Maternidad

La Patrulla Canina y los Reyes Magos

Álvaro, como miles de niños (¿hay alguno que no la haya pedido?), pidió “la Patrulla Canina” para Reyes. Si por él hubiese sido hubiera pedido todos los perritos, a Ryder, el centro de mandos y toda la parafernalia de la patrulla pero le expliqué que hay muchos niños que han pedido lo mismo a los Reyes Magos y que no podían traerle todo porque si no algún niño iba a quedarse sin nada. Lo entendió a la primera y entonces pidió solo a Rocky, el perrito que tiene el camión de reciclaje.

Hasta ahí todo bien: un niño de tres años y medio que pide un regalo para Reyes… Parece fácil, ¿verdad? Pues no lo es.

Sigue leyendo “La Patrulla Canina y los Reyes Magos”

Probando Productos

La Magia de Navidades Sorprendentes

Ya os dije que odio la Navidad, no son unas fechas que me apasionen, la verdad, sin embargo, aunque odio la Navidad soy la fan número uno de los Reyes Magos. Me han gustado siempre, me encanta echarle una mano a Sus Majestades de Oriente comprando regalitos, ir a la cabalgata de Reyes, despertarme temprano el día 6 para ver que me han traído…

Los Reyes Magos son lo mejor de la Navidad y desde que tengo a Álvaro los disfruto más si cabe… El año pasado viví la magia a través de sus ojos y reviví la emoción de cuando era niña y este año, que Álvaro es aún más consciente, ni os imagináis lo que estoy disfrutando estos días previos a la llegada de los Magos de Oriente… Si hasta hemos llamado por teléfono a un paje real para saber cómo iba la preparación de los regalos…

Y para darle aún más magia a los Reyes he descubierto una página en la que tras unos pocos clips te hacen un vídeo en el que los Reyes Magos le mandan un mensaje personalizado a tu angelit@ en el que dicen varias veces su nombre, como si estuvieran hablando con él, e incluso su edad, le dicen que ha crecido mucho desde el año pasado, etc.

Si queréis sorprender a vuestr@ hij@ sólo tenéis que entrar en http://nnss.navidadessorprendentes.com/ registraos y añadir el nombre y la edad del niño y en dos o tres minutos tendréis el vídeo listo. Además, después podéis enviar el vídeo a vuestro email y así lo tendréis a mano para verlo cada vez que el niño os lo pida, que os aseguro que serán muuuuuchas veces.

Ya me contaréis la cara que ha puesto vuestr@ angelit@ cuando lo ha visto ;). Por aquí se mezclaba la emoción, la sorpresa (“mamá, que ha dicio Álvaro, ¿no lo oíste?”)