Maternidad

¿Son más quejicas los hombres o las mujeres?

Hombre y mujer adultos, enfermos con placas en la garganta, dolor de cabeza persistente y mareos (el hombre además ayer tuvo fiebre: 38,5º)

Ocho de la mañana:

La mujer se levanta y llama al médico para coger cita para ese mismo día ­como sea. Recoge del tendedero una colada y la plancha, hace unas lentejas con verduras para comer, friega los platos de la cena (se ha descolgado la puerta del lavavajillas y no se puede usar) y limpia a fondo un cuarto de baño y oye como se despierta el hombre.

Nueve y cuarto de la mañana:

El hombre se despierta pero como esta malo se queda echando una partida de móvil en la cama. Se levanta y se pone el termómetro, ve que no tiene fiebre pero está muy cansado y se va al sofá. Va a cagar y se vuelve a poner el termómetro no vaya a ser que le haya subido la fiebre.

Diez menos cuarto de la mañana:

Se despierta el hijo de ambos. La mujer va a verlo a la cama, le dice que vayan los dos a hacer pipí al wáter, canta y salta con el niño porque tiene el pañal seco de toooooda la noche y encima hace pipí en el orinal. Se va con él de nuevo a la cama y le da teta.

Diez de la mañana:

La mujer le pone el desayuno al niño y se hace su desayuno. El hombre se hace su desayuno.

Diez y veinte de la mañana:

Mujer y hombre llevan el niño a casa de la abuela paterna y se van al médico.

Diez y media de la mañana:

La médico les dice que tienen placas y se extraña que a la mujer no le haya dado fiebre. También se extraña que pida medicamentos compatibles con la lactancia y le pregunta cuánto tiempo tiene el niño. La cara cuando la mujer le dice que tiene dos años es digna de un poema.

Diez y cuarenta y cinco de la mañana.

El hombre y la mujer van a buscar al niño a casa de la abuela y ésta dice que irá a por él más tarde.

De once a doce y diez de la mañana:

La mujer limpia el otro cuarto de baño, hace las camas y ordena el vestidor. También está con el niño a ratos y le pregunta mil vecesque si quiere hacer pipí.

Doce y diez de la mañana:

La abuela llega a recoger al niño, la mujer lo pone a hacer pipí en el orinal y cuando lo hace vuelve a saltar y bailar con él. Lo viste y le prepara una mochila con una muda por si acaso…

De doce y diez hasta la una y cuarto de la tarde:

La mujer barre, limpia el polvo y friega la habitación, vestidor y cuarto de baño y barre y friega la cocina. Después, sobre la una y cuarto se sienta en el sofá.

Una y cuarenta y cinco de la tarde:

La mujer va a casa de la abuela a por el niño.

De once a catorce horas:

El hombre está sentado-acostado en el sofá jugando al móvil o a la play station.

¿Hace falta hacer algún comentario? Vosotros qué pensáis ¿son más quejicas los hombres o las mujeres?