Maternidad

La Patrulla que Nunca Llegó

Hace unos días la Sra. Jumbo, de Mi Refugio Virtual, publicó un post sobre las cosas que se habían olvidado los Reyes Magos, cosas que pedíamos de niños y nunca tuvimos.

Yo siempre quise tener una barbie, sí, esa muñeca extra delgada, súper rubia  y con una delantera de escándalo. Mi madre siempre se negó a que tuviera aquella muñeca, pero no por considerarla un estereotipo de belleza femenina que no era real, sino porque a su modo de ver la muñeca en cuestión era demasiado cara. En vez de la barbie a mí los Reyes me trajeron varios años seguidos la doble de la barbi. Una muñeca de plástico malo, tan malo que como apretaras un poco en las tetas se le hundían y que tenía cuatro pelos en la cabeza.

Sigue leyendo “La Patrulla que Nunca Llegó”