Diferencias entre el Primer y el Segundo Embarazo. Primer Trimestre.

La idea de hacer este post se la he copieteado a Días de 48 Horas (que a su vez se la cogió prestada a Mamá Puede) y desde que leí su entrada me apunté la idea porque yo también quiero hacer una comparativa entre mis dos embarazos. Si no conocéis sus blogs (que lo dudo) os animo a que les hagáis una visita: os van a encantar 😉

Difererencias entre el Primer y el Segundo Embarazo. Primer Trimestre.

Cuando estaba embarazada de Álvaro me parecía que yo era la única embarazada de la historia (esto ya lo escribí aquí, pero es que es la pura verdad). Por ejemplo, apenas cogía peso. La fregona la llenaba hasta la mitad, para subir la compra a casa daba varios viajes al coche, las escaleras las bajaba despacito… cualquier movimiento fuera de lo normal (o normal mismo) me parecía que podía acarrearle un daño a mi futuro bebé.

En este segundo embarazo me paso el día con los 15 kilitos largos de mi angelito en brazos, la compra la subo como puedo en una mano porque en la otra tengo que ir tirando de Álvaro y las escaleras… Las escaleras a veces las bajamos a saltos contando los escalones.

En el embarazo de Álvaro me empecé a embadurnar la barriga de crema en la semana ocho y crema de esa que te venden como especial para que no te salgan estrías en el embarazo y tu picas y con tal de que no te salga una estría te dejas allí medio riñón.

En este segundo embarazo me he echado crema un sólo día y crema normalita, un body milk que tenía por casa y que por casualidades de la vida aún no olía mal porque yo soy de las que se compran las cremas emocionadísima pensando en echársela todos los días y a los tres días mal contados se me ha pasado la fiebre y las dejo aparcadas en el baño hasta que las tengo que tirar.

En el embarazo de Álvaro el primer trimestre lo pasé con unos ascos de campeonato. Me pasaba el día a base de fruta y cualquier olor a comida me revolvía el estómago. Tenía tanta animadversión a la comida que perdí unos kilitos y todo.

En este segundo embarazo los ascos han sido mucho menores, aunque también los ha habido, y en vez de fruta me ha dado por comer ensaladas, ensalada para comer y para cenar y porque por la mañana me daba reparo pero hasta para desayunar me apetecía. Pero no he perdido peso, nada, eso sí, tampoco he puesto y terminé la semana doce con los mismos 56,300 kilos de comienzos del embarazo.

En el embarazo de Álvaro me dormía por las esquinas. De hecho empecé a sospechar que estaba embarazada porque además de apenas probar bocado es llegar las diez de la noche ya me quedaba frita en el sofá.

En este segundo embarazo no he notado ese cansancio infinito y ese sueño a todas horas. Quizás también porque cuando tienes un niño pequeño (y más si tiene la energía del mío) no puedes permitirte dormirte cuando te de la gana. Es más, hay noches en las que ya sea porque Álvaro ha estado un poquito revoltosillo o porque yo me haya desvelado apenas he dormido y al día siguiente apenas he notado la falta de sueño (¿estaré mutando?)

En el embarazo de Álvaro me pasaba el día tocándome la barriga y haciéndome fotos. Empecé a hacerme fotos tan pronto que las primeras fotos que tengo no muestran una barriguilla de embarazada, sino la lorza que siempre me ha acompañado 😉

En este segundo embarazo apenas me da tiempo a tocarme la barriga y en cuanto a las fotos… ¡¡¡ No tengo ninguna del primer trimestre¡¡¡ Me he acordado mil veces pero siempre me decía a mi misma “mañana me la hago” y ese mañana no ha llegado nunca. A ver si me pongo las pilas que quiero tener unas fotitos de cómo mi barriguilla va creciendo 😉

Pero no todo son diferencias… También han habido algunas similitudes como los nervios y las noches sin dormir antes de las ecografías, las caricias y los cuidados, la ilusión y las miradas tiernas del padre de la criatura… y el amor… el amor sin límites a una nueva personita que aún se está formando y que ya forma parte de nuestras vidas.

Anuncios

20 pensamientos en “Diferencias entre el Primer y el Segundo Embarazo. Primer Trimestre.

  1. Marigem

    Me encanta!!!! Parece escrito por mí. Yo en el primer embarazo perdí kilos y todo, me eché todo tipo de cremas mágicas y tenía muchos miedos. Con el segundo los ascos fueron menos pero sí que tuve, en eso coincidimos, me pasaba le día con la niña en brazos(los míos se llevan 13 meses así que imagínate), las cremas pocas, no sé como tenía tiempo a ducharme y las fotos también fueron menos. Ahora sí, el miedo en las ecos, las ganas de conocerlo, las miradas del papi y lo que se les puede querer sin haberlos visto, eso es tan infinito que creo que con 10 hijos me pasaría igual. Un besín y enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. Bichilla

    Hola preciosa! Todo va viento en popa, parece! 🙂 Me alegro mucho!

    Yo en mi segundo embarazo estaba taaaan agotada que a veces quería llorar! Creía que el cansancio del primero no lo podría superar… pero sí. Y eso que no trabajaba, pero claro… no trabajaba en una oficina, pero llevaba dos años casi trabajando de madre a tiempo completo!!!
    Y esa mágica energía del segundo trimestre me la salté…

    Besos!

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Calla, calla, que hoy está siendo un día de esos difíciles. Estoy agotada y encima me encuentro mal, cansada… No se ni como explicarlo.
      Ser madre a tiempo completo agota y mucho, yo creo que más que cualquier otro trabajo.
      Un besazo

      Me gusta

      Responder
  3. No sin mis patucos

    Para mi lo mas diferente del segundo embarazo es que no puedes descansar mucho, como tu dices con otro niño, no tienes tiempo ni para darte cuenta de lo cansada que estás.
    Pero esta claro que la ilusión y la emoción es igual. Yo a veces me sentía culpable porque parece que le das como menos atención.
    Un besote.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Tienes razón en todo lo que dices. Ni te da tiempo a descansar ni a disfrutarlo. A mi me pasa igual, a veces siento una mezcla de penal culpabilidad porque se me está pasando volando y ni siquiera me estoy enterando 😦
      Muakkkk

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  4. mamapuede

    El primer embarazo eres tú, te cuidas, te minas, te paras a soñar… Con el segundo no tienes tiempo de na!

    Hazte fotos! Que yo sólo me hice una durante el segundo porque también lo iba dejando para mañana, y mira el día que tenía destinado para hacerme fotos se le antojó nacer a Gonzalo asique me quede sin ellas.

    Ah y gracias por la mención!

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Tienes razón, es que apenas tienes tiempo para nada como para pararte a echarte cremitas y a hacerte fotos, jajajajaj
      Ayyyy, lo de las fotos… Todos los días me acuerdo y después se me pasa el día y nada de nada. A ver si mañana me da tiempo 😉

      Me gusta

      Responder
  5. Mama jumbo

    Durante el primer embarazo no tienes un bichito revoloteando alrrededor tuya, el segundo sí, y claro aunque estamos cansadas anteponemos a ese bichito, pero también es maravilloso. Besos

    Me gusta

    Responder
  6. beamamainformatica

    Totalmente de acuerdo, con el primero te cuidas y lo mimas. Con el segundo cuidas de tu primer hijo y ya. Tu quedas en tercer lugar y el embarazo ahí va…yo a veces ni me acuerdo, la pobre bichita se ve que se siente dejada de lado porque cuando estoy tranquila me da unos golpecitos como diciendo: oye, que aqui estoy yo! No todo es el hermano mayor.
    Y las fotos lo mismo, creo que tengo 3.

    Me gusta

    Responder
  7. Maternideas

    Ya sé que el segundo embarazo no es como el primero, al menos en nuestro caso este segundo embarazo que llevamos buscando hace un par de meses me tiene un poco obsesionada (habrá quien me diga que cuando me relaje quedaré y tal) pero no veo la hora de tener bombo otra vez. No sé si llegaré a hacerme tantas fotos, con decirte que con el primer embarazo y primer año de fotos y videos de mi hijo ocupé 24 gigas de memoria!!!! aún estoy haciendo selección de fotos, y eso que estas vacaciones hicimos unas cuantas con lo cual creo que nunca podré estar al día. Enhorabuena por ese bebito!

    Me gusta

    Responder
  8. diasde48horas

    Ay, no veas lo que me identifico con tu post. Con lo de la crema me ha pasado exactamente lo mismo!! en todo lo que llevo de embarazo, me habré echado crema 4 ó 5 veces… qué desastre!! jajajajja
    Y lo de no coger pesos tambilén. En general, coincidimos en casi todos los puntos jejeje

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  9. misuperbabycom

    Se me había pasado este post.
    Que decirte pues que me pasa lo mismo. Crema me puse esta semana pasada porque me picaba la barriga bastante y cogí la nivea que sobró del embarazo de SB, estará caducada fijo, así que me compré otra por si acaso, me la he puesto 2 días. El coger peso, las fotos, el toqueteo de barriga exactamente lo mismo, a veces me da pena no hacerle tanto caso y le hablo un poco y le acaricio jajaja.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Jajajajajaa, yo también lo hago. A veces me siento culpable y le canto y todo. Que para lo mal que canto mejor seria que me quedase callada, pero es que con otro hijo no tienes tiempo para nada más 😉

      Me gusta

      Responder
  10. UnaMadredelSigloXXI

    Jajaja… Yo también me cuidé mucho más en el primer embarazo que en el segundo. Comía más sano, descansaba más, etc. Lo de la crema me pasó lo mismo (aunque yo sí uso hidratante a diario): en el primero me compré una antiestrías carísima y me embadurnaba con ella. Luego la matrona, cuando ya estaba a punto de salir de cuentas, me dijo que lo mejor era la Nivea de lata de toda la vida, que es súper hidratante (ya podía haberlo dicho antes, jo, que me habría ahorrado una pasta). En el segundo embarazo, pasé directamente a la Nivea y funcionó estupendamente.

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s