Cómo Conseguir una Buena Adaptación a la Escuela

En unos días muchos de nuestr@s hij@s comienzan la escuela. Parece mentira que ya vayan a la escuela cuando hace nada eran unos bebés que sólo querían estar acurrucados en nuestros brazos, ¿verdad? Bueeeeno, afortunadamente todavía quieren que los acurruquemos muchas veces 😉

Para ellos empieza un período muy importante en sus vidas para el cual necesitan tiempo. Da igual que estén deseando ir al cole de los mayores (como dice Álvaro) o que hayan ido a la guardería. Ahora van a ir a un sitio nuevo, con amiguitos nuevos y con maestras nuevas, con otras rutinas, otros ritmos y otro espacio… Por ello el período de adaptación es muy importante. A menudo oigo quejas por parte de los padres sobre que es un rollo tener que ir hoy una hora, mañana otra y así hasta que finaliza el periodo de adaptación. Será un rollo para los padres pero el periodo de adaptación lo que busca es el bienestar del niño, que empiece el colegio de forma gradual, a su ritmo y sin agobios ni presiones. Por eso no entiendo estas quejas, al contrario, creo que es muy necesario y en el deberían involucrarse tanto los educadores como la familia.

Por ello os propongo unos puntos que podemos empezar a realizar de cara al comienzo del nuevo curso y que el periodo de adaptación vaya lo mejor posible:

Pautas básicas para la adaptación a la escuela

  • En la mayoría de los colegios se les exige que controlen los esfínteres, es una de las cosas que más nos asusta a los padres, por eso muchos quitamos el pañal cuando los niños aún no están preparados por aquello de que “al cole tienen que ir sin pañal”. Pero debemos enseñarlos no sólo a que controlen los esfínteres sino a subirse y bajarse la ropa cuando van al baño, a hacer pipí de pie (esto sólo para los niños, jajaja), a limpiarse el culete, etc.
  • Ayudarles a que adquieran unos hábitos de autonomía como por ejemplo lavarse las manos, sonarse los mocos, ordenar los juguetes, comer solos, beber agua… Estos pequeños hábitos le serán muy útiles en la escuela y cuesta muy poco enseñárselos.
  • Hablarles de la escuela con seguridad y confianza. Contarles algunas cosas que van a hacer allí como jugar con sus amigos, pintar, cantar canciones… Y si es posible ir de vez en cuando a que la vean, aunque sea por fuera. Nosotros, el año pasado, de vez en cuando pasábamos por la puerta de la guardería y le explicaba cositas para que el sitio no fuera totalmente extraño para él.
  • Hablarles de su maestra (o maestro, aunque la mayoría son mujeres… para que luego digan que no hay segregación laboral) con cariño y respeto. Si lo sabéis decirles su nombre y contarles cómo es y si no pues decirles que su maestra es muy buena, que lo va a cuidar, que le puede contar lo que le pasa… Es muy importante no atemorizar a los niños con la escuela y mucho menos con su maestra. Frases del tipo “pues cuando vayas a la escuela te vas a enterar”, “tu no me hagas caso, que la señorita fulana ya te va a enseñar lo que es bueno” son totalmente contraproducentes. Aunque no os lo creáis son frases que he oído 😦
  • No engañarles diciéndoles que a la escuela van a ir a hacer lo que ellos quieran, que va a estar allí su amigo fulanito si es mentira o que puede llamarte en cualquier momento. Hay que crear una actitud positiva respecto a la escuela, pero que no esté basada en las mentiras ni en el engaño.
  • No enseñarles a mantener una actitud defensiva cuando se vean agredidos. Esto es muy fácil decirlo y muy difícil llevarlo a la práctica. Ya os he dicho muchas veces que Álvaro es un niño muy bueno que no se le ocurre pegar. El curso pasado en la guardería a mí me llevaban los demonios porque me contaba que renacuajos a los que les llevaba la cabeza le habían pegado. Es muy difícil pero mucho mucho continuar diciéndole ante estas situaciones que no se pega y que en caso de que le peguen diga alto y claro “no se pega” y se lo diga a la maestra. Pero a pesar de ello creo que la violencia no lleva a ninguna parte y que eso de “tu no pegues, pero si te pegan defiéndete” no es lo correcto. Me reservo el derecho a cambiar de opinión ¿eh? porque lo que duele que le peguen a tu angelito, ¿verdad?
  • Enseñarles a ser respetuosos con los demás y con el espacio. Por ejemplo, enseñarles a recoger sus juguetes, a tirar los papeles a la papelera, a dar las gracias, a llamar a la puerta… Normas básicas de comportamiento que seguro que les vienen muy bien de cara al colegio y que pueden aprender como parte de un juego 😉
  • A medida que se vaya acercando el momento de comenzar el colegio sería bueno empezar a establecer unas rutinas de sueño adecuadas. Ya sabemos que en el verano nos descontrolamos todos un poco pero estas rutinas nos vendrán muy bien para que cuando llegue el momento el niño ya tenga asimilado que hay que acostarse y, sobre todo, levantarse a una hora. Además, los niños deben de dormir unas determinadas horas para que estén descansados y acudan a la escuela felices y con energía. A ver cómo consigo que Álvaro se duerma antes de medianoche 😉

En unos días empieza el cole… ¿Ya habéis empezado a preparar a vuestr@s angelit@s?

Anuncios

19 pensamientos en “Cómo Conseguir una Buena Adaptación a la Escuela

  1. diasde48horas

    Geniales los consejos, gracias!! Nosotros llevamos particularmente mal lo de limpiarse el culete. Redondo se sabe muy bien la teoría pero en la práctica falla un poco… nunca acierta en el sitio jeje. Realmente yo lo veo muy pequeño todavía (no tiene ni tres años el pobre) pero claro, en cole lo va a necesitar…

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Con tres años ninguno sabe limpiarse el culete. Nosotros con Álvaro lo intentamos un par de días y al ver que se ponía perdido lo dejamos.
      De todas formas estate tranquila porque los niños no suelen hacer caca en la escuela.
      Aun así podéis ir ensayando. Primero que se limpie él solito y después lo repasais. Es lo que hacemos nosotros.
      Muakkk

      Me gusta

      Responder
  2. mamapuede

    Ainss mira que por un lado tengo muchísimas ganas de que empiece me hace ilusión pero por otro…
    Leo esta encantado con el cole de mayores, pasamos de vez en cuándo por la puerta, le hablo de amiguitos que va a conocer, de lo bien que se lo va a pasar… Pero ya veremos cómo son esos primeros días.

    Más o menos todo lo que dices lo cumplimos así que por ese lado estoy tranquila.

    Sobre el periodo de adaptación el mío no me gusta, y no me quejo por mi comodidad es por los niños ir un día y no volver hasta pasados varios días no me parece un buen sistema.

    Ahora con lo que no estoy de acuerdo es con lo de que no pegues pero no te dejes pegar, mira, llevo más de un año intentando que Leo se defienda cuándo le peguen y vale que no he conseguido mucho pero es que si encima le digo que no pegue en qué punto estaríamos? Lo siento mucho pero si pegas te arriesgas a recibir que estoy harta de niños pegones

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Jajajaja, de sobra sabes que yo también. Pero como tu misma dices no consigues nada. Nosotros estamos en la misma situación y lo único que hemos conseguido es que por lo menos diga “no me pegues” y que venga a decírnoslo.
      Además, tarde o temprano los niños huyen de los pegones. A nadie le gusta que le hagan daño, pero aun son muy pequeños para darse cuenta.
      De todas maneras has leído que eso es la teoría y que me reservo el derecho de arrepentimiento, no? 😜😜😜

      Me gusta

      Responder
  3. No sin mis patucos

    Yo ya pase por eso, aunque he de decirte que cada comienzo de curso produce cierto nerviosismo por diferentes razones. Yo por ejemplo este año que Alejandra empieza primaria (como pasa el tiempo) estoy de los nervios pensando que profesora le va a tocar o con quien se va a sentar.
    En el caso de las adaptaciones para mis hijos era un poco frustrante tener cada día un horario diferente y niños diferentes ( hacen grupos de cinco y los van juntando días diferentes). Sobre todo Diego cada día lloraba porque no podía entrar a la misma hora q Alejandra y no entendía porque estaba tan poco rato. No se si también tiene q ver el hecho de q mis hijos han tenido q ir a guardería desde los 5 meses, pero te aseguro q lo pase yo muchísimo peor que ellos.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Tienes razón, aunque ya estén en el colegio el nerviosismo no se acaba.
      En cada colegio la adaptación es de una forma y los niños se la toman de forma distinta. Sólo espero que Álvaro lo lleve más o menos bien y no se le haga muy duro. Ya os contaré la experiencia 😉

      Me gusta

      Responder
  4. almademami

    Muy prácticos los consejitos ( me los apunto para cuando me toque q espero q sea dentro de…. 10 años??? No cuela no???) ays son taaan pequeños jeje pero bueno falta el punto de q la madre mantenga la calma y piense q el retoñito va a estar fenomenal jeje animo q seguro q Alvaro es un campeón! Y tu una valiente! Besotes

    Me gusta

    Responder
  5. Una mamá muy feliz

    Ayyyyyyyyyyyy ya sabes como estoy viviendo todo esto, ni ganas de contarlo en el blog tengo!!! Estos consejos que nos das son muy importantes, muchas gracias. Son tan pequeños que por mucho que intentemos enseñarle muchas cosas…es imposible, cómo va a saber un niño de 3 años limpiarse el culete!!?? confío en que no haga caca en el cole igual que no le da gana cuando salimos y si no pues que se lo limpie como pueda.
    En cuanto a lo de que le peguen, mi tesoro es de los que las va a recibir todas, es tan bueno…el no concibe eso de pegar porque nunca ha tenido que competir por nada.
    Y el periodo de adaptación, esto me lo reserbo para mi post que ya sabes que tiene tela!!!

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Tu tesoro se va a adaptar perfectamente, su madre ya es otra cosa, jajajaj.
      La mayoría de los niños no hacen caca en el cole. Álvaro tampoco sabe. Lo intenta pero no sabe. Poco a poco, seguro que dentro de unos meses le cogen el tranquillo.
      Un besazo muy fuerte y muuuucha energía positiva.
      Muakkk

      Me gusta

      Responder
  6. liokuina

    Madre mía, si es que no quiero ni pensar en cuando me toque… No me imagino como debéis estar vosotras. Que aunque no lo parezca, también necesitamos periodo de adaptación!!!
    Un saludo!

    Me gusta

    Responder
  7. nosoyunadramamama

    Lo del sueño es fundamental!!!! en cuanto empiezan el cole, en casa ya están en la cama a las 8 y media de la tarde-noche…Yo es que le doy muchísima importancia a esto, el sueño y descanso son también salud y el carácter del niño puede verse afectado por la falta de sueño!!!
    Pues mira, yo creo que el periodo de adaptación debería ser flexible y opcional. Hay niños que van felices al segundo día y los hay que tardan meses…por eso creo que es difícil establecer unos tiempos. Alfonso tardó mucho pero creo que Rafa, al conocer ya muy bien el cole de su hermano y al haber ido este último año un montón de veces a los entrenemainetos de Alfonso, le costará menos…por eso digo que cada familia y cada niño son distintos y que es complicado establecer unos criterios adecuados para los periodos de adaptación!

    Me gusta

    Responder
  8. Pingback: Primera Reunión Informativa de la Escuela. | La mamá de Álvaro

  9. Sonia Larena

    Hola, mi pequeña ha empezado el colegio por primera vez, la primera semana de adaptación fue genial, pero ahora ya no, llora y se resiste a entrar. Ha tenido una buena explicación previa por nuestra parte, anticipación de lo que va a ser el colegio incluso con juegos y visitas a su aula, al profesor, visión objetiva del colegio…
    Esto le pasa en la cola y al entrar, luego ya pasa buena mañana, eso es lo que nos dicen en el centro. NO podemos soportar dejarla así, no podemos verla sufrir así.
    Antes de entrar le preguntamos si quiere ir al colegio, ella contesta que si, el día de antes e incluso por la mañana en la puerta del cole, pero luego se monta el problema.
    El profesor en una reunión nos dijo que la puntualidad es importante porque el no puede dejar que por un niño su clase ya preparada se alborote y tenga que volver a empezar y perder una hora de todos los demás para volver a tranquilizarlos y explicar la actividad. Son buena gente en el colegio, eso no me preocupa.
    ¿Qué más podemos hacer? ¿Alguna idea o referencia para leer?
    El profesor en una reunión nos dijo que la puntualidad es importante porque el no puede dejar que por un niño su clase ya preparada se alborote y tenga que volver a empezar y perder una hora de todos los demás para volver a tranquilizarlos y explicar la actividad. Son buena gente en el colegio, eso no me preocupa.
    Alguna idea o referencia para leer?
    Agradecemos cualquier comentario, un saludo.

    Me gusta

    Responder
    1. Madre Agua Autor de la entrada

      Hola tocaya:
      Te entiendo perfectamente. Tiene que ser duro dejarla ahí llorando, pero yo creo que la niña si quiere ir al cole, de hecho te lo dice. Y los maestros no te van a mentir. Seguramente llora solo esos minutillos en los que se separa de vosotros. Daos unas semanas más y ten paciencia.
      Explícaselo mil veces si hace falta, ve al parque para que vea a los amiguitos del cole… También puedes intentar que sea otra persona la que la lleve al cole, una abuela, algún amigo…
      Un abrazo enorme y mucho ánimo

      Me gusta

      Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s