Cómo Saber que Hace tu Hijo en la Escuela

A todos los que tenemos hijos en la guardería o en la escuela nos preocupa mucho qué hacen allí, si están bien, si se relacionan con sus compañeros, si juegan con ellos, quiénes son sus amiguitos, si hay algún niño que los incomoda… No me digáis que no os lo habéis preguntado nunca porque yo lo hago constantemente. Muchas veces digo eso de “pagaría por verlo por un agujerito” porque aunque sé que está bien y que es feliz en la escuela me encantaría poder tener acceso a ese terreno de la vida de nuestros hijos que nos está vedado.

Imagen de niños en la escuela

Cómo saber qué hace tu hijo en la escuela

Además, hay niños que son loritos y cuentan todo lo que hacen en el colegio, pero otros… A otros no hay quien le saque qué han hecho en todo el día y aunque les pregunten no salen del “no sé”, “no me acuerdo”, o simplemente se hacen los sordos.

Nosotros, en este sentido, hemos tenido mucha suerte con nuestro angelito mayor porque la mayoría de los días nos viene con todos los cuentos: que si han hecho una ficha y le han puesto una carita sonriente, que ha jugado en el patio con fulanito, que la señorita les ha puesto la canción de Frozen, que le ha dicho a la señorita Flori que se ha pelado, jaja. Si, porque los cuentos vienen para acá pero también van para allá, que aún recuerdo cuando me dijo su maestra que si nos habíamos mudado de casa cuando sólo nos habíamos mudado a la planta de arriba. Álvaro cuenta incluso las cosas que no hace bien. Por ejemplo, la semana pasada me dijo un día que la señorita le había reñido.

Sin embargo, la mayoría de los niños no cuentan mucho en casa de lo que hacen en la escuela y los padres se desesperan porque no saben qué hacen una vez que pasan la puerta de entrada. Por ello me atrevo a daros una serie de puntos que podéis seguir para averiguar qué hacen en la escuela. Si los seguís poco a poco vuestro hijo os irá contando qué hace en el colegio, con quién juega, con quien se siente a gusto…

Cómo Saber Qué Hace tu Hijo en la Escuela

Empezar por cosas divertidas y que sepamos a ciencia cierta. ¿Y qué hay más divertido que la hora del patio? Pues yo le pregunto si ha jugado al balón (que se lleva de casa), con quién ha jugado, quién ha metido un gol, …

Si las preguntas directas no te dan resultado dile cosas a sabiendas de que son mentiras para que él te conteste con la verdad. Por ejemplo, yo le digo “Álvaro, ¿a qué hoy ha ido la teacher?“, a sabiendas de que no le ha tocado inglés, porque así me dice “no, mamá, hoy no ha tocado, hoy ha ido Conchi”.

Preguntarles por sus compañeros. Dos preguntas que le hago a diario son ¿quién ha faltado hoy? y ¿quién ha sido el encargado? Son dos preguntas que en principio no me aportan nada, pero sé si ha estado atento a si ha faltado algún niño, y también sé el grado de relación que tiene con ese niño. Si falta alguno de sus amiguitos siempre me lo dice con un deje de tristeza.

Para saber con qué niño está más a gusto y si tiene algún problema con alguno también recurro a preguntas fáciles como: ¿con qué niño has jugado? Normalmente suelen jugar con aquellos con los que tienen más afinidad o ¿con que niño no te gusta jugar? Para saber con aquellos niños que tiene menos relación. Y cuando me dice que no le gusta jugar con fulanito y fulanito siempre le pregunto por qué. No os esperéis grandes razonamientos cuando os digan porque no quiere jugar con fulanito. Por ejemplo, las razones que me da Álvaro son “porque le da muy fuerte al balón“, “porque yo no quiero jugar con arena” o “porque a mí me gusta jugar con Diego“. Y estas razones son tan válidas como otras cualquiera. Cada uno es libre de elegir a sus amigos, ¿no?

Sin embargo, a veces detrás de esa falta de afinidad se esconden otras razones y hay niños que huyen de otros porque les pegan o les someten a cualquier tipo de abuso. Por eso es muy importante que le hagamos este tipo de preguntas y que intentemos averiguar qué hay detrás de ese “yo no quiero jugar con fulanito”.

Preguntarles también por las tareas que hace. Si no me lo sabe decir a la primera vuelvo a recurrir a decir mentira para sacar verdad y le digo ¿has hecho un dibujo con el número 1? y de momento me corrige para explicarme que no era del número 1 sino de un laberinto en el que un gato buscaba a un ratón 😉

Para saber con qué niños se sienta en la mesa le hago un dibujo y le digo vamos a jugar a las adivinanzas. Tengo que adivinar qué niños se sientan en tu mesa. Por supuesto no acierto ni uno, pero averiguo lo que quiero ;). ¿Y para qué quiero saber con quién se sienta? Pues para saber si está a gusto, si tiene afinidad con esos niños, si hay alguno que lo incomoda…

Imagen de un dibujo para averiguar qué hace tu hijo en la escuela

Cómo saber qué hacen tus hijos en la escuela

 

No reñirles por cosas que han pasado dentro de la escuela. Por ejemplo, antes os dije que Álvaro me contó que le habían llamado la atención por una cosa. Pues yo le pregunté por qué había sido y no le di más importancia. Ya le habían reñido una vez. Si en vez de seguir con la conversación como si nada le hubiera reñido la siguiente vez que le pase algo así en la escuela no me lo contará porque sabrá que se ganará dos regañinas en vez de una. Además, si viene tu pareja y te cuenta que el jefe le ha regañado por tal cosa tú lo que haces es decirle que no se preocupe e intentas que no se agobie por ello, ¿no? Entonces si cuando te lo cuente tu hijo intenta hacer lo mismo 😉

 

De esta forma podéis averiguar muchas cosas que hacen en la escuela, y creedme, que poco a poco, a medida que le vais preguntando ellos se acostumbran a ir contando qué hacen y cómo se lo pasan, quiénes son sus amiguitos…

Aún así si vuestros hijos son de los que no sueltan prenda no los presionéis ¿o vosotros tenéis todos los días ganas de hablar del trabajo cuando llegáis a casa?

Anuncios

30 pensamientos en “Cómo Saber que Hace tu Hijo en la Escuela

  1. mamapuede

    Esto es exactamente lo que yo hago cuándo no lo hacen ellos directamente.
    Casi siempre Leo viene contando algo y sino yo le voy preguntando con Gonzalo siempre le pregunto porque él no me cuenta nada, eso si si le preguntó ya me va contestando aunque creo que le atosigo demasiado que alguna vez me ha mentido jaja

    Me gusta

    Responder
  2. Óscar

    Muchas gracias por las técnicas. Las de las mentiras no se me habían ocurrido, soy demasiado inocente… En mío es de los de no me acuerdo. A ver si tus trucos funcionan. Besitos

    Me gusta

    Responder
  3. BlogSerMadres

    Un post muy completo. Estoy pez pez en cualquier cosa que tenga que ver con niños más mayores (escuela, etc). Cada etapa tiene lo suyo, yo era de las que no soltaba nada de nada a mi madre y la pobre también inventaba mil técnicas para sacarme información. Me guardaré tu post para el día de mañana, seguro que lo necesitaré. Un abrazo!

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Jajajajaj, entonces tu eras de las de no sé, no me acuerdo, no?
      Seguro que cuando llegue el momento logras que te cuente todo y si no ya te inventarás mil formas para lograrlo 😉

      Me gusta

      Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      A Álvaro le pasa igual, que lo va diciendo poco a poco, como el que no cree la cosa. Y si no pues le pregunto y si me va contando con quien juega, de qué ha hecho la ficha…

      Me gusta

      Responder
  4. No sin mis patucos

    Los mío siempre me cuentan cosas, aunque hay veces que no les apetece y me dicen que soy una pesada, jejejeje. Pero normalmente me cuentan lo bueno y lo malo, sobre todo Diego que es muy bueno, pero juega a lo bruto en el patio y a veces se hace daño con algún amigo y los “castigan” a estar un poco sentados sin hacer el bestia.
    Un besote.

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Jajaajajajaja, es que eso de jugar a las peleas les gusta a todos los niños. Yo no se que me verán a darse empujones!
      Álvaro también cuenta lo bueno y lo malo… Por ahora 😉

      Me gusta

      Responder
  5. diasde48horas

    Pues Redondo es de los que se lo callan todo. Alguna vez he hecho lo de preguntarle algo a sabiendas de que no es así (con la clase de psicomotricidad, por ejemplo) y sólo funciona a veces. Este niño parece un espía ruso, creo que no hablaría ni bajo tortura! jejejeje

    Me gusta

    Responder
  6. octopusmommy

    Gracias por el post… yo aún no tengo niños grandes, el mío apenas va a llegar a los dos añitos, pero si noto que conoce a sus amiguitos porque me dice sus nombres en casa. Por otro lado tus tips me servirán para cuando llegue a esa etapa. Gracias por compartirlo 🙂

    Me gusta

    Responder
  7. Mamá Pata

    La patita lo raja todo, pero el intercambio de información es bidireccional, así que su andereño está enterada de todo lo que pasa en casa! Jeje! Yo también soy de preguntarle mucho por los compañeros con los que juega, y siempre habla de los mismos, jeje!

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Jajajajaj, eso mismo me pasa a mí, que sé que todo lo que viene para casa hace el mismo camino de vuelta al cole, jajaj. Nosotros en casa muchas veces hablamos hasta en clave para que no se entere y lo cuente 😉

      Le gusta a 1 persona

      Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      El mío también lo hace así, a lo largo del día. Hay veces que lo cuenta justo al salir y otras que lo hace cuando está jugando o cuando se acuerda.
      Ya verás como tu hija también lo suelta todo, sobre todo si ve hacerlo a su hermano.

      Me gusta

      Responder
  8. Eli - ¡Mamá Puedo Hacerlo!

    Muy buenos consejos, a ver si los pongo en practica a partir de septiembre :), por cierto también en alguna ocasión leí que una manera de saber es hacer preguntas relacionadas con emociones, me explico :¿Hoy te sentiste triste? ¿Cual fue el momento más feliz del día? y cosas así 🙂

    besitos

    Me gusta

    Responder
  9. Anónimo

    Me ha encantado el blog! y esta entrada es muy útil! Mis hijas son de las que no sueltan prenda y tengo que ingeniármelas para que me cuenten algo! Ahora ya sé más trucos. Gracias!!

    Me gusta

    Responder
  10. Planeando ser padres

    Aún no tenemos plaza confirmada, pero en el colegio que nos gusta para mi bichilla sí permiten ir a mirar por ese agujerito o a estar de cuerpo presente e intervenir en las clases. También te dejan presentarte de improviso a comer en el comedor para asegurarte de que te convence la comida que les dan. O al menos, eso es lo que nos dijeron en las jornadas de puertas abiertas, y tanta transparencia nos gustó mucho.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Pues no sabes la suerte que es eso. Nosotros no tenemos ese agujerito aunque yo reconozco que tengo suerte porque Álvaro me lo cuenta casi todo y además su maestra es mi amiga y lo que no me cuenta se lo saco a ella. Pero para los padres cuyos niños son muditos en ese sentido debe ser frustrante.
      Ayyy, que ya no le queda nada a la Bichilla para ir al cole¡¡¡

      Me gusta

      Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s