Maternidad

35 Semanas de Embarazo

Ayyy, que cada vez va quedando menos para verle la carita “al nuevo”. ¡Estoy embarazada de 35 semanas¡ y parece que no nos hacemos a la idea de que en unas semanas estará con nosotros y seremos una familia de cuatro, con todo lo bueno que tiene que tener ser uno más: más amor, más caricias, más sonrisas, más abrazos… Lo de menos sueño, el cansancio infinito y todas esas cosas menos buenas que algunos se empeñan en hacerme ver antes de tiempo mejor me olvido de ellas hasta que las conozca de primera mano, que no es plan de angustiarse cuando aún me quedan 5 semanitas de embarazo y de medio relax ;).

Ecografía en las 35 semanas de embarazo.

Como hicimos cuando nos tocó la cita de la semana 28 con el ginecólogo, esta vez también hemos ido el mismo día a la consulta de la Seguridad Social y al ginecólogo privado. No es cuestión de hacer dos viajes y me gusta tener dos opiniones diferentes.

Además, mi ginecólogo de la Seguridad Social es bastante seco y las preguntillas que me van surgiendo se las hago a la ginecóloga que me lleva en el privado que me trata como una reina y me responde de mil amores… Para que luego digan que el dinero no mueve montañas…

Posición del bebé en las 35 semanas de embarazo.

Fue el ginecólogo de la Seguridad Social quien me dio la mejor noticia que me podían haber dado: que el bebé se había colocado en posición de salida. La verdad es que era algo que me quitaba el sueño. Álvaro se colocó muy muy pronto pero éste ha tardado algunas semanas más (se ve que ha salido tan tranquilote como su padre, ja ja) y durante estas semanas he buscado todo tipo de información sobre qué podía hacer para “ayudar” al bebé a colocarse. Al final no ha hecho falta recurrir a nada y yo me he quedado muuuuy tranquila.

Peso del bebé en las 35 semanas de gestación.

Pero una noticia buena siempre viene acompañada de una noticia menos buena y la menos buena es que el angelito ya pesa 2.900 kg… ¡Toma castaña¡ Como siga engordando no voy a tener un niño sino un becerrillo, como dice mi querido hermano, que no es muy sutil que digamos ;).

En la consulta con la ginecóloga privada me confirmó que si, que estaba colocadito y muy muy bien encajado. Aquí ya era yo todo sonrisas… Hizo una estimación del peso del bebé y me dijo que pesaba sobre 2.700kg… ¡200 gramos menos¡ No es que me asuste demasiado tener un bebé grande. Mi mayor ya nació con un buen peso, pero a medida que se acerca el momento del parto me va entrando el típico miedo de las embarazadas y un niño grande siempre da más respeto que un niño pequeño. 😉

Esta mujer cada vez me iba cayendo mejor hasta que dijo la frase con la que lo estropeó todo: “súbete a la báscula”. La miré con cara de asesina pero no resultó y al final me subí por las buenas, que no es plan de montar un pollo por un par de kilitos de más… Y yo que esperaba que me echara la bronca padre por los 13 kilazos que llevo engordados según su peso lo que hizo fue decirme que no me preocupara que yo era muy alta y que estaba muy bien porque en el último mes más o menos me he mantenido.

Me ha sentado taaaan bien esta dosis de empatía que, aunque hace meses que no me peso, esta semana me he subido a la báscula de mi casa y resulta que empecé el embarazo con 56,300kg y ahora marca 67,600kg. Es decir, que he puesto 11,300kg. Algo normal y corriente y no para tenerme el alma en vilo como hace mi matrona cada vez que me toca revisión con ella… La próxima vez le digo que tiene el peso estropeado, jajaja.

Primeros síntomas del segundo parto.

A la ginecóloga también le comenté que a veces por las noches siento como dolores de regla muy suaves y que el parto de Álvaro comenzó así y que en menos de 12 horas lo tenía en brazos. Para quedarnos tranquilos me miró  el cuello del útero. Está muy cortito y semiborrado así que toca cuidarse un poco aunque me aseguró que si me pongo de parto ya no debo de preocuparme porque con el peso que tiene ya el bebé y teniendo en cuenta las semanas de gestación todo iría muy bien.

¿Cómo está llevando el hermano mayor el embarazo?

Álvaro está tan contento que la mayoría de las veces me sorprende. Por ejemplo, el día que fuimos a la revisión ginecológica estuvimos fuera todo el día porque aprovechamos la tarde para ir a comprarle a él ropita para el cole. Pues cuando llegamos le pregunté que si nos había echado de menos y me dice que nos ha echado de menos a nosotros y al bebé. Yo me lo como.

Y después a veces viene a darle besitos, peetes o a hacerle cosquillitas… Y otras veces dice “uy, huele mal, el bebé se ha echo caca, que marrano”, jajajaja. Y dice que me va a ayudar a cambiarle el pañal y lo va a enseñar a jugar al fútbol…

Síntomas de la madre en las 35 semanas de embarazo.

¿Y yo, cómo estoy? Pues muy cansada algunos días, muy pesada otros, con dolores de espalda de campeonato (y yo que pensaba que con éste me iba a librar) y con muchííííísimo calor, pero tan feliz y pletórica que sigo pensando que los embarazos de 9 meses se me hacen cortos y firmaba ahora mismo por embarazos de 18. Me veo tan tan bonita con este barrigón de escándalo y mi señor esposo me cuida tanto que me da hasta pena que se acabe ;).

En unas semanas os cuento mi próxima ecografía… Si llego hasta entonces. 😉

Anuncios

28 thoughts on “35 Semanas de Embarazo”

      1. Es que hay que tomárselo así!! No te voy a decir que no es duro porque no es verdad, pero desde luego la maternidad es lo mejor qe hay, y es algo que hemos elegido, así que hay que disfrutarlo!!
        Álvaro verás como estará encantado! Yo nunca le prohibí acercarse a Niña ni tocarla, vigilaba pero le dejé siempre participar. Claro que surgirán celillos, pero lo normal entre hermanos, hay que llevarlo todo con normalidad. Tú tranquila que todo saldrá bien!

        Me gusta

  1. Yo también hubiese firmado por unos meses más de embarazo, es una época tan bonita, tan especial… Ainss

    Álvaro será un gran hermano mayor! Aunque desde ya te digo que no esperes que cambie pañales son unos traidores dicen que si pero en cuánto ven el percal salen pitando jajaja como mucho te acercan el pañal…

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajajaj, yo con que me acerque el pañal me conformo. Lo que no quiero es que se sienta desplazado, y para él van a ser muchos cambios en muy poco tiempo, así que estoy asustadisima por esa parte 😉
      Y yo tampoco quiero que se acabe… Es que se me ha pasado volando…
      Muakkk

      Me gusta

  2. Ayyyyyyyyyy me ha pasado el tiempo volando!!!
    Mi segundo hijo nació con esas semanas, pero a mí no me habían visto ni el cuello borrado ni nada, fue sorpresa total. Y estábamos como tú, sin tener nombre decidido, y ahí vinieron las prisas,jajajaja.
    Un besito y disfruta lo poco que te queda, ahhh, y no hagas caso de las cosas malas que te digan, por complicado que pueda ser un hijo siempre suma y aporta amor y alegría, lo demás es pasajero y ellos siempre están ahí alegrándonos la vida.

    Me gusta

    1. Ayyy, que yo no quiero que se acabe!!! Con la de cosas que me quedan por hacer!!! Pero si aún no tenemos ni nombre!!! Y tengo que hacer mi maleta y comprarle un regalo a Álvaro y el plan de parto…
      En fin que me tendré que poner las pilas y disfrutar de estas últimas semanas 😉
      Seguro que es como dices y las cosas buenas superan a las malas. Muakkkk

      Me gusta

  3. Lo del peso es un desbarajuste. En la semana 33 mi bichilla pesaba 2,600 kilos y ya me dijeron que pesaría un mínimo de 4 kilos al nacer. Pues al final, y eso que me retrasé y nació al borde de la semana 42, pesó sólo 3,600. Que no es poco, pero tampoco es una bestialidad como la que estimaron.

    Me gusta

  4. Hombre a mi nueve meses me parecen bien jeje sobre todo ya al final q una no puede con su vida aunque reconozco q se echa de menos la barriguita así q disfrutala jeje animo que ya queda poquito y dentro de nada otro muñequito en casa!! Un besote!

    Le gusta a 1 persona

      1. Si, lo de los pesos ya veremos a mi aun no me toca obsesionarme por eso jeje. De 21 semanas + 1. Contando los días para llegar al menos a la 35 que ya si sale para entonces muy complicado no es que salga bien. Besos!

        Me gusta

  5. Ay, disfruta de las semanitas que te quedan porque en nada ya tienes al nuevo en brazos… En cuanto a la duración de los embarazos,yo tengo sentimientos contradictorios: por un lado me encaraba mi barriga y ahora la echo de menos, pero por otro, al final me encontraba tan pesada y tenía tantos achaquillos que estaba deseando que llegase el momento…

    Me gusta

    1. Si, eso es verdad, al final algunos días son durillos. Yo con Álvaro lo llevé mejor porque cuando venía un día así no me movía del sofá y santas pascuas. Ahora es más difícil, sobre todo con un niño que lo único que quiere es jugar al fútbol 😉

      Me gusta

  6. Ay, ¡Qué sensación de felicidad y qué sonrisa me robas con éste post! Casi siempre que lees sobre el embarazo todo el mundo cuenta lo malo y se queja de los kilos de más, pero no cuentan lo bonito que hace ésa tripilla. Debe ser estupendo además que te digan que está borrado y no verde, jejeje ¡me lp pido para el próximo!

    Me gusta

  7. Que nervios!!!! Ya nos queda poco! Yo estoy histérica! Eso si, 18 meses de embarazo?? noooooooo!!!! Me da algo! Debo ser la embarazada mas rara del mundo, pero a mi no me ha gustado estar embarazada, es un mero trámite para conseguir lo más bonito del mundo. Animo guapa, que en nada tenemos a los bebés en brazos

    Me gusta

  8. Es que se pasa volando, parece ayer cuando Álvaro nos anunció que iba a ser hermano mayor jejejejejejej
    Pues ahora a cuidarte mucho y a no hacer caso a la gente que te cuenta todo lo malo que te va a pasar. Desde mi punto de vista un hijo sea el primero o el segundo solo aporta cosas buenas. Vas a estar cansada si, pero siempre merecerá la pena y sino ya me lo contaras.
    Un besote fuerte

    Me gusta

  9. Ni caso a los agoreros… Yo tuve suerte con Alfonso porque era un bendito y desde los 4 meses dormía del tirón..y ya estaban las típicas pesadas diciendo eso de ya verás el segundo… Pues oye, ni el segundo ni el tercero, todos dormilones y comilones… Pues fíjate lo del peso, 200 gramos de diferencia….no dan una con eso, de verdad que a mí es una cosa que me ralla bastante porque es que a veces quieren adelantar partos por ser grandes los bebés y luego son normales… De todas formas, da igual que sean grandes o pequeños, la dilatación siempre es de 10 cm 😉 jajaja

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s