Libros

Reseña: Escucha y Descubre los Sonidos de la Granja.

Hacía mucho tiempo que no publicaba ninguna reseña de libros infantiles en el blog, con lo que me gusta a mí que mis niños “lean” y poder compartir con vosotros los libros que les gustan.

En casa tenemos muchos libros infantiles. Tanto a mi señor esposo como a mí, nos gusta mucho leer y como la mejor forma de enseñar es con el ejemplo, no solo leemos delante de ellos o con ellos, sino que también ponemos a su disposición libros infantiles para que cojan el gusanillo de la lectura.

Hoy os traigo la reseña del libro “Escucha y descubre los sonidos de la granja”, del que estamos disfrutando gracias a Boolino.

Sigue leyendo “Reseña: Escucha y Descubre los Sonidos de la Granja.”

Anuncios
Maternidad

Entuertos tras el Segundo Parto

Antes de ser madre jamás de los jamases había escuchado la palabra entuerto. Fue tras mi primer parto, cuando ya estaba tan tranquila en la habitación del hospital, cuando mi madre me advirtió que después de las contracciones del parto (que casi no sentí), del trabajo del parto, y de que me cosieran hasta el alma, llegaban los entuertos.

Me puse a temblar, porque con la episotomía ya estaba bastante adolorida, como para aguantar ahora otros dolores nuevos. Pero no, tuve suerte y tras el primer parto los entuertos no hicieron acto de presencia.

Sigue leyendo “Entuertos tras el Segundo Parto”

Maternidad

Cómo Organizar un Cumpleaños Pirata Low Cost

Aunque ya sabéis que organizar fiestas de cumpleaños low cost no es lo mío, ejem, ejem… Este año me propuse ahorrar en la fiesta de cumpleaños de mi angelito mayor, por eso le organicé una fiesta de cumpleaños pirata low cost.

Con low cost no me refiero a ahorrar en las chuches, en las tartas o en la cenita de después, que a mí me gusta celebrar los cumpleaños como si fueran bodas gitanas, y si no que se lo pregunten a mi señor esposo, ja ja, sino a hacer la decoración casera y no gastar mucho en esas cosillas, que aunque las compres en los chinos al final se va un pico. 😉

Sigue leyendo “Cómo Organizar un Cumpleaños Pirata Low Cost”

Maternidad

Cómo Conseguir que tu Hijo Duerma del Tirón

Antes de convertirte en madre ves la maternidad de forma idílica. Te imaginas un niño guapísimo, que come cada tres horas o más, a las dos semanas duerme toda la noche del tirón, y en su cuna, por supuesto. Vamos, que tu te despiertas y te asomas no vaya a ser que el niño se haya desarropado y resulta que ni siquiera se ha movido del sitio.

Después tienes a la criatura y la cruda realidad te da una bofetada en toda la cara. Y de todas las expectativas que tenías la única que se cumple es que tienes el niño más guapo del mundo. Las demás han resultado ser fantasías de madre primeriza porque no es que coma cada tres horas sino que se tira tres horas comiendo, la cuna se ha convertido en un sitio para poder tirar la ropa y lo de dormir toda la noche del tirón… Eso se lo han inventado tus amigas para que envidies a sus hijos ;).

imagen del niño durmiendo del tirón
Cómo conseguir que tu hijo duerma del tirón

 

Yo tengo dos hijos que a día de hoy no pueden ser más distintos. El pequeño no nos ha dado ni una mala noche aunque eso no significa que sea un dormilón. Por ejemplo, él no se acuesta hasta que no me acuesto yo. Si me acuesto a las doce pues hasta esa hora se duerme en mis brazos, pero sólo en la cama no quiere, le da miedo que se lo coman los lobos ;). Y se despierta a hacer sus tomas nocturnas, pero como lo tengo al ladito mío en la cama casi ni me entero. Come y se vuelve a dormir y sinceramente digo que hay días que no sé si se ha despertado una vez o cuatro.

Pero el mayor… Ayyy, el mayor… El mayor duerme poco, como se duerma siesta nos dan las doce o la una de la mañana y él sigue con ganas de marcha y cuando era un bebé se despertaba cinco o seis veces cada noche, a veces más.

A veces quería comer, pero la mayoría de las veces simplemente se despertaba y ya no quería volverse a dormir. Me han dicho de todo:

  • El niño no duerme bien porque se ha quedado con hambre.
  • Los bebés empiezan a dormir del tirón a partir de los dos meses. 
  • Se despierta porque le están saliendo los dientes.
  • No duerme toda la noche porque “está viciado” con la teta.
  • Los bebés duerme toda la noche a partir de los seis meses.
  • Se despierta porque tiene terrores nocturnos.
  • Los bebés duermen de seguido cuando empiezan a andar, porque se cansan más.
  • El niño dormirá toda la noche a partir del año.

En el tema del sueño, como veis hay un montón de expertos y opiniones para todos los gustos. Ninguna de ellas acertó. Sólo puedo decir que aunque que tu hijo no duerma toda la noche seguida es duro (muy duro) poco a poco esos despertares se van espaciando en el tiempo.

De hecho, nosotros por fin hemos conseguido que se duerma y haga la noche del tirón y quiero compartirlo con vosotros, por si os sirven nuestros consejos y así dormís todos mejor 😉

Consejos para que un niño duerma toda la noche.

Tu hijo no se despierta porque quiere llamar tu atención.

El sueño es un proceso evolutivo. Hay niños que duermen seguido antes y otros después, igual que hay niños que dejan el pañal antes que otros. Los expertos incluso dicen que no es que dejen de despertarse por la noche, sino que aprenden que no pasa nada por hacerlo, reconocen el sitio, saben que están en un lugar seguro y vuelven a dormirse. Nosotros, los adultos también tenemos esos microdespertares pero la mayoría sabemos gestionarlos.

El sueño es un proceso evolutivo. No podemos enseñar a los niños a dormir.

Cuando mi hijo se asusta me llama. Por la noche pasa lo mismo. Se despierta, se asusta y me llama. Si yo no acudo a su llamada lo único que enseñaría a mi angelito es que su madre solo está disponible determinadas horas al día.

No existen los métodos mágicos para hacer dormir a los bebés.

Ya sabéis que cuando tienes un hijo te conviertes en blanco de los opinionologos que te aconsejan todo tipo de remedios y métodos infalibles. Por ejemplo, a mí me decían que acostara a Álvaro sobre una camiseta que llevara mi olor porque así el niño me olería y se pensaría que yo estaba con él. Ni que mi niño fuera tonto…

Intentad dormir de la forma más cómoda posible para todos.

Para nosotros es más cómodo dormir todos juntos, es decir, prácticando el famoso colecho, porque así no nos tenemos que levantar si alguno de los dos llora o se despierta, pero hay familias para las que es más cómodo que el niño duerma en la cuna o en otra habitación. La primera opción es tan válida como la última pero no lo dejéis llorar. ¿A vosotros os gustaría que cuando estáis angustiados por algo os dejaran solos y pensaran que ya aprenderéis a superar esos miedos? Jamás entenderé que a un bebé o a un niño se le deje llorar para que aprenda.

Duerme cuando él duerma.

Las noches son muy duras y muy largas y la única forma de intentar sobrellevarlas lo mejor posible es dormir cuando él duerme, así que siempre que podáis echar una siestecita cuando el duerme aprovechad ;).

Tened paciencia.

Es muy duro, lo sé porque he pasado por ello. Las noches son durísimas pero al día siguiente es aún peor, y al otro día, y al otro… Te cambia el humor, te salen canas y las ojeras no las tapa ni el mejor de los maquillajes… Pero un día te levantas y te das cuenta de que esa noche sólo se ha despertado una vez y cuando han pasado unos días te levantas extrañada porque tu angelito ha dormido del tirón toda la noche y tienes hasta miedo de decirlo en voz alta para que no se rompa la magia, jaja.

Entonces ¿qué hay que hacer para que un niño duerma toda la noche sin despertarse?

Pues es muy fácil, simplemente dejar que pase el tiempo, ahora os parecerá que nunca va a llegar el día que haga las noches enteras pero os aseguro que llega: mi hijo ha empezado a dormir del tirón con tres años y nueve meses. Mientras tanto pensad que ya queda un día menos para que se independice y se vaya de casa (locuras como ésta os prometo que he pensado yo, jaja) y que la fuerza os acompañe.

 

 

 

Maternidad, Probando Productos

Mi Hijo Tiene Piojos. ¿Qué Puedo Hacer?

Ahora que empieza el cole de nuevo muchas de nosotras nos preocupamos de nuevo por los piojos. Durante el curso pasado mi hijo tuvo piojos. Y no sólo mi hijo tenía piojos, sino que también los tuve yo, la abuela, y hasta su hermano, con solo veinte mesitos. El padre no los ha cogido, quizás porque los piojos no saben dónde agarrarse, ja ja.

El caso es que después de dos semanas rascándonos la cabeza como posesos, pensando que era el calor, que teníamos una dermatitis, que era por culpa de la primavera y un sinfín de razones más me di cuenta de que tanto el mayor como yo teníamos piojos. ¡Y no uno ni dos, sino que estábamos cuajaditos¡

En el momento en que nos enteramos de que teniamos piojos casi me da un infarto… ¡¡¡ Piojos¡¡¡ Con el asco que me dan esos bichos, además, pensaba que tener piojos era de gente un poco más descuidada con su higiene, que los piojos iban a los pelos sucios… Ya sé que no tiene nada que ver pero todos tenemos prejuicios de ese tipo… Hasta que los piojos llegan a tu casa (o a tu cabeza, mejor dicho) y te das cuenta de que no, que cualquiera puede tener piojos.

Remedios naturales o tratamientos químicos contra los piojos
Mi hijo tiene piojos ¿qué puedo hacer?

¿Cómo saber si tu hijo tiene piojos?

Parece una pregunta tonta, ¿verdad? Pues no lo es tanto. Ya os he dicho que nosotros llevábamos varias semanas con picores en la cabeza y no nos habíamos dado cuenta. No es que no nos hubiésemos mirado, pero es que yo la única vez que he visto a un niño con piojos directamente le corrían por la cabeza y pensaba que eso era así, que iba a ver a los bichitos paseándose tan tranquilos por la cabeza, ja ja.

En cuanto a las liendres, que ahora veo a distancia, las confundía con la caspa. Cuando mi angelito se empezó a rascar la cabeza y yo también me moría por los picores no sólo lo miré a él, sino que le decía a mi madre y a mi suegra que me miraran. Pero ninguna de las dos me confirmó que fueran liendres, por eso es importante seguir una serie de consejos:

Si le pica mucho la cabeza o lo ves rascarse continuamente la cabeza puede ser que tenga piojos.

Cuando descubrí que mi hijo tenía piojos llevaba días rascándose, no esperéis tanto. Y si os pica a vosotros, pues lo mismo, que los adultos también podemos tener piojos, no penséis que es solo cosas de niños.

Miradle la cabeza a la luz del día.

Parecerá una tontería pero con luz artificial las liendres no se ven bien y pueden confundirse con caspa y ver un piojo es casi imposible a no ser que tenga muchos porque corren muchísimo y se camuflan muy bien y para cuando quieres apartar el pelo ya han desaparecido.

Pasadle la liendrera con el cabello mojado.

La liendrera (que yo la he descubierto hace menos de un mes aunque ahora no me despegue de ella) es un peine con las púas muy juntas, lo que hace que al pasarla el piojo o las liendres se queden adheridas a ella. Para pasarle la liendrera es mejor hacerlo con el cabello húmedo y echándole un poco de acondicionador para evitar tirones. Si el niño tiene piojos cuando pasas la liendrera se ven perfectamente. Por supuesto, si le pasáis la liendrera en la bañera después no “la enjuaguéis” en el mismo agua, sino en un recipiente aparte, para evitar que si están vivas o hay algún piojo se vuelva a adherir al cabello.

Si no tenéis liendrera en casa es mejor que la compréis blanca. En las que son de colores oscuros o con las púas de metal las liendres se ven mucho peor. 😉

Tratamientos naturales contra los piojos.

La verdad es que tratamientos naturales contra los piojos yo solo conocía uno: el vinagre. Pero desde que nos infestamos en casa he ido buscando en internet remedios naturales contra los piojos para evitar tener que usar tratamientos químicos, aunque al final he recurrido a ellos. De todas formas os los cuento por si os vienen bien ;=)

El vinagre. El vinagre es, quizás, el remedio natural contra los piojos más conocido.

De hecho, es el que a nosotros nos han recomendado una y otra  a vez cuando dijimos en casa que  y teníamos piojos. Sin embargo, no basta con lavarte la cabeza con vinagre y ya está, que es lo que piensa mucha gente. Sino que el vinagre hay que echarlo tan caliente como sea posible, es decir, tan caliente como lo aguantemos. Dejarlo actuar durante unos 30 minutos y después pasar una y otra vez la liendrera para eliminar piojos y liendres.

Hojas de eucalipto contra los piojos.

Este remedio natural no lo conocía, pero por lo visto funciona de forma parecida al vinagre. Se cuecen unas cuantas de hojas de eucalipto y después se aplica en la cabeza dejándolo actuar sobre media hora. Una vez ha pasado este tiempo se pasa la liendrera para eliminar las liendres y los piojos.

Alcohol antiséptico, remedio contra los piojos.

El alcohol también es un remedio natural contra los piojos, y, además, es muy fácil de usar. Basta con echarlo en la cabeza de forma que se impregne todo el cabello, dejarlo actuar unos cinco minutos y después aclarar el pelo y pasar una y otra vez la liendrera para eliminar las liendres muertas y los piojos.

Estos son los principales remedios naturales que he encontrado contra los piojos, pero si conocéis alguno más hacédmelo saber en los comentarios. 😉

Tratamientos químicos contra los piojos.

Aquí si que os puedo dar mi opinión personal, porque en cuanto me di cuenta que mi hijo tenía piojos corrí a comprar un remedio químico para acabar con ellos. En la farmacia me ofrecieron varios pero yo me decanté por OTC sin insectida y la verdad es que no puedo estar más contenta.

OTC SIN INSECTIDA: EL MEJOR TRATAMIENTO PARA ACABAR CON LOS PIOJOS.

OTC, tratamiento químico contra los piojos
OTC, tratamiento contra los piojos

El tratamiento de OTC sin insecticida consta de tres productos:

1. Loción sin insectida cuya función es eliminar los piojos. Hay que aplicar la loción sobre el cabello seco, realizando un suave masaje para que el cuero cabelludo quede bien impregnado y después colocarse un gorrito de ducha que viene en el mismo estuche y dejarlo actuar durante unos 30 minutos para después lavar el pelo con tu champú habitua.

2. Acondicionador Desprende Liendres. Una vez que hemos lavado el pelo echamos el acondicionador sobre el pelo húmedo y lo dejamos actuar durante 10 minutos. Cuando haya pasado este tiempo aclaramos el pelo con abundante agua y con la ayuda de la liendrera, que también viene en el mismo estuche, retiramos las liendres y los piojos muertos.

3. Spray Repelente de Piojos. Este producto tiene la misión de evitar que una vez que nuestra cabeza está limpia de piojos volvamos a tener estos indeseables inquilinos. Para ello se echa a modo de colonia por el pelo hasta que la capa superior esté humedecida y después se deja secar de forma natural.

Cuando hayan pasado siete días desde que nos hicimos el tratamiento hay que volver a repetirlo, para evitar que en el caso de que quedara alguna liendre viva (que las muy joías son súper resistentes) evitar que se reproduzca y tener un nuevo foco de infección.

La verdad es que no puedo estar más contenta con el tratamiento antipiojos de OTC. Nosotros teníamos una infección bastante grande y conseguimos acabar con ella en un par de horas. Es un tratamiento súper efectivo, de hecho, una vez que nos lo aplicamos y empecé a pasar la lendrera por el pelo empezaron a desprenderse las liendres y la mayoría de ellas estaban muertas.

Además, el tratamiento de OTC cunde, es decir, con un solo kit tuve para hacer el tratamiento y repetirlo a la semana, incluso me sobró un poco del acondicionador que me lo he echado en otra ocasión por si aún quedaba algún bichito. No me picaba la cabeza ni nada pero los piojos me dan mucho asco y como me había sobrado… Si, estoy un poco obsesionada con los piojos. 😉

Otra cosa que me gusta mucho del tratamiento OTC para los piojos es que lo puedes usar en niños mayores de 12 meses. Otros tratamientos que he visto recomiendan no usarlo hasta los tres años de edad y teniendo en cuenta que mi hijo pequeño tenía 20 mesitos cuando contagió… Pues a mi me da mucha seguridad saber que puedo ponerle el tratamiento sin que sea perjudicial para él.

La única pega que le pongo a OTC contra los piojos es su precio. Yo compré varios envases, tanto en Carrefour como en la farmacia, y su precio rondó sobre los 30 euros. Aunque buscando por internet he encontrado parafarmacias online que lo venden por mucho menos.

Otras recomendaciones si tienes o has tenido piojos.

– Lava las sábanas y toallas a una temperatura superior a 60 grados. Los piojos y liendres pueden vivir hasta 48 horas aunque no estén nuestras cabezas, por lo que es recomendable lavar todo para evitar un nuevo contagio. Yo no solo lave las sábanas y toallas sino también las fundas de los nórdicos, las fundas de los cojines, las mantitas del sofá… Ya sé que es muy complicado que precisamente una liendre se haya quedado enganchada en el trocito de mantita del sofá donde tu después pones la cabeza, pero ya os he dicho que casi me volví paranoica con los piojos, ¿no?

Revisar la cabeza de los niños cada dos o tres días y con luz natural. Mi mayor a la semana y pico de que cogiera piojos por primera vez los volvió a pillar, aunque esta segunda vez de forma mucho más leve. Si no hubiera estado atenta y no hubiera revisado el pelo casi a diario nos los vuelve a pegar a todos.

 

Y ahora, decidme la verdad, ¿a qué lleváis rascándoos la cabeza desde que empezásteis a leer el post? Jajajaja, a mí también me pasa, es hablar de piojos y me pica todo. 😉

Probando Productos

Comparativa de pañales: Lidl, Dodot o Carrefour

Cuando el mayor tenía pañal, que no hace tanto de nuestra operación pañal aunque me parezca ya una eternidad ;), me quedé con las de hacer una comparativa de pañales. Sin embargo, por una cosa o por otra se quedó en el tintero.

Hace casi dos años nació mi angelito pequeño y volvimos a los pañales por lo que me gustaría contar mi experiencia tras casi cinco años usando pañales.

Lo primero que quiero decir es que yo no soy de una marca fija de pañales, bueno, de pañales ni de nada, me gusta ir probando cosas nuevas y después comprar lo que a mí verdaderamente me convenza.

He probado casi todas las marcas de pañales del mercado: huggys, chelino, smile (son los del Día), Deliplus… Y al final de todos ellos los que más he comprado son los pañales del Lidl, los del carrefour o los dodots, por lo que me centraré en estos tres.

Los del Lidl los conocí por la famosa comparativa de la OCU, los del carrefour los cogí una vez para probar y me encantó la relación calidad-precio y los dodots… ¿Quién no ha probado los pañales dodots?

 

Comparativa de pañales: Lidl, Dodots o Carrefour

Imagen la comparativa de los pañales Lidl, Carrefour y Dodot
Pañales: Lidl, Carrefour y Dodot

Opinión de los Pañales Lidl (Tourjous)

Formato de los pañales Lidl:

Tienen un formato divertido, con animalitos y una etiqueta trasera de “made with love” que me encanta ;).

Resistencia:

Aguantan perfectamente más de diez horas (soy muy perra y por la noche nunca le cambio el pañal) y aún así no solemos tener escapes. Además, a pesar de estar mojados la parte que está en contacto con el culito del bebé está seca.

Olor:

Estos pañales apenas si dejan escapar el olor a pipí, con la caca ya es otra cosa, jaja.

Precio de los pañales Lidl:

El precio es asequible, pero no suele haber promociones o descuentos. Además, la promoción que nos quieren vender de “cada pañal a 0.15 céntimos” sólo es con la talla 3. A medida que vamos subiendo en talla los pañales cuestan más porque aunque la bolsa sigue costando 7.99 euros cada vez trae menos pañales ;).

De hecho una bolsa de pañales de la talla 4 (he elegido esta talla porque creo que es la que usamos durante un periodo de tiempo más largo) cuesta 7.99euros y trae 35 pañales, por lo tanto cada pañal sale a 0.22 céntimos. No suele haber muchas promociones o descuentos que bajen su precio.

Opinión de los Pañales Dodot.

Formato de los Dodots:

tienen un formato muy parecido al de los pañales del Lidl, pero son más grandes en cuanto a altura. Esto me gusta mucho porque parece que el pañal les queda como más sujeto.

Resistencia:

aguanta 10 horas pero está mucho más hinchado que el pañal del Lidl, pero aunque esté súper hinchado la parte que está en contacto con el culito está seca.Además,si la caca es muy líquida (y con un bebé lactante lo es) hay escapes de vez en cuando. Es lo que menos me gusta de los pañales Dodots, los escapes.

Olor:

Estos pañales dejan escapar el olor a pipí mucho antes que el pañal del Lidl.

Precio de los pañales Dodot:

el precio de los pañales dodot básicos es muy similar a los pañales del Lidl. Una bolsa de 64 pañales de la talla 4 cuesta aproximadamente 15.75 euros (depende más de cada supermercado), con lo cual cada pañal sale a 0.24 céntimos. Aunque a veces en las grandes superficies hay promociones y descuentos en los que la segunda bolsa está al 50% o hay 3×2 con lo cual su precio baja considerablemente.

Pañales del Carrefour Baby

Formato:

Tienen un formato casi igual al de los pañales Dodot, son iguales de grandes y predomina el blanco y verde clarito, como en los pañales del Lidl o los del Carrefour.

Resistencia de los pañales carrefour:

Aguantan perfectamente más de diez horas y resisten sin que de la sensación de que estén muy apurados. Además, a pesar de que el pañal esté mojado la parte que está en contacto con el culito está seca. Con ellos no solemos tener pérdidas, quizás sea porque se ajustan muy bien. De hecho, son los que más me gustan en cuanto al ajuste.

Olor:

No dejan escapar el olor a pipí. Esta característica es, junto con el precio, lo que más me gusta de los pañales Carrefour.

Precio de los pañales Carrefour:

tienen precio muy competitivo. La bolsa de pañales de 50 pañales de la talla 4 cuesta 8.45 euros, es decir, cada pañal sale a 0.16 céntimos. Y además de todo eso Carrefour suele hacer promociones y descuentos de vez en cuando y si compras pañales cuando está la segunda unidad al 70% los puedes conseguir por 0.10 céntimos cada pañal.

Yo cuando veo ofertas de este tipo suelo comprar muuuuchos paquetes de pañales Carrefour Baby, porque ahorro 0.06 céntimos en cada pañal al final de la semana es un dinero. Nosotros gastamos unos 6 o 7 pañales diarios, lo que supone unos 0.40 céntimos cada día que al mes son 12 euros aproximadamente.

En definitiva, a nosotros los pañales que más nos gustan son los pañales del Lidl o los Carrefour Baby. Pero como normalmente encontramos mejores precios con los pañales Carrefour pues solemos usar éstos.

Y vosotros, ¿qué pañales usáis? ¿Os gustan los pañales Carrefour Baby? ¿Os fijáis en el precio a la hora de comprar pañales?

 

16 de febrero de 2018. Edito para contaros un descubrimiento que he hecho en las últimas semanas: las bolsas para guardar pañales sucios.

Hasta ahora, cada vez que quitaba un pañal de caca lo metía en una bolsita de plástico, de las que te dan en cualquier tienda al hacer la compra, pero como cada vez son menos las tiendas que te dan gratis bolsas de plástico me estaba quedando sin bolsas para aislar el olor de caca.

Hace unas semanas descubrí las BOLSAS PARA GUARDAR PAÑALES SUCIOS y que maravilla, oye. Son baratas: 6.90 euros por 400 bolsas, y lo mejor de todo es que están hasta perfumadas 😉

Viajes en familia

Ruta del Cares con Niños Pequeños

En realidad este post no debería de llamarse “Ruta del Cares con niños pequeños”. Debería de llamarse “Ruta del Cares con niños pequeños y con un marido al que le dan miedo las alturas”, porque en realidad no sé qué es peor, si hacer esta ruta con niños o con un adulto que te está diciendo cada dos segundos “apártate de ahí”, “ten cuidado”, “no te acerques ahí”, “coge al niño de la mano”… Y así hasta el infinito. 😉

Pero empecemos por el principio. Desde que a mediados de febrero empecé a programar nuestro viaje a Asturias sabía que la “Ruta del Cares” sería una de las excursiones que no podíamos perdernos, a pesar de que tendríamos que hacer la ruta por el desfiladero del río Cares con un niño de cinco años y otro de veinte meses.

La Ruta del Cares. ¿Dónde está situada?

La Ruta del Cares es una ruta preciosa, que está situada entre Asturias y Castilla-León. Une los pueblos de Caín (en Castilla y León) con Poncebos (en Asturias) y es una de las rutas más espectaculares de Europa.

Mapa de la situación de la Ruta del Cares
¿Dónde está situada la Ruta del Cares?

 

En origen esta ruta se hizo porque era necesaria para revisar el mantenimiento de la  central hidroeléctrica de Carmameña-Poncebos. Discurre por la conocida como “Garganta Divina” del río Cares y es una ruta muy bonita en la que atraviesas pasadizos en la montaña, puentes, ves cascadas…  Además es un paisaje que no deja de sorprenderte. Vas andando y te quedas embobada viendo el paisaje, pero es que en la siguiente curva te vuelve a pasar lo mismo, y en la siguiente…

La Ruta del Cares es, también, una ruta muy asequible. Son solo 12 kilómetros de larga y se puede hacer sin ninguna preparación física porque es una ruta bastante “llanita”. Nosotros no la hicimos entera porque íbamos con dos niños, pero estoy segura que yo, que tengo forma física cero, la hubiese hecho sin problemas.

Plano de la Ruta del Cares
Mapa de la Ruta del Cares

¿Desde dónde se puede hacer la Ruta del Cares?

Cartel de la ruta del cares

La Ruta del Cares se puede hacer de distintas formas:

  • Hay gente que sale de Poncebos, anda los 12 kilómetros, descansa un ratito o repone fuerzas en Caín y vuelve a Poncebos. También se puede hacer al contrario, es decir, salir  de Caín, descansar en Poncebos y volver a Caín, aunque la primera opción es la mayoritaria.
  • Salir de Poncebos, hacer noche en Caín y volver al día siguiente.
  • Hay empresas turísticas que se encargan de llevarte desde un determinado sitio (por ejemplo, desde Cangas de Onís) a Poncebos y después te recogen en Caín, con lo cual solo andas 12 kilómetros.
  • No hacer la ruta entera. Hay gente que no hace la ruta entera, sino que parte la ruta en la mitad o simplemente anda unos kilómetros y se vuelve. Esto fue lo que hicimos nosotros.

 

Ruta del Cares con Niños Pequeños

Desde que empecé a planificar nuestra excursión por la Ruta del Cares supe que era imposible que hiciéramos la ruta entera con los niños. La verdad es que mi angelito pequeño era el que menos me preocupaba porque iría en la mochila, pero hacerla con mi mayor… lo veía imposible, por lo que nos planteamos hacer la ruta sin un objetivo definido, es decir, andaríamos lo que pudiéramos, o lo que aguantara mi angelito. 😉

Desfiladero del Río Cares
No me digáis que el sitio no impresiona, ¿verdad?

Aunque la Ruta del Cares es preciosa, la parte más espectacular de la ruta se encuentra en las cercanías de Caín. Por eso nosotros, que nos quedábamos en Cangas de Onís, nos trasladamos a Caín ya que si no íbamos a hacer la ruta entera queríamos ver, por lo menos, la parte más bonita. 😉

Tardamos una hora y cuarenta y cinco minutos en hacer  70 kilómetros. Parece increíble pero es una carretera super estrecha, una curva continua que atraviesa el Desfiladero del río Sella. A pesar de que es una carretera no apta para personas que se marean en el coche tengo que decir que os la recomiendo. No se hace para nada pesada porque el paisaje es tan fascinante que vas todo el camino con los ojos como platos.

Peluche en la ruta del cares
Nuestro dragón “Bonito”, rosa con brilli brilli nos acompaña a todos los viajes en familia 😉

Recomendaciones para hacer la Ruta del Cares con Niños Pequeños

  • La primera recomendación que me gustaría daros es que se trata de una ruta senderista, por lo que si vuestros hijos son bebés olvidaros del carrito y montad al niño en la mochila. Parece una recomendación obvia, ¿no?, pues os aseguro que vi gente que pretendía hacer la ruta con un carrito. :0
  • Si vais a hacer la ruta con niños menores de cinco o seis años no los soltéis de la mano e intentad que los niños vayan siempre por el interior. Además, cuando os crucéis con alguien en el camino intentad quedaos siempre en la parte cerca de la pared. Esta ruta discurre a gran altura y no hay ninguna barrera protectora que os separe de los precipicios, por lo que cualquier precaución es poca.
Niño haciendo la ruta del cares
Si haces la Ruta del Cares con niños pequeños llévalos siempre de la mano y por el interior
  • Llevad agua y algo de comer.
  • Usad crema protectora, sobre todo en verano, ya que no hay ninguna sombra a lo largo del camino. Una gorra tampoco os va a venir mal. 😉
  • Llevad calzado adecuado para los niños: zapatillas deportivas o de montaña.
  • No hagáis la ruta si está lloviendo. Nosotros la hicimos en julio y no tuvimos ningún problema, pero he leído en internet que los días de lluvia hay zonas que están resbaladizas y entrañan peligro. Imaginaos con niños…
  • Armaos grandes dosis de paciencia, sobre todo si hacéis la Ruta del Cares con niños de cuatro o cinco años, porque se cansan enseguida. Nosotros fuimos todo el camino jugando al veo veo, cantando canciones e inventándonos mil juegos para que el camino se le hiciera a los niños (sobre todo al mayor) lo más entretenido posible.
  • Recordad que se trata de pasar un buen rato todos y que doce kilómetros son muchos para un niño pequeño, así que cuando estén cansados lo mejor es hacer una paradita y volver.

 

¿Os he convencido para hacer la Ruta del Cares con niños pequeños? Yo creo que unos kilómetros se pueden hacer perfectamente con niños y si vais a Asturias no podéis dejar pasar la oportunidad de hacer una ruta que os va a sorprender a cada paso, os aseguro que no os vais a arrepentir. Eso si, los niños siempre de la mano. 😉