Maternidad

Rabietas, Rabietas y Más Rabietas

Lo peor de que tu hijo vuelva a tener rabietas es cuando tu creías que ya las había superado. Lo confieso, soy una ilusa y pensaba que ya habíamos pasado esta fase, que las rabietas habían quedado atrás y ya sólo serían un mal recuerdo en nuestra vida de padres primerizos.

Álvaro empezó a tener rabietas sobre los dos años y pico y las hemos llevado como hemos podido pero hacía meses que parecía que había superado esta etapa. Sí, se enfadaba, pero como nos enfadamos todos, sin llegar a pasar el límite que separa un simple enfado de una rabieta en toda regla.

Fue una época muy mala, los padres que hayais pasado por ellas me comprendereis, en la que cualquier cosa hace saltar la chispa y después para sofocar esa chispa hacen falta toneladas de paciencia. Hay niños que no pasan por esta etapa o que la pasan de forma muy suave. Sus padres no saben la suerte que tienen y, sobre todo, nunca comprenderán lo mal que se pasa, lo desesperado que es y lo mal que te sientes… Te sientes mal porque no sabes en qué estás fallando, en qué momento te has equivocado y también porque a veces no sabes si tirarte tu por la ventana o tirarlo a él. Puede que os suene muy fuerte, en realidad lo es, pero cuando tu angelito se levanta llorando sin motivo aparente y se acuesta de la misma manera… Eso es agotador.

Pues bien, después de meses de paz relativa, las rabietas han vuelto a nuestra casa y han vuelto pisando fuerte, como no podía ser de otra manera cuando se trata de las cosas de Álvaro. Él lo hace todo a lo grande, con intensidad, no es un niño de medias tintas.

Desde hace semanas que vengo observando el cambio, no es algo que me haya cogido por sorpresa, la verdad. He visto que cuando se enfada nos llama “tontos” y que nos dice “no voy a ser tu amiga nunca más” y se queda tan pancho, aunque a los dos minutos no se acordara y viniera a darnos un beso o a contarnos una historia, como él dice. Pero yo intuía que esas reacciones no iban a traer nada bueno y así ha sido. Ha vuelto a tener RABIETAS, pero rabietas así, en mayúsculas, rabietas como nunca jamás habíamos visto en esta casa y os aseguro que no somos unos lerdos en la materia.

Ahora sus rabietas van unidas a un afán de destrucción que no tenían antes, a intentar tirar todo lo que pilla, a hacer daño… quizás porque es más mayor, quizás porque la frustración que siente es más grande y no sabe qué hacer con ella… Lo único bueno es que sólo se dan en casa y sólo contra con nosotros, sus pobres padres, sobre todo conmigo. En la calle sigue siendo un angelito con el que puedes dialogar cualquier situación… pero con 40 grados ¿quién es el guapo que se va a la calle para que el niño se calme…?

Reconozco que estoy saturada… Que la otra fase de rabietas la llevé mal pero ésta… Ésta está poniendo mis nervios al límite. A lo mejor porque me había autoconvencido de que era una fase superada, porque estoy más cansada o porque las hormonas del embarazo no dejan de hacer de las suyas… Pero ahora continuamente necesito “tiempo fuera” para limpiarme las lágrimas y sorberme los mocos, ahora me duelen más sus “tonta” o sus “ya no te quiero” y tengo mucha menos paciencia para aguantar que pase el sofocón, para que salga de debajo de la cama o simplemente se levante del suelo…

Y sí, la teoría me la se enterita, si hasta publiqué un post para sobrellevar las rabietas pero la práctica… la práctica es harina de otro costal.

¿Alguien quiere hacerse cargo de un niño de tres años muy muy guapo durante una semanita? Es gratis y el envío va incluido 😉

Anuncios

21 comentarios en “Rabietas, Rabietas y Más Rabietas”

  1. Jo, que duro debe ser.
    Nosotros hemos pasado alguna fase de esas pero que yo ni he considerado si quiera rabietas, hemos tenido días muy malos, de salirme fuera a llorar por no poder más, pero han sido muy pocos.

    Lo malo de tu situación ahora es que Álvaro ya es más mayor y tú te crees que lo que te dice lo está diciendo con total conocimiento y no es así, ¿de verdad piensas que ya no te quiere? Pues no!
    Mucho ánimo y espero que la racha pase pronto

    Me gusta

  2. Yo también pensaba que una vez superada la fase no habría recaídas. Mi bichilla creo que ya llev algunos meses sufriendo rabietas espirádicas, aunque aún es pequeña, pero tiene una mala leche reconcentrada que se le escapa por los cuatro costados. Por eso, estaba esperando el momento del boom, para que pasase lo antes posible, pero si se puede recaer ¡ya no sé cómo lo quiero afrontar!

    Me gusta

  3. Claro que te quiere mucho y necesita saber que tú también lo quieres. No conozco la fase todavía porque no la he tenido, pero no tengo paciencia para ella…
    Seguro que Álvaro te ayudará con las rabietas del peque.

    Me gusta

  4. Ay! Las rabietas! Qué etapa más dura, frustrante y complicada. Se supone que debemos mantener la calma, ¡pero a veces es tan difícil! Al menos sabemos que tarde o temprano desaparecen.

    ¿Conoces la suscripción Edukame.com? En mi blog hablo todos los meses de ella. Hace meses sacaron un número que te podría ir bien http://losjuegosdedragona.blogspot.com.es/2014/11/sos-tiene-rabietas-revista-octubre.html

    Contiene una guía, juegos y actividades que seguro te ayudarán a sobrellevar esta etapa.

    Y como sabemos que es una época difícil, en la que perdemos la paciencia, te invito a que te apuntes al #RetoPaciencia que están llevando a cabo en estos días. http://edukame.com/reto/el-reto-de-la-paciencia

    He visto tu guía de sobrellevar las rabietas y está genial, estoy completamente de acuerdo contigo en todos ellos.

    Un truqui que te puede ir bien (yo, lo confieso, aún no lo he tenido que probar, pero algún día me va a tocar, P viene pisando fuerte a sus apenas 22 meses) Si como dices tu niño descarga su furia en plan destructivo ¡¡déjale!! pero con algunas normas:

    1. Puedes usar un peluche grande, una almohada o algo blandito para que libere toda esa tensión. ¡¡A darle puñetazos!! (Pero SOLO a ese objeto, debe saberlo)
    2. Invítale a pintar su rabia. Dale una cartulina grande o un cartón y que pinte bien fuerte sobre ella.
    3. Podéis dar saltos. Parece una tontería, pero el ejercicio libera energía ¿no? Puede ser una buena forma que libere esa tensión sin hacerse daño.

    ¡Ánimo! y esperemos que pase rápido.

    Un besazo!

    Me gusta

  5. Mándamelo que le hago un huequito en mi casa, jejejejeje
    Las rabietas son horribles, pero yo lo unico que hago al respecto es no hacerles nada de caso que es la unica forma de que se tranquilicen. Date cuenta que para Alvaro las cosas están cambiando y la llegada del hermanito está cerca, por eso aunque parezca que no se da cuenta de nada, los niños perciben el más mínino cambio.
    Alejandra las tuvo muy fuertes cuando nacio Diego pero luego se le pasaron y nunca más y Diego todavía de vez en cuando se enrabieta, pero ya te digo que lo mejor es no hablarle ni nada para que se pueda tranquilizar pero siempre estoy pendiente de el para que no se haga daño ni se lo haga a los demás porque a veces también le da por tirar cosas por los aires.
    Luego de repente me dice mama quiero que nos perdonemos y le digo claro que si, nos damos un abrazo y listo.
    De todos modos es que con este calor se lleva todo peor.
    Un besote.

    Me gusta

  6. El calor horrible, la futura llegada del hermanito y el fin de la guarde les satura y les cansa muchísimo. Las palabras no las dicen con maldad, simple te porque lo han oído a otras personas y niños y se dedican a imitar. A mi lo que mas me funciona aquí es el en momento álgido de la rabieta ignorarlos por completo, cuanto mas caso les hace peor porque saben que con esa actitud consiguen llamar tu atención, dejas que pase la tormenta y cuando esté completamente relajado intenta hablar con él e intenta que entienda que no te gusta cuando hace esas cosas, es una etapa dura, pero pasará…

    Me gusta

  7. …Martín, por ahora, no ha tenido grandes RABIETAS……Sí muchos enfados, mostrar frustración, mostrar su carácter decidido y de querer hacer/elegir/ coger lo que él quiere….”Esa camiseta no, la otra….esas galletas no, estas…..este cuento no me gusta, quiero este….Ahora no me quiero bañar, espera…..” pero se le convence, distrae relativamente fácil con algo y en otras ocasiones (la mayoría) pienso que a mí me da lo mismo la camiseta que lleve (está guapo y precioso con todas….) y cedo…O pactamos….”Ahora no te bañas, vale, pero cuando tires el coche tres veces más por la rampa sí vamos a bañarnos…” Plena fase de reafirmación….A mí en esas ocasiones no me funciona ignorarle, al contrario, se enfadaba más….El prefiere que lo coja, que lo abrace, que le diga que ya sé que está enfadado, que no pasa nada, que yo a veces también me enfado….que le ponga su carita cerca de la mía….A veces, intenta darnos algún manotazo en el arranque de enfado…y ahora, lo último, intenta escupirnos diciendo algo así como….”ummmm y poniendo cara de enfado” …..Y sí, a veces tengo que contar 1,2,3 yo me calmará….4,5,6 vosotros lo veréis….y tomármelo con paciencia, humor y pensando que sí, que parece que no, pero que pasará……
    Un abrazo. Animo

    Me gusta

  8. Creo que son muchos cambios para él en poco tiempo, además todo el mundo le estará hablando del hermanito, y para él es una incertidumbre, porque sí el hermanito, pero no sabe realmente que es, ni los cambios que tendrá, por lo menos a mi mayor le pasó durante el embarazo de la hermana, él no sabe gestionar todos esos sentimientos, y la única manera que conoce para expresarlos es esa.
    Muchos besos, amor comprensión y paciencia.

    Me gusta

  9. El mio es mas pequeño, tiene dos años y un mes, pero si que nos damos cuenta que ya desobedece mucho mas. No ha tenido rabietas pero pienso que aun es pronto.
    Antes yo le decia eso no lo hagas, se lo explicaba y ya. Pero ahora, me mira y lo hace lo mismo, y también estando embarazada me cansa mas sus actitudes.
    A comprarse kilos de paciencia y esperar que la fase pase, animo guapa!

    Me gusta

  10. Como te entiendo!!!!! Yo las viví con la mía y era una peadilla, acababa desequilibrando también al hermano pequeño y lloraban dos por el precio de uno, pero en cuanto empecé a calmarme(se dice fácil pero cuesta) y a tomar las cosas con calma mejjoró todo mucho.
    Un besito y paciencia, que todo pasa.

    Me gusta

  11. Vaya que faena, eso de pensar que has superado algo y ahora de pronto tener que volver a pasar por ello es normal que te sature, y más en tu estado preñil y con el calor que hace que, quieras que no, hace que todos estemos más irritables. Te deseo muuucha suerte y que pase todo muy pronto. Un beso!

    Me gusta

  12. Sólo puedo enviarte mucho ánimo y toneladas de paciencia. Nosotros llevamos con las rabietas desde los 11 meses y cada día van in crescendo. Ahora llevo una semana en la que parece que estoy aprendiendo a tolerarlas mejor, pero se hace difícil, porque como Álvaro, Mara también es pura intensidad y muy dada a romper cosas y tirar trastos al suelo cuando se enfada :-S ¡Ánimo!

    Me gusta

  13. Uy yo pensaba que me había librado de las rabietas porque tiene casi 3 años y no habíamos tenido ninguna pero este mes… llevamos ya unas cuantas. Por suerte se le pasa rápido, pero el espectáculo que damos cada dos mañana en la piscina es fantástico jajj. El llora por que no quiere compartir juguetes, yo le riño, le intento convencer, grita mas, me enfado, y acabo dandole en el culo.Al rato viene me dice que va a ser bueno y se olvida de todo. Que estres…

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s