La Primera Vez que Fuimos al Circo

Cuando tienes un hijo la vida se vuelve a llenar de primeras veces: la primera vez que lo bañas, la primera vez que te da un beso, sus primeros pasos… Y todas esas primeras veces adquieren un significado especial para nosotros, los padres, tan especial que a veces no vemos los aspectos negativos y nos centramos solo en lo bueno. Eso nos ha pasado a nosotros este fin de semana con Álvaro, que hemos vivido una primera vez….

La primera vez que fuimos al circo

Como os podéis imaginar a un pueblo como el mío, de unos 5000 habitantes y donde la mayoría de la gente es mayor, no podía venir el Circo del Sol ni nada que se le parezca en lo más mínimo. A nuestro pueblo ha venido este fin de semana el Circo Lisboa, una compañía portuguesa compuesta por los integrantes de una sola familia y que han hecho los pobres lo que han podido: las niñas bailaban (desde chicas y ganándose el pan), la madre tenía unas palomas amaestradas que la mayoría de las veces no le hacían ni caso…, había un payasete muy simpático que se dedicó a tomarnos el pelo un rato y un hombre que comía fuego y que después lo por la boca como si fuera un dragón. Nada más… y nada menos.

Una carpa nos protegía del frío, como asiento había sillas blancas de plástico apiladas que tu mismo colocabas donde mejor te pareciera y en el suelo la hierbita propia de la primavera que está al caer. Pero ¿quién necesita algo más cuando se miran las cosas con los ojos de un niño?

El circo visto por primera vez

La mirada de un niño todo lo vuelve mágico y desde luego para Álvaro el circo ha sido pura magia ¡¡¡ Si hasta vino Pity Mouse y Dora la Exploradora (vaaaale, en realidad era Hello Kitty, pero mi angelito siempre las confunde 😉 ) y pudimos hacernos una foto con ellos¡¡¡ Y después Mickey Mouse pidió que los niños subiesen a bailar con él al escenario y allí estaba Álvaro, que no se bajó hasta que logró que Mickey le chocase la mano, siguiendo el ritmo de la música, aplaudiendo y divirtiéndose como el que más… Él, que es la timidez personificada…

Al final pasamos la tarde noche del sábado entretenidos, mi señor esposo y yo sin poder quitarle los ojos de encima a nuestro angelito que se tiró dos horas de reloj con la sonrisa puesta y los ojos como platos y el angelito en cuestión sin poder apartar la vista de un escenario de madera donde una familia trabajadora traía la magia del circo a un pueblo perdido de la mano de Dios.

Anuncios

38 pensamientos en “La Primera Vez que Fuimos al Circo

  1. srajumbo

    Cuanto tiempo tiene Álvaro? Es que descubrí tu blog hoy y no lo he leído. El mio fue al circo la. Primera vez en enero, con dos años y medio y recuerdo esa cara que describes, creo que han sido las únicas dos horas de su vida que se ha estado quieto jaja. Aún lo recuerda y de vez en cuando me pide que lo lleve. Que bonito es redescubrir esas cosas con los ojos de un niño eh.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Pues tiene 32 meses, casi como el tuyo. La verdad es que se quedó ensimismado. Yo no pude dejar de mirarle en todo el rato, disfrutó muchísimo.
      Es increíble redescubrir el circo bajo la mirada de un niño.
      Un beso ye alegro que hayas llegado hasta aquí 😉

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. srajumbo

        Uf, si te digo que cuando le vi la cara al ver al elefante, lloré, ¿me creerías? No se, me emocioné mucho al verlo a él. Le encantan los elefantes y la idea del circo era solo por ver que hacía si veía uno. Fue emocionante, se volvía loco con todo,con la boca abierta jeje.
        Estoy deseando “redescubrir” nuevas cosas con su mirada.

        Me gusta

  2. Mamifutura

    Solo tenían palomas como animales??? Merecen toda mi admiración, tener un circo sin animales feroces amaestrados / maltratados es un auténtico logro.

    Yo disfruté mucho mi primera vez en un circo, a los 13 años y ya sabía mucho, pero el circo es un mundo paralelo. Qué guay verlo tan pequeño, espero que a Álvaro no se le olvide nunca.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      No, también tenían dos perritos, pero no estaban muy amaestrados que digamos, jajajaja
      A Alvaro se le olvidará, es demasiado pequeño, pero iremos más veces, por aquí suelen venir compañías de circo familiares de vez en cuando 😉
      Muakkk

      Me gusta

      Responder
  3. Mamá&nené

    Cuánta emoción para tu peque… quizás dentro de unos meses que se abre la temporada de circos acá me lleve a mi enano, aunque yo si tengo algo de miedo sobre las cosas que pueda ver, pero ojalá que explicándole y bien acompañadito de papá y mamá pueda sentirse tranquilo y disfrutar de esa experencia. La carita de emoción de los peques es lo máximo.
    Un beso.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      A Alvaro por lo menos le ha encantado!!! Hay cosas que no entendía como por ejemplo el hombre de fuego y algunas bromas del payaso, pero en conjunto le encantó!
      Yo estoy deseando de que vuelvan para ir otra vez 😉

      Me gusta

      Responder
  4. mamapuede

    Entonces que quién quiere el circo del sol? Si Alvaro ha sido feliz con este!

    Yo la primera vez que fue Leo al circo me lo perdí, por dos razones una porque no me gustan nada y otra que fue la fundamental porque estaba embarazada de Gonzalo y estaba súper revuelta así que eso más el calor que había esos días más el olor que suponía que íbamos a tener lo llevaron mis padres a él y a mi sobrina pero sé que lo disfruto muchísimo

    Me gusta

    Responder
  5. Marigem

    Qué recuerdos!!! Los míos fueron por primera vez estando de vacaciones y era un circo sin animales(es que es una crueldad) y era tipo este, una familia que hacía lo que podía y se lo pasaron taaaan bien, los míos tenían 2 y 3 añitos. Me gusta mucho eso de que hay muchas primeras veces, qué precioso. Un besín y me alegra que disfrutarais tanto, me lo imagino bailando, ayyyy.

    Me gusta

    Responder
  6. diasde48horas

    Redondo todavía no ha ido… y la verdad es que no creo que le lleve en un futuro próximo. Los circos que vienen por aquí tienen todos animales y me dan una penita tremenda, así que paso de llevarlo. Pero si viniese el circo Lisboa nos íbamos sin pensarlo dos veces jejejeje 😉
    Un beso!!

    Me gusta

    Responder
  7. misuperbabycom

    Qué bien que Álvaro lo disfrutara tanto, me imagino vuestras caras con la baba caída mirándolo jeje.
    Nosotros no sé si iremos al circo alguna vez, ni al Padre de la Criatura ni a mi nos gustan, sobre todo los que tienen animales. Aunque al que habéis ido vosotros si solo tenían palomas es un punto a su favor, aunque sin palomas, mejor jeje.
    Besote.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Bueno, nosotros disfrutamos mucho más que él o por lo menos casi casi, jajajaj
      Yo hacía años que no iba al circo y la verdad es que me encantó. Las palomas estaban de adorno, porque la verdad es que muy muy amaestradas no es que estuvieran, jajaja
      Un besazo

      Me gusta

      Responder
  8. No sin mis patucos

    Para mi el circo es una asignatura pendiente. Todavía no he llevado a mis peques, aunque si alguna vez hemos pasado cerca de alguno me dicen que quieren ir, pero no se porque no me llama mucho la atención. Aun así supongo que algún día me animaré y llevaré a los niños porque seguro que a ellos les va a encantar.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Claro, mujer, a ellos les va a encantar¡¡¡ A mi la verdad es que no es que me llamara o me dejara de llamar, pero fuimos por el y nos alegramos un montón porque fue una forma diferente y muy divertida de pasar la tarde.
      Un beso

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  9. Una mamá muy feliz

    Qué bonito lo cuentas!!! para que necesitas más, ni circo del sol ni leches…a Álvaro le ha gustado, pues ya está!!! Aquí al pueblo vienen muchos de este estilo, pero la mayoría traen animales y eso si que no lo soporto.

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Bueno, pues cuando venga uno sin animales lo llevas¡¡¡
      La verdad es que yo ni siquiera me informé sobre si traía animales o no. Al final sólo traían unas palomas y un par de perritos y muy bien… Ahora, mucho caso no es que le hicieran a la domadora en cuestión ,ajajajaja
      Un besazo

      Le gusta a 1 persona

      Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Las primeras veces son maravillosas, tienes toda la razón del mundo. Pero no creo que Alvaro lo recuerde mucho tiempo, aún es muy pequeño, aunque ya vendrán mas circos y volveremos a repetir la experiencia 😉

      Me gusta

      Responder
  10. Mama Jumbo

    Que emoción cuando visteis su cara ¿no?, a mi me encantaría llevar a los míos, pero a G. no le hacen mucha gracia. Estas cosas las recuerdas de por vida, a mi me encantaba ir con mi padre al circo y lo recuerdo de forma muy cariñosa.
    Aquí los que vienen son de ese estilo, pero para los ojos de un niño es igual que el circo del sol o incluso mejor, porque como dices para ellos todo es mágico. Besos

    Me gusta

    Responder
    1. lamamadealvaro Autor de la entrada

      Su cara ha sido lo mejor del circo, jajaajaj
      Tienes razón, para los ojos de un niño lo mismo da que sea un circo de renombre que uno un poco más humilde. Para ellos todo es mágico. Un besazo

      Me gusta

      Responder
  11. planeandoserpadres

    El circo me da miedo, porque tengo yo un trauma infantil sobre esto que aún no he superado. y que por cierto, debería contar un día en mi blog para que la gente sepa por qué mi bichilla no pisará un circo, por lo menos de los normales con animales y esas cosas.

    Me gusta

    Responder
  12. Cuando Eli

    Que bonita experiencia!!! Y ya me lo imagino con Mickey, es que les encanta , por cierto confunde a Dora con Hello Kitty? Jejej que gracioso

    Aún no hemos ido a circo, lo que tengo planteado es llevarla al zoo en estos días (la primera vez era muy pequeñita)

    Me gusta

    Responder
  13. Yo tampoco sabía...

    Bombón todavía no ha ido, más q nada por q los circos q vienen por aquí sí q traen animales y me da muchísima pena. Me encantaría un circo como al q llevaste a Álvaro. Por lo q dices lo pasó genial, esas caras q ponen cuando descubren algo nuevo, cuando disfrutan de una experiencia diferente, eso no tiene precio. Ni circo del sol ni porras, el mejor circo del mundo el circo Lisboa q es el q ha hecho feliz a tu angelito jejeje oor cierto muy bueno lo de Pity Mouse jejeje Feliz día! Muack!

    Me gusta

    Responder
  14. liokuina

    Esas mágicas primeras veces…
    Esos recuerdos que quieres tener ahí de por vida, que tu retina retenga como grabado a fuego en ellas esa carita…
    Para él seguro que fue como para nosotros el circo del sol . a veces pedimos demasiado y para ellos no hace falta el oro y el moro para que algo sea magnífico y fantástico.
    Seguro que lo recordará muchísimo tiempo.
    Un saludo!

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s