Maternidad

Felices 26

Felices 26. Carta para el futuro.

¡Felices 26, mi querido bebé¡

Hoy haces 26 meses, mi rubio de ojos verdes que nos ha robado el corazón a todos con esa carita de ángel y esa sonrisa todo el día puesta. Aunque de ángel solo tienes la cara, porque vaya trasto que estás hecho. Con 26 meses ya haces lo que quieres con tu hermano y si no te gusta algo con soltarle un par de patadas o unos bocados lo arreglas.

¿Siempre son los hermanos menores más traviesos?

Mira que ya me decían que los segundos vienen pisando fuerte, pero jamás me imaginé que tanto. Tienes un carácter que a veces me asusta y me pregunto qué voy a hacer contigo para que sepas dónde están los límites, que o consigues lo que quieres o sacas la mano de paseo… Supongo que poco a poco irás aprendiendo que es mejor conseguir las cosas con el diálogo que a la fuerza.

Lo que si que tengo claro es que contigo no voy a tenerme que preocupar por enseñarte a defenderte o a poner límites, tu eso lo haces solito ;).

Estás tan gracioso ahora… Hablas un montón y bastante claro. O por lo menos a mí me lo parece. Nos cuentas todo lo que haces por las mañanas y como cojas una conversación por banda no la sueltas.

Ayer, por ejemplo, mientras te estaba poniendo el pijama (el peor momento del día, donde me montas unos berriches que ni te imaginas) te inventaste que tenías una pupa en la rodilla que te había hecho Marcos (en realidad el que tiene la pupa es tu hermano y la historia es suya, jaja) y desde entonces no paras de contársela a todo el mundo. Eso si, cuando acabas de contarla dices con mucho genio “Maco, tonto”. ¿Ves? A eso me refería antes cuando te decía que tienes un carácter…

No te gustan nada los besos y los abrazos, en cuanto te achuchamos un poco sales pitando como alma que lleva el diablo, sin embargo, te encanta que te hagamos cosquillas y por la noche vienes corriendo a que te arrecuque en la teti. Pero antes, echas a papá “papá, tu fuera, mamá mía” y a tu hermano. Por eso disfruto tanto de esos momentos, porque son los únicos en los que me dejas que te abrace tanto como quiero y no te molestan mis besos.

Y sin embargo, a pesar de ser tan despegado después no te separas de mí ni un momento y papá te tiene que entretener como puede para que al menos me pueda duchar tranquila, jaja.

La relación que tiene tu hermano contigo es digna del Premio Nobel de la Paz. Es increíble lo que tiene que aguantar: que le quites el juguete con el que precisamente él está tan entretenido, que le destruyas las torres que hace, que le pintes con cuatro garabatos ese dibujo en el que lleva trabajando media tarde… Eres temeroso, jaja.

Pero tu hermano te soporta todo y lo máximo que hace es llamarnos a voz de grito cuando ya no puede más porque le estás pegando o destrozando algo. Ni siquiera te devuelve los guantazos o patadas. Tu hermano me tiene admirada, no sé de donde saca tantísima paciencia. Es más, está todo el día dándote besos y diciéndote “mi cosita”.

Pero no todo lo tienes malo, cariño, sólo que eres un poco revoltoso. A cambio tienes una alegría innata con la que consigues hacernos reír a todos, incluso en los malos momentos. Cualquier cosa te asombra y de cualquier cosa haces una fiesta.

Ahora te ha dado por los villancicos y estás todo el día pidiendo que te pongamos en el móvil o la tablet “dos ventanas”, es decir, campana sobre campana, jaja. Y en cuanto empiezan a sonar las primeras notas te pones a dar palmadas y a mover la cabeza al ritmo de la canción. Es tan gracioso verte…

Tu juguete favorito es la “bisi” y te pasas el día montado en ella, incluso en casa. En eso también has salido a papá, otro enamorado de la bicicleta. En eso, en que te pareces físicamente un montón a él, en que duermes con un pie fuera del nórdico… A veces cuando te miro o veo algunos de tus gestos me pareces una mini-réplica de papá.

Te encanta estar con los abuelos, sobre todo con abuela A y abuelo J. Con la abuela te entiendes a las mil maravillas y estás deseando de irte a su casa para mantener esas conversaciones en medio portugués en las que los dos os contáis la vida, y con el abuelo te tiras las horas jugando al futbolín o al balón. De hecho, si te digo que vamos a ir a casa del abuelo inmediatamente tu me contestas “¿fubolín?”.

Te lo he dicho muchas veces, cariño, pero viniste a alegrar nuestras vidas, a llenarlas de sonrisas y a multiplicar el amor por infinito.

Felices 26, mi vida. Te quiero hasta el cielo (cuando te lo digo y estás enfadado me dices “cielo no, suelo”, fíjate si serás, jaja), hasta el cielo, no lo olvides nunca.

Mamá.

 

Anuncios
Maternidad

Los Terribles Dos Años: ¿la Primera Adolescencia?

La primera vez que oí hablar de los terribles dos años, comparando esta etapa con la primera adolescencia, aún no tenía hijos. Estaba estudiando Educación Infantil, cuando mi profesora de Psicología Infantil nos comentaba que hacia los dos años el niño experimenta unos cambios de carácter tan bruscos que hacen que se definan los dos años como “terribles“, hablando incluso de primera adolescencia. Sigue leyendo “Los Terribles Dos Años: ¿la Primera Adolescencia?”

Diy

Calendario de Adviento con Rollos de Papel

Cada vez queda menos tiempo para que nuestros niños (y no tan niños) empiecen a disfrutar de su calendario de adviento, así que si queréis hacerle un calendario de adviento a vuestros hijos esta Navidad hay que ir poniéndose las pilas.

El año pasado fue la primera vez que hice un calendario de adviento y reconozco que fue una idea estupenda porque así los niños iban restando los días que quedaban para la Navidad y la llegada de Santa Claus o Papá Noel que es lo que a ellos le interesaba, ja ja.

Este año volveré a hacer un calendario de adviento y lo volveré a hacer con el mismo material que año pasado, con rollos de papel higiénico. Pero, por supuesto, no repetiré el mismo modelo, faltaría más, ;).

calendario de adviento con rollos de papel higiénico

Utilizar rollos de papel higiénico para hacer manualidades con los niños o para los niños me parece una gran idea. En primer lugar porque es un material que es gratis y que da mucho juego, y en segundo lugar porque así, de paso, los enseñamos a darle una segunda vida a las cosas que tiramos. A reciclar, un concepto que creo que es importante que conozcan y pongan en práctica desde pequeños. Además, que aprendan que reciclar no es solo tirar los plásticos en el contenedor amarillo y los papeles en el azul, sino que podemos reutilizar muchas de las cosas que en un principio nos parecían inservibles.

Después del rollo ecologista que os he soltado vamos con el calendario de adviento que es lo que nos interesa ;). Si buscáis en Pinterest hay mil ideas para hacer uno (os dejo mi cuenta por si os apetece seguirme 😉 ), desde los más sencillitos hasta otros para los que hay que estudiar un master para ponerlos en pie. El calendario que yo hice el año pasado está sacado de Pinterest y después adaptado a mi gusto y nuestras necesidades. 😉

Calendario de Adviento con rollos de papel higiénico.

Calendario de adviento con rollos de papel higiénico
Calendario de adviento con rollos de papel higiénico

Como véis nuestro calendario de adviento quedó muy vistoso y no es nada complicado de hacer.

Materiales necesarios para hacer un calendario de adviento con rollos de papel.

  • 24 rollos de papel higiénico.
  • Una pistola de silicona.
  • Cintas, botones, o cualquier adorno navideño que tengamos a mano.
  • Una cartulina grande
  • 24 detallitos para rellenar los paquetes.

DIY: calendario de adviento con rollos de papel higiénico.

Lo primero que tenemos que hacer es doblar un extremo de cada uno de los rollos de papel para hacer una especie de recipiente y pegarlo con silicona caliente. Metemos el regalito y cerramos el paquete sellándolo con un poco de silicona. Después solo tenemos que adornarlo y pegarlo en la cartulina.

Calendario de adviento con rollos de papel higiénico

Mi idea en un primer momento era colgar el calendario de adviento de la pared pero después fue imposible porque pesaba mucho y podía romperse, así que se quedó encima de una mesa auxiliar.

Es importante que tengáis un calendario delante cuando metéis los regalitos. Por ejemplo, si yo no dejo a mi hijo comer chuches los días de diario no es muy coherente que le meta golosinas. O si metes una experiencia sería bueno que sepas que día es. Yo no puedo decirle a mi hijo que va a venir su primo a dormir a casa un lunes, porque es imposible.

Además, también sería bueno que anotáseis cada regalo, así no os coge por sorpresa cuando lo abran. En mi caso, el año pasado algunos días me echaba a temblar cuando abrían el paquetito, porque no recordaba qué había dentro y a veces me venía fatal la experiencia, por ejemplo ;).

¿Qué podemos meter en un calendario de adviento?

A veces nos volvemos locas porque no sabemos qué meter en un calendario de adviento para que les haga ilusión a los niños, aunque yo creo que con los calendarios de adviento pasa igual que con las cajitas sorpresa o los huevos kinder, la ilusión está en abrirlas.

De todas formas yo os cuento las cosas que suelo meter yo en nuestro calendario, teniendo en cuenta que mis hijos tienen 5 y 2 años.

      • Globos
      • Chocolatinas
      • Paquetes de cromos
      • Pegatinas
      • Pelotas saltarinas
      • Medallas como éstas
      • Sellos
      • Algún juguete pequeño (coche, zombies, etc)
      • Alguna chuche (chupa-chups, una bolsa de gominolas pequeña…)
      • Sacapuntas divertidos
      • Silbatos (les gusta muchísimo, pero al rato te arrepientes de habérselos dejado 😉 )
      • Lápices de colores

     

Sin embargo, una de las cosas que más les gusta a los niños son las notitas con experiencias o planes divertidos para hacer en Navidad. Y este año, que mi mayor está aprendiendo a leer seguro que le gusta aún más encontrarse con esas notitas que podrá descifrar él mismo. Os cuento algunos de ellos por si os apetece meterlos en vuestro calendario de adviento.

  • Poner el árbol de Navidad. Nosotros lo solemos poner en el Puente de la Constitución, así que ya pensaré cuál es el mejor día para dejarle esa experiencia ;).
  • Ir a ver las luces de Navidad.
  • Invitar a los primos a dormir a casa.
  • Hacer una noche de peli y palomitas.
  • Ir a llevar la carta a los pajes de los Reyes Magos.
  • Hacer tarjetas de felicitación para Navidad.

¿Os ha gustado el calendario de adviento con rollos de papel? ¿Qué otras cosas podemos meter en el calendario de adviento para sorprender a los peques?

 

 

 

Probando Productos

Opinión sobre la silla de paseo Emotion BabyHome

La primera vez que vi la silla de paseo Emotion de BabyHome ya tenía comprada la Chicco Lite Way, de la que os conté mi opinión en este post, así que aunque me encantó la estética de la silla Emotion y había leído que era una de las mejores sillas de paseo porque es una silla muy ligera, pues me quedé con las ganas. Sigue leyendo “Opinión sobre la silla de paseo Emotion BabyHome”

Diy

DIY: Árbol de Navidad con Palillos

Yo ya estoy en modo navideño. Un poco pronto, sí, pero cuando tienes niños en casa el tiempo es un valor relativo y si ellos quieren empezar a adornar la casa de Navidad, pues se adorna. Estoy en modo navideño y también en modo ahorrativo con respecto a los adornos de Navidad, por eso he empezado a hacer manualidades para decorar la casa. Por eso y porque las manualidades de Navidad son las que más me gusta hacer.

Este año, la primera que he hecho es un árbol de Navidad con palillos, una manualidad muy fácil, que se hace en una hora (aunque yo he tardado dos tardes, las que sois madres me entendéis, ¿verdad?) y que queda muy resultona. Y como me ha gustado como ha quedado he querido compartirla con vosotras y hacer un tutorial, aunque de fácil que es, no es ni necesario 😉

DIY: Árbol de Navidad con palillos

Materiales necesarios

  • Palillos extra largos (los podéis comprar en cualquier bazar)
  • Base de corcho blanco
  • Tela de saco (con 30x30cm os sobra)
  • Alguna guirnalda con perlitas o cinta que os guste (1 metro aproximadamente)
  • Aguja e hilo
  • Un poco de guata
  • Pistola de silicona.

Materiales para hacer un árbol de navidad con palillos

Tutorial: Árbol de Navidad con Palillos paso a paso

1. Lo primero que tenemos que hacer es forrar la base de corcho de tela de saco. En realidad podríamos forrarla de cualquier tela que nos guste, pero la de saco es la mejor porque al tener ya “agujeritos” es mucho más fácil pinchar los palillos o corregir alguno en caso de que nos equivoquemos. Si nos equivocamos al hacer un cálculo con otra tela después quedará marcada y ésta no.

Base de árbol de navidad forrada

2. Una vez que hemos forrado la base colocamos los palillos dándole forma de árbol. Tenéis que pinchar los palillos bien, para que no se muevan después. Y después juntarlos y ponerle un buen pegote de silicona. Esta es la parte más difícil de todo. Hay que hacerla sin prisas. Yo al final lo que hice fue que junté la mitad de los palillos, los pegué con silicona y fui añadiendo el resto poco a poco.

DIY árbol de navidad con palillos
No os preocupéis por la silicona sobrante, después se puede quitar 😉

3. Cogemos la guirnalda y la empezamos a pegar por la base dándole vueltas al árbol de Navidad. Para asegurar que la cinta o guirnalda no se mueva es mejor poner una gotita de silicona de vez en cuando.

DIY: árbol de navidad con palillos
Árbol de Navidad con palillos

4. Una vez hemos terminado de enrollar la guirnalda en el árbol recortamos de la tela de saco que nos ha sobrado un par de estrellas. Y las cosemos poniéndole en el medio un poco de guata para que quede más gordita. Yo la he cosido con hilo rojo para que hiciera juego con la guirnalda.

Estrella de navidad con tela de saco
Estrella con tela de saco

5. Por último, solo tenemos que pegar con silicona la estrella a nuestro árbol de navidad de palillos. 

DIY: árbol de navidad con palillos
DIY: Árbol de Navidad con Palillos

Como véis es una manualidad muy fácil, pero que queda muy bonita. Y eso que la fotografía no es lo mío y no le hago justicia ;).

La Navidad está a la vuelta de la esquina y no es necesario gastar mucho dinero en adornos navideños. Además, los adornos navideños hechos a mano además de salir mucho más baratos tienen el encanto de las cosas hechas con cariño, ¿verdad?

¿Os animáis a hacer este árbol de navidad con palillos?

Maternidad

Cumpleaños Temático: Granja de Animales

Hace unas semanas que celebramos el segundo cumpleaños del pequeñajo de la casa ¡Dos años ya, cómo crecen de rápido…¡ Y eso que tengo que reconocer que algunos días se me hacen eternos. ;). Ya sabéis que me encanta hacer manualidades y que me he apuntado a la moda de los cumpleaños temáticos. Dan mucho trabajo, si es verdad, pero quedan taaaan bonitos…

A mi angelito pequeño le encantan los animales y los tractores, entonces la temática del cumpleaños era fácil de elegir: una granja con animalitos. En Pinterest  hay muchísimas ideas para este tipo de cumpleaños y solo es cuestión de buscar un poquito y adaptarlas a ti. Os cuento un poco cómo decoré la fiesta de cumpleaños, por si os animáis a hacerla.

Cumpleaños temático: Granja de Animales.

Sigue leyendo “Cumpleaños Temático: Granja de Animales”

Probando Productos

Cerazette, la píldora anticonceptiva compatible con la lactancia.

Después del nacimiento de mi segundo hijo, y viendo la facilidad con la que me quedaba embarazada, decidí buscar cuanto antes métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia. Por eso, una vez que terminó la famosa cuarentena acudí a un centro de Planificación Familiar para que me informasen de todas las opciones que tenía y de cuál de ellas era la que mejor podía venirme a mí.

Había buscado ya un poco de información por internet y sabía que existían distintos métodos anticonceptivos que eran compatibles con la lactancia, pero quería que me los explicasen de primera mano y saber posibles efectos adversos y esas cosillas.

A día de hoy llevo dos años tomando la píldora anticonceptiva Cerazette, por eso me gustaría contaros mi experiencia y las ventajas e inconvenientes que le veo yo a este método anticonceptivo.

Sigue leyendo “Cerazette, la píldora anticonceptiva compatible con la lactancia.”