Maternidad

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Aquí estoy yo, casi a las dos de la mañana intentando escribir un post para la Semana Mundial de la Lactancia. Yo, que juré y perjuré que no iba a dar teta, que no quería tener a un niño toooodo el día enganchado, que no quería que se me pusieran escuchumizás, que pensaba que las que amamantaban a niños mayorcitos estaban locas… Pues aquí estoy, dando teta (muuuuuucha teta) a un niño que tiene 25 meses, que ya come de todo y que, como siga creciendo a este ritmo, pronto es más grande que yo.

                                 https://i1.wp.com/www.maternidadcontinuum.com/wp-content/uploads/2014/08/lema_dialactancia2014.jpg

No os voy a hablar de los beneficios de la lactancia materna porque tod@s sabéis que la leche materna es mejor que la de fórmula, ni os voy a decir que si le dais teta no se os va a poner malo porque se ponen malos: que le dais leche, no paracetamol. No os voy a decir que dar el pecho favorece el apego porque creo que una madre que cría con biberón puede favorecer el apego exactamente de la misma forma…

Vamos, que no os voy hablar de las cosas buenas que tiene porque creo que la lactancia debe ser una opción personal de cada madre y yo no intento convencer a nadie. Lo que si os voy a decir es que si optais por la teta no dejéis que nadie os desanime, que nadie os diga cómo tenéis que amamantar (me refiero a lo de las tres horas y a los diez minutos en cada pecho) y  que no dejéis que nadie os diga que no tenéis leche. Y cuando digo nadie incluyo también al personal sanitario, que con su ignorancia y sus famosas ayuditas se cargan muchas lactancias.

Si optais por la lactancia no dejéis que nadie os diga hasta cuándo le vais a dar teta ni que vuestro hij@ ya está mayor para seguir todo el día enganchado. Recordad siempre que las tetas son vuestras y el niñ@ también, por lo que sólo a vosotras os incumbe decidir hasta dónde va a llegar vuestra lactancia.

Nosotros llevamos 25 meses y una semana de feliz lactancia y no hay día que no me alegre de haber cambiado de opinión. Para mí, dar el pecho es una de las mejores cosas de la maternidad y espero que Álvaro siga mamando muuuuucho tiempo (por lo menos hasta que se vaya a la mili, jaja).

 

Anuncios