El Periodo de Adaptación a la Escuela de Álvaro.

Much@s pensaréis que a buenas horas vengo yo a escribir sobre el periodo de adaptación de mi angelito cuando han pasado más de 15 días desde que empezó en el cole. Pero es que he querido dejar que acabara el periodo de adaptación para escribir sobre él, más que nada porque no quería decir que le había ido muy bien (o muy mal) y después tener que cambiar de opinión.

Ya os dije aquí que en realidad estaba muy tranquila con la entrada de Álvaro en la escuela porque sus circunstancias eran especiales. Su maestra es para él una amiga, quedamos con ella muchas tardes, hemos ido a su casa, ha venido a la nuestra… Y encima es “la mamá de…” así que daba por hecho que para él la adaptación iba a ser pan comido.

Además, ha tenido mucha suerte porque es una maestra muy buena: es cariñosa, cercana con los niños, habla bajito (Álvaro puede gritar como un energúmeno pero cuando alguien habla un poco más alto de lo normal se asusta), y al tener una niña de la misma edad que él comprende y conoce muchas cosas que quizás de otra manera se le escaparían a primera instancia.

Pues si encima ya ha tenido suerte con la maestra, en el colegio también han intentado que la adaptación de los niños sea lo más fácil y menos traumática posible. Para ello el primer día los padres pudimos acompañar a los niños durante toda la hora, les ayudamos a colocar el material, les enseñamos los baños, el patio… Yo creo que esto es fundamental, porque así la primera vez que van a un sitio nuevo van acompañados de su familia y esto les ayuda que la primera impresión que les cause la escuela sea buena.

Después, durante los siguientes 15 días se va ampliando el horario de forma progresiva y muy poco a poco. De hecho, Álvaro, los tres primeros días en los que sólo iba una hora no se quería venir porque estaba jugando con sus amiguitos y decía que por qué en la escuela se estaba tan poco, que no le daba tiempo a nada ;).

Por otra parte, el grupo se dividió en tres y cada uno de ellos iba a una hora diferente y después han ido juntándose poco a poco. Con esto la maestra conseguía darle una atención más personalizada a cada niño, veía las dificultades que podía tener esos primeros días, lo ayudaba a ir al baño, lo consolaba si lo necesitaba… En definitiva, creo que ha sido una adaptación perfecta. Adaptada a las necesidades de los niños, por mucho que los padres se quejen de que es un rollazo tener que ir una hora, hora y media y así hasta completar la jornada… Bueno, mejor me callo antes de que empiece a soltar sapos y culebras 😉

Y ahora os voy a contar como ha sido

el periodo de adaptación para Álvaro.

Álvaro tenía muchas ganas de ir al cole de los mayores, entre otras cosas porque allí está su primo, y, además, que él quiere ser mayor y si para eso tiene que ir al cole pues se va ;). El primer día lo acompañé yo e iba contentísimo con su cojín en la mano y ayudándome a llevar sus libros y lápices nuevos… Cuando llegó a la clase casi se muere al ver tooooodos los juguetes que había, las sillitas, la percha con su foto (¡mira, mira, miiiiiira mamá, pero si yo estoy aquí¡) y se lo pasó en grande jugando en el pabellón a encestar (aunque no coló ni un balón ;))

alvaro escuela

El segundo día me dio un beso en la puerta y salió corriendo para dentro y ya no hay más que contar porque el resto de días han sido exactamente igual que el segundo. Llegamos, esperamos que abran la puerta y sale a correr para dentro. Corre tanto que a veces se le olvida hasta darme el beso y yo estoy muy contenta, la verdad, pero esos días en los que ni siquiera se acuerda de darle un besito a su pobre madre me da hasta coraje, jajaja.

Además, desde que ha empezado el colegio se levanta contento. Antes, la hora de levantarse era un suplicio porque se despertaba enfadado y me costaba un buen rato que se le pasara el enfado, se levantara, desayunara… Ahora solo tengo que subir la persiana y decirle “Álvaro, cariño, vamos a levantarnos que te ha llamado I. para que te vayas ya a la escuela” y abre los ojos con una sonrisa en la cara.

Desde ayer va toda la jornada completa, es decir, de 9 a 13.45h, así que podemos dar por finalizado el período de adaptación y decir que la entrada en el cole de los mayores ha sido todo un éxito ;).

Anuncios

15 pensamientos en “El Periodo de Adaptación a la Escuela de Álvaro.

  1. srajumbo

    Ay que bien, otro que la ha superado con éxito!El mío también quería quedarse el primer día así que decidimos suspender el periodo y dejar que fuese toda la jornada y genial. A mi también me gustaría volver al cole, se lo pasan “chupi” como dice él jaja.

    Me gusta

    Responder
  2. No sin mis patucos

    Cuanto me alegro de que Alvaro se haya adaptado así de bien. Está claro que lo de conocer a la Profe es un punto muy importante y lo de estar con ellos el primer día a mí me encanta.
    Cómo va Jorge??? Tiene ganas de salir o sigue tan pancho en la barriguita de mama??
    Un abrazo fuerte.

    Me gusta

    Responder
  3. nosoyunadramamama

    Es que, cuando están familiarizados con alguien o con el sitio, es mucho más fácil!! Yo lo noté mucho este año con Rafa, que fue mucho más llevadero que cuando empezó la guardería hace un año… Eso sí, Rafa se decepcionó un poco al ver que no compartía clase con Alfonso..pero bueno, ahora se buscan en el recreo!

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s