

El vinagre. El vinagre es, quizás, el remedio natural contra los piojos más conocido.

De hecho, es el que a nosotros nos han recomendado una y otra  a vez cuando dijimos en casa que  y teníamos piojos. Sin embargo, no basta con lavarte la cabeza con vinagre y ya está, que es lo que piensa mucha gente. Sino que el vinagre hay que echarlo tan caliente como sea posible, es decir, tan caliente como lo aguantemos. Dejarlo actuar durante unos 30 minutos y después pasar una y otra vez la liendrera para eliminar piojos y liendres.

Hojas de eucalipto contra los piojos.

Este remedio natural no lo conocía, pero por lo visto funciona de forma parecida al vinagre. Se cuecen unas cuantas de hojas de eucalipto y después se aplica en la cabeza dejándolo actuar sobre media hora. Una vez ha pasado este tiempo se pasa la liendrera para eliminar las liendres y los piojos.

Alcohol antiséptico, remedio contra los piojos.

El alcohol también es un remedio natural contra los piojos, y, además, es muy fácil de usar. Basta con echarlo en la cabeza de forma que se impregne todo el cabello, dejarlo actuar unos cinco minutos y después aclarar el pelo y pasar una y otra vez la liendrera para eliminar las liendres muertas y los piojos.

Estos son los principales remedios naturales que he encontrado contra los piojos, pero si conocéis alguno más hacédmelo saber en los comentarios. 😉

Tratamientos químicos contra los piojos.

Aquí si que os puedo dar mi opinión personal, porque en cuanto me di cuenta que mi hijo tenía piojos corrí a comprar un remedio químico para acabar con ellos. En la farmacia me ofrecieron varios pero yo me decanté por OTC sin insectida y la verdad es que no puedo estar más contenta.

OTC SIN INSECTIDA: EL MEJOR TRATAMIENTO PARA ACABAR CON LOS PIOJOS.

OTC, tratamiento químico contra los piojos
OTC, tratamiento contra los piojos

El tratamiento de OTC sin insecticida consta de tres productos:

1. Loción sin insectida cuya función es eliminar los piojos. Hay que aplicar la loción sobre el cabello seco, realizando un suave masaje para que el cuero cabelludo quede bien impregnado y después colocarse un gorrito de ducha que viene en el mismo estuche y dejarlo actuar durante unos 30 minutos para después lavar el pelo con tu champú habitua.

2. Acondicionador Desprende Liendres. Una vez que hemos lavado el pelo echamos el acondicionador sobre el pelo húmedo y lo dejamos actuar durante 10 minutos. Cuando haya pasado este tiempo aclaramos el pelo con abundante agua y con la ayuda de la liendrera, que también viene en el mismo estuche, retiramos las liendres y los piojos muertos.

3. Spray Repelente de Piojos. Este producto tiene la misión de evitar que una vez que nuestra cabeza está limpia de piojos volvamos a tener estos indeseables inquilinos. Para ello se echa a modo de colonia por el pelo hasta que la capa superior esté humedecida y después se deja secar de forma natural.

Cuando hayan pasado siete días desde que nos hicimos el tratamiento hay que volver a repetirlo, para evitar que en el caso de que quedara alguna liendre viva (que las muy joías son súper resistentes) evitar que se reproduzca y tener un nuevo foco de infección.

La verdad es que no puedo estar más contenta con el tratamiento antipiojos de OTC. Nosotros teníamos una infección bastante grande y conseguimos acabar con ella en un par de horas. Es un tratamiento súper efectivo, de hecho, una vez que nos lo aplicamos y empecé a pasar la lendrera por el pelo empezaron a desprenderse las liendres y la mayoría de ellas estaban muertas.

Además, el tratamiento de OTC cunde, es decir, con un solo kit tuve para hacer el tratamiento y repetirlo a la semana, incluso me sobró un poco del acondicionador que me lo he echado en otra ocasión por si aún quedaba algún bichito. No me picaba la cabeza ni nada pero los piojos me dan mucho asco y como me había sobrado… Si, estoy un poco obsesionada con los piojos. 😉

Otra cosa que me gusta mucho del tratamiento OTC para los piojos es que lo puedes usar en niños mayores de 12 meses. Otros tratamientos que he visto recomiendan no usarlo hasta los tres años de edad y teniendo en cuenta que mi hijo pequeño tenía 20 mesitos cuando contagió… Pues a mi me da mucha seguridad saber que puedo ponerle el tratamiento sin que sea perjudicial para él.

La única pega que le pongo a OTC contra los piojos es su precio. Yo compré varios envases, tanto en Carrefour como en la farmacia, y su precio rondó sobre los 30 euros. Aunque buscando por internet he encontrado parafarmacias online que lo venden por mucho menos.

Otras recomendaciones si tienes o has tenido piojos.

– Lava las sábanas y toallas a una temperatura superior a 60 grados. Los piojos y liendres pueden vivir hasta 48 horas aunque no estén nuestras cabezas, por lo que es recomendable lavar todo para evitar un nuevo contagio. Yo no solo lave las sábanas y toallas sino también las fundas de los nórdicos, las fundas de los cojines, las mantitas del sofá… Ya sé que es muy complicado que precisamente una liendre se haya quedado enganchada en el trocito de mantita del sofá donde tu después pones la cabeza, pero ya os he dicho que casi me volví paranoica con los piojos, ¿no?

Revisar la cabeza de los niños cada dos o tres días y con luz natural. Mi mayor a la semana y pico de que cogiera piojos por primera vez los volvió a pillar, aunque esta segunda vez de forma mucho más leve. Si no hubiera estado atenta y no hubiera revisado el pelo casi a diario nos los vuelve a pegar a todos.

 

Y ahora, decidme la verdad, ¿a qué lleváis rascándoos la cabeza desde que empezásteis a leer el post? Jajajaja, a mí también me pasa, es hablar de piojos y me pica todo. 😉

Anuncios