Capazo para la Playa o la Piscina

Aquí donde yo vivo hace mucho calor en verano. Bueno, en realidad esta primavera también ha venido muy calurosa y ya llevamos muchos días con más de 36º. En verano rondamos la mayoría de los días los 40, un calor sofocante que te agota y que hace que te recluyas en casa hasta el anochecer porque si sales de casa corres el peligro de derretirte.

Para combatir el calor nos pasamos la vida en la piscina y nos jartamos de comer sandía y de beber gazpacho. Creo que seremos de los pocos que no adelgazamos en verano, al contrario, cogemos unos kilitos de la panzá de gazpacho que nos damos.

Nosotros nos pasamos la mitad del verano aquí, en el pueblo, haciendo horas extras en la piscina hasta que los dedos se nos quedan como garbanzos en remojo y después vamos mucho a la playa. Hasta ahora a mi señor esposo la playa no le gustaba mucho (yo creo que sigue sin gustarle) pero me he buscado un aliado al que no es capaz de decirle que no 😉

Y ¿qué bolso me llevaba yo a la playa o a la piscina?. Pues un bolso bien grande y bien horroroso que me dieron de propaganda hace unos años al comprar unas cremas solares y por aprovecharlo, por aprovehcarlo… Iba hecha un desastre. Hasta que este año me he dicho se acabó. Mi vida no es pinterest (como dice Planeando Ser Padres) pero a ver si con un bolso capazo (que esa es otra, que me he enterado este año que los bolsos de mimbre de toda la vida se llaman capazos…) por lo menos doy el pego”.

Dicho y hecho… He comprado un bolso y lo he decorado yo. No os vayáis a pensar como mis queridas compañeras de clase que creían que hasta los hacía yo. Pues no, no los hago, sólo lo he puesto preciosísimo de la muerte o ¿no?

capazo-playa

Le he dado una manita de pintura, he pintado unos faros en un trocito de lino, unos madroños, un poquito de sandunga y voilá... Ya me puedo ir a la playa o la piscina como dios manda. Además está forradito, con su cremallera, su bolsillo interior, vamos, que no le falta detalle 😉

Si alguna de vosotras tampoco tiene una vida pinterest pero por lo menos quiere ir tirarse a la arena monísima, pues ya sabe, que me mande un correo (lamamadealvaro@gmail.com) y en menos que canta un gallo lo tiene en su casa 😉

Anuncios

22 pensamientos en “Capazo para la Playa o la Piscina

  1. mamapuede

    Madre mía Sonia, es precioso!!
    Me encanta!

    Qué ganas tenía de esta sección, aunque por otro lado no sé yo si me va a compensar mucho o me voy a dejar aquí mi sueldo.
    ¿Cuánto cuesta?

    Me gusta

    Responder
  2. No sin mis patucos

    Ains que monisimo por favor. Tu sabes las ganas que tengo de llevar un capazo a la playa con mis cositas sólo y no ir con una bolsa de las azules de ikea, de esas de llevar la compra porque entre las cuatro toallas, los bañadores de repuesto, camisetas, cremas, algo de picar, cubos, palas,………. parece que vamos a la guerra.
    Pues danos precios please que me ha gustado muchísimo, y si del presupuesto que me voy a dejar este verano en campamentos me queda algo, me lo compro seguro, jejejejej
    Un besote.

    Me gusta

    Responder
  3. Pingback: Preparando mi maleta para la playa - Mamá puede

  4. Pingback: Ratoncito Perez Guarda Dientes | La mamá de Álvaro

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s