Maternidad

Lo Mejor de Estar Embarazada

Siempre os digo que me encanta estar embarazada y que se me van los ojos detrás de las mujeres embarazadas. Ejercen sobre mí una especie de atracción fatal que hace que me cueste quitarles el ojo de encima y que las vea fea. Estando embarazada me siento plena, feliz a tiempo completo y miro el mundo con otros ojos, como si todo fuera más bonito y las cosas malas no fueran ni tantas ni tan malas. Hay algunas cosas que no me gustan de estar embarazada, pero la mayoría de las cosas que encuentro son ventajas. Para mí,

Lo mejor de estar embarazada es

1. Las primeras semanas cuando el embarazo es un secreto.  Tanto en el embarazo de Álvaro como en éste las primeras semanas de embarazo nos las hemos guardado para nosotros, para disfrutarlas en pareja, sonreirnos sin motivo y soñar despiertos. En ambos casos estoy segura que es la mejor decisión que pudimos tomar y, a veces, después de desvelar que íbamos a ser padres los dos hemos echado de menos esas semanas donde el embarazo era nuestro secreto.

2. Sentir al bebé dentro de ti. Es una sensación maravillosa que con Álvaro no sentí hasta la semana 22 de embarazo pero que con Jorge “el nuevo” disfruto desde la semana 14. Esos movimientos, imperceptibles al principio y que cada vez son más notorios hace que me pase una y otra vez la mano por la barriga, que sonría sin darme cuenta y que me pase minutos y minutos mirándome la barrigola. Además, son sensaciones que me encanta compartir y en cuanto el angelito está más revuelto de la cuenta cojo la mano del papi para que él también pueda sentirlos. Hasta Álvaro quiere ser partícipe de estos movimientos y me pone la mano en la barriga de vez en cuando diciendo “se mueve” aunque de sobra sé que él no siente nada pero como nos oye a nosotros decirlo pues no va a ser menos 😉

3. No tener que encoger la barriga. Si, las mujeres encogemos la barriga de vez en cuando. Yo al menos lo hago en ocasiones especiales. Por ejemplo, cuando me van a hacer una foto o cuando pasa un tío bueno por mi lado en la playa (como mi señor esposo lea esto me mata, jajaja). Ahora no, ahora ya lo la encojo. Primero porque no puedo y segundo porque me veo tan sumamente atractiva con mi bombo que me da igual lo que piense el tío bueno de turno. Además, como Álvaro nació a finales de junio no me dio tiempo apenas a lucir barriga, más bien lucí los pellejos colgones de después, pero con éste me he puesto las botas todo el verano enseñando la barrigola en la playa 😉

4. Poder comer todo lo que quieras sin tener que preocuparte de la línea. Como tienes una línea curva muy bien definida no pasa nada por engordar un poquito más porque se disimula. El problema es que se te olvide del todo (como me ha pasado a mi) y cojas más kilos de la cuenta porque entonces, aunque tu te sigas viendo estupenda, ya tienes detrás de ti a la ginecóloga y a la matrona dispuesta a echarte la bronca.

5. Todo el mundo intenta que estés bien. Por ejemplo, te dejan la silla más cómoda, te preguntan cómo estás, no dejan que lleves peso o te abren la puerta al pasar… Reconozcámoslo, a nadie le amarga un dulce y que nos traten como reinas (aunque sea como reinas gordas) a todas nos gusta. A mí quien más me guste que me mime es mi señor esposo y aunque normalmente ya me trata como una niña mimada cuando estoy embarazada sus atenciones se multiplican por mil… Como para no intentar presionarlo con un nuevo embarazo, jaja.

6. Comprar ropita para el bebé de forma compulsiva. Me encanta la ropa de bebés, es taaan tierna, tan dulce… Antes de quedarme embarazada a veces me detenía en la sección de bebés solo para admirar tanta cuquería e incluso compraba alguna cosa porque no me podía resistir y acallaba mi conciencia consumista diciéndome que era para un futuro regalo. Cuando estás embarazada ya le puedes decir a tu conciencia consumista que se vaya a paseo y puedes comprar toda la ropita de bebé que se te antoje (ropita, cuna, carrito, bañera… y un sin fin de cosas que probablemente no necesitarás). Con Álvaro compré muchas cosas y a estas alturas tenía más ropa en el armario que yo. Para éste sólo he comprado cuatro pijamas y dos peleles… Las desventajas de ser el segundo y ser niño, jajaja.

7. Las excusas. Tener excusas para salir a pasear tranquilamente y para no hacerlo, para comerte un helado o dos, para acostarte tarde y para levantarte más tarde todavía. Poder irte a casa pronto si has quedado con amigos o para que te de por limpiar toda la casa sin que te tomen por loca. Las excusas sin duda es de lo mejor del embarazo 😉

8. Las ecografías. En pocos momentos del embarazo soy más feliz que durante las ecografías, aunque tengo que reconocer que la noche antes apenas y que hasta que la ginecóloga pone el ecógrafo y dice “ahí tenéis al bebé” el corazón casi se me sale por la boca. Sin embargo, los escasos minutos que duran estoy casi rozando el cielo.

9. Hablar con otras mamás con las que no habías hablado nunca y descubrir que tenéis los mismos miedos, las mismas ilusiones y que probablemente esas conversaciones seguirán durante muchos años porque su hijo irá a la escuela con el tuyo (vivo en un pueblo chico, se nota, ¿no?).

10. Y lo mejor de estar embarazada es el premio gordo que viene al final: el ansiado bebé, que llevas 40 semanas dentro de tu vientre y seguro que muuuuchas más dentro de tu cabeza y de tu corazón.

Seguro que me dejo muchas cosas atrás… ¿Qué es para vosotras lo mejor de estar embarazadas?

Anuncios

30 thoughts on “Lo Mejor de Estar Embarazada”

  1. Coincido en todo lo que comentas, menos en lo de las ecos, para mí sobre todo el principio eran un suplicio. Pero eso de no esconder barriga jajajaja siempre tuve una curiosidad por ello!!! bueno y lo que disfruté mucho fue los primeros meses, en nuestro caso 4, que solo lo sabíamos nosotros…y los movimientos ainsssssss…qué voy a tener que ir a que me embaracen de nuevo!!!!

    Me gusta

  2. Jajaj, yo no tuve buenos embarazos así que prefiero el premio gordo del final,jajaja. No es que hayan sido espantosos, tengo buen recuerdo pero soy muyimpaciente y quería tener ya alos niños, al mes ya quería que nacieran,jajajaja. Un besín y no te queda nada.

    Me gusta

  3. Qué bonito! Hija, como lo cuentas tan bien, dan ganas de embarazarse inmediatamente!! La verdad es que yo tuve un embarazo buenísimo y me encantó todo de ese tiempo, salvo los ascos horrorosos que tuve al principio que no podía oler nada ni comer nada, pero vamos…en cuanto se pasó esa racha todo empezó a ser precioso!
    Los momentos de las ecografías los recuerdo con mucho cariño, sólo quería tener citas con el médico, muchas, muchísimas!
    Aprovecha estos últimos días!! Que son los más emocionantes!
    Besos!

    Me gusta

    1. Pues ya sabes… a embarazarse¡¡¡ Yo con Álvaro también tuve los ascos esos de los que hablas y fue horrible. Durante los primeros meses no me dejaban comer otra cosa que no fuera fruta y todo me olía mal… Es desagradable, la verdad.
      Me queda muy poco pero si te digo la verdad estoy deseando ya de salir de ésta… La intranquilidad me come, jajaja
      Un besazo

      Me gusta

  4. Ains, con las ganas que tengo yo últimamente de volver a aumentar la familia me lo estás poniendo superfácil. Qué pena que el marido se resista tanto… Para mis embarazos han sido uno de los mejores momentos de mi vida. Es verdad que a penas he tenido molestias y que a lo mejor eso contribuye al buen recuerdo, pero aún así el notar dentro a mis hijas… Ufff. Lo mejor del mundo mundial!!!!!

    Me gusta

    1. Oye, que convencer al marido no puede ser tan difícil, eh? Yo por lo menos soy una experta, jajaja
      Quizás a mi me pase lo mismo, que he tenido dos embarazos muy buenos y por eso estoy tan contenta… Y lo de sentirlos dentro… Eso es lo mejor de lo mejor.
      Un besazo

      Me gusta

    1. ajajajajaj, lo de adelgazar también es verdad que debe ser maravilloso. Yo con Álvaro puse muy poquito y después de dar a luz me quedé delgadísima, como jamás en mi vida, lo que pasa es que después empecé a comer para tener buena leche (ayyyy, la excusa de las abuelas me la creía hasta yo, jajaj) y recuperé mi peso.
      Ya sabes, a animarme a por otr@ bichill@ 😉

      Me gusta

  5. Coincido en algunas cosas de las que cuentas, pero mis embarazos han sido tan … No sé ni como calificarlos, que lo mejor para mí fue notar los movimientos del bebé, eso me encantaba y por el premio gordo. Si pudiera quedarse embarazado el hombre, el siguiente, si lo hubiese, se lo cedía al Padre para que lo disfrutara 9 meses jajaja.
    Si no te veo antes por aquí, que vaya muy bien el parto!! Besote.

    Me gusta

  6. Pues yo coincido en casi todo, la ilusión, el secreto de los primeros días, las patadas, las ecos… Ains que me encanta!
    Lo que no me gustaba era lo que dices de que todo el mundo trate de que estés bien, a mi eso me pone negra y yo creo mi frase estrella durante el embarazo es “estoy embarazada no enferma” ya sabes que soy muy seta…

    Me gusta

  7. A mi me encanta todo, mis barrigotas, que me mimaran, notar los movimientos, me podía quedar horas mirando la barriga, y del embarazo de la peque casi que lo mejor fue poder compartirlo con su hermano, los besos que le daba a la barriga, escucharlo contándole cuentos, cantándole…una maravilla, además es verdad que una se ve estupenda(aunque engordé casi 20 kilos en cada embarazo) y ve el mundo de otra manera, mas feliz.

    Me gusta

  8. Qué bello post!! yo también disfruté mucho mi embarazo, creo que fui de las afortunadas, y hasta me la pasé literalmente bailando (ay si me van a odiar) en serio, bailaba danza árabe y con la pancita se luce más.
    Besos.

    Me gusta

  9. A mi me llaman loca porque siempre digo que me encantó estar embarazada y que quiero otro por ambos motivos, por tener otro hijo y por volver a sentir y vivir todo eso. Quizás pienso así por haber tenido un buen embarazo pero lo cierto es que añoro cada momento,cada sensación, el orgullo de llevar dentro a tu hijo. Que me pongo ñoña!!

    Le gusta a 1 persona

  10. A mí es que me encanta estar embarazada, por mí estaría media vida, y por mí tendría 6 hijos!!!! Eso sí, entiendo que haya mujeres a las que no les guste si se hinchan, engordan demasiado, tienen barrigas muy grandes y poca libertad de movimiento, diabetes gestacional… Es un poco como la lactancia, a las que os va bien, pues disfrutais, y a las que no nos va bien, no es algo que nos haga especial ilusión…. a mí dame embarazos y partos, jajaja

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s