Maternidad

Puente del 1 de Mayo y Día de la Madre

Si, ya sé que este post debería haberlo publicado ayer lunes y a primera hora que era cuando pegaba… Que ya estamos a casi jueves y parece que ha pasado una eternidad desde el fin de semana largo que hemos tenido… Pero es que no me da la vida para más y mejor tarde que nunca que no quiero estar el año que viene a estas alturas preguntándome qué hice a primeros de mayo… Ya sabéis que la cabecita la tengo regular 😉

Puente del 1 de Mayo y Día de la Madre

Como este año el 1 de mayo ha caído en viernes nos hemos encontrado un puentecino para volver a hacer las maletas, que es uno de nuestros pasatiempos favoritos. Pero como para viajar “solo” utilizamos el dinero de la hucha de las vacaciones y la vaciamos en Semana Santa esta vez tuvimos que ajustarnos el cinturón e irnos a la casa que tienen los abuelos en la playa, que allí hasta ahora el alojamiento es gratis 😜

Salimos el viernes sobre las 10, que tampoco es cuestión de madrugar para un día que tenemos de remolonear en la cama y Álvaro se tiró las dos horas largas de camino preguntando que cuándo llegábamos a la playa. El mi pobre se pensaría que íbamos a tardar lo mismo que cuando vamos a la piscina y salir del pueblo y empezar a ver carretera y campo y empezar a preguntar fue todo uno. No paraba de decir “¡esto es el campo!” como queriendo decir “¿no me habíais dicho que íbamos a la playa?”

Por supuesto no recordaba la casa… ¡Cómo para acordarse de que allí tiene algunos juguetes…¡ Cuando abrió un armario y descubrió una bolsa llena de juguetes casi se vuelve loco. Se los quería llevar toooodos a la playa. Menos mal que lo convencimos diciéndole que solo se podía llevar los que cupiesen en su mochila porque cada uno tenía que llevar sus cosas, que si no…

Y ha aprendido que antes de ir a la playa hay que echarse cremita porque el sol quema y después te pica. Se lo ha aprendido tan bien que era el encargado de mentalizar a su padre “no pasa nada, papá, solo es crema. ¿No ves que el sol quema?” mira que nos lo dijo clarito… Pues la tonta de su madre ni así le hizo caso y se ha abrasado.😖

Cuando llegamos a la playa los ojos casi se le salen de sus órbitas al ver tanta agua y tanta arena juntas. Pero eso si, hasta llegar al sitio donde tendimos las toallas (no, no llevamos sombrilla, yo me quería achicharrar a toda costa) la arena no podía rozar sus delicados pies y lo tenía que llevar su madre en brazos, aunque diez minutos después estuviera rebozado en arena.

Álvaro retozando en la arena

Y como ha saltado en las olas… Empezó con “solo los pies, mama, por fi” y ha acabado metido enterito y eso que el agua estaba helada… ¡Madre mía, que mala madre soy¡. El agua fría y el niño metido en la playa… Menos mal que no se ha puesto malito ni nada, porque si no su abuela me hubiera vuelto medio tarumba con la cantinela de que a quién se le ocurre dejar que el niño se metiera en el agua y patatín y patatán.

ÁLvaro en la playa

Además, el domingo fue el Día de la Madre. El tercer Día de la Madre que celebro y el único que ha merecido la pena. Vosotr@s no os acordaréis pero a mí no se me ha olvidado el Día de la Madre del año pasado, cuando mi señor esposo y padre de la criatura ni siquiera se acordó de felicitarme. Pero este año yo no estaba dispuesta a quedarme sin celebrarlo y mucho menos sin los regalos besos y abrazos correspondientes… Así que llevo más de un mes recordándole al marido que el primer domingo de mayo es el Día de la Madre y que me tiene que hacer un regalo. Si, así, sin paños calientes, porque si no se lo digo tan claro lo mismo me dice “felicidades” y santas pascuas. De todas formas, como no me fiaba mucho de él (cariño, por si lees esto que sepas que en todo lo demás eres perfecto y que te adoro) ya me encargué yo solita de comprarme un detallito en forma de frasco de colonia, que nunca viene mal ;). Pero esta vez mi hombre me ha sorprendido… El sábado por la tarde me llevó de tiendas a Huelva (y se perdió a su querido Madrid¡¡¡) y me compró un bolso precioso que elegí yo y el domingo me trató como a una reina todo el día ¿se puede pedir algo más?

Aunque sin duda el mejor regalo del Día de la Madre fue la flor que me trajo mi angelito de la guarde y sus besos y abrazos… Y el año que viene los tendré por partida doble 😉

flor del día de la madre

Anuncios

31 comentarios en “Puente del 1 de Mayo y Día de la Madre”

  1. La playa!! Qué ganitas le tengo yo, y aquí el tiempo que sigue sin acompañar, qué rabia!!!
    Me encanta lo bien que se lo pasan los peques en la arena, rebozándose y luego corriendo al agua aunque esté muy fría, eso es disfrutar la playa al 100% 😉
    Me alegro mucho de esos regalos tan chulos de Día de la Madre!!

    un besito!

    Me gusta

  2. Así me gusta, que quede bien claro que nos gustan los regalos! Yo como ni diciendoselo claro me iba a caer nada me lo compre yo misma 😜. Y la playa… Q ganas tengo de ir de verdad a achicharrarme!! Por aquí la hemos pisado pero con ropa no en bañador y el agua…este si que estaba fría!!

    Me gusta

    1. Jajajajaaj, hoooombre, claro que nos gustan. Así que hemos hecho lo debido. Preparar el detallito y después hacernos las suecas, jajaja
      Pronto disfrutarás achicharrandote, pero echate cremita, que no merece la pena. No sabes los diitas que he pasado y sin poder quejarme…
      Muakkk

      Me gusta

  3. Del regalo del día de la madre prefiero no comentar nada. Me lo voy a guardar para mi.

    Ahora de mi de la playa…. Que envidia! A dos horas no sólo es que tengáis la playa es que además tenéis el alojamiento gratis! Pero mis padres por qué no tienen algo así?

    Me gusta

    1. La verdad es que si he disfrutado… con el día y con los regalitos, todo hay que decirlo 😉
      El año que viene será el doble de mejor… Eso si, tengo que ir mentalizando al padre de que si no me compra algo por lo menos me tiene que llevar a comprarlo y sacar la cartera, jajaja
      Un besazo

      Le gusta a 1 persona

  4. Que bien! Con lo que me gusta a mi la playa! Y tienen casita en la playa gratis, pero que envidia me dan!!
    Nosotros tenemos piso en Jaca que claro, mi marido que le encanta la montaña es feliz pero yo nooooo, que es Jaca, que ahí no hay playa, vaya vaya…
    Pero como es gratis, ahi nos fuimos el puente, y de regalo me cayeron unos pasteles, si hija, así de triste. El año que viene me compro yo el regalo!

    Le gusta a 1 persona

  5. No te lo vas a creer pero este año he recibido el mismo regalo de mi hija!!! Igualito, igualito. Luego te mando la foto por twitter, jajajaja. Besicos

    Me gusta

    1. Ajajajaj, el detalle de la colonia de mi marido ha sido lo mejor. Ha acertado hasta comprándome la que quería 😉
      Hemos tenido mucha suerte, si, porque otras veces que hemos la playa ni la hemos pisado.
      Muakkk

      Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s