Maternidad

Niños: ¿Qué Pegue o Qué le Peguen?

          Lo primero que quiero decir es que estoy o estaba, porque ahora mismo estoy hecha un lío en contra de cualquier tipo de violencia. Soy la persona más sensible del mundo, se me escapan las lágrimas ante cualquier injusticia y no soy capaz de ver ni una peli de peleas ni cosas por el estilo.

         Y una vez hecha esta declaración de blandeguería por mi parte os imaginaréis que siempre he intentado educar a Álvaro en la No Violencia, por llamarlo de alguna manera. Siempre le he dicho que no se pega y que si por alguna razón a él le pegan lo que tiene que hacer es decírmelo a mí o contárselo a su maestra de la guarde.

          Hasta ahora Álvaro siempre ha sido un niño muy bueno (si, ya sé que todas las madres decimos lo mismo y que para nosotras los malos son los otros), muy sociable y empático. Por ejemplo, él no puede verme llorar (ni a mí, ni a su padre, a su abuelo, al primo, a la prima segunda de la vecina…) y de momento viene a hacerme carantoñas. Y hasta ahora no le ha pegado a ningún otro niño. Recalco lo de hasta ahora porque lo mismo hoy en la guarde la maestra me pone la cara colorá.

          A principios de curso había un niño que le pegó dos o tres veces, pero el problemilla se solucionó solo. Ayer, cuando fui a recoger a Álvaro de la guarde tenía una herida en el labio. Su maestra me dijo que se había caído, pero cuando veníamos en el coche, su amiguita Alejandra me contó que Álvaro se había caído porque fulanito lo había empujado otra vez. Álvaro también me dice algunos días que fulanito le empuja o le pega y él se pone triste. Siempre el mismo nombre.

          Hasta ahora yo siempre le he dicho que no pegue, que las cosas no se solucionan pegando… Pero ayer me harté y le dije: tú, hijo mío, nunca le pegues a ningún niño, pero si alguna vez algún niño te pega a ti tu no puedes quedarte quieto. Lo que tienes que hacer es darle un buen empujón hasta que se caiga de culo decírmelo a mí o decírselo a la maestra. Y como él no sabía como defenderse contárselo a la maestra, ayer por la tarde estuvimos ensayando cómo se dan los empujones a los niños que nos pegan la forma correcta de hacerlo.

          Miedo me da ir a recogerlo hoy a la guardería… No quiero que mi hijo pegue, pero menos quiero que se deje pegar.

Anuncios