Maternidad

Gotitas para dormir

          Ya he dicho por activa y por pasiva que Álvaro no duerme bien. Sé que soy muy pesada, pero es que el tema da para mucho. Tiene rachas buenas, en las que se despierta un par de veces o tres y se vuelve a dormir enseguida, y rachas malas, como las que estamos pasando ahora, en las que se despierta y se tira un par de horas despierto sin ser capaz de coger el sueño.

          El tema del sueño es un tema recurrente entre las madres. Frases del tipo ¿y cómo duerme? ¿ya hace las noches enteras? ¿se despierta mucho? yo, por lo menos, las escucho a menudo, lo cual quiere decir que no estoy sola, que también es un alivio, para que nos vamos a engañar. De hecho, cuando alguna mamá se jacta delante de mi de que su niñ@, que es más pequeño que Álvaro, hace las noches del tirón a mi me entran ganas de decirle “so, japuti, cállate, no sabes que eso me desespera aún más”… Pero me callo y contestó con una sonrisa falsa en los labios “a mí el niño me ha salido poco dormilón pero muy guapo”, por si le quedaba alguna duda a la mamá en cuestión que su niño dormir, lo que se dice dormir, dormirá bien, pero feo… es un rato.

          Y después está otra frasecita que también escucho mucho: “¿que no duerme bien? Pues dale unas gotitas” (a esto me refería Carol, cuando te preguntaba ayer por las gotitas). Y digo yo, pero vamos a ver, de verdad existen esas famosas gotitas que por lo visto son mano de santo y que nadie le ha dado nunca a su niño pero siempre conoce a la amiga de su cuñada, a la prima de su vecina o vete tu saber, que se las dio al niño y vamos, que a partir de entonces le tenían que contratar una serenata por la mañana, porque no había forma de despertar al niño.

          Yo, por ahora, no estoy tan desesperada (cómo se nota que esta noche he dormido mejor, jaja) pero ruego que si alguien conoce la marca de las famosas gotitas esas, que me las diga, coño, que esas cosas se comparten.

Anuncios