Maternidad

Mi blog es secreto y tecnolerded en su punto álgido¡

          Ni siquiera sé como empezar esta entrada, pero si que necesito escribirla. Mi blog es secreto, “vaya novedad”, me diréis, ya que por lo que he leído por ahí la mayoría de los blogs lo son… Pero es que el mío es secreto secreto.

         Nadie sabe que existe, ni siquiera mi señor esposo y padre de mi hijo. No se lo he dicho a nadie porque para mí esto de escribir aquí es como escribir en una especie de diario. Porque si se lo dijera no podría hablar đe que le puse los cuernos y también porque me da vergüenza, que hay que decirlo todo.

Cuando llevaba un tiempo escribiendo me di cuenta que había en blogger un apartado que ponía estadísticas y que había gente (muy poquita) que por hache o por be leía mis entradas. Me quedé helada y a la vez me encantó. ¿Cómo podía ser que alguien leyera lo que yo escribo? Así que me metí en san google y leí que muchas veces esas visitas eran spam. Ya está, pensé yo, serán visitas spam y algún despistado que buscando otra cosa viene a caer por aquí. Y eso pasa mas de lo que os imaginais, por ejemplo #misoloespornosialimentaparticular recibe visitas porque alguien busca algo de porno y que le lleva hasta ahí, si, si, increíble pero cierto. Me gustaría verle la cara que se le queda, debe ser digna de un poema, jajaja.

         Después empecé a seguir blogs y gente que no me conoce de nada empezo a leer mis paranoias. Y yo me encontré con que en mi mejor momento del día leía los blogs que me tenían (y tienen) enganchada y además la gente que escribe en esos blogs me empezó a dejar comentarios (aquí ya la alegría se multiplicó por mil)…

       Poco a poco me he ido haciendo bloggeradicta (no sé si dice así, me lo acabo de inventar) y conozco y tengo un aprecio especial a los retoños de otras mamás. Por ejemplo, sé que UBMF ha sido un bebé muy esperado y soñado y que es igualito que su mami, que a Redondo le están saliendo las muelas y su madre lo quiere llevar en vaqueros a una boda (lo siento, díasde48horas, pero eso me marcó), que Maramoto se parece un montón a Álvaro y cada vez que leo una de sus aventuras me acuerdo un montón de su pobre madre, porque aunque el papá en prácticas se implique al 100% no sabe qué es esa sensación de no poder ni mear a gusto. Llevo toooodo el fin de semana cantando la canción de Nos vamos de paseeeeeeo, Nere y mami se van de paseeeeeo (por favor, para la proxima vez que pongas letras de canciones no las pongas tan pegadizas, jaja), también sé que la mamá de Coquito se ha tatuado su nombre, que  Gordito casi nace en la calle, que Leo eligió el nombre de su hermano Gonzalo, con el que sólo se lleva dos años, que Bombón está en plena operación pañal… Aunque tengo que reconocer que mis dos niños favoritos son Hugo y Aine, pero de eso la culpa la tiene su madre, que me ayudó a que mi lactancia fuera perfecta.

        Y estoy contenta con mi blog y con toda la gente que de alguna u otra manera he conocido, pero me quedo a cuadros cuando hablan de ciertas cosas vía twitter (que ya tengo uno, pero no tengo ni idea de cómo funciona, ni de cómo se pone la imagen del perfil, así que alguien me ayude a quitar el huevo, plisss), como de los avatar. Os juro que yo pensaba que eso era una película.

 

Mi foto

           Cuando me enteré de que era la imagen que sale de perfil y que en teoría se parece a la persona que está detrás del blog me quedé helada. Yo mi avatar la cogí de san google, vamos, que ni tengo los ojos azules ni soy tan mona. Álvaro tampoco tiene los ojos azules, pero es muuuucho más guapo que en la imagen.

Igual me pasó con la imagen del blog, busqué una imagen que me gustara y como yo juego mucho con Álvaro y en la imagen está una mamá y su hijo jugando pues me dije “esta pa mí”, después he leído que pueden estar registradas o algo de eso, así que como las he cogido prestadas, las tengo que devolver. Mi próxima meta es cambiarlas, a ver si termino ya los putos exámenes y me pongo a investigar cómo se hace una imagen molona… La próxima vez que alguien hable de #tecnolerded, que sepa que aquí está la número uno del reino. Por cierto, tampoco sé que es eso de seguir por Google +, como se hace para seguir blogs ni que significan que te sigan, así que si alguien tiene a bien explicarmelo también lo agradecería 😉

        Y bueno, este fin de semana, que hemos estado en la playa con mis suegros y mi cuñada, en una conversación mi cuñada decía que “fulanito” tenía un blog y escribía en él todo lo que hacía, y mi suegra le dijo que “había gente con mucho tiempo libre”. Yo me callé, porque a mi no me vaga ni a rascarme las pulgas, y pensé “va a seguir siendo secreto muuuuuuucho tiempo”.