Celos entre Hermanos. ¿Qué Puedo Hacer?

Esto es un post de desahogo. Lo digo desde el principio por si no queréis seguir leyendo penas. De desahogo y para pedir ayuda porque ya no puedo más.

¿Os acordáis que hace unos meses os decía que mi angelito mayor no tenía los famosos celos del pequeño? Pues ¡¡¡zas¡¡¡ en toda la boca… Por hablar.

Llevamos unos días muy malos, pero cuando digo malos son malos de verdad, que mi niño siempre ha tenido mucho carácter y mucha energía y yo no soy de las que se asustan con facilidad.

Normalmente tengo mucha paciencia con él, intento siempre ponerme en su lugar y explicarle las cosas. No suelo pedirle que haga esto o aquello porque si, siempre hay detrás una explicación, me adapto a su ritmo… Tenemos rutinas pero muchas veces nos las saltamos y en cuanto a los límites o normas, tenemos las justas y necesarias para nuestra familia.

Hasta ahora nos ha ido bien así. No es que haya sido un niño fácil, ha tenido su época de rabietas (¡Que época…¡ Casi mejor no recordarla) y creo que es el niño que peor duerme de la historia. Vaaaale, quizás sea un poco exagerada, puede que ocupe el segundo lugar o el tercero.

Al hermanito lo recibió estupendamente. Tan bien que todos nos quedamos asombrados. Y lo trata con muchísimo cariño. Para él son todo carantoñas y besitos. No hay vez que no pase por su lado que no le haga alguna gracia… ¡¡¡ Si hasta me atreví a escribir un post sobre esto!!!!

Peeeeero desde hace unos días semanas más bien han llegado a nuestra casa Los Celos. Así en mayúsculas y todo. Fijaos hasta que punto son Celos en mayúsculas que puede que suene fuerte pero temo el momento en el que llega del cole porque es entrar por la puerta y buscar mil y una excusas para liarla. Sé que son celos y no rabietas o mal humor constante porque sólo se dan en casa, cuando estoy yo. En el cole sigue siendo el mismo de siempre: un niño alegre al que le encanta participar en todas las actividades, en el parque se porta súper bien (hasta tal punto que muchas veces son las tres y media, está media España comiendo o haciendo la digestión y nosotros ya estamos jugando en los toboganes. Mejor irse al parque con la digestión a medio hacer que me desmonte la casa).

Hasta hace unas semanas los celos los manifestaba con llamadas de atención constantes: que quería que lo llevase cogido a hacer pipí, que lo cogiese para bajar las escaleras o estar todo el día pegado a mí. No, no es eso. Porque si fuera solo eso os juro que lo soporto. Es que ahora, unido a eso, hay enfados continuos, gritos, voces… Me dice tonta, intenta pegarme, darme patadas… El otro día cogió mi móvil y lo tiró con toda la fuerza contra la pared.

Yo ya no sé qué hacer ni cómo comportarme con él. Intento estar tranquila y explicarle las cosas pero me saca de mis casillas y hay cosas que no puedo dejar pasar. ¿Cómo voy a permitirle que pretenda pegarme?

Sé que él también lo está pasando mal. No debe ser fácil sentirse el príncipe destronado  y tener que compartir a mamá y a papá. Por eso llama nuestra atención constantemente y si para eso es necesario “montar alguna” para que estemos pendientes de él, aunque sea enfadados, pues la monta y punto.

Cómo véis la teoría la tengo clarísima, lo que no sé es cómo comportarme en la práctica porque yo más atención no le puedo dar: me paso la tarde con él, intento que en muchas cosas sea mi señor esposo el que se ocupe del pequeño y yo de él, priorizo casi siempre sus necesidades…

Por eso recurro a vosotr@s, porque sé que much@s habréis pasado por los celos y me gustaría que me contáseis cuánto duraron y, sobre todo, cómo resolvisteis la situación.

Anuncios

33 pensamientos en “Celos entre Hermanos. ¿Qué Puedo Hacer?

  1. mamapuede

    La verdad es que esa situación no la he vivido.
    He vivido épicas malas de rabietas, mal humor… Pero no provocadas por celos que ahí está la mayor dificultad.

    Yo te puedo decir cómo hemos hecho cuándo Leo se pone bruto pero no es lo mismo.

    Si tú crees que son celos intenta demostrarle que en casa hay sitio para los dos, que en ningún momento se tiene que sentir destronado.
    Le gustan las fiestas? Pregúntale si le apetece una fiesta por el día del hermano mayor o algo así.
    Algo que le haga sentir especial.

    Espero que pronto nos digas que todo vuelve a la normalidad

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Yo también lo espero y que pase pronto porque la verdad es que está siendo una época muy difícil. A ver como se nos da el día. Voy a poner en práctica unos consejos que me han dado unas buenas amigas… ojalá empiecen a funcionar 😉

      Me gusta

      Responder
  2. Óscar

    Uf, no sé si te llegué a preparar para tanto con mi comentario la otra vez… El mío tiene celos pero son sin montar follones así. También es cierto que es un niño muy bueno para eso. No sé si porque no lo hace por su forma de ser o porque siempre que se iba un poco de madre le levantaba la voz y me tiene respeto. O porque me castigo sin dibujos o algo que le guste mucho y sabe que lo cumplo. Lo del móvil no lo ha hecho nunca, la verdad. Lo que yo te puedo decir es lo que he hecho yo con ellos, pero como no es lo tipificado como educación ejemplar prefiero que lo hagan otros… Si no, ya sabes donde me tienes. Besitos

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Jajajjajaja, pues entonces probaré un par de semanas con otros consejos y si no recurriré a ti… La verdad es que es desesperante. Y no, no me preparaste lo suficiente 😉

      Me gusta

      Responder
  3. silviasalafranca

    Lo primero de todo paciencia, es el primer recurso de los padres, yo tengo 3 ya mayores… 15, 13 y 10 años pero como hay oleadas, en muchos momentos ha pasado que se han llevado a matar haciéndose la vida imposible y en muchos otros pasar de eso a estar de maravilla.
    Sigo pensando que son oleadas y viéndome en la misma situación también pregunte a gente que tuvo hermanos, y aunque no nos guste es lo normal. Dentro de estar para enseñarles a que todos en la familia somos la misma piña.
    Espero que tengas un precioso lunes te mando besos gigantes.

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      El problema es que mi hijo no tiene de celos de su hermano, a él lo adora, es más contra mí, son llamadas de atención hacia mi. Está siendo muy complicado pero espero que sea una racha y que pasen pronto 😉

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  4. Cool & Mum

    Yo he pasado exactamente por lo mismo, una acogida fantástica y después de la nada rabietas y gritos.
    Tienen que ver con que el bebé cada vez hace más monerías y ellos se dan cuenta que ya no son un saco de patatas que solo come y duerme, así que necesitan llamar la atención para ser más visibles que el bebé a vuestros ojos…. Y durará hasta que asimile en su mente que el bebé crece y que hay que compartir!
    A mi hijo se le pasó en poco tiempo, cosa de un mes en cuanto su hermano empezó a jugar con él, pare una tontería pero ahora son inseparables y el bebé me cela mucho más que él 🙈
    Creo que lo único que puedes hacer es tener más paciencia aún y cuando te pegue y grite ignórale porque él lo que quiere es tu atención aunque solo la consiga a modo de regaño.
    Yo a mi hijo le digo que el es la persona favorita de su hermano, que por eso todo el rato está detrás suya y quiere jugar con el, y cuando se lo digo se le ilumina la cara!!! Por nada del mundo me gustaría que cogiese rabia o algo al bebé por culpa de los celos. Un beso grande

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Muchas gracias por tus consejos. Intentaré hacer lo que me dices, porque la verdad es que creo que prefiere que le esté regañando pero que esté pendiente de el que esté sin hacerle caso.
      A ver si por aquí pasa lo mismo y pronto empiezan a ser inseparables, y, sobre todo, pasa esta mala racha 😉

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  5. lapappasinleche

    en casa se dio la situación contraria, en cuanto vine con el bebé a casa, unos celos terribles, y ya a día de hoy creo que puedo decir que ha pasado esta etapa de celos (ya sabes que ha durado casi 5 meses). es normal, pq yo antes era toda para el, y cuando llegó el pequeño bebe demandante…pues se volcó mucho en su padre y ahora esta empadrado que no veas 🙂

    lo que hacíamos era decirle que para su hermano èl era la persona más importante del mundo, que era pequeñito pero cuando fuera mayor jugaría mucho con el y le enseñaría todo,…y cuando venían las rabietas, los chillos y demás, intentad estar serios para decirle que eso no se hace, que lo queremos mucho y que no lloré porque sino no podremos estar jugando con el de esa manera… y si no hacía caso, al final lo terminábamos ignorando…

    animo!! se pasa mal y la impotencia que sientes, aunque ahora no lo creas, pasará… un besazo guapa

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Ayyy, no sabes lo mal que lo estamos pasando. Es que lo peor es que no estábamos acostumbrados a estos comportamientos y ahora nos desafía constantemente. Es horrible, porque llega un momento en el que no sabes realmente qué hacer. Gracias por tus consejos.
      Un abrazo

      Me gusta

      Responder
  6. Norgwinid

    Los celos son lo peor que hay y a veces da igual lo que hagas o el tiempo individualizado que dediques a cada uno de tus hijos: siguen ahí. En mi caso además son de ida y vuelta, es decir, la Mayor tiene celos de la Pequeña y la Pequeña de la Mayor. Ahí es ná! Las dos quieren estar con su mami, jugar conmigo, que les preste toda mi atención… A veces es muy estresante, pero también es verdad que la intensidad ha ido bajando con el paso del tiempo. Los primeros cinco meses fueron terribles,con la Mayor despertándose más veces que su hermana, suplicando que durmiera con ella, que dejara ya al bebé… Hasta se hizo pis encima un día, sólo por llamar la atención. Luego la cosa se fue calmando y aunque sigue habiendo peleas por ver quién pasa más rato con mamá, la sangre ya no llega al río, así que solo puedo decirte que aguantes el tirón y que sigas prestándoles a tus hijos la atención que necesitan pero sin volverte loca, ni midiendo los segundos que pasas con cada uno de ellos!

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Eso mismo pasa en nuestra casa. El mayor requiere más atención que el pequeño y aunque trato de dársela nunca está conforme, todo le parece poco.
      Sólo espero que esta fase acabe pronto porque a mi me pone de los nervios y encima tengo que aparentar calma… Gracias por tu comentario. Un abrazo

      Me gusta

      Responder
  7. Bichilla

    Paciencia, paciencia y paciencia.

    Sé que es desesperante… LO SÉ. Pero es normal, él no sabe hacerlo de otro modo. Intenta estar todo lo que puedas con él, prestarle atención, y cuando no puedas… pues nada, no se puede. Que chilla? Que chille. Que se enfada? Que se enfade. Está expresando sus sentimientos. Si le tienes que sujetar para que no pegue, hazlo. Si le tienes que decir que se está comportando mal, hazlo. Desde la calma. Sin dramas. No le digas que tiene que querer al hermanito, no le digas que no pasa nada, porque para él sí pasa. Yo muchas veces sí le digo que no me gusta que grite tanto porque me hace daño en los oídos.
    Seguro que lo estás haciendo bien, pero ten en cuenta que eso no significa que vaya a cambiar su comportamiento. Poco a poco lo irá asumiendo… Yo pienso que hay que ser firme pero sin dejar de ser amorosa. Creo que ellos necesitan ver que seguimos siendo sus guias, que no perdemos el control.
    Está en una edad complicada, de cambios, de ser mayor y muy pequeño a la vez.
    Que en el cole se comporte bien es buena señal, no te preocupes.

    Piensa por qué te hace perder tanto los nervios, qué es lo que hace que te desesperes, y trabájatelo. Tus expectativas, tus miedos… La clave está en nosotras. 😉

    Ánimo, y eso, paciencia. Sé que es como para pegarte un tiro…:-D

    Un beso!!

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Para pegarme un tiro? A veces no sé si pegarmelo yo o pegárselo a él… O tirarlo por la ventana… Es desesperante. Todo le viene mal, para todo monta un berrinche, él, que era muy demandante, ya es… lo más de lo más.
      Yo intento hacer todo lo que dices pero hay veces que no puedo más, que grito, lloro y hasta me dan ganas de zarandearlo…
      Gracias por tus consejos y espero que pase pronto… Porque está siendo súper difícil
      Un abrazo

      Me gusta

      Responder
  8. Pasuco a Pasuco

    Por aquí también nos pasó algo parecido… Al principio de llegar Vera todo genial, perfecto, hasta que la pitufa empezó a crecer, hacer monerías, ser supergraciosa y monísima y que todo el mundo la permitiese tirar cosas, romper cosas, etc. porque “es un bebe”. Entonces Rober debió pensar que vaya rollo es ser mayor porque tienes que ir al cole y la enana se queda con mamá, si yo rompo algo a mí me dicen que no está bien, y cosas así. Se le notaban los celos, no muchos, pero sí que les había. Así que empezamos a resaltar las cosas buenas de ser el mayor, todo lo que él podía hacer con nosotros y ella no, incluso de vez en cuando preparamos alguna salida que le guste sin ella, para que vea que ese día es sólo para él. A medida que ella crece e interactúan más, se le fue pasando. Cuanto más puede jugar con ella, menos celos la tiene. Y creo que en cuanto empiece a andar del todo sola se irán por completo, a este lo que le mataba era que la teníamos todo el día en brazos (comprobado tras observar mucho cuando se ponía mas bruto). Te animo a que te fijes que situaciones son las que más celoso le ponen y que intentes cambiarlas si puedes para que no se sienta tan destronado. Eso, y muchos mimos!!

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Gracias por tus consejos. El cuando se pone burro es cuando lelga del cole y quiere jugar y jugar y yo no siempre puedo jugar con él. No acepta un no por respuesta y se desencadena el drama. E intentado cambiar muchas cosas pero para él nunca es suficiente… Ya os iré contando como acaba todo esto. MUakkkk

      Me gusta

      Responder
  9. nosoyunadramamama

    ufff, no sé qué aconsejarte porque no lo he vivido!!! He vivido dos épocas de rabietas, una del mayor al empezar el cole y otra del mediano al empezar la guardería… Yo tenía miedo de que Alfonso tuviera celos cuando nació Gabriel porque ya era consciente (cuando nació Rafa era muy pequeño y lo llevó muy bien) pero tampoco le pasó… La clave es la paciencia, saber que pasa…pero entiendo que cuando estás dentro y lo vives, lo pases mal… ánimo!!

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Está siendo difícil porque son regresiones constantes. Quiere que lo lleve todo el día cogido, que le ayude a todo y en cuanto se le tuerce la cosa pues la lía.
      Sólo espero que pase pronto. Gracias por los ánimos

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  10. srajumbo

    Hemos hablado muchas veces de esto, ya sabes que no puedo ayudar mucho porque las hermanas de mi hijo son ya muy mayores. Yo si he tenido celos de los míos, de los de mi edad, de la grande, y de los pequeños jajaj.. yo creo que todos tienen algo de celos de los hermanos, unos mas y otros menos. A unos les dura un tiempo y a otros toda la vida. Y cada uno lo manifiesta de diferente forma o no lo hace. Un tema complejo, lamento no poder ayudarte.

    Me gusta

    Responder
  11. marifififi

    No puedo hablar por mi caso, que solo tengo una. Pero si por casos cercanos y no es que la época celos pase pronto, pero si que observo en estos casos que se va suavizando en cuanto el hermano pequeño crece y es capaz de defenderse y pararle un poco los pies al mayor. Y ademas se suma que ya pueden jugar juntos, y eso ayuda. Mucho ánimo!

    Me gusta

    Responder
  12. marigem

    Yo no lo he vivido pero creo que lo mejor es lo que te dicen, paciencia porque poco podemos hacer.
    Por tu parte ya haces todo lo que es apropiado, ahora solo queda esperar y que se adapte y los celos desaparezcan poco a poco. Una buena idea es una que te han dado de celebrar el día del hermano mayor, quizás uno de los días de vacaciones de Semana Santa podáis hacer algo especial que le guste, y que elija la comida o la cena y le dais un regalito de parte vuestra y del hermano, algo que le guste no necesariamente caro que tampoco hay que sobornarle. Ya nos contarás la evolución, yo creo que es normal sto ahora que el peque empieza con las monerías.
    Besos.

    Me gusta

    Responder
  13. Anto

    Hola, estoy en la misma situación, mi mayor 20 meses y el bebe 1 mes… El mayor me ignora… No quiere q lo vista… Lo que le cambie el pañal… Solo quiere a su padre… Yo estaba muy unida a el… Y se me parte el alma de que no me haga caso … Espero que los consejos que te hayan dado funcioben y los puedas comentar… Gracias

    Me gusta

    Responder
  14. Lai - Asi piensa mamá

    me había saltado este post. La verdad es que es dificil. Yo las he pasado de todos los colores. Buena recepción, o almenos nada de enfado, rabietas, celos, de la mayor a la pequeña y la pequeña a la mayor. He escrito post sobre ello…de cuando la mayor necesita reafirmar que es el centro del mundo para la pequeña sino, ni le hace caso, de las épocas (que ya van meses) que no dejan de pelearse…
    A mi, en su momento, me funcionó al revés. El papá era 100% de la mayor. Le permitía cosas que yo no, se saltaban rutinas, compartían actividades de juego molonas ellos solos. Ella se sentía reina y princesa y centro del mundo…pero con el. No sé, en su caso la lleno de atención e hizo bajar las rabietas. ahora…ahora tengo celos cruzados y dos niñas que no quieren saber de su padre, solo quieren hacer las cosas conmigo…y ya no son bebés…no sé que más puedo decirte…paciencia…respira profundo y dile lo mucho que le quieres tantas veces como puedas. Pero no le dejes pegarte (la mía pequeña también ha pasado por eso, pero con su hermana solamente) Pasará! De verdad no sé como pero estas etapas pasan…

    Me gusta

    Responder
  15. El Rincón del Peque

    Es normal que ahora empiece la etapa de celos, Jorge empieza a hacer gracia, a interactuar más… empieza a ser “competencia”. A mí me pasó igual. Una mala noticia: los celos son etapas que van y vienen. Yo intenté aplicar la teoría, pero si te digo la verdad, me pasaba como a ti: no siempre se puede tener la suficiente paciencia. He intentado siempre darle su espacio al mayor, pero también dárselo al pequeño. He intentado que aprendieran a compartir y acostumbrarse el uno al otro. Y es que no hay otra, armarse de paciencia, a veces ponerte seria y darle mucho amor. Hay días que te vas a la cama derrotada, pero luego pasa, ya verás. Lo importante es que en el colegio lo ven normal, así que son celos normales, no preocupantes, aunque entiendo que es una situación desquiciante, sobretodo para ti. ¡Un beso y mucho ánimo!

    Me gusta

    Responder
  16. mamajumboblog

    Los míos se llevan más o menos el mismo tiempo que los tuyos.
    Al principio iba todo muy bien, pero a medida que la peque iba creciendo y haciendo monerías, G. iba demandando más y más. Ahora con la peque con dos años y pico, la ve mas como un igual y la cosa está mucho mejor.
    Sobre todo sé empática con él, se que no es fácil, porque la teoría es muy bonita pero la práctica no tanto.

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s