Maternidad

Cómo Saber que Hace tu Hijo en la Escuela

A todos los que tenemos hijos en la guardería o en la escuela nos preocupa mucho qué hacen allí, si están bien, si se relacionan con sus compañeros, si juegan con ellos, quiénes son sus amiguitos, si hay algún niño que los incomoda… No me digáis que no os lo habéis preguntado nunca porque yo lo hago constantemente. Muchas veces digo eso de “pagaría por verlo por un agujerito” porque aunque sé que está bien y que es feliz en la escuela me encantaría poder tener acceso a ese terreno de la vida de nuestros hijos que nos está vedado.

Imagen de niños en la escuela
Cómo saber qué hace tu hijo en la escuela

Además, hay niños que son loritos y cuentan todo lo que hacen en el colegio, pero otros… A otros no hay quien le saque qué han hecho en todo el día y aunque les pregunten no salen del “no sé”, “no me acuerdo”, o simplemente se hacen los sordos.

Nosotros, en este sentido, hemos tenido mucha suerte con nuestro angelito mayor porque la mayoría de los días nos viene con todos los cuentos: que si han hecho una ficha y le han puesto una carita sonriente, que ha jugado en el patio con fulanito, que la señorita les ha puesto la canción de Frozen, que le ha dicho a la señorita Flori que se ha pelado, jaja. Si, porque los cuentos vienen para acá pero también van para allá, que aún recuerdo cuando me dijo su maestra que si nos habíamos mudado de casa cuando sólo nos habíamos mudado a la planta de arriba. Álvaro cuenta incluso las cosas que no hace bien. Por ejemplo, la semana pasada me dijo un día que la señorita le había reñido.

Sin embargo, la mayoría de los niños no cuentan mucho en casa de lo que hacen en la escuela y los padres se desesperan porque no saben qué hacen una vez que pasan la puerta de entrada. Por ello me atrevo a daros una serie de puntos que podéis seguir para averiguar qué hacen en la escuela. Si los seguís poco a poco vuestro hijo os irá contando qué hace en el colegio, con quién juega, con quien se siente a gusto…

Cómo Saber Qué Hace tu Hijo en la Escuela

Empezar por cosas divertidas y que sepamos a ciencia cierta. ¿Y qué hay más divertido que la hora del patio? Pues yo le pregunto si ha jugado al balón (que se lleva de casa), con quién ha jugado, quién ha metido un gol, …

Si las preguntas directas no te dan resultado dile cosas a sabiendas de que son mentiras para que él te conteste con la verdad. Por ejemplo, yo le digo “Álvaro, ¿a qué hoy ha ido la teacher?“, a sabiendas de que no le ha tocado inglés, porque así me dice “no, mamá, hoy no ha tocado, hoy ha ido Conchi”.

Preguntarles por sus compañeros. Dos preguntas que le hago a diario son ¿quién ha faltado hoy? y ¿quién ha sido el encargado? Son dos preguntas que en principio no me aportan nada, pero sé si ha estado atento a si ha faltado algún niño, y también sé el grado de relación que tiene con ese niño. Si falta alguno de sus amiguitos siempre me lo dice con un deje de tristeza.

Para saber con qué niño está más a gusto y si tiene algún problema con alguno también recurro a preguntas fáciles como: ¿con qué niño has jugado? Normalmente suelen jugar con aquellos con los que tienen más afinidad o ¿con que niño no te gusta jugar? Para saber con aquellos niños que tiene menos relación. Y cuando me dice que no le gusta jugar con fulanito y fulanito siempre le pregunto por qué. No os esperéis grandes razonamientos cuando os digan porque no quiere jugar con fulanito. Por ejemplo, las razones que me da Álvaro son “porque le da muy fuerte al balón“, “porque yo no quiero jugar con arena” o “porque a mí me gusta jugar con Diego“. Y estas razones son tan válidas como otras cualquiera. Cada uno es libre de elegir a sus amigos, ¿no?

Sin embargo, a veces detrás de esa falta de afinidad se esconden otras razones y hay niños que huyen de otros porque les pegan o les someten a cualquier tipo de abuso. Por eso es muy importante que le hagamos este tipo de preguntas y que intentemos averiguar qué hay detrás de ese “yo no quiero jugar con fulanito”.

Preguntarles también por las tareas que hace. Si no me lo sabe decir a la primera vuelvo a recurrir a decir mentira para sacar verdad y le digo ¿has hecho un dibujo con el número 1? y de momento me corrige para explicarme que no era del número 1 sino de un laberinto en el que un gato buscaba a un ratón 😉

Para saber con qué niños se sienta en la mesa le hago un dibujo y le digo vamos a jugar a las adivinanzas. Tengo que adivinar qué niños se sientan en tu mesa. Por supuesto no acierto ni uno, pero averiguo lo que quiero ;). ¿Y para qué quiero saber con quién se sienta? Pues para saber si está a gusto, si tiene afinidad con esos niños, si hay alguno que lo incomoda…

Imagen de un dibujo para averiguar qué hace tu hijo en la escuela
Cómo saber qué hacen tus hijos en la escuela

 

No reñirles por cosas que han pasado dentro de la escuela. Por ejemplo, antes os dije que Álvaro me contó que le habían llamado la atención por una cosa. Pues yo le pregunté por qué había sido y no le di más importancia. Ya le habían reñido una vez. Si en vez de seguir con la conversación como si nada le hubiera reñido la siguiente vez que le pase algo así en la escuela no me lo contará porque sabrá que se ganará dos regañinas en vez de una. Además, si viene tu pareja y te cuenta que el jefe le ha regañado por tal cosa tú lo que haces es decirle que no se preocupe e intentas que no se agobie por ello, ¿no? Entonces si cuando te lo cuente tu hijo intenta hacer lo mismo 😉

 

De esta forma podéis averiguar muchas cosas que hacen en la escuela, y creedme, que poco a poco, a medida que le vais preguntando ellos se acostumbran a ir contando qué hacen y cómo se lo pasan, quiénes son sus amiguitos…

Aún así si vuestros hijos son de los que no sueltan prenda no los presionéis ¿o vosotros tenéis todos los días ganas de hablar del trabajo cuando llegáis a casa?

Anuncios
Sin categoría

El Periodo de Adaptación a la Escuela de Álvaro.

Much@s pensaréis que a buenas horas vengo yo a escribir sobre el periodo de adaptación de mi angelito cuando han pasado más de 15 días desde que empezó en el cole. Pero es que he querido dejar que acabara el periodo de adaptación para escribir sobre él, más que nada porque no quería decir que le había ido muy bien (o muy mal) y después tener que cambiar de opinión.

Ya os dije aquí que en realidad estaba muy tranquila con la entrada de Álvaro en la escuela porque sus circunstancias eran especiales. Su maestra es para él una amiga, quedamos con ella muchas tardes, hemos ido a su casa, ha venido a la nuestra… Y encima es “la mamá de…” así que daba por hecho que para él la adaptación iba a ser pan comido.

Además, ha tenido mucha suerte porque es una maestra muy buena: es cariñosa, cercana con los niños, habla bajito (Álvaro puede gritar como un energúmeno pero cuando alguien habla un poco más alto de lo normal se asusta), y al tener una niña de la misma edad que él comprende y conoce muchas cosas que quizás de otra manera se le escaparían a primera instancia.

Sigue leyendo “El Periodo de Adaptación a la Escuela de Álvaro.”

Sin categoría

Primera Reunión Informativa de la Escuela.

Si, otro post sobre la escuela. Ya os he contado una serie de consejos para facilitar a los niñ@s la adaptación al colegio y otros tantos para aquellos padres que estén tan angustiados como sus angelit@s o más con este tema, pero es que no quería dejar de contar cómo ha ido nuestra

primera reunión informativa de la escuela

Prometo que una vez que pase el periodo de adaptación no seré tan pesada con este temita y escribiré sobre otras cosas 😉

Para empezar tengo que decir que yo este año estoy bastante tranquila a pesar de que para Álvaro será su primer año en la escuela. Quiero decir que tengo los miedos habituales, pero no estoy angustiada como lo estaba el año pasado cuando comenzó la guardería. Y eso es así porque creo que nuestra incorporación a la escuela es algo especial: Álvaro conoce a su maestra, que tiene una hija de la misma edad que él y con la que quedamos casi a diario. Para nosotros más que una maestra es una amiga, y encima es la mamá de… Con esto no quiero dar por hecho que no le cueste la incorporación a la escuela porque no sólo hay que tener en cuenta a la maestra sino también que serán otros horarios, otros espacios, otros niños… Y encima es acabar el período de adaptación al cole estará con nosotros “el nuevo”, eso suponiendo que no le de por venir al mundo antes…

Pues con esta tranquilidad hemos ido a la Primera Reunión Informativa de la Escuela. Sabiendo que la maestra es nuestra amiga y que encima es, junto con su compañera de curso, la mejor de Educación Infantil (por supuesto, esto es una opinión totalmente personal y que comparte el medio pueblo que tiene hijos, jaja).

Lo primero que nos han dicho ha sido que la Educación Infantil es una etapa educativa no obligatoria, pero que si nos comprometemos a llevar a nuestros hijos hay que hacerlo con regularidad, sobre todo por el bien del niño. Lo que no quiere decir que si tenemos que ir a algún sitio o tenemos las vacaciones en invierno pues los niños pueden faltar unos días sin que pase nada. Yo ya sabía que esto era así pero sólo el hecho de que lo hayan dicho me ha gustado.

A partir de ahí nos han comentado que van a intentar ayudar a los niñ@s todo lo que puedan, que los llevarán al baño, les ayudarán a subirse y bajarse pantalones, a quitarse los abrigos, a sacar la merienda de la mochila… Poco a poco ellos irán aprendiendo solos pero si en un primer momento necesitan su ayuda la van a tener. Otro punto a su favor 😉

Nos han dado un papel con las normas del centro (puntualidad, no acudir a las verjas del centro durante el recreo para ver al angelito, llevar el material necesario, no llevar al niño en caso de enfermedad…). Son normas muy básicas y que creo que no hace falta ni decir, pero cuando las dan por escrito por algo será… Y otro papel con menú semanal de la merienda, pero esto mejor lo dejó para otro post 😉

Además, nos han dicho que para ellas es fundamental la colaboración entre escuela y familia, que es muy importante que los niños vean que la maestra y la familia están unidos y que para ello nos van a hacer trabajar (en la realización de proyectos, decorando los pasillos…) e ir a la escuela mucho, que muchas veces los padres decimos que ojalá tuviéramos un agujerito para ver cómo se comporta y qué hace nuestro hijo y que con ellas lo vamos a tener. Es otra de las cosas que más me ha gustado, que pidan esa colaboración, que nos dejen las puertas abiertas de vez en cuando y que nos permitan involucrarnos en algún proyecto o en la decoración del aula para alguna actividad me parece genial.

También nos van a proporcionar el horario que tienen los niños para facilitar que en casa nos cuenten cositas. Es verdad que hay niños a los que les preguntas y te cuentan todo hasta cuando hacen algo que no está bien (Álvaro cuando estaba en la guarde era de este grupo. Venía con todos los cuentos a casa 😉 ), pero también hay niños a los que cuando les preguntas “¿qué tal en la escuela?” se limitan a decir “bien” y de ahí no hay quien los saque. Por eso si tenemos un horario podemos hacer preguntas más explícitas y averiguar un poco más de cómo ha sido su día a día. Por ejemplo, si han tenido ese día Inglés le podemos preguntar si han cantado una canción, si han aprendido cómo se dice algún color, etc. A mi me ha encantado la idea porque es una forma de establecer conversaciones con aquellos niños a los que les cueste más soltar prenda 😉

Y el resto de la reunión estuvo centrada en el periodo de adaptación y cómo se va a llevar a cabo. El lunes a las 9.00 empezamos el colegio así que ya os contaré cómo nos ha ido… Deseadnos suerte 😉

Maternidad

Cómo Conseguir una Buena Adaptación a la Escuela

En unos días muchos de nuestr@s hij@s comienzan la escuela. Parece mentira que ya vayan a la escuela cuando hace nada eran unos bebés que sólo querían estar acurrucados en nuestros brazos, ¿verdad? Bueeeeno, afortunadamente todavía quieren que los acurruquemos muchas veces 😉

Para ellos empieza un período muy importante en sus vidas para el cual necesitan tiempo. Da igual que estén deseando ir al cole de los mayores (como dice Álvaro) o que hayan ido a la guardería. Ahora van a ir a un sitio nuevo, con amiguitos nuevos y con maestras nuevas, con otras rutinas, otros ritmos y otro espacio… Por ello el período de adaptación es muy importante. A menudo oigo quejas por parte de los padres sobre que es un rollo tener que ir hoy una hora, mañana otra y así hasta que finaliza el periodo de adaptación. Será un rollo para los padres pero el periodo de adaptación lo que busca es el bienestar del niño, que empiece el colegio de forma gradual, a su ritmo y sin agobios ni presiones. Por eso no entiendo estas quejas, al contrario, creo que es muy necesario y en el deberían involucrarse tanto los educadores como la familia.

Por ello os propongo unos puntos que podemos empezar a realizar de cara al comienzo del nuevo curso y que el periodo de adaptación vaya lo mejor posible:

Sigue leyendo “Cómo Conseguir una Buena Adaptación a la Escuela”

Maternidad

Ya Soy Maestra

Bueno, pues ahora sí que sí puedo decir con la boca bien grande eso que tantas veces he visto escrito en los facebooks de mis compañeras de clase:

Ya Soy Maestra

Aunque si soy realista más que maestra soy graduada en Educación Infantil, maestra lo seré el día que apruebe unas malditas oposiciones y ejerza como tal. Ahora solo soy una bi-titulada en paro, pero qué ilusión me hacía decirlo.

Sigue leyendo “Ya Soy Maestra”