Diy

Sonajeros de Tela. Modelo Guitarra

Hace unos días os enseñaba los sonajeros nubes, que ya sabéis que se pueden personalizar con el nombre de vuestr@ angelit@.

tres sonajeros

sonajero de tela

sonajero tela jorge

Y hoy os traigo otro modelo de sonajeros de tela muy bonito e igual de blandito y amoroso, pero esta vez con forma de guitarra 😍.

PicsArt_1445967852669

Os recuerdo que los sonajeros son uno de los primeros juguetes que tiene el bebé y que le ayudan a desarrollar la coordinación óculo-manual y además contribuyen a su estimulación. Y si encima son taaaan bonitos como éstos…

Como siempre os digo están hechos a mano y llevan toneladas de amor y mimo en cada puntada 😉

Estad atentas la próxima semana que empiezo a enseñaros detallitos de Navidad que os van a enamorar 😍

Anuncios
Libros

Boolino: Una Aventura Olímpica

¿Os acordáis que os dije que me encantaba leer y que estoy haciendo todo lo posible por transmitírselo a Álvaro? Pues de nuevo Boolino me echa una mano y me ha enviado un libro para que lo disfrutemos.

Una Aventura Olímpica

Sigue leyendo “Boolino: Una Aventura Olímpica”

Maternidad

Álvaro Ha Aprendido a Silbar

No sé vuestros hijos, pero el mío cuando coge algo por banda no hay quien se lo quite. Por aquí decimos un refrán que dice “cuando un tonto coge una vereda, la vereda se acaba y el tonto sigue“. Últimamente le ha dado por los dibujos animados de Peppa Pig y fijaos que a mí al principio me hacían gracia y todo… Una familia de cerditos que vive en lo alto de una montaña y que tienen un montón de amiguitos, bichejos como ellos, cuyos nombres empiezan por la misma inicial que su nombre común en inglés… Me parecían taaan simpáticos…

Después cuando la tontería de ver a Peppa Pig una y otra vez no se le ha pasado a Álvaro en un mes, incluso puede ver dos veces o tres seguidas el mismo episodio la Peppa Pig de los cojones ha empezado a resultarme un pelín pesada y repelente, el padre un tonto a las tres, el pobre George… dejémoslo ahí todo el día con el dinosaurio en la boca… y la madre… Bueno, la madre creo que se libra, como casi todas las madres 😉

El caso es que ya nos hemos visto todas las temporadas de la familia Pig, y nos sabemos incluso algunos diálogos de memoria… Y tenemos incluso capítulos favoritos y ¿sabéis cuál es el favorito favoritísimo? uno en el que Peppa Pig aprende a silbar. Tanto ver a la cerdita con lo de silbar que va el mi niño y decide que él también quiere silbar a la tierna edad de dos añitos y medio.

Primero le ha preguntado a todos los familiares y amigos ¿tu sabes silbar? y cuando silbaban se quedaba un poquito chafado porque claro está que mi angelito no sabía silbar. La única que ha tenido la delicadeza de mentirle un poquito para que no fuera el único que no sabía ha sido su señora madre. Y así hemos estado los dos, intentando aprender a silbar y consolándonos el uno al otro diciéndonos que “no te creopuques, mami, no sabes silbar porque eres pequeñita“, “no te preocupes, Álvaro, seguro que cuando crezcas un poquito aprendes a silbar muy muy fuerte“, viendo como como todos silbaban menos nosotros y poniendo la boca de todas las formas posibles hasta que… ta ta ta ta chán, ta ta ta ta chán…

¡¡¡ Álvaro ha aprendido a silbar ¡¡¡

Al principio fue un ruidito de nada, fruto de la casualidad más que de otra cosa, pero ahora… ¡Ahora silba el tío cada vez que le da la gana¡ Bueeeeeeno, casi, todas las veces no lo consigue pero es que acaba de empezar a silbar… A ver si mejora un poco la técnica que ya veréis, ya, va a silbar mejor que su padre, mejor que Pedro el de Heidi llamando a las cabras, mejor que… Bueno, el mejor del mundo entero y punto. Y lo mejor de todo es que mi angelito dice que en cuanto yo crezca un poquito me va a enseñar… ¡¡¡ Yujuuuuu ¡¡¡