Qué Meter en la Canastilla del Bebé

Reconozco que en el embarazo de Álvaro tenía hecha la canastilla muuuucho antes de la semana 35, que ha sido cuando he hecho la canastilla de “el nuevo” ante las órdenes súplicas de mi señor esposo que lleva rogándome que haga la canastilla desde hace semanas porque dice que le asusta que me ponga de parto y nos tengamos que parar a preparar bolsos. Y desde que en la ecografía de la semana 35 la ginecóloga me dijo que tenía el cuello del útero semiborrado no ha parado de darme la tabarra hasta que la he hecho. Lo que no sabe es que aún no tengo preparada mi maleta para el hospital, y mejor que no se entere que si no no me deja tranquila hasta que vea todo listo 😉

Con Álvaro, sin embargo, no fue necesario que nadie me pusiera las pilas, sino que fui yo misma la que hizo y deshizo la canastilla unas cuantas veces sólo por ver y volver a tocar lo que había metido dentro… Cosas de mamá primeriza, supongo… Y es que entraba en su habitación (esa que ahora es la habitación de los juguetes) y me daba por sacar y ordenar otra vez la canastilla, retocar las sábanas de la cuna… Ahora, como no me da tiempo ni a rascarme las pulgas pues la he hecho una vez y no creo que la deshaga hasta el día del parto.

Con Álvaro también metí muuuuchas cosas en la canastilla que no utilicé y otras las eché tremendamente de menos (como gasitas), así que en esta ocasión me he limitado a entrar aquellas cosas que recuerdo como imprescindibles.

Qué meter en la canastilla del bebé

canastilla para el hospitalcanastilla del bebé para el hospital

– Dos toquitas: A mí lo primero que me pidieron antes de bajar a paritorio fue la ropita con la que quería que vistieran al bebé y una toquita. Esta vez quiero hacer el piel con piel y no sé qué me pedirán pero por si acaso yo he entrado dos, que cuando nació Álvaro se manchó un poco de sangre y tuve que decirle a mi madre que me llevara otra. La primera que quiero utilizar es la que lleva el nombre de “Álvaro”. Quiero que “al nuevo” lo arrope su hermano mayor nada más nacer… además, como todavía no tiene nombre no hemos podido encargarle una toquita bordada con el suyo, para matarnos…

La otra toquita es de cuando yo era bebé. Me la dio mi madre poco antes de nacer Álvaro y ha cobijado a Álvaro, a mis hermanos y a mí. No podía faltar en la canastilla 😉

– Dos gorritos y unas manoplas. Son los que compré para Álvaro y llevo dos gorritos por la misma razón que las toquitas. El primero se manchó de sangre y así me aseguro que mi angelito está limpio ;). Manoplas en cambio solo llevo unas porque en cuanto pueda le cortaré las uñitas para que no se arañe. He leído por ahí que el uso de manoplas priva al bebé del sentido del tacto, así que yo haré como hice con su hermano: le corto las uñas y santas pascuas.

Tres gasitas o muselinas. Esto fue una de las cosas que no metí en la canastilla cuando nació Álvaro y que más eché de menos. Por si se mancha, por si echa un poquito después de comer, para ponértela en el hombro y que eche los gases… Esta vez ha sido de lo primero que he metido 😉

Cinco Pijamas. ¡Halaaa, qué exagerada¡ estaréis pensando, ¿verdad? Reconozco que con Álvaro sólo me llevé tres pero hace un tiempo hablando con una mami-amiga me decía que dábamos por hecho que sólo serían tres los días de hospitalización, pero que en caso de cesárea son cinco y ellos tuvieron que salir a comprar pijamas. Los dos blanquitos con los lazos celestes son de Álvaro (y serán los primeros que le ponga, igual que a su hermano) y el de rayitas también. Y los otros dos enterizos son nuevos porque de Álvaro no tenía más de manga larga (él nació a finales de junio).

Dos bodys. Uno de manga larga (regalo de su abuela paterna) y otro de manga corta (de su hermano). Cuando nació Álvaro no utilicé bodys. En el hospital con el pijamita vale, pero esta vez he metido dos porque en octubre seguramente le tenga que poner uno para cuando salgamos. Como por esta zona octubre puede venir caluroso he entrado uno de manga corta y otro de manga larga y así ya me curo en salud.

– Útiles de aseo: paquete de toallitas, cremita para el pañal, un cepillo y un cortauñas. Desde que soy madre siempre llevo toallitas en el bolso y en la canastilla las veo fundamentales. El meconio se quita fatal y toda ayuda es poca ;). La cremita para el pañal (si, está a medio usar porque es de Álvaro) en principio no la usaremos pero por si acaso… El cepillo para el pelo (también de su hermano) como tenga los mismos pelos que Álvaro que nació hasta sin cejas ni pestañas lo llevo de adorno, pero ¿y si trae melena? ;). Y el cortauñas… Ya sé que lo aconsejable son unas tijeritas de punta redondeada pero yo no me apaño con ellas… además, las de Álvaro no las encuentro.

– Dos conjuntitos de primera puesta. El de hilo celeste con los bordes blancos es con el que nos trajimos a Álvaro para casa y es el que quiero utilizar, pero quizás ese día haga frío… por eso le hemos comprado un conjuntito de lana celeste y camel que también es monísimo y además trae capota… Con lo que me gustan a mí las capotas, jaja.

Y eso es todo lo que he metido en la canastilla del bebé…

bolso para el bebé

¿Creéis que se me olvida algo?

Anuncios

26 pensamientos en “Qué Meter en la Canastilla del Bebé

  1. MamaUniversitaria

    Pañales no tienes que llevar? Qué bonita la ropa!!! Yo también solía armar y desarmar la canastilla, pero en la semana 33 tuve una amenaza de parto y me dijeron que lo mejor era dejar las cosas en el coche! Y lo peor fue que mi peque me nacio mas largo y toda la ropa talla cero no le valió! Y yo talla 1 solo había llevado un bodie! La ropa de primera puesta se la apañe como pude, como era invierno no se ve en la foto lo que llevaba puesto! Y a mi con las manoplas me dijeron lo mismo! Que mejor no se las ponga. Lo malo es que se hacen daño con las uñas, pero en el hospital me dijeron que es normal y que no pasa nada. Mi niño hasta que me anime a cortarle las uñas parecía scarface! Pobre! Qué emoción no falta nada para el nuevo! 😊

    Me gusta

    Responder
  2. mamapuede

    Pues la cámara de fotos e indicaciones precisas a tu marido para que vaya informando puntualmente en los grupos de whatsapp 😂😂😂

    Luego cada hospital es distinto u necesitas cosas diferentes yo tampoco tuve que llevar ni pañales ni gasas ni bragas ni compresas, ni siquiera toallitas.

    Yo también le puse a Gonzalo la misma ropa que le puse a Leo, los dos vistieron exactamente igual nada más nacer y son detalles que me encantan.

    Vete preparando tu maleta por si acaso

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      La cámara de fotos ya está lista y las indicaciones nada, jajajajaja
      A mi también me dieron pañales y compresas para mi. Toallitas no recuerdo, por eso las he metido.
      A ver si esta semana hago la mía 😉
      En cuanto a lo de la ropa es algo que tenía muy claro. Quiero ponerle lo mismo 😍😍😍

      Me gusta

      Responder
  3. mamá i más

    Por todo lo que llevas supongo que darás a luz en un privado, y creo que llevas de todo lo necesario. Pero mujer, tu maleta también es importante! Que aun te veo guardando cosas entre contracción y contracción jajaja. Anímate esta semana, y déjala lista. Ainsss que poco nos quedaaaaa!

    Me gusta

    Responder
  4. No sin mis patucos

    Que emoción preparar las cositas¡¡¡. Yo creo que llevas muchísimas cosas, jajajajaja. En mi caso es que era una hospital público y te dan todo hasta el día que te vas que entonces le pones ya la ropita que tu quieres. Aun así con Diego también llevé toquillas porque con Alejandra no las lleve y las mantitas del hospital tenían bastantes pelotillas.
    Yo creo que no te falta nada, te dan en el hospital el alcohol de 70º y las gasitas para curar el ombligo??
    Por Dios¡¡ prepara ya tu maleta y ponerle nobre a ese niño ya. Doy gracias que no os permiten en el registro ponerle “el otro” por que sino ya os veo llamandole asi jejejejejej

    Me gusta

    Responder
  5. marigem

    Hola!!!! Aquí te lo dejan todo y no puedes poner otra cosa, tanto para la mamá como para el bebé, y la verdad es que es muy cómodo pero ves los pijamas tan desgastaditos que les ponen que a mí me daba cosa, la verdad.
    Con la mayor preparé todo lo que necesitaba para la salida, trajecito de primera puesta, pendientes(se los pusieron allí), toquilla, body, patucos, gorrito y un montón de cosas.
    Para el segundo lo fui dejando y como nació en la semana 34 y media me fui con las manos vacías al hospital y ya te dije alguna vez que ingresé a las doce y diez y a la una menos veinte ya había nacido, no dio tiempo a nada. Por la tarde mi marido me llevó unos básicos de aseo, bata y zapatillas para mí y el día del alta ya me llevaron el trajecito, toquilla y demás.
    El peque no aprovechó el traje de salida de su hermana porque era muy de niña, a él le cogimos uno muy parecido pero azul y blanco, y sin bordar nada por lo mismo que tú, el nombre, luego tuvimos que ir a mil por hora,jajajaja.
    Un besito y qué poquito te queda.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Si, recuerdo que me has comentado que se dio mucha prisa.
      Pues es un coñazo que no puedas ponerle lo que tu quieras y que tu tengas que estar con esos pijamas tan horribles. Aunque si es verdad que a comodidad no hay quien le gane a ese hospital.
      Ya estamos entre dos nombres. Esta semana es el plazo límite que nos hemos puesto para decidirnos 😉

      Me gusta

      Responder
  6. El día que llegaste

    Yo creo que está muy completa! Yo no recuerdo que metiese nada más.
    Ay qué emocionante!! Estos momentos los recuerdo con mucho cariño! Disfrútalos mucho! Además, esta vez con Álvaro viviéndolo también, va a ser mucho más especial, seguro!!

    Un besito!!

    Me gusta

    Responder
  7. nosoyunadramamama

    Aquí en el hospital público les ponen una especie de camisetitas los dos días de ingreso, nada más, así te ahorras preparar canastilla y sólo te llevas la ropa con la que va a salir del hospital!! Con preparar la “bolsa antilujuria” para nosotras ya me parece bastante, jajaja.. por cierto, qué monos los pijamas…y esas mantas son lo más!!!

    Me gusta

    Responder
  8. Marian diaz

    Muy bonito todo. Pero tal vez les guste a cada uno tener sus cosas de cuando nacieron para pasarselas a sus hijos. Si compraten ropa no podran…Tal vez habla por mi el hecho que soy la tercera hija y no he tenido nada mio…todo aprovechado, excepto el pijamita del hospital, la primera puesta. Mi madre nos la guardo a cada uno en una caja! Que vaya todo muy bien. Te sigo!

    Me gusta

    Responder
  9. Marta Lóepz

    La verdad es que el poder guardar y trasmitir de generación en generación los primeros artículos que uno se pone puede llegar a ser algo muy bonito.

    Sea como sea, me parece que tu artículo está genial “lamamadealvaro”! Me ha recordado en muchas cosas a mis experiencias y vivencias. Si te apetece echarle un vistazo, puedes hacerlo en “tu canastilla del bebé

    Un abrazo!

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s