Maternidad

Nuestra Vuelta al Cole

El día 13 de septiembre (martes y trece, para más inri) Álvaro volvió al cole. Él estaba deseando de volver sobre todo desde que a principios de septiembre su padre se incorporó al trabajo. Incluso durante esas dos semanas de septiembre hasta que se produjo la vuelta al cole preguntó varias veces que cuántos días quedaban. Yo creo que estaba deseando de ver a los amiguitos con los que no ha coincidido a lo largo del verano en la piscina o en el parque y que tenía ganas de volver a la rutina.

Y yo, por una parte me daba pena de que se acabaran las vacaciones, pero por otra estaba deseando de que también se fuera tooooda la mañana al cole porque ya se estaba poniendo aperreao y buscaba peleas por cualquier cosa.

¿Cómo preparamos la vuelta al cole?

Pues os mentiría si os dijera que desde hacía un par de semanas habíamos adelantado las horas de irnos a la cama (que nos solemos acostar durante el verano sobre las dos de la madrugada), o de levantarnos (la mayoría de los días a las once, jaja). No hemos hecho ningún cambio: ni de horarios, ni de rutinas ni de nada… Soy la peor madre del mundo en ese sentido, lo sé. Pero también os digo que realmente no nos han hecho falta los cambios.

Ese día nos levantamos por la mañana a las 8, que para nosotros era un madrugón, pero sorprendentemente era de día y todo, jaja. Nos vestimos y desayunamos a toda prisa, nos fuimos para el cole y llegamos los últimos. Empezamos bien, debió pensar su maestra, el primer día y ya vienen tarde, sobre todo cuando Álvaro se puso a lloriquear en la puerta. Pero no lloriqueaba por mí, no. El señorito no se puso tristón porque que se vaya su madre y su hermano le daba igual, pero es que su madre llevaba su pelota en la mano y eso si que no estaba dispuesto a tolerarlo. Un primer día y sin poder jugar al fútbol en el patio… Ni pensarlo.

vuelta-cole
Si no se lleva su balón al cole no va tranquilo. El año pasado perdimos unos cuantos y este año ya ha perdido uno. Juegan en el patio y los dejan en los árboles. En mi casa es mítica la frase “no ganamos para balones”, jajaj

Yo lo eché de menos toda la mañana (bueno, quizás esté exagerando un poco, jajaja) y cuando fui a buscarlo a las dos estaba feliz y contento porque había jugado con sus amiguitos, tenía una nueva mascota que era la foca patosa, habían hecho asamblea sin cojín y le había contado a todos que había estado en la playa, en Madrid, en Santander, en Portugal, en … Seguro que la maestra tuvo que cortarlo porque le diría tal retahila de sitios que tendría a los otros aburridos, jaja.

Y así ha sido nuestra vuelta al cole, una vuelta que no me ha parecido ni un nuevo principio, sino que es como si nunca hubiera terminado un curso. La misma ilusión, las mismas ganas de ir, de jugar con sus amigos, de colear, y de contarme a la salida toooodo lo que ha hecho en el cole. La única diferencia con el curso pasado es que ha pasado un año y, claro está, eso se nota. Ahora es un niño mucho más maduro aunque sigue siendo el mismo trasto de siempre, jaja.

En definitiva, ha sido una vuelta al cole perfecta. Quizás también porque tenemos los maestros perfectos y él se siente querido y arropado y eso hace y mucho 😉

¿Qué tal ha sido la vuelta al cole de vuestros hijos? ¿Teníais ganas de volver a la rutina?

 

 

Anuncios

9 comentarios en “Nuestra Vuelta al Cole”

  1. Leo ha ido feliz y ya está preguntando por las extra escolares! Es una tranquilidad que vaya así de contento.
    Sobre las vacaciones aquí también les preguntaron y sabes lo que contestó mi hijo? “Que un día fue con la abuela, con Gonzalo y con mi mamá a buscar moras” a tomar por saco!!

    Me gusta

  2. Muy bien por Álvaro!!!
    Yo soy de las que piensa que las vacaciones son muy largas… Y más cuando se lo pasan bien en el cole y están con sus amigos! Ahí se hacen eternas hasta volver a verse!
    El mío muy contento de ir! Y eso que era su primer año de cole de “niño”. Pero va con sus amigos de la guarde, así que es lo mismo casi pero en edificio distinto.

    Me gusta

  3. Jo pues yo no quería que empezara otra vez…y sí, para nosotros también está siendo como una continuación, como si nunca hubiera acabado el curso…seguimos con la tristeza, el “me aburro en el cole”, el no querer hacer fila…ainssssssssssss con lo feliz que éramos juntos!!!

    Me gusta

  4. Este ha sido el primer año de mi bichilla, y el inicio fue tan malo que espero que para el próximo curso le pase como a tu peque y ella note que hay una continuidad en lo que ha estado haciendo, y no lo vuelva a ver como una ruptura monumental en su vida. Lo único bueno es que, durante el verano, ella sola empezó a dormirse más temprano ¡y del tirón! Y de momento mantiene este hábito sin que nosotros hayamos tenido que intervenir haciendo algo especial.

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s