Compras Imprescindibles para el Bebé: el Fular de Porteo

Reconozco que a Jorge le he comprado muy pocas cosas… ¿Para qué si va a heredar todo lo de Álvaro? Y reconozco también que con Álvaro me excedí. Por aquello de ser el primero, por ser mamá primeriza y porque todo me parecía imprescindible para mi angelito.

La experiencia me demostró que los niños necesitan pocas cosas materiales cuando nacen y mucho amor, mucha paciencia y muchos brazos. Pero para cuando me quise dar cuenta de eso ya tenía yo un buen arsenal de trastes y ropa que habían invadido mi casa.

Aún así a Jorge también le he comprado cositas: un saco para el capazo y otro para el cuco. A pesar de que no quiere capazo ni cuco. El del capazo al menos lo hemos estrenado, el del cuco sigue guardado en la caja en la que lo puse cuando lo compré… Y luego dicen que de los errores se aprende… Pero es que eran taaaaan bonitos y empecé a autoconvencerme a mi misma de que pobrecito mi niño que no le había comprado nada, que unos tanto y otros tan poco… El caso es que me los traje para casa. Los dos sacos, cuatro peleles y una rebequita… Ese día dejé la tarjeta tiritando, menos mal que sólo me dio por comprar ese día ;).

Sin embargo, lo que mejor he comprado para Jorge, el verdadero imprescindible, ha sido un fular de porteo.

Tenía muy claro que cuando tuviera otro hijo me compraría un trapito para llevarlo encima. En primer lugar porque tenía la experiencia de Álvaro, que sólo quería estar en brazos y al que empecé a portear a los seis meses, demasiado tarde… Pero los primeros seis meses vivía en mis brazos y sin fular… Una locura… Y en segundo lugar porque a mi me encanta tenerlos pegaditos (aunque haya momentos del día, como el momento ducha, en el me agobia un poco dejarlo llorando).

Así que un día, por casualidad, me enteré de la página de facebook porteo ergonómico de segunda mano, donde unas locas de los trapos compran, prueban, venden y vuelven a comprar todo tipo de cacharros para el porteo. Y tienen de todo: fulares, mochilas, meis, bandoleras… Y de todo mucho…

Estuve investigando y decidí que lo mejor que nos vendría a nosotros para iniciarnos, por la época que nacería Jorge y porque yo no sabía nada de nudos y esas cosas, sería un fular elástico. Y así compré mi primer fular: un boba elástico azul marino que se ha convertido en mi segunda piel.

Y es que yo no sé si los niños muy demandantes nacen o se hacen, pero vaya dos prendas que me han tocado en suerte… Eso si, por lo menos Jorge duerme, conmigo pero duerme. Si no fuera por el fular yo no haría otra cosa que estar sentada en el sofá con Jorge en la teta. Pero gracias al fular puedo hacer las cosas de la casa, cocinar, ir a la compra, atender a Álvaro, ir al parque e incluso ir a andar de vez en cuando. Porque esa es otra, es colocarlo en el trapo y quedarse frito. La chica que me lo vendió me dijo que traía polvitos mágicos del sueño, pero yo creo que lo que tiene es el corazón de su madre cerca ;).

Esta ha sido mi compra imprescindible para mi segundo angelito. Ayyyy, si lo hubiera descubierto antes… Lo feliz que habría sido con Álvaro…

Y ahora, que pronto no nos valdrá el fular elástico, ya ando buscando un fular tejido, aunque me da un poco de miedo los nudos y todo la parafernalia… Pero bueno, ya aprenderé con tal de llevar a Jorge pegado otra temporadita.

¿Cuál ha sido la compra imprescindible para vuestro bebé? ¿Porteais a vuestros hijos? ¿Habéis probado con el fular tejido? Venga, animaros que quiero saber vuestra experiencia 😉

Anuncios

31 pensamientos en “Compras Imprescindibles para el Bebé: el Fular de Porteo

  1. mamapuede

    A mí me hubiese gustado portear más de lo que lo hice pero con Leo llegue tarde y con Gonzalo no le daba la gana a él así que he utilizado la mochila bien poquito.

    Y lo de los fulares y eso me viene demasiado para mí, los veo muy complicados aunque luego todas decís que son muy fáciles de usae

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      A mi me encanta llevarlo colgado, pero reconozco que a veces me agobia un poco.
      Hay niños que no quieren estar tan pegaditos pero los míos son pegasosos como ellos solos. A ver si me aconsejan qué tipo de fular compro 😉

      Me gusta

      Responder
  2. misuperbabycom

    Para mí también está siendo imprescindible el porteo. Ragnar sólo quiere estar en brazos y en movimiento, así que voy alternando fular y mochila. Con SB casi no portee, empecé cuando tenía un mes pero no había manera, lloraba y se ponía tensa así que nos tocó criarla en brazos, haciendo músculos, menos mal que su hermano es ponerlo en el fular y quedarse dormido, pero ojo como te pares…

    Besote.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Yo con Álvaro empecé a los seis meses y aunque fue tarde me ayudó muchísimo.
      Con Jorge lo empecé a portear desde la primera semana y es colocarlo en el fular y quedarse frito. Pero le pasa como al tuyo, en movimiento, jajaja

      Me gusta

      Responder
  3. No sin mis patucos

    Pues a mi me hubiera gustado portear mucho más, pero hija cuando nacieron mis hijos no sabía que existian tantos artilugios para porteo y me regalaron una mochila que era cómoda pero enseguida me dolía la espalda.
    Si tuviese un tercero no lo dudaría ni un segundo y lo llevaría a mi pegadito todo el día. Creo que es de las sensaciones más maravillosas de mundo.
    Un abrazo.

    Me gusta

    Responder
  4. La Hobbita

    Yo estoy practicando con el fular elástico que me ha prestado una amiga para que cuando la Habichuela esté aquí al menos sepa hacer los nudos. Lo malo es que con la barriga se me da un poco mal ajustarlo, jejeje. Bueno, culpo a la barriga pero a lo mejor es que soy un poco zote :p. Pero dame tiempo y seré una auténtica bosquimana, Habichuela al pecho!! Jiji

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    Responder
  5. Tres para Una

    El porteo es todo un mundo que recién descubrí con mi Ori, a Vera y Sebas tenía una colgona (aún la tengo en casa) que usé bastante, y que cansado que fue porque mis hijos han sido grandes, por no decir enormes, de bebes, ahora con Ori tenemos un fular elástico, que aún a sus 6 meses nos viene muy bien porque ella a diferencia de sus hermanos es chiquita, una pericota, pero si el portear me ha salvado muchos fines de semana cuando estoy sola con los 3, si no imposible cocinar o atenderlos a todos 🙂
    Coincido con EL Mundo de Raga, muchas veces nos miran raro…

    Me gusta

    Responder
  6. diasde48horas

    Pues yo estoy igual que tú! El fular elástico empieza a no ser tan cómodo y para la mochila aún lo veo algo pequeñito (aunque ya la hemos usado) así que estoy pensando en comprarme uno tejido, pero no sé cual!! Hay tanta variedad… Si te aconsejan algo ya me dirás ¿vale?

    Me gusta

    Responder
  7. Mama Jumbo

    Yo lo descubrí con la peque, lo compré semielastico cuando tenía un mes, y es lo mejor que he hecho.
    Todavía por tramos con 29 meses y es fantástico.
    Yo todavía usó el fumar, no son tan difíciles los nudos, te acostumbras.

    Me gusta

    Responder
  8. Virginia Mamá y su Coquito

    Me alegro de que te haya sido tan útil. Yo con Coquito lo usé mucho y ahora con el segundo seguro que también me vendrá genial. HE usado fular, mochila, tonga, mei tai… me parece todo imprescindible para la vida diaria y para niños demandantes como los nuestros…. jejejej
    Disfruta de tus tesoros. besos

    Me gusta

    Responder
  9. El Rincón del Peque

    Eso me hubiera hecho falta a mí, pero la ignorancia me hizo comprarme una mochila portabebés súper incómoda de poner y que a mi peque no le gustaba nada, fue recomendación de la tienda. Pero ya tengo claro que fue una recomendación sin tener ni idea. Después he sabido que hay mochilas y mochilas, y que mucho mejor los foulards para el porteo y para tu espalda. Qué rabia me da no haberlo sabido antes… ¡Aprovéchalo tú que puedes! Besos

    Me gusta

    Responder
  10. correolacajitademusica

    Para mí absolutamente imprescindible algo para portear! Nosotros tenemos la manduca y la seguimos utilizando (tiene 17 meses). Y si me animo con un segundoi me voy a comprar un fular, para portear desde recién nacido total. He oído hablar muy bien de la Boba… 🙂

    Feliz día!

    Me gusta

    Responder
  11. srajumbo

    A mi me habían prestado una mochila no ergonómica..al primer día de usarla, compré el fular jajaj. Lo usé mucho, me venia genial para poder trabajar y tenerlo ahí dormidito y calentito.
    pero mi imprescindible quizás fue la camara vigilabebes, que la seguimos usando. Al tener la vivienda en el 3er piso y el negocio abajo, es algo que usamos a diario y sin lo que no podria vivir..podría,pero no podria trabajar mientras el niño duerme arriba jaja.

    Me gusta

    Responder
  12. nosoyunadramamama

    Yo me animé con Gabriel a lo del porteo (qué poco me gusta la palabrita para referirse a bebés) porque las primeras semanas parecía demandante, y la verdad que mientras estaba dormido bien, pero como estuviera despierto nada, sacaba la cabeza (que todavía la sujetan regular con menos de dos meses) y ya no podía ponerme yo a hacer camas y lo demás porque usaba una manos para sujetarles a él la cabeza…así que no me fue muy útil! Luego la verdad que en seguida se quedaba contento en la cuna o en una alfombra de juegos y mira, mejor, así yo más cómoda! la mochila nos viene bien en las excursiones!

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s