Maternidad

Feliz Décimo Cumplemes

Querido Hijo:

Me parece mentira estar de nuevo aquí escribiéndote… que estemos de nuevo a primeros de mes y que esta vez ya cumplas diez… No queda nada para que hagas un añito… No entiendo qué hacéis tu hermano y tú con el tiempo, pero lográis que desaparezca…

Mientras te escribo esto estás dormido a mi lado en el sofá. Eres tan bonito, cariño… Tienes la misma cara que un angelito, tan plácida…

Te voy a contar un poquito de ti para que dentro de un tiempo cuando lea esto recuerde cómo eras de bebé.

Cambios en un bebé de diez meses

Lo primero que tengo que decir es que el paso de los nueve a los diez meses ha tenido grandes cambios para ti.

¿Te acuerdas que el mes pasado te dije que ya casi gateabas? Pues ya lo conseguiste. Gateas perfectamente y con qué velocidad… Te pierdo de vista dos segundos y te tengo que andar buscando por toda la casa. Sin embargo, a veces, te cansas de gatear y vuelves a reptar como hacías antes. Me encanta cogerte cuando estás reptando y abrazarte fuerte porque estamos a 40 grados la mayoría de los días y de estar por el suelo tienes la barriga súper fresquita ;).

Además ya te han salido dos dientecillos de abajo. Fue el pasado 31 de julio (ya está la loca de las fechas dándote datos, jajaja) y aparecieron los dos a la vez. Pero también tienes los de arriba a puntito de salir, se ven perfectamente a través de las encías. Supongo que será molesto porque te pasas el día con la mano en la boca aunque no te quejas por nada.

El otro gran avance que has hecho es que ya consigues ponerte de pie solito. Hace una semana estábamos en la piscina y veo que te has puesto de pie en el carrito y desde entonces no has parado. Tu sitio favorito para ponerte de pie es el sofá. Te agarras a las mantas y consigues levantarte en un periquete y cuando lo haces nos pones una cara de satisfacción que es para verla, jaja.

Imagen de niño de pie por primera vez

 

Te encanta el agua. Nos pasamos el día en la piscina y a ti te encanta chapotear. Vas andando con el flotador de un sitio a otro y no hay quien te saque. Así se te está poniendo el pelo clarito mientras que la piel cada vez la tienes más morena. Mira que te embadurno en crema pero se te pega el sol que da gusto…

Imagen de bebé en piscina

Estás mucho más moreno que yo, aunque para eso no hace falta mucho que ya sabes que tu madre es blanquita, y casi tanto como tu hermano. De hecho, cuando te separamos los pliegues de la carne se ven más blanquitos, jajaj. Porque si, tienes pliegues. Estás muy gordito y te salen morcillitas en las piernas, en los brazos, en el cuello, en la espalda… A veces siempre me dan ganas de pegarte bocaditos o te los doy jugando y te partes de la risa.

Eso es otra de las cosas que más me gusta de ti, que estás siempre sonriendo. No hay momento en el que no tengas una sonrisa en la cara y como juguemos contigo ya te empiezas a reír a carcajadas. A tu hermano le encanta jugar a hacerte reír.

También le encanta darte besos y abrazos. Pero besos de los apretaos y abrazos que algún día te salta un ojo de la fuerza con la que lo hace. La mayoría de las veces empiezas a protestar y cuando yo le digo que no te abrace tan fuerte que te agobia me contesta “ay, mamá, es que lo quiero tanto tanto…” A mí se me cae la baba de veros así, aunque también es verdad que hay veces que no te quiere ni ver por delante, sobre todo cuando está jugando a los bloques y tu le caes todhttps://wordpress.com/post/madreagua.comas las torres que construye, jaja.

Hablas mucho. O balbuceas mucho, mejor dicho. Dices mamá, papá, agua, babababa, juuu, ea, ea… Vocablos sin sentido que a veces se escuchan en todo el pueblo porque te encanta gritarlos. A tu hermano muchas veces le dices “papapapa” igual que le podrías decir cualquier otra cosa, pero el siempre te dice “que yo no soy tu padre”, jajaja.

Comes súper bien. Pruebas cosas nuevas sin ninguna dificultad aunque no todo te gusta y algunas veces pones cara de asco, jajaja. Tu alimento preferido sigue siendo la teti y a veces, cuando mamas, te levantas, me das golpes y te enfadas porque no sale la leche tan rápido como tu la requieres, jaja.

Has venido a completar nuestra felicidad y a llenar nuestra casa de sonrisas infinitas. Gracias, cariño, por tanto.

Te quiero hasta el cielo, mamá.

Anuncios

1 comentario en “Feliz Décimo Cumplemes”

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s