El Cumpleaños de Álvaro o La Boda de Farruquito

Después de más de una semana desaparecida del mundo 2.0 vuelvo por aquí. No os voy a engañar diciendo que he echado de menos el blog y todo lo que está ligado a él porque os mentiría. Hemos estado en la playa, disfrutando mucho los tres, recuperando el tiempo perdido y riéndonos a carcajadas haciendo guerras de arena. Vamos a estar así todo el verano (!qué dura es la vida!) así que si una semana me echáis de menos por estos lares ya sabéis que yo también os echo de menos a vosotros aunque no mucho, jajaja pero allí no tengo ADSL y además está prohibido trabajar ;).

Hoy os vengo a contar una de las fiestas más importantes para nosotros:

El cumpleaños de Álvaro o La Boda de Farruquito

Desde que nos hemos convertido en padres las fiestas en nuestra casa han disminuido hasta casi desaparecer. Antes cualquier ocasión era buena para reunirnos los amigos a tomarnos unas cervecitas, echar un póquer o hacer un picoteo y tirarnos hablando hasta las tantas de la madrugada. Esos tiempos ya quedaron atrás, pero nosotros a veces los echamos de menos por lo que el cumpleaños de Álvaro se convierte en el pretexto perfecto para invitar a amigos y familiares y organizar una fiestecilla, aunque ya sabéis que mi señor esposo llama a los cumpleaños del primogénito “la boda de Farruquito” porque dice que cada vez invito a más gente y hago más cosas… Reconozco que este año me ha costado un poco más que los años anteriores y es que no es lo mismo estar embarazada y pasarte horas y horas en la cocina preparando comidas y después aguantar hasta las tantas como una campeona… pero para una vez que celebramos que mi tesoro cumple tres años hay que darlo todo, ¿no?

Este año, entre boda y despedidas de solter@ unas cosas y otras hemos tenido que posponer el cumpleaños de Álvaro hasta el 11 de julio y eso ha traído consigo que la semana pasada casi me diera un soponcio cuando empecé a invitar a gente y empezaron a fallarnos: que si tenían una boda, que si estaban de vacaciones… Me imaginaba el cumpleaños más triste de la historia, sin apenas gente, sin niños y sin nada. Por suerte después no ha sido así y aunque nos ha fallado mucha gente los que han venido han estado acompañándonos hasta que prácticamente los hemos echado a las 3 de la mañana.

Esta vez lo hemos celebrado en el campo porque estos días está haciendo mucho calor y por lo menos allí nos podíamos refrescar dándonos un chapuzón en la piscina. Y después lo hemos hecho como siempre: primero chucherías, limonada y la tarta y después ya empieza la fiesta con su cenita, sus cervezas y sus copichuelas… Se van los viejos (es decir, padres, suegros y tíos) y nos quedamos sólo los amigos hablando de lo divino y de lo humano, recordando los tiempos en los que éramos mozos, fraguando nuevas amistades y contándonos secretos inconfesables que sólo se dicen cuando se tiene en el cuerpo alguna copita de más.

tarta de cumpleaños

Jake tenía que estar presente de una manera u de otra 😉

Vamos, el anti-cumpleaños para un niño de tres años, aunque Álvaro disfrutó de lo lindo. Se bañó varias veces en la piscina, estuvo jugando con la arena, comió todas las gominolas que quiso, abrió muchos regalos, le cantaron cumpleaños feliz en español, inglés y portugués y jugó con los amiguitos… ¿Se puede pedir algo más? Bueno, quizás que sus padres hubieran tenido un poco de conocimiento y no hubieran aguantado tan tarde, pero un día es un día y porque se acueste un día a casi a las cuatro de la mañana tampoco pasa nada.

baños en la piscina

Abriendo regalos

¿Lo mejor de todo? Que el año que viene tendremos dos cumpleaños o bodas de Farruquito que celebrar 😉

Anuncios

38 pensamientos en “El Cumpleaños de Álvaro o La Boda de Farruquito

    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Pero vamos a ver… Tu eres amiga mía o de mi marido? Porque no es por nada pero las amigas se defienden y si a una le da por montar una fiesta una vez al año pues la otra dice que es la mejor idea que ha podido tener y punto.
      Sigues estando gordi???

      Me gusta

      Responder
  1. dtradiciorece

    Mi marido se pasa un mes antes del cumpleaños refunfuñando que una niña no necesita tanto, que cuando eremos pequeños invitabas a casa a cuatro amigos, que todo es muy caro…y luego es el que más disfruta de reunirnos con los amigos y celebrar todos juntos el día.!! Me vuelve loca!!
    Me alegro de que lo hayais pasado tan bien y muy bonito el pastel.

    Me gusta

    Responder
  2. másqueelprimerdía

    Si es que, eso es un cumpleaños y lo demás tonterías!!
    Seguro que Álvaro lo pasó genial, pero estoy más segura aún de que los mayores os lo pasáis incluso mejor!!
    PD: me alegra ver que no soy la única que está de desconexión bloggeril 😉

    un besito!

    Me gusta

    Responder
  3. entremishoras

    Pero si a ellos les encantan estas fiestas! Eso de acostarse tarde está genial y no les va a pasar nada por un día. Nosotros fuimos de boda en mayo y aguantaron hasta que se durmieron, uno a la 1 y otro a las 2, y nosotros estuvimos hasta las 4 y no pasó nada! Con dos pues será más de lo mismo! A divertirse! Aunque yo confieso que no suelo organizar fiestones en casa…

    Me gusta

    Responder
  4. mamirecientecuenta

    Yo solo pensaba en el cumple de mi bichilla. Estuve bastante tiempo preparándolo todo y al final, a mi sí me dejaron casi plantada. Vinieron los abuelos y los tíos y primos. Pero lo que son amigos, nadie. NADIE!! Así que no tengo muchas ganas de que lleguen los dos y cuando lleguen me parece que va a ser un cumpleaños la mar de tranquilo en familia. Sobre todo si las cosas no cambian. Y eso que nosotros avisamos con más de un mes de antelación.

    Saludos

    Me gusta

    Responder
  5. srajumbo

    Ays cala calla que llevo meses preparando el de N, que también es al aire libre y con muchos niños. Me encanta hacerlo, y además..por aquí nos acostamos tarde todos los dias de verano. Después de cenar salimos con otras mamis a pasear y volvemos casi a la 1,no tenemos verguenza jaja.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Jajajajaaj, serás mala madre… A la 1 y todos los días??? Si te sirve de consuelo nosotros también nos acostamos a esa hora mas o menos, entre otras cosas porque hasta las 22.30 no llegamos del parque 😉
      Muakkk

      Me gusta

      Responder
  6. nosoyunadramamama

    Justo ahora que vais a tener el segundo, quizás no sea el momento de animarte a hacer fiestas más a menudo pero compensa, de verdad!!! A mí un plan que me encanta es el de hacer casas rurales con amigos y sus hijos; los peques se acuestan a una hora normal y los mayores podemos estar hasta altas horas de la madrugada de copas, charlando, jugando a las cartas…. Y por el día jardín y comilonas. Y así uno se quita el “mono” de salir de marcha, jajaja… Por cierto, felicidades al peque!!!

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s