37 Semana de Embarazo. Bebé a Término.

Por fin ha llegado la semana 37 de embarazo y nuestro angelito ya se considera un bebé a término. Es decir, que aunque lo ideal es que nazca sobre la semana 40, sobre todo porque así me deja tiempo para acompañar a Álvaro en el periodo de adaptación a la escuela, ya puede venir al mundo sin que eso suponga ningún tipo de problemas.

Por una parte estaba deseando de que llegara esta semana para quedarme tranquila, pero por otra me da una pena horrible lo rápido que se me ha pasado el embarazo. Ya sé que siempre os digo lo mismo, pero es que es la verdad, si el embarazo de Álvaro se me pasó volando de éste apenas si me he enterado y me gusta tanto mi barriga que me gustaría poder detener el tiempo.

¿Cómo me encuentro yo? El burro delante para que no se espante. Pues últimamente, sobre todo desde la semana 35, estoy mucho más pesada. Me cuesta más hacer algunas cosas y hay días en los que hasta andar es un suplicio. Esto se debe a que, según me ha dicho la ginecóloga en la revisión de esta semana, el bebé está muy muy encajadito. Fijáos, con lo que he sufrido yo porque no terminaba de colocarse y ahora resulta que se ha colocado tan bien que hay ratos que me molesta hasta para andar 😉

Los dolores de espalda también son considerables, igual que con Álvaro, y algunas noches tengo que recurrir a un paracetamol. Además, con Álvaro utilicé una faja y con éste la matrona me ha desaconsejado su uso, con lo que yo no sé si es que ya no me acuerdo o con este embarazo me está doliendo más, pero a veces es insoportable.

El insomnio también aparece de vez en cuando y me desvelo por completo pensando tonterías, sobre todo en Álvaro, mi pequeño príncipe destronado, y en cómo haré para ser madre de dos cuando hay días que ser madre de uno ya me supera. Supongo que tendré que hacer como todas, ir improvisando sobre la marcha y confiar en que todo salga bien.

Por lo demás estoy genial, muy contenta, con mucha energía y con muchas ganas de hacer cosas. Tantas que a veces se me olvida que estoy gordísima y que hay cosas que ya no puedo hacer, jaja. Bueno, lo de gordísima es un eufemismo porque yo me veo estupenda, ¿eh?

¿Cómo está “el nuevo”? Pues “el nuevo” sigue sin nombre… manda huevos… Pero mi señor esposo y yo nos hemos dado esta semana como fecha límite para decidirlo, que ya va siendo hora, la verdad.

Como os dije antes está muy encajadito, dispuesto a nacer para conocer a sus papás y a su hermanito y no para de moverse y de dedicarnos caricias intrauterinas que a Álvaro le encanta sentir, aunque si os soy sincera creo que la mayoría de las veces se inventa eso de “mamá, el hermanito se está moviendo”. De todas formas me hace la misma ilusión que si fuera verdad que me lo diga 😉

Pesa sobre tres kilitos. Estas últimas semanas no ha puesto mucho, gracias al cielo, que yo quiero tener un niño y no un becerrillo y que no tiene por qué ser tan grande, ya crecerá fuera… Yo se lo digo todas las noches, que no se apure que no tiene que ser como su hermano, y parece ser que me está haciendo caso, jaja.

¿Cómo está Álvaro? Álvaro sigue estando feliz, cada vez más porque dice que el bebé se está poniendo muy gordo (más bien la gorda soy yo, jaja) y que pronto vendrá. Tiene muchas ganas de verlo y dice que lo va a enseñar a hacer carreras y a jugar al fútbol. Pobrecito mío, yo creo que se piensa que le va a venir un hermanito de dos o tres años, directo para jugar y no un bebé llorón.

Cualquier cosa que preparamos para el bebé le emociona sobre manera y se la enseña a todo el que llega a casa diciéndole “mira, mira, miiiiiira, para el bebé”, incluso le tiene apartados algunos juguetes (que él ya no quiere, por supuesto) para cuando llegue el hermanito. A mí en momentos así me entran ganas de pegarle un bocadito.

¿Y mi señor esposo? Pues poco a poco lo voy notando más nervioso. Cualquier gesto que hago fuera de lo común hace que desencaje los ojos y me pregunte inmediatamente si estoy bien. Tengo que reconocer que me encantan sus atenciones, que esté tan pendiente… Y por otra parte lo noto súper tranquilo. En el embarazo de Álvaro estuvo atacado casi todo el embarazo, ahora no, ahora es la tranquilidad personificada, ni siquiera le preocupa cómo nos las arreglaremos con un bebé y un niño que se acuesta a las mil y que necesita un montón de actividad.

Espero poder contaros dentro de unas semanas cómo seguimos… O ¿quién sabe? Quizás os de la feliz noticia 😉

Anuncios

23 pensamientos en “37 Semana de Embarazo. Bebé a Término.

  1. mamapuede

    Pues venga, vamos a ir decidiendo el nombre las lectoras del blog porque esto ya no puede ser, si a tu marido no le gusta la idea que lo hubiese pensado antes .

    Vas haciendo el cuestionario? Jaja

    Cuídate que no te queda nada!!!

    Me gusta

    Responder
  2. másqueelprimerdía

    Sin nombre aún!! 😮 jaja ay madreee que el niño nace ya!!!!
    Si no hay próxima entrada, que tengas un muy feliz parto y un mejor postparto! 🙂 estoy contigo en la cabeza todos los días pensando en si ya serás mamá de dos!!! Qué emocionante todo jijiji

    un besito!

    Me gusta

    Responder
  3. marigem

    Estoy con Mamá Puede, pon un cuestionario para el nombre y que no te pase como a mí, que en el hospital aún udábamos entre dos(vale que se adelantó, pero…)
    Y respecto a arreglarte con dos, eso sale solo, da miedo pero luego es mucho más fácil de lo que parece, agotador a veces, pero se consigue.
    Un beso.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Jajajajaja, este domingo es nuestra fecha limite para decidirlo. Si el domingo no está decidido lo someto a votación. Pero como se llegara a enterar alguna vez “el nuevo” de que su nombre fue elegido así, yo no se si le gustaría.
      Muakkk

      Me gusta

      Responder
  4. No sin mis patucos

    Como nazca el bebe y se entere de que sus padres todavía no le tienen preparado un nombre, no os lo va a perdonar jamás, jejejejeje
    Ser madre de dos, es sencillamente alucinante, ya lo verás, ¿tu principe destronado? nooooooo , hay sitio para dos principes, ya lo veras. Doble cansancio puede ser pero la felicidad y las alegrias se triplican.
    Un besote muy fuerte.

    Me gusta

    Responder
  5. almademami

    Oye, de “el burro delante” nada de nada, que la preñi eres tu eres la protagonistaaaa jajaja yo me apunto a eso del cuestionario ehhh, te hacemos el trabajo que tu tienes que descansar!! Yo le iría aclarando al pobre Alvaro que el hermanito va a ser un bebe un poquito aburrido y lloron al principio no se vaya a desilusionar jejeje Pero vamos, el chiquitillo tiene una suerte de hermano mayor, la verdad!! Ays disfruta de la barrigota que ya te queda poquito!! 🙂 un besote!!

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s