Maternidad

Feliz Sexto Cumplemes

Querido Jorge:

Hoy has cumplido seis meses y casi no llego a escribir tu post para el recuerdo. Ha sido y sigue siendo un día muy duro. Hoy me he incorporado a trabajar como profe después de estar casi tres años dedicada a Álvaro y a ti y ha sido difícil. Difícil no por volver a las aulas, que también, sino por separarme cuatro horas de ti y tres días de tu hermano. Jamás me he separado tanto de vosotros y lo estoy llevando fatal. Además, Álvaro sólo hace repetirme que termine pronto para que me vaya a casa y me pregunta una y otra vez por teléfono que cuándo voy a ir. A mí se me caen las lágrimas sólo de pensar que hoy no podré abrazarle.

Pero a cambio te tengo a ti, el bebé de la sonrisa infinita que me roba el tiempo sin que yo me de cuenta. Siempre había oído decir que con la crianza del segundo hijo el tiempo pasa mucho más deprisa que con la del primero, pero jamás pensé que fuese tan cierto. Estos seis meses se me han pasado volando y hoy te miraba y pensaba que dónde estaba mi bebé recién nacido todo arrugadito y despellejadino. Ahora tengo un bebé precioso, que lo que quiere es ponerse de pie, con unas morcillitas en las piernas para pegarles un bocado y que se pasa el día sonriendo.

Sigues siendo muy buenino, apenas lloras y sólo con vernos a tu alrededor eres feliz. Tu hermano es tu persona favorita y lo llamas constantemente dando grititos sólo para que te haga una carantoña o te dedique unas palabras con voz melosa… Y si encima se detiene a jugar treinta segundos contigo eres el bebé más feliz del universo. Yo me derrito mirándoos, viendo como os sonreís o como tu hermano se preocupa por ti. Qué suerte tienes de tenerle, cariño, para que luego digan que ser el segundo no tiene cosas buenas ;).

Los dientes aún no han hecho acto de presencia y aunque tienes más pelito sigues siendo calvironche, un calvironche guapísimo con unos ojos entre azules y grises que te cogen media cara y que no dejan de alabarte constantemente. Siempre te dicen que de dónde los ha sacado y yo siempre respondo que son igualitos a los de tu madre, aunque en realidad ahora se parecen más a los de tu padre que a los míos. Ya veremos si cambian o no, por ahora estan aguantando ;).

Te incorporas cuando estás tumbado haciendo abdominales, jajaja, y a tu padre y a mí nos encanta cuando intentas levantar la cabecita, te incorporabas tanto que te he sacado del capazo y has pasado a la sillita justo hoy, el día de tu sexto cumplemes, aunque sigues prefiriendo ir en fular o en la mochila. También casi te das la vuelta de lado y ya nos da miedo dejarte hasta en la cama solito porque cuando nos damos cuenta te has movido un montón, cualquiera se fía de ti ya.

Tienes la piel súper suave y blanquísima, sin ni un sólo lunar cuando tu hermano a estas alturas ya tenía tres o cuatro. Y haces los cinco lobitos nada más que me oyes tararear la canción, sacas tu manita regordeta, te la miras y la haces bailar.

Aunque lo que mejor haces es dar peitos. Cuando estás muy conteto, quieres llamar la atención o simplemente estamos jugando empiezas a dar peitos y no sabes parar. Al final acabas lleno de babás y nosotros babeando contigo, jaja.

Eres mi alegría, mi niño quitapenas que con tu sonrisa infinita logras que los días malos (y hoy lo está siendo mucho) sean menos malos.

Te quiero hasta el cielo.

P.D. Se me olvidó decirte que ayer fuimos a la revisión de los seis meses y pesas 7.530kg y mides 68 centímetros ;).

 

 

 

 

Anuncios
Maternidad

Perjuicios de Etiquetar a los Niños

Seguro que habéis oído mil veces eso de “este niño es un trasto“, “esta niña es muy desobediente“, “este niño es muy llorón“… A veces somos hasta sus propios padres los que los etiquetamos a los niños. Reconozco que yo a Álvaro lo he etiquetado muchas veces de ser “muy demandantepor no decir muy porculero, y por ser “de muy mal dormir“, sin embargo de un tiempo a esta parte me lo tomo con otra filosofía y le he quitado las etiquetas, sobre todo porque me he dado cuenta de que a veces, muy pocas, la verdad, no es para tanto, pero como ya lo tengo etiquetado pues termino creyéndomelo y, además, no era consciente de los perjuicios de etiquetar a niños.

¿Y sabéis por qué os cuento esto? Porque estoy harta de que etiqueten a mi hijo.

Imagen de los prejuicios de etiquetar a los niños
Perjuicios de etiquetar a los niños

Os cuento una situación. Estamos en casa de la abuela con el primo, que le pega de vez en cuando a pesar de tener un año menos. Mi angelito mayor viene y me lo dice porque a él no le sale devolvérsela y salta la abuela “no seas acusica“. No le dice al otro “no seas pegón“, no, le dice al mío que no sea acusica y a mí me llevan los demonios.

Y se etiqueta a los niños no solo en los ambientes familiares, sino también en la escuela. Desde chiquititos ya hay “niños muy espabilados“, “niños muy obedientes“, “niños muy torpes“… Y no somos conscientes de que etiquetando a los niños lo que le estamos haciendo es un flaco favor.

Perjuicios de etiquetar a los niños.

Muchas veces los niños han oído tantas veces una etiqueta que terminan creyéndosela.

Cuántas veces le hemos dicho a un niño que es “muy malo” y ha terminado siendo el “malo” de la clase o del parque. Lo tienen tan interiorizado que al final asumen que ese es su rol.

Las etiquetas las ponemos los adultos basadas en nuestra percepción.

Por ejemplo, en lo que os contaba antes, según mi percepción el que hace mal es el que pega, pero según su abuela el que hace mal es que viene a decirlo. Probablemente ninguno de los dos niños tengan que ser etiquetados. Solo son niños que juegan, discuten y de vez en cuando a uno de ellos se le va la mano.

Los niños terminan encasillados en sus propias etiquetas y es muy difícil que salgan de ahí.

En el ámbito académico se ve esto claramente. Recordáis cuando erais pequeños y en vuestra clase estaban los “empollones” y los “torpes“. Muchas veces he pensado después, ya como adulta, si de verdad aquellos niños eran tan torpes como querían hacernos creer.

Los niños sufren mucha presión con las etiquetas.

Y no me refiero solo a las etiquetas “malas” del tipo niño desobediente, travieso, pegón… Sino también con las etiquetas “buenas“. Conozco a una niña de la que siempre dicen que es “muy buena, muy cariñosa, muy estudiosa“. Lo que se les olvida decir es que tiene cara de triste. A veces pienso si a esa niña lo que de verdad le hace falta es despeinarse, ensuciarse la ropa, suspender algún examen…

 

No debemos etiquetar a los niños

Cada niño es único, no es ni mejor ni peor que otro (aunque para nosotras, las madres, el nuestro sea el más guapo y el más listo, ¿verdad?), por eso debemos evitar etiquetarlos, ni detrás, pero mucho menos delante de ellos. Que no nos oigan decir “es que mi niño es muy desobediente” porque seguramente no es que lo sea, sino que no es tal y como nosotros queremos.

A veces, nos formamos tantas expectativas con los hijos que todo nos parece poco y no los dejamos que crezcan y desarrollen su propia personalidad. Nos olvidamos que nosotros estamos para educarlos y acompañarlos y no para hacer “minipersonitas” a nuestra imagen y semejanza… O tal vez ni siquiera eso, sino “minipersonitas a la imagen y semejanza” de lo que creemos que somos.

A partir de ahora uno de mis objetivos como madre es no etiquetar ni permitir que otros etiqueten a mis hijo.

¿Sois conscientes de los perjuicios de etiquetar a los niños? ¿Os sumáis a las “no” etiquetas”?

 

 

 

Maternidad

Feliz Día del Padre al Mejor Padre del Mundo

Feliz Día del Padre a todos los hombres que se enamoraron de sus hijos con sólo ver una rayita rosa. A aquellos que se quedaron paralizados por el miedo a lo desconocido, la sorpresa y el comienzo de un amor infinito que se empezaba a instalar en sus corazones.

Feliz Día del Padre a todos los hombres que han sabido entender hormonas revueltas, antojos ficticios, brotes de psicosis y de amor sin medidas en un mismo día y a una misma hora, miedo, temor, y felicidad absoluta. A todos aquellos a los que su mujer embarazada les ha parecido un bombón, un bombón relleno, pero bombón al fin y al cabo y no se han cansado de cuidarlas ni de atarles los zapatos.

Feliz Día del Padre a todos aquellos que han llorado al oír un latido que les ametralleaba el alma y se han emocionado al sentir la primera patadita. A aquellos que dijeron que no cogerían a sus hijos hasta que se les sostuviera la cabeza porque les daba miedo y el primer día, la primera hora, cogieron a sus bebés y no los han soltado aún porque los lazos de amor y ternura que se han fraguado entre ellos son eternos.

Feliz Día del Padre a todos los hombres que han perdido las noches bailando al son de rock and roll, heavy y baladas antiguas porque su hijo solo quería estar en brazos y en movimiento. A aquellos que se levantan a preparar un biberón, a cambiar un pañal o a ahuecar un cojín para que lactancia sea más fácil.

Feliz Día del Padre a todos aquellos que eligen pasar tiempo con sus hijos, porque una tarde de juegos es más divertida que cualquiera de sus aficiones, y que entienden que cantidad no está reñido con calidad porque saben que la infancia de sus hijos es un tiempo limitado y algún día la echarán de menos. A aquellos hombres que escapan de lo comúnmente establecido y viven la paternidad de manera libre y consciente.

Feliz Día del Padre a todos los hombres que educan con el ejemplo, que saben que una explicación es más efectiva que un cachete, que se ponen en el lugar de su hijo y que piden perdón primero porque saben que pedir perdón a veces es muy difícil.

Feliz Día del Padre a todos aquellos a los que se les pasa las horas ensimismados con las primeras sonrisas de sus hijos, con las primeras, las segundas y las últimas e inventan mil juegos sólo para que las carcajadas estallen en su casa. A aquellos que se vanaglorian internamente de los pequeños logros de sus angelitos y están convencidos de que no hay niño más guapo, ni más listo, ni que monte mejor en bicicleta.

Feliz Día del Padre a todos los que han sabido pasar a un segundo plano (o tercero, o cuarto…) con la frente bien alta, a aquellos que han cedido la cama, el Ipad, la tele y que en el coche escuchan los cantajuegos, a veces hasta cuando van sin niños…

Feliz Día del Padre a todos los hombres que saben que ser padres es lo mejor que les ha dado la vida, especialmente a tí, al mejor padre del mundo.

 

Maternidad

Las Cosas que Dice

Tengo a mi angelito mayor en una edad muy graciosa. Si, ya sé que llevo diciendo eso desde hace años meses , pero soy su madre y me parece el más gracioso y el más guapo, aunque reconozco que hay días en los que también me entran ganas de tirarlo por la ventana porque llevamos una rachita de “soy rebelde porque el mundo me ha hecho así” que no os hacéis ni una idea. Pero bueno, eso mejor ni lo nombramos, que hoy toca un post para el recuerdo 😉

Las Cosas que Dice

El rey de mi casa no me deja ni a sol ni a sombra. Viene conmigo a todos sitios, al baño también, por supuesto. Pues algunas veces se entra en el baño conmigo cuando me estoy maquillando. Le doy una brocha y polvos y por lo menos me deja tranquila mientras me maquillo. Lo que más le sorprende de todo el proceso es que me pinte las pestañas y me dice una y otra vez “mamá, pero ¿por qué te pintas las pezuñas?“, porque para mi hijo yo no tengo pestañas, tengo pezuñas… Lo que habrá que oír…

Cuando me pilla maquillándome también me dice “¿te estás poniendo guapa por qué vamos de boda?” Jajajaja, se ve que es el recuerdo que tiene de las cinco bodas que tuvimos el año pasado 😉

Álvaro aún no tiene claro los conceptos de tiempo. Normal, aún no ha cumplido cuatro años… Y cuando quiere contarme algo que le ha pasado puede ser que diga “¿sabes que pasó mañana en el cole?” o si quiere ir a la playa (porque quiere ir a la playa todos los días, le da igual que sea invierno y que estemos a 200 kilómetros) dice “¿Hoy vamos a la playa?” y yo le contesto “no, cariño, es invierno” entonces me dice “noooo, hoy no, el día semana digo”, jajaja.

Como os dije al principio ahora estamos pasando una rachita de muy señor mío. Pues siempre siempre el señorito consigue darle la vuelta a la tortilla y al final se hace el dolido y dice “¿sabes que estoy un poquito enfadado?” o “¿sabes que estoy un poquito triste?” y él que la había formado y bien gorda resulta ser el principal damnificado ;). Aunque reconozco, ahora en frío, que me gusta mucho esto que hace porque es una forma de saber que conoce sus sentimientos y sabe expresar como se siente. ¡Cómo somos las madres…¡ A todo lo buscamos su parte buena ;).

También dice a veces que le duele el corazón y se pone la mano en la cabeza. O que no puede comer más porque le duele la barriga y en cuanto le retiro el plato me pide una chuche. Es muy trolero, el tío, jaja. O cuando le gusta algo mucho dice “ummmm, ¡qué sabroso¡”

Cuando le estoy contando algo y no se ha enterado o quiere que se lo repita otra vez dice “ahora desde el principio” y si se lo vuelvo a contar pero no empiezo por donde justamente quería él dice “nooooo, desde el otro principio”. Averigua qué principio es, jaja.

A veces cuando quiere decir que algo está muy lejos, o que él se ha portado muy bien, o que la comida estaba muy rica… Repite muchas veces el muy. Por ejemplo, dice “mamá, hoy la señorita me ha puesto una carita sonriente porque me he portado muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy (lo voy a dejar aquí pero os aseguro que él lo repite otras cuantas veces) bien“.

Estamos en la cama, justo antes de dormir, se saca un coco de la nariz y dice “mira, mamá, es blandito como la plasti“, jajajaja. ¿Y yo que hago? ¿Le digo que en la cama no se sacan mocos cuando en el fondo todos lo hacemos o me río y de ahí en adelante cada vez que se saque un coco le pregunto si es blandito como la plasti. Habéis adivinado 😉

A veces cuando bebe agua, mucha agua, es terminar dice “va por aquí, por aquí (señalándose la garganta, la barriga…) por aquí y llegó hasta el pito”, jajaja.

Y después tampoco quiero olvidar mil palabras y expresiones que dice mal pero que me parece tan tierno que no quiero que aprenda a decirlas bien como: dícele, tita (quita), pata toja, cacacola, pónete, dicemelo, forro (zorro), febra (cebra) jalguin (halloween), ponió…

¿Cuáles son las cosas que dicen vuestros hijos que no queréis olvidar?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Maternidad

Celos entre Hermanos. ¿Qué Puedo Hacer?

Esto es un post de desahogo. Lo digo desde el principio por si no queréis seguir leyendo penas. De desahogo y para pedir ayuda porque ya no puedo más.

¿Os acordáis que hace unos meses os decía que mi angelito mayor no tenía los famosos celos del pequeño? Pues ¡¡¡zas¡¡¡ en toda la boca… Por hablar.

Llevamos unos días muy malos, pero cuando digo malos son malos de verdad, que mi niño siempre ha tenido mucho carácter y mucha energía y yo no soy de las que se asustan con facilidad.

Normalmente tengo mucha paciencia con él, intento siempre ponerme en su lugar y explicarle las cosas. No suelo pedirle que haga esto o aquello porque si, siempre hay detrás una explicación, me adapto a su ritmo… Tenemos rutinas pero muchas veces nos las saltamos y en cuanto a los límites o normas, tenemos las justas y necesarias para nuestra familia.

Hasta ahora nos ha ido bien así. No es que haya sido un niño fácil, ha tenido su época de rabietas (¡Que época…¡ Casi mejor no recordarla) y creo que es el niño que peor duerme de la historia. Vaaaale, quizás sea un poco exagerada, puede que ocupe el segundo lugar o el tercero.

Al hermanito lo recibió estupendamente. Tan bien que todos nos quedamos asombrados. Y lo trata con muchísimo cariño. Para él son todo carantoñas y besitos. No hay vez que no pase por su lado que no le haga alguna gracia… ¡¡¡ Si hasta me atreví a escribir un post sobre esto!!!!

Peeeeero desde hace unos días semanas más bien han llegado a nuestra casa Los Celos. Así en mayúsculas y todo. Fijaos hasta que punto son Celos en mayúsculas que puede que suene fuerte pero temo el momento en el que llega del cole porque es entrar por la puerta y buscar mil y una excusas para liarla. Sé que son celos y no rabietas o mal humor constante porque sólo se dan en casa, cuando estoy yo. En el cole sigue siendo el mismo de siempre: un niño alegre al que le encanta participar en todas las actividades, en el parque se porta súper bien (hasta tal punto que muchas veces son las tres y media, está media España comiendo o haciendo la digestión y nosotros ya estamos jugando en los toboganes. Mejor irse al parque con la digestión a medio hacer que me desmonte la casa).

Hasta hace unas semanas los celos los manifestaba con llamadas de atención constantes: que quería que lo llevase cogido a hacer pipí, que lo cogiese para bajar las escaleras o estar todo el día pegado a mí. No, no es eso. Porque si fuera solo eso os juro que lo soporto. Es que ahora, unido a eso, hay enfados continuos, gritos, voces… Me dice tonta, intenta pegarme, darme patadas… El otro día cogió mi móvil y lo tiró con toda la fuerza contra la pared.

Yo ya no sé qué hacer ni cómo comportarme con él. Intento estar tranquila y explicarle las cosas pero me saca de mis casillas y hay cosas que no puedo dejar pasar. ¿Cómo voy a permitirle que pretenda pegarme?

Sé que él también lo está pasando mal. No debe ser fácil sentirse el príncipe destronado  y tener que compartir a mamá y a papá. Por eso llama nuestra atención constantemente y si para eso es necesario “montar alguna” para que estemos pendientes de él, aunque sea enfadados, pues la monta y punto.

Cómo véis la teoría la tengo clarísima, lo que no sé es cómo comportarme en la práctica porque yo más atención no le puedo dar: me paso la tarde con él, intento que en muchas cosas sea mi señor esposo el que se ocupe del pequeño y yo de él, priorizo casi siempre sus necesidades…

Por eso recurro a vosotr@s, porque sé que much@s habréis pasado por los celos y me gustaría que me contáseis cuánto duraron y, sobre todo, cómo resolvisteis la situación.

Maternidad

10 Ideas para Reciclar una Cuna

¿Tenéis una cuna que no usáis? Pues hoy os propongo 10 ideas para reciclar una cuna. Pero antes me gustaría contaros mi historia. 😉

Cuando estaba embarazada de mi angelito mayor las dos cosas que más ilusión me hacía comprar eran la cuna y el carrito.

Tenía muy claro que quería una cuna blanca y la compré sobre la semana 20 de embarazo. De hecho fue lo primero que compramos. La montamos y yo me pasaba horas y horas en la habitación del bebé observando las cositas, imaginándome a mi angelito dormido en esa cuna o a mi durmiéndolo mientras le cantaba una canción sentada en la mecedora… Con lo mal que canto…

Como buena madre primeriza no tenía ni idea de qué es tener un niño y pensaba que pasaríamos unos meses un poco más dificilillos pero después el niño dormiría en su cuna, en su habitación, y toda la noche del tirón. Ahora no me explico cómo podía ser tan ilusa, porque si quería que mi angelito durmiese en su cuna no debería haber comprado una cuna con pinchos.

Yo me fijé que la cuna se ajustara a todo lo que me gustaba pero cómo me iba a imaginar que el colchón estaba plagado de pinchos… El caso es que después de unas noches sin dormir, ya sabéis que el niño nos ha salido castigosillo, acabamos entrando el niño en la cama y la cuna empezó a adquirir su otra función: ser la principal recogedora de toda la ropa que te vas quitando y que no sabes donde poner.

Al final estuvo un tiempo en la habitación, hasta que decidimos desmontarla… Con lo bonita que me quedó con su colcha, sus chichoneras, las sábanas bordadas… Un dineral gastado para nada.

Con mi segundo angelito lo teníamos clarísimo. La cuna ni la desembalábamos. Y no ya porque nos haya salido el niño llorón, que el pobre no pía, sino porque nos ha gustado tanto la experiencia del colecho que no hemos querido perdérnosla con él. Así que ahora tengo una cuna preciosa y prácticamente sin estrenar en el trastero… Pero el otro día bicheando por internet encontré unas ideas fantásticas para reciclar la cuna, ya sea porque los niños se han hecho mayores y han dejado de usarla o porque seáis como nosotros y hijos ni siquiera la hayan usado.

10 ideas para reciclar una cuna

Cuna reciclada en como mesa auxiliar.

Es una de las cosas que he visto que más me ha gustado. Además es muy fácil de hacer, le pones un cristal como encimera y te queda una mesa preciosa. Al principio pensaba que era una mesa de escritorio. Reconozco que hasta pensé en reciclar así nuestra cuna hasta qué pensé que es imposible que sea una mesa escritorio porque ¿dónde metes las piernas?

imagen de una cuna reciclada como mesa escritorio
Cuna reciclada como mesa escritorio

 

Cuna reciclada como pupitre para niños.

Es otra idea que me encanta. Si además el tablero lo pintas con pintura de pizarra a los niños les va a encantar y el tablero puedes ir subiéndolo a medida que los niños se van haciendo mayores.

foto cuna convertida en pupitre para niños
Cuna reciclada como pupitre

 

Cuna reciclada como mesa auxiliar de la cocina.

Anda que si hubiera visto yo esto hace un tiempo… Me hubiera quedado preciosa en nuestra cocina nueva.

cuna reciclada como mesa auxiliar de cocina
Cuna reciclada como mesa auxiliar de cocina

 

Cuna reciclada como sofá.

Es una de las ideas que más aparece en internet. Quitarle un lateral a la cuna y convertirla en un pequeño sofá para la habitación de los niños, la terraza… Además de esta forma también podemos aprovechar el colchón de la cuna ;).

cuna reciclada en un pequeño sofá
cuna convertida en un pequeño sofá

 

Cuna reciclada como cama para niños.

Es también una idea estupenda para aprovechar un poco más de tiempo la cuna. Y también el colchón ;).

foto de cuna reciclada en cama para niños
Es una cama preciosa ¿verdad?

 

Cuna reciclada como carrito.

Para los que tengáis jardín y seais manitas porque lo de ponerle ruedas yo, por lo menos, lo veo complicado, mirad que idea tan chula para reciclar la cuna para que los peques se echen una siesta al solecito.

cuna reciclada como carrito
Cuna reciclada en carrito

 

Barrotes de cuna reciclados como revistero.

Esto no lo había visto nunca y me parece súper original. En mi casa no compramos revistas pero para una peluquería, la consulta de un dentista… es una forma muy innovadora de tener las revistas colocaditas 😉

foto de barrotes de cuna reciclados como revistero
Barrotes de cuna reciclados en revistero

 

Cuna reciclada como estantería para manualidades.

Las que lleváis algún tiempo por aquí sabéis que me encanta la costura, ¿verdad? En casa tengo un pequeño rinconcito de costura que es un auténtico desastre, todo hay que decirlo. Pero lo bien y lo mono que quedaría si aprovechara uno de los laterales de la cuna como estantería para poner todos mis cachivaches…

imagen de una cuna reciclada como estantería de costura
Me estoy imaginando mi rincón de costura así de bien organizado, ja ja

 

Cuna reciclada como lugar de juegos.

Es una gran idea para reciclar la cuna, porque a los niños les encanta tener un lugar bajo el que meterse a jugar. Mi angelito mayor ha tenido una tienda de campaña y ahora mismo tiene una casa de cartón en la que pasa ratos escondiéndose del mundo ;). Además, es muy fácil de hacer, sólo hay que quitarle un lateral y ¡voilá¡

imagen de cuna reciclada como lugar de juegos
Cuna reciclada como lugar de juegos

 

Cuna reciclada como estantería o mueble auxiliar.

En casa nunca viene mal tener una estantería más para colocar unos libros, unas fotos… Pues si no sabéis qué hacer con la cuna esta idea es muy sencilla y queda muy original.

foto de cuna reciclada como estantería
Cuna reciclada como estantería

¿Os han gustado estas ideas para reciclar la cuna? ¿Conocéis alguna otra forma de sacarle partido a la cuna cuando los niños la dejan de utilizar?

Maternidad

Regalos Originales para el Día del Padre

Tenemos el Día del Padre encima y seguro que alguna de vosotras aún no ha pensado regalo para el Día del Padre. Muchas diréis que el regalo del Día del Padre lo tienen que hacer los hijos, regalarle alguna manualidad que hagan en casa o en el colegio… Pero si os digo la verdad a mí me gusta tenerle un detallito a mi señor esposo. Intento que no sea algo muy caro y que sea original. Algo difícil en estos tiempos en los que tenemos de casi todo, pero me encanta buscar cosas con las que lo pueda sorprender. Así que desde hace unas semanas estoy buscando en san google regalos originales para este día.

Las imágenes que tenéis a continuación no son mías, como siempre digo si a alguien le molesta que estén en este humilde blog solo tiene que decírmelo y las retiraré 😉

Regalos Originales para el Día del Padre

Llaveros originales para el Día del Padre.

Los llaveros son un clásico que nunca fallan, y más si son tan bonitos como éste. Hay tiendas especializadas que te hacen el llavero de tus sueños y para familias que tengan hijos pequeños incluso pueden grabar en el llavero el dibujo del niño de la casa. Reconozco que éste me tiene enamorada.

Llavero personalizado original Día Padre
http://www.elreciennacido.com

 

USB especial para padres.

En los tiempos que corren, mejor una memoria USB que un bolígrafo, ¿no? Y si son tan divertidas como éstas mejor que mejor ;).

foto Puerto USB original para el día del padre
http://ww.zazzle.es/

Camisetas con mensaje para Padres.

En Amazon hay un montón de modelos de camisetas chulísimas para los padres. Yo ya me he enamorado de unas cuantas, jaja. Os dejo algunas para que veáis que mensajes tan bonitos tienen 😉

https://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?ref=qf_sp_asin_til&t=sonia09-21&m=amazon&o=30&p=8&l=as1&IS1=1&asins=B077MKTKYH&linkId=bf1f138642f68aa4194c18b8dc78f459&bc1=FFFFFF&lt1=_top&fc1=333333&lc1=0066C0&bg1=FFFFFF&f=ifr

https://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?ref=qf_sp_asin_til&t=sonia09-21&m=amazon&o=30&p=8&l=as1&IS1=1&asins=B074DMZRBX&linkId=1660059886ba161525bf03fb58b3f7ed&bc1=FFFFFF&lt1=_top&fc1=333333&lc1=0066C0&bg1=FFFFFF&f=ifr

 

 Libros originales para el Día del Padre .

Si, ya sé que los libros no es un regalo muy original que digamos, pero depende del libro que sea puede convertirse en un regalo muy . He encontrado estos dos que tienen una pinta estupenda y que seguro que son un acierto seguro para padres lectores 😉

 https://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?ref=qf_sp_asin_til&t=sonia09-21&m=amazon&o=30&p=8&l=as1&IS1=1&asins=8448023013&linkId=c5ccfefec13d9b67019d706d503667c7&bc1=FFFFFF&lt1=_top&fc1=333333&lc1=0066C0&bg1=FFFFFF&f=ifr

Cojines personalizados para padres.

Cuando vi estos cojines no pude evitar pensar en mi señor esposo. Con lo que le gusta a él echarse la siestecita… Y como además se queja continuamente de que ha perdido su lugar en la cama marital para ocupar la cama de 90 pero para él solo¡¡¡ Pues creo que sería un regalo original y divertido. Seguro que hay muchos otros papás como el nuestro, que han sido echados cedido gustosos su cama 😉

Imagen de cojin personalizado mejor padre

Imagen cojín rey de la casa
Bueno, eso del rey… Siempre y cuando sus hijos sean niñas. En mi casa los reyes son otros 😉

Además, como los cojines pueden ser personalizados estoy pensando en regalarle uno como éste para que se vaya haciendo a la idea de que yo quiero una niña, jajaja.

Imagen de cojin de toda la familia. Día del padre
http://blog.elreciennacido.com

 

Fundas para gafas o lentillas.

Para aquellos papás que usen gafas hay un montón de fundas chulas con las que sorprenderlos. Podemos encargar una personalizada o comprarle una doble, para que pueda guardar a la vez las lentillas y las gafas. Sé de uno a quien esta última funda le vendría genial para no tener que estar buscando siempre o una cosa o la otra 😉

Imagen Fundas de gafas regalo día del padre
http://www.factoriaderegalos.com

 

Calcetines originales para padres.

Y si no sabéis que regalarle porque el padre de vuestros hijos es de esas personas que tienen de todo tengo la solución: calcetines. Si, pero no unos calcetines cualquiera, sino unos calcetines chulísimos y especiales para el día del padre. ¿A qué son molones?

imagen calcetines día del padre
http://latiendadeuo.com

 ¿Qué os han parecido estas ideas? ¿A qué son unos regalos originales para los padres? Además son baratitos. El precio oscila entre los 9 y los 30 euros. No hace falta mucho más porque el mejor regalo del mundo ya lo tienen ;).

 Yo aún no sé que le regalaremos a nuestro súper papá, a mí, personalmente, me encantan los calcetines y el llavero. Además, también le haremos alguna manualidad en la que puedan participar los reyes de mi casa. El año pasado os propuse algunas muy muy facilitas. Os dejo aquí el enlace por si os apetece echarle un vistazo 😉

Manualidades para el Día del Padre

¿Vosotras sois de hacer un regalito en el día del padre o preferís hacer una manualidad para celebrar este día?