Cómo Aliviar los Cólicos del Lactante.

Lo habéis adivinado: Jorge tiene los famosos cólicos del lactante (¿hay algún niño que se libre?). No es la primera vez que nos enfrentamos a ellos. Álvaro también los tuvo y la experiencia fue muy dura para nosotros, padres primerizos, porque a los cólicos del lactante había que sumar que Álvaro apenas dormía y quería estar continuamente en brazos, día y noche.

Esta vez pensaba que nos íbamos a librar porque no recordaba con exactitud cuando empezaron con Álvaro y como Jorge es tan tranquilito… Pero no, hace unos días empezó con gases y desde entonces no para de quejarse y de llorar. A mí se me parte el alma de verlo así, retorciéndose de dolor y no encontrando consuelo con casi nada. De todas formas tengo que reconocer que no alcanzan la magnitud de los cólicos que tuvo Álvaro (por ahora, así que toquemos madera…)

Los llamados cólicos del lactante son episodios de dolor abdominal que van acompañados de llanto (bastante intenso e inconsolable). Generalmente se producen a partir de los quince días de vida y se pueden prolongar hasta los cinco o seis meses, aunque cuando son más frecuentes es en torno a los dos meses. Son debidos a un exceso de aire en el intestino ya sea porque el bebé ha tragado mucho aire en la toma o porque no es capaz de expulsarlo y afecta por igual a niños de pecho que a niños de biberón. Aclaro esto porque mucha gente piensa que los cólicos del lactante afectan sólo a los niños que se alimentan de lactancia materna y no es así. Los niños alimentados con biberón también pueden tener gases debido, principalmente, a una mala posición del biberón que hace que le llegue aire a la tetina.

Con Álvaro recurrimos a todo tipo de remedios para aliviar los gases. Desde los masajes hasta darle aerored para bebés, blevit… Y ninguna de estas soluciones sirvieron para nada. Los cólicos pasaron cuando tenían que pasar y lo único que le ayudaba de todo lo que hacíamos el contacto constante.

Como ya tenemos la experiencia de Álvaro con Jorge hemos decidido no recurrir a “medicamentos”, es decir, intentar aliviar su dolor de la forma más natural posible.

A continuación os relato los remedios que a nosotros nos han ayudado (y nos siguen ayudando) a aliviar los cólicos del lactante.

Cómo aliviar los cólicos del lactante

  • Intentar sacar el aire siempre. Tanto con Álvaro como con Jorge me ha costado mucho que eructaran después de cada toma y muchas veces ya ni lo intentaba. Sin embargo, me he dado cuenta que aunque no siempre lo consigo a veces si que lo echa. Es más ahora intento que eche el aire en medio de cada toma y tengo que reconocer que poco a poco le voy cogiendo el tranquillo.
  • Los masajes. A Álvaro le dimos muuuchos masajes y con Jorge vamos por el mismo camino. Para ello nos untamos las manos con crema y le damos masajes circulares en la barriguita siguiendo las agujas del reloj y después le encogemos las piernecitas. Los masajes le alivian mucho y de paso le sirven para tirarse algún pedete ;). Si no sabéis como hacerlos tenéis muchos vídeos en You Tube.
  • El contacto constante. Llevo varios días que apenas si dejo a Jorge en la cuna. Solo quiere brazos y teta. Incluso si se duerme lo dejo en mis brazos porque es la única manera que no llore. Hay momentos en que es agotador pero como digo siempre “algún día lo echaré de menos”.
  • Paciencia. La paciencia es muy importante. Los niños captan todo y aunque son muy chiquitines no son tontos. Si tú estás nervios@ porque llora eso se transmite y seguramente el bebé se pondrá más nervioso aún.
  • Oídos sordos. Como en todos los aspectos de la crianza quien mejor conoce a tu hijo eres tu y sabes que no llora porque tenga hambre, ni porque sólo quiera estar en brazos (¿dónde va a querer estar si no un niño de tres semanas?). Llora porque le duele y si solo se calma cuando lo coges pues lo coges y punto. Yo, al menos, es lo que hago.

¿Vuestr@s angelit@s han tenido cólicos? ¿Conocéis alguna forma de aliviarlos?

P.D. La principal causa de los cólicos del lactante son los gases, sin embargo, a veces, estos cólicos se deben a otros motivos como la intolerancia a la proteína de la leche de vaca, por lo que siempre que un niño presente un cuadro de cólicos del lactante se debe consultar con el pediatra.

Anuncios

30 pensamientos en “Cómo Aliviar los Cólicos del Lactante.

  1. Yo tampoco sabía...

    A mi Minibombón también “le atacaron” y por si te sirve una cosa q nos fue muy bien es el porteo. También le hacía masajes y le ponía a dormir boca abajo, vigilando siempre. Ahora por suerte ya no tiene y espero q no vuelvan porq me da una cosita verle como se pone, tan chiquillo y como tú dices sin poder hacer prácticamente nada. Feliz día! Muack!

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Si, yo lo tengo prácticamente todo el día en brazos o en el fular elástico y es la única forma de que no llore o, al menos, se calme.
      Lo de ponerlo boca abajo no quiere, no le gusta. A veces se lo pone mi señor esposo boca abajo sobre su pecho y se calma, pero son las menos, la verdad.
      Gracias por tus consejos 😉

      Me gusta

      Responder
  2. mamapuede

    Pobrecillo. Se pasa fatal, ellos porque le duele y vosotros como padres por no poder consolarle.
    Si El Niño se encuentra un poco mejor en brazos pues a los brazos, que cómo dices ya lo echaremos de menos

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Si, tienes razón, se pasa fatal, sobre todo por no poder consolarle. Pero bueno… Yo solo espero que pase pronto y, además, desde que casi he aprendido a que eche el aire todas las veces está mucho mejor 😉

      Me gusta

      Responder
  3. marigem

    Ayyyyy qué mal se pasa!!!!! Haces bien en hacer oídos sordos, a aveces a lo mejor te dan un buen consejo y ayuda pero generalmente solo sirven para angustiarnos más.
    Si quiere brazos pues ya sabes.
    En mi caso tuvieron poquitos porque lograba que echaran el aire bien, de hecho cuando mi hijo no dormía fue lo rpimero que miramos pero el pediatra lo descartó, algo bueno por una parte pero peor por ootra porque no sabíamos lo larga uqe pdía ser esa fase.
    Un besito y muchos mimos para el peque, que todo pasa.

    Me gusta

    Responder
  4. MamaUniversitaria

    El mío también paso por esa fase, pero fue muy corta. Menos de un mes, y se daban a la noche principalmente. Pero con mucha paciencia se fueron. Eso si, en mi caso me dijeron que la formula provoca más. En nuestro caso ayudo mucho mi madre que estaba aquí, así que cuando El Niño estaba en su mama época había otro par de brazos que lo cogian! Le hacíamos masajes, y eso, pero lo que lo tenía más calmado eran los brazos! Animo!

    Me gusta

    Responder
  5. misuperbabycom

    Pobres, se pasa fatal cuando tienen cólicos. Con SB fue horrible, desde los 15 días hasta los 3 meses desde las 6 de la tarde hasta las 12 de la noche se pasaba llorando y nosotros con ella en brazos haciendo turnos, ella siempre expulsaba los gases, así que con ella mi teoría de los cólicos es otra… Con Ragnar fue sólo hasta el mes y medio y no a diario, desde que nació le costó mucho echar los gases, pero con mucho porteo y masajes lo hemos ido solucionando.
    Lo de oídos sordos, lo mejor 😁. Ánimo y a ver si pasan pronto los cólicos. Besote.

    Me gusta

    Responder
  6. MamadeunSurvivor

    Mi hija no tuvo cólicos como tal (entendidos esos que hacen llorar durante 3h seguidas generalmente de 21h a 00h.) Pero como bien dices al final, ella sí tuvo alergia a la PLV y además reflujo por lo que se pasaba el día con gases llorando. Yo creo que fue peor porque, salvo las noches que siempre las hizo bien, el resto del día llorando…. Yo también le daba muchos “remedios” pero el único eficaz es que pase el tiempo. Ánimo! Muchos besos!

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Vaya, pobrecilla…
      Lo del tiempo es fundamental porque ademas con el paso del tiempo todo se relativiza… Fíjate qya casi ni me acuerdo de las noches (y noches) sin dormir con las que me obsequió Álvaro 😉

      Me gusta

      Responder
  7. Una mamá muy feliz

    Uffff UNMF también los tuvo, hasta las 7-8 semanas, en esas semanas hicimos de todo, masajes, aerored, carminativo…un día me cansé y dije, se acabó ni caso a los cólicos y ese día que dejé de prestarle atención, agobiarme y darle cosas, se le quitaron. Además recuerdo que UPMD se tomó un día sus gotitas de aerored para ver el efecto y se puso para morirse con la barriga.
    Paciencia y masajitos, se quitan solos cuando su estómago madure.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      A mi con Álvaro me.pasó igual. Probé de todo. Con Jorge solo a darle masajitos y a llevarlo todo el día colgado. Así se le pasa. Será el contacto, la posición erguida o a saber qué.
      Un besazo

      Me gusta

      Responder
  8. mamirecientecuenta

    Ufff, pobrete!!! Pues no, la peque no los tuvo y menos mal. Porque era una cosa que me aterraba. Ella cuando terminaba sus largas tomas se quedaba dormida y pocas veces le sacaba el aire. Así que empecé a hacerlo, a media toma antes de que cerrara los ojos. Lo bueno, es que los pedetes se los tira siempre y ella estaba con la teta y pedete iba y venía. Lo que sí tuvo fue un poco de estreñimiento, pero nos enseñaron un masaje estupendo que se hace en el intestino y ayudas a que todo de ahí dentro se mueva y ayude a hacer sus necesidades. Mano de santo con ella, la verdad es que no nos podemos quejar.
    Igualmente, una amiga, nos regaló un cojín super mono, que venía dentro de un muñeco, y este se mete en el microhondas durante un ratito para calentarlo y luego lo pones encima de la panchita del bebé y dicen que va estupendamente
    Saludos

    Me gusta

    Responder
  9. Mamá Pata

    A nosotros no nos tocó sufrirlos y me alegro de ello, no los quiero para nadie. Ya te lo han dicho, pero yo también os recomiendo portear, la posición vertical y con las piernas en ranita les ayuda mucho a aliviar los gases. Y tus brazos también lo agradecerán porque portear es mucho más cómodo que tener al bebé en brazos 😉
    Animo!!!

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Si, si, si no fuera por el porteo… Me paso la vida con el fular y bendito fular… La verdad es que desde hace varios días que lo estamos usandoás hemos notado mucha más mejoría. De todas formas muchas gracias por el consejo.
      Muakkkk

      Me gusta

      Responder
  10. Planeando ser padres

    Me vas a matar cuando te diga esto pero ¿sabes que la existencia de estos cólicos no está demostrada en absoluto? De hecho, cuando nosotras éramos pequeñas era algo que ni existía y ahora de pronto todos los bebés lo tienen. Te lo cuento porque hay teorías que sostienen que a los niños no les pasa nada, es simplemente el cansancio acumulado a lo largo del día, la irritabilidad por quererse dormir y a veces no poder… Como nos pasa a los adultos pero llorando porque ellos no tienen otra forma de manifestarse. Mi bichilla no ha pasado esta fase, pero es que llamarle cólicos es una exageración, porque un cólico de riñón o de cualquier otra cosa requiere hospitalización y tratamiento. Mi pediatra nos decía que lo del cólico del lactante es lo que les dicen los pediatras a los padres quejicas cuando a sus hijos no les pasa nada pero ellos necesitan saber que tienen algo a lo que poder enfrentarse. A nosotros nos recomendaban tranquilidad como adultos para transmitírsela a la niña y nada más. (Ahora puedes dejarme de hablar si quieres).

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Baja baja baja baja baja, no mujer, no te voy a dejar de hablar. Cómo te voy a dejar de hablar por eso sólo?
      Mira, yo te voy a contar mi experiencia. Jorge es un niño tranquilo. Duerme bien por la noche y por el día también se echa sus siestas, en el fular, pero se las echa. Lleva unos días ruidoso, le doy unos masajitos, se tira cuatro pedetes y vuelve a ser un niño tranquilo. Pero gases tiene, eso te lo aseguro.
      Y Álvaro… Álvaro fue harina de otro costal. Álvaro estuvo los tres primeros meses llorando toooooodas las noches y un llanto desconsolado, de los que no se quitaban si te lo ponías en la teta o si lo cogías. Un llanto de esos que se te meten dentro y te ponen nerviosita. Si un solo pediatra se atreve a decirme que mi angelito no tenía nada solo cansancio acumulado… Me lo como allí mismo 😉

      Me gusta

      Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Pues menuda de la que te has librado, jiji
      Desde hace dos o tres días va mucho mejor. Yo creo que la clave ha estado en sacarle los gases, los masajitos y en que prácticamente lo llevo todo el día en el fular 😉

      Me gusta

      Responder
  11. Estrella

    Nosotros tuvimos un par de semanas muy malas sobre los 15 días de vida y nos diagnosticaron cólicos. Y yo creo que eran gases, pero como primerizos no los sabíamos sacar. A punto de cumplir dos meses, las cosas han mejorado mucho gracias a que nos trabajamos el momento de después de la toma con porteo o brazos hasta que se queda tranquilo. Hay que invertir mucho tiempo pero compensa. No probamos infusiones, homeopatía ni masajes con osteopata que nos recomendaron.
    Y sí, lo confieso, también ha sido determinante el chupete. Pero eso es un asunto muy personal. Al estar con lactancia mixta el peque ya sabía lo que era una tetina y ayuda a que en momentos de nerviosismo (¡es que no para quieto¡) descargue su furia contra él hasta que lo escupe.

    Mucho ánimo y confía en que como madre eres la que mejor conoce a tu hijo para lidiar con este tema.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Hola Estrella:
      Yo con Álvaro probé de todo y excepto los masajes y los brazos nada le funcionaba. Y a veces ni con eso. Con Jorge el porteo nos va genial y echar los gases también.
      En cuanto a lo del chupete. En principio yo no quise dárselo. Después me di cuenta que teniendo dos hijos si tengo un ratin entretenido al pequeño con el chupe pues no pasa nada. Y he intentado ponérselo muchas veces pero no lo quiere, le dan arcadas… Así que nada…
      Un beso y gracias por comentar 😉

      Me gusta

      Responder
  12. nosoyunadramamama

    anda!! yo siempre oí lo contrario, que era a los bebés de bibe a los que les daba más porque es mucho más fácil tragar aire de bibe que del pecho…Yo me libré con los tres, Gabriel tuvo un par de semanas en las que a las 10 de la noche se ponía a llorar un montón pero duraba poco así que me dijo la pediatra que eran gases. Los cólicos deben ser duros, la verdad…

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s