Maternidad

El Chupete ¿Es necesario?

El chupete no es necesario. De hecho, mis dos hijos no han usado chupete. No lo han hecho porque su madre tuviera una idea preconcebida acerca del chupete sino porque ellos no lo han querido.

Después, he escuchado muchas veces que los niños que toman pecho a demanda no quieren chupete, que no necesitan calmar su necesidad de succión con una tetina artificial porque ya tienen a su madre ;).

Imagen de chupetes rosas
El chupete ¿es necesario?

 

A mi angelito mayor le intenté poner el chupete a los cuatro días de vida. Estaba todo el día llorando y aunque sabía que durante los primeros días no es bueno darle el chupete porque puede interferir en la lactancia, mi inexperiencia como mamá primeriza me hizo pensar que quizás si tenía algo para chupar dejaría de llorar y de camino de pedir teta.

No recuerdo que pensaría en aquellos momentos de puerperio pero debía ser algo parecido a “a ver si con el chupete se calma y se olvida un poco de mí”. Pensamientos estúpidos que denotaban que aún no conocía lo listísimo (y reguapo, soy su madre, lo siento, jiji) que me había salido el niño, porque ¿cómo iba a querer él un trozo de plástico del que no sacaba nada teniendo la tetita de su madre tan calentita y tan rica? Si es que el plástico es lo que tiene… Que con él nada es igual ;).

Yo seguí intentando ponerle el chupete durante una temporada más pero él seguía diciendo que pa’ mí a no ser que se lo mojara un poquito en agua con azúcar, en miel o en leche condesada. No me crucifiquéis. Recordad que era madre primeriza y, sobre todo, madre desinformada.

Al cabo de un tiempo me aburrí de seguir intentándolo y asumí que mi niño no quería chupete, quería teta, y la colección de chupetes que teníamos (compré muchos por aquellos de a ver si lo quería con la tetina más grande, más chica, de silicona…) pasó a ser un adorno más del árbol de navidad.

Con mi segundo angelito ya no era madre primeriza y si una mamá muy informada, así que decidí durante el embarazo que no le daría chupete. Peeeeero, después nace el niño, tu estás cansada, tienes otro hijo mayor que te reclama más que antes, el pequeño quiere estar todo el día enganchado a la teti… En fin, que donde dije digo digo Diego y cuando pasaron unas semanas saqué uno de los chupetes que nos habían regalado y se lo intenté endosar.

Álvaro estaba deseando ponérselo. A él le parecía que un bebé no es suficientemente bebé si no tiene chupete y se llevó una desilusión enorme cuando cada vez que se lo entraba en la boca su hermanito se lo escupía para atrás. Le expliqué que él, cuando era un bebé, tampoco quería el chupete y aunque insistimos unos cuantos días más (esta vez sin azúcar ni miel, jaja) mi angelito pequeño también ha tenido claro que el chupete no le gustaba.

Hasta aquí la historia de dos hermanos que no han querido usar chupete y que han tenido a su santa madre todo el día y buena parte de la noche con la teta fuera.

Y ahora vamos a la segunda parte

El chupete ¿es necesario?

Reflejos de los recién nacidos: el reflejo de succión.

Este reflejo se puede apreciar incluso desde antes de nacer en las ecografías. Por ejemplo, yo tengo una foto de una ecografía en la que Álvaro se estaba chupando el dedo.  Se intensifica al tercer mes y desaparece en torno a los seis o siete meses. Álvaro estaba todo el día moviendo los labios haciendo este reflejo, en cambio el pequeñajo apenas lo hace.

El reflejo de succión tiene dos variantes: la alimenticia y la no alimenticia. Durante la succión alimenticia el bebé se alimenta y con la succión no alimenticia el bebé “ensaya” para la otra, además también va tragando pequeñas cantidades de leche muy rica en grasa.

Es durante la succión no alimenticia cuando a los niños se les da el chupete para evitar que estén todo el día colgados de la teta. ¿No os han dicho nunca eso de “este niño te está usando de chupete“? Pues eso. Pero en realidad nuestro angelito no usa nuestra teta de chupete, sino que utiliza el chupete como si fuera la teti ;).

Aspectos negativos en el uso del chupete.

A pesar de todo ello y de que los pediatras encuentran algunos aspectos negativos en el uso del chupete como:

  • No es recomendable darle el chupete a un bebé antes del mes de vida porque puede interferir en la lactancia.
  • Los niños no deben usar el chupete más allá del año (o de los dos, en este punto los pediatras no se ponen de acuerdo) para que no se les deforme la mandíbula.
  • Se le asocia al uso del chupete las famosas caries del biberón, ya que al comer el chupete entra en contacto con restos de comida o bebidas con azúcar y hay más probabilidad de que el niño desarrolle caries.

Cosas buenas del chupete.

El chupete también tiene sus cosas buenas:

  • El chupete tiene un efecto tranquilizador. A esto es a lo que me refería antes cuando os decía que mis niños, al no querer chupete me hacían estar todo el santo día con la teta fuera.
  • El chupete ayuda a prevenir la muerte súbita. La muerte súbita se produce debido a un fallo en el sistema cardiaco, sin embargo, científicos australianos han descubierto que el acto de succionar ayuda a mejorar el ritmo cardiaco y la presión sanguínea en los recién nacidos.
  • El chupete ayuda en el reflejo de succión en los niños prematuros. Los niños prematuros aún no tienen bien desarrollado este reflejo, por lo que el chupete puede ayudar a su desarrollo.
  • El chupete se puede perder mientras que el pulgar o la mano no se lo vamos a cortar, ¿no? Muchos niños no quieren chupete pero se chupan el pulgar o incluso la mano entera. Mi angelito pequeño es capaz de meterse todo el puño y mi hermana estuvo chupándose el pulgar hasta que era grandecina. Conozco incluso a gente que tiene el pulgar deformado de chupárselo.

 

¿Y qué pienso yo del chupete? Pues reconozco que me hubiera gustado que mis hijos lo hubieran querido. Sé que el chupete no es necesario y que en realidad es el sustituto de la teta, pero hay veces que lo echo de menos por aquello de no tener que estar todo el día con la teti fuera. Además, a mí me pasa como a Álvaro y un bebé con chupete me parece más bebe ;).

¿Vuestros hijos han usado chupete? ¿Pensáis qué es necesario?

Anuncios

39 comentarios en “El Chupete ¿Es necesario?”

  1. Jajajaj, pues los míos uno sí y uno no. Ella vivía pegada al chupete y el chico se chupaba el dedo, jejeje, y eso sí que es una costumbre difícil de dejar, además que hay que estar muy pendiente porque los niños siempre tienen las manitas sucias y eso va a la boca, ufffff. Reconozco que con chupete están muy monos, eso sí, pero yo creo que ni bueno ni malo, lo que a ellos les guste.
    Besos.

    Me gusta

    1. Jajajaj, tu has tenido uno de cada, di que si.
      Tienes razón, lo del dedo al final es muy dificil de dejar porque un chupete se puede perder pero un dedo…
      Los míos al final nada y eso que el pequeño se mete el puñito entero en la boca 😉

      Me gusta

  2. A mí con el m primero me salvó la vida cuando él mismo se destetó. Por las noches sobre todo. La pequeña nunca lo quiso y estuvimos más machacados que con el niño, pero bueno. De momento sobrevivimos, je je je. Los dos son igual de normales, vaya. Besitos

    Me gusta

  3. Pues por aquí otra más que donde dije digo digo Diego. Redondo si quiso chupete pero a TRex no tenía pensado dárselo, pero exactamente por los mismos motivos que tú me dices, al tercer día en casa ya se lo puse. No es que le encante, pero para calmarle de vez en cuando si nos ha venido bien

    Me gusta

  4. Pues por aquí pasa igual, ninguno de los dos lo ha querido. También dije que a Ragnar no se lo iba a ofrecer, pero se lo ofrecí y lo escupió bien lejos, he probado alguna vez más con el mismo resultado. Ahora esos chupetes los usa SB para sus muñecos… También me hubiera gustado que los usase aunque solo fuera un poco, pero ellos deciden y se ve que la teta está mucho más buena 😀

    Me gusta

  5. Y qué es necesario??? jajaj, casi nada!!! El carrito no es necesario, el cambiador tampoco..y así un montón de cosas!!! pero que no sea necesario no significa que no sean buenos inventos porque nos ayudan y nos facilitan la vida en muchas ocaciones… Es lo que dices tú, no todo el mundo puede o quiere estar con la teta todo el día al aire, así que si el bebé se tranquiliza con el chupete, bendito sea!!!!! Mis hijos nunca lo quisiseron los primeros meses, sí que lo usé para tranquilizarlos en algún momento pero enseguida lo soltaban…Sin embargo, a partir de los 6-8 meses empezaron a usarlo más, supongo que por el tema de los dientes, que les aliviaba! Pero puedo decir que los tres lo han usado muy poco, que lo han dejado solos porque en el fondo solo lo utilizaron para quedarse dormidos… A gabriel, ahora mismo, le cambio el bibe de la noche (cuando lo termina) por el chupete y ni entera, así que en 5 minutos está roque, jajaja. Como todo, hay que usarlo en su justa medida pero es cierto que si a un niño le gusta y le relaja, pues estupendo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Claro, si es lo que pensaba yo, dárselo para ratitos cortos, para dormirlos, para calmarlos pero los míos han dicho que el chupete para mí, que ellos preferían teti, así que así estamos 😉 Con la de chupetes monísimos que tenemos en casa y se van a quedar sin usar 😦

      Le gusta a 1 persona

  6. Cuando estaba embarazada me regalaron chupetes a docenas, de todos colores, con el nombre de la niña grabado, de látex, de silicona… Casi puedo montar una tienda de chupetes, pues ella sólo quiere de una marca y con la tetina de una forma y de látex; es muy exquisita. La verdad es que no le va mucho el chupete, ahora con 7 meses parece que le va cogiendo más el gustillo pero juega más que succiona jeje. El primer mes no se lo puse por no interferir a la lactancia, después ya ella misma decía que eso de plástico me lo pusiera yo. Muy buenas recomendaciones. Un saludo 😉

    Me gusta

  7. Ninguna de mis hijas ha querido chupete nunca y mira que se lo he ofrecido a ambas, fundamentalmente para poder guardarme la teta en algún momento… Es más, la Pequeña se chupa el dedo casi desde el paritorio y ahí si que veo yo un problema, porque como bien dices ¡la mano no se la puedo arrancar!

    Me gusta

  8. Los míos lo han querido a ratos, Bombón a los 8 meses ya oasaba totalmente de él y Minibombón tampoco le hace mucho caso. Supongo q es como todo, es cuestión de uso y no de abuso, hay quien enchufa el chupete a la primera de cambio y quizá no hace falta tanto y hay quien no “le da la oportunidad” yo no creo ni q sea buenísimo ni malísimo. Feliz día! Muack!

    Me gusta

  9. La mía lo uso tanto que no veas la que liamos para podérselo quitar. Yo no creo que sea necesario (no hay casi nada necesario en esta vida), pero tampoco lo veo algo negativo. Creo que es otra herramienta o accesorio más, como que usa un Dudu y el que no lo hace… Besicos

    Me gusta

  10. Os cuento mi experiencia… Yo era totalmente reacia a darle el chupete, y cuando mi hija nació ni lo quiso, así q todos contentos. Pero en el hospital xeral, en el cual estuvimos unos días prácticamente nos obligaron a metérselo,diciéndonos lo beneficioso q era, por todos esos motivos q tú has expuesto antes y sin opción a decir q no mientras la niña estuviese ingresada.entre eso y nuestra falta de información…ahora nuestra hija no vive sin él.

    Me gusta

  11. La patita nunca lo quiso aunque al principio insistimos un poco, y después nunca lo hemos echado de menos. Eso si, cuando entró en la guarde nos pidieron que lleváramos uno porque a pesar de no usarlo se lo robaba a otros niños. Así que en la guarde tuvo uno que de vez en cuando mordisqueaba, pero nunca lo ha usado haciendo succión! A falta de chupete se calmaba mordiendo el cuerno de una jirafa de tela! jeje!

    Me gusta

  12. A veces creo q encontré tu blog para sentir q no estoy sola😊…mi experiencia igualita q la tuya. Mi Carlos nunca quiso chupete. Tiene ahora 10 meses y ahora ya ni lo intento. Un saludo.

    Me gusta

  13. Yo no se lo ofrecí a mi bichilla hasta que la lactancia materna la teníamos dominada (casi 3 meses tardamos) y claro, ni puñetero caso al chupete. Por más que lo he intentado nunca lo ha querido. Ahora me alegro de que no lo usara, porque no sé si habré sido más o menos esclava de la teta pero al menos me ahorro el drama de tener que quitárselo, las preocupaciones de que le deformen la dentadura (a su papá, el chupete le hizo un estropicio grave…) ¡Algo bueno nos tenía que pasar!

    Me gusta

    1. Claro, yo pienso igual, que por lo menos nos ahorramos el drama de que el chupete se haya perdido 😉
      Pero también reconozco que hay veces que lo echo de menos, sobre todo ahora que tengo dos y creo que si el pequeño aceptara el chupete me daría un poco de descanso. Pero bueno, si no lo quieren pues no lo quieren 😉

      Me gusta

  14. Yo con G. lo intenté, pero el no lo quiso, no es que lo intentara porque quisiera que tuviera chupete, sino porque pensaba que era imprescindible.
    Con la peque ni lo intente, ya sabía que lo que necesitan es a mami y a su teti, y no un trozo de plástico.
    Eso sí, no juzgo a quien decide darlo.

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s