Maternidad

Niños: ¿Qué Pegue o Qué le Peguen?

          Lo primero que quiero decir es que estoy o estaba, porque ahora mismo estoy hecha un lío en contra de cualquier tipo de violencia. Soy la persona más sensible del mundo, se me escapan las lágrimas ante cualquier injusticia y no soy capaz de ver ni una peli de peleas ni cosas por el estilo.

         Y una vez hecha esta declaración de blandeguería por mi parte os imaginaréis que siempre he intentado educar a Álvaro en la No Violencia, por llamarlo de alguna manera. Siempre le he dicho que no se pega y que si por alguna razón a él le pegan lo que tiene que hacer es decírmelo a mí o contárselo a su maestra de la guarde.

          Hasta ahora Álvaro siempre ha sido un niño muy bueno (si, ya sé que todas las madres decimos lo mismo y que para nosotras los malos son los otros), muy sociable y empático. Por ejemplo, él no puede verme llorar (ni a mí, ni a su padre, a su abuelo, al primo, a la prima segunda de la vecina…) y de momento viene a hacerme carantoñas. Y hasta ahora no le ha pegado a ningún otro niño. Recalco lo de hasta ahora porque lo mismo hoy en la guarde la maestra me pone la cara colorá.

          A principios de curso había un niño que le pegó dos o tres veces, pero el problemilla se solucionó solo. Ayer, cuando fui a recoger a Álvaro de la guarde tenía una herida en el labio. Su maestra me dijo que se había caído, pero cuando veníamos en el coche, su amiguita Alejandra me contó que Álvaro se había caído porque fulanito lo había empujado otra vez. Álvaro también me dice algunos días que fulanito le empuja o le pega y él se pone triste. Siempre el mismo nombre.

          Hasta ahora yo siempre le he dicho que no pegue, que las cosas no se solucionan pegando… Pero ayer me harté y le dije: tú, hijo mío, nunca le pegues a ningún niño, pero si alguna vez algún niño te pega a ti tu no puedes quedarte quieto. Lo que tienes que hacer es darle un buen empujón hasta que se caiga de culo decírmelo a mí o decírselo a la maestra. Y como él no sabía como defenderse contárselo a la maestra, ayer por la tarde estuvimos ensayando cómo se dan los empujones a los niños que nos pegan la forma correcta de hacerlo.

          Miedo me da ir a recogerlo hoy a la guardería… No quiero que mi hijo pegue, pero menos quiero que se deje pegar.

Anuncios

23 comentarios en “Niños: ¿Qué Pegue o Qué le Peguen?”

  1. Uf! tema complicado, yo todavía no he tenido ese problema (los míos se pegan sólo entre ellos y dan y reciben casi por igual) pero yo no le diría que devuelva el golpe, creo que eso lo puede hacer todo más complicado. Yo cogería la opción de decírselo a la profe o a mami y ver qué está pasando ahí. Pero es sólo mi opinión! Un besito guapa.

    Me gusta

  2. Ay, pobre Álvaro… Si es que hay niños que son muy brutos. El hijo de mi primo, sin ir más lejos, es un bruto de cuidado… todos los primitos le tienen miedo, en serio, porque suelta unas leches de campeonato. El pobre no lo hace por mal, pero es que tiene una fuerza como un caballo y es un bruto de cuidado. Sus padres tampoco ayudan mucho a mejorar la situación, porque ya están desesperados y han empezado a seguir unos métodos educativos que, desde mi punto de vista, dejan mucho que desear… en fin…
    Yo estoy de acuerdo contigo, no soy partidaria para nada de pegar, pero tampoco querría que mi hijo llegara crismado día si y día también… lo de poner la otra mejilla tiene un límite…

    Me gusta

  3. Si tienes razón. Yo hasta ayer pensaba exactamente lo mismo que tu. Pero es que me da un coraje enorme porque siempre siempre le estoy con la cantinela de “tu no pegues, tú díselo a la maestra o a mí” que se lo ha aprendido tan bien que le pegan y se está tan tranquilo. Yo no quiero que pegue, no quiero que empuje ni que sea el matón de la guarde o del parque, pero tampoco quiero que le peguen y se quede tan tranquilo. Es que es muy difícil de explicar… Lo sé.
    Un besito guapa

    Me gusta

  4. Pobre Álvaro! Lo cierto es que es un tema peliagudo, a mi tampoco me gustaría que pegara, pero oye, si le pegan a él primero defenderse tampoco es tan descabellado no? Creo que yo haría lo mismo que tú

    Me gusta

  5. A ver, como madre te entiendo, de verdad, pero no. Respondiendo a Marmes, ya que está justo encima (hola Marmes!!), un niño tan pequeño no entiende, no distingue entre defenderse y agredir “sin motivo”. Si le dices que pegue si le pegan, puede llegar a la conclusión de que puede pegar si le quitan un juguete, o si le molestan de algún otro modo no violento… Es peligroso que hagas eso, se puede volver contra ti… y contra él.

    Ayúdale a defenderse diciendo ¡NO! (o si sabe hablar más, ¡NO ME PEGUES!), bien alto y fuerte, bien serio y enfadado. Y si le hacen mucho daño que se lo diga a la profe (esto me genera dudas porque ser un chivato luego penaliza entre los compañeros cuando eres más mayor, pero bueno ya nos preocuparemos por eso dentro de unos años, jajaja). Incluso dile que corra, que se aleje de ese niño, que se vaya a otro lado del patio a jugar porque los niños que pegan no son buenos amigos y es mejor no estar con ellos. Todo esto se lo he dicho yo a mi hijo alguna vez.

    Además qué le vas a enseñar, que pegue exactamente con la misma fuerza con que el otro niño le pega a él? Porque igual un niño un día le empuja un poco sin saña ninguna, casi sin querer, y el tuyo le arrea una ostia en la cara o un puñetazo… Que no, lo mires por donde lo mires no es solución.

    Habla con la profe, lo que sí es cierto es que no se puede permitir que a tu hijo le agredan hasta el punto de que le hinchen el labio! Una cosa son los “ligeros contactos” entre niños en plan empujoncillos y eso en el patio, y otra cosa esto. Y qué narices, ni empujoncillos ni nada, en una guarde no deben permitir que los niños se peguen entre ellos y punto. Que yo entinedo que es difícil eh? Que las educadoras tienen sólo dos manos y dos piernas y hay muchos niños, pero bueno intentarlo al máximo.

    Un beso guapa y no te angusties, espero que la conversación con su profe haya ido muy bien.

    Me gusta

  6. Yo también estoy en contra de la violencia pero cuando te tocan a tu peque ains.
    Mi hermano cuando era como bebe duro un día pego a un niño porque le tiro arena en la cabeza y mi padre le regaño le dijo que eso no se hacía que le dijera que no le gustaba pero nunca pegar. Desde entonces han ido mi hermano y el otro niño a la misma clase y raro era el día que mi hermano no venía con algún moratón, escupitajo… a casa (desde la guarde hasta sexto de primaria) y el nunca se ha defendido.
    Yo lo siento mucho pero a mi hijo le voy a decir que si le pegan que se defienda porque no me gustaría que llegará todos los días llorando, fuera al cole llorando…
    Besos

    Me gusta

  7. Ay qué difícil!! se me encoge el corazón. A coquito la han empujado alguna vez y tiene miedo a que se le acerquen niños muchas veces, aún más en el parque!!
    Mi madre quería enseñarla a defenderse pero a mí no me parece lícit…. en fín, espero que se solucione

    Me gusta

  8. Hola Bichilla!! Tienes razón en todos tus argumentos, como madre supongo que lo primero que se pasa por la cabeza es que no hagan daño a tu hijo y se nubla un poco la razón y la lógica… Pero es cierto que no se puede responder a la violencia con más violencia, no es el camino ni desde luego la educación que deben recibir los pequeños. Es un tema muy complicado y muy peliagudo. Espero que a Gordito no le ocurra nunca, pero si lo hace pondré en práctica tus consejos.

    Sonia!! Hija, perdona el tocho!!

    Me gusta

  9. A ver, respondo primero a este comentario 😉
    Yo creo q no es descabellado. Se q la violencia no se soluciona con mas violencia, lo se. La teoría es muy bonita, peeeero cuando te toca a ti o le toca a tu hijo yo creo q todo cambia. No veo mal defenderse

    Me gusta

  10. Bichilla, no se por qué extraña razón no me deja contestarte justo debajo de tu comentario, así q lo hago aquí, vale?

    Me parece que tienes toda la razón del mundo, que lo has explicado muy bien y que devolver el golpe no es la solución. Pero sinceramente creo q no devolverlo tampoco. Si un niño se lo dice a la maestra o se lo cuenta a sus padres soluciona el problema en ese momento, pero el golpe se lo queda. Y además el niño q le ha pegado tb se da cuenta q lo puede volver a hacer. Hay padres q reprenden a sus hijos cuando estos pegan. Otros pasan del tema. Se escudan en el “son niños”.
    Y si un niño se chiva, como tu bien dices pasa a ser el chivato. Además, si corre y se va a otro sitio, pasa a ser el cobarde…
    Yo no quiero q mi hijo pegue. No quiero que vea la violencia como forma de conseguir las cosas. Tampoco quiero q aprenda que recibir un golpe es algo normal… Pero desgraciadamente el mundo no es como yo quiero y aunque me encantaría cambiarlo y seguir predicando “tu, cariño, le dices que no se pega o me lo dices a mi o a la maestra” no lo voy a hacer a costa de que le sigan haciendo daño. Seguramente no podre evitar que le peguen, pero cuando lo hagan quiero q se defienda.
    Por supuesto, a lo peor algún día quizás sea Alvaro el que levante la mano, pero ya me encargaré en ese momento de intentar corregir eso.
    Un besazo y gracias por dejar tu opinión

    Me gusta

  11. Pero entonces estás haciendo algo que sabes que no es lo correcto… Por qué? Por el bien de tu hijo? Seguro? Enseñarle a empujar “correctamente” a otro niño es hacerle bien? Y cómo es eso? Le puedes empujar hijo pero si hay una cuesta al lado no, que se puede caer rodando? De verdad Sonia, desde el cariño, así no ayudas a tu hijo. El problema es que no le estás enseñando a defenderse, aunque sea lo que tú pretendes. Le estás enseñando a pegar! Le estás enseñando que la violencia es correcta, que es una vía correcta de solucionar conflictos. Y eso, Sonia, es muy peligroso enseñárselo a un niño de 2 años. Que reciba esa enseñanza de su propia madre hace que legitime la violencia y la asuma como algo que puede utilizar en su vida. Y hablamos de un niño pequeño, tú crees que va a saber cuándo está “bien” usarla y cuando no? Si no lo sabemos ni los adultos!!
    El mundo no es como nos gustaría que fuera, pero si todos actuamos así el mundo seguirá siendo un lugar violento. En nuestra mano está cambiarlo.
    Yo creo que un niño que pega y ve que le rechazan, que se enfadan con él, aprende la lección. Y hablamos de niños pequeños, tardarán un poco pero aprenderán (la mayoría) que no hay que pegar. Si ese niño ve que los demás también le pegan a él, seguirá pegando.
    Decir que como hay niños que pegan y sus padres no les regañan pues el mio que también lo haga es como decir: como los demás roban, robo yo. Como los demás no cuidan las cosas, no las cuides tú tampoco…

    Con esta chapa te pido que recapacites, pide ayuda a la profe y verás como todo se soluciona.

    Otra reflexión: si en un futuro Álvaro tiene un hermanito y se pelean (cosa muy normal), le dirás que se defienda?? Y al hermano también? Si llega uno llorando: “el hermano me ha pegado”, le dirás: “pues defiéndete, hijo, pégale tú también”?

    Un besazo!!

    Me gusta

  12. Otra cosa, espero que no pienses que hablo desde fuera, tengo 2 hijos y esa leona de la que habláis la tengo dentro yo también. Y mi hijo ha vivido cosas también como la que le ha pasado a Álvaro, y no sólo es que le hayan pegado, sino que le han ignorado e incluso humillado! Otro besazo guapa!!

    Me gusta

  13. Sí que es un tema delicado, el año pasado G. empezó el cole, él no ha ido a guardería, y un mes o dos después de empezar, me dijo que fulanito y menganito le pegaba, yo le decía que se lo dijera a la seño, que él no pegara.
    Poco a poco la cosa fue a menos. Un día fui a tutoría y lo hablé, me dijo que eran niños que tenía problemas.
    Es que detrás de cada niño hay una historia, cada uno reacciona de una forma, y cada uno educados de una forma distinta, lo que te puedo decir es que en mi caso la seño ayudó mucho a ese niño a corregir la forma de comportarse. Este año la cosa está mucho mejor.
    Pero si es verdad que a cada uno le duele lo suyo, y sacamos las garras cuando se trata de nuestros retoños.
    Besos y ánimo

    Me gusta

  14. Hola guapa!
    Ya se que no hablas desde fuera, que tienes a Leo y a Nora. Ahora mismo no se que decirte. Por una parte se que tienes razón pero por otra me puede el que no quiero que le hagan daño. Además me has recordado mucho a una frase de Isabel Allende que decía algo así como que si las madres quisiéramos cambiaríamos el mundo pq las madres somos las que educamos a los hijos. (Por Dios, que no se ofenda algún padre si lee esto). Ya veré como se va solucionado este tema. De todas formas creo q tantas veces le he dicho a Alvaro que no se pega que el mi niño sigue repitiendo la cantinela. Al final va a tener mas cabeza que yo.
    Un besazo enorme

    Me gusta

  15. Me había saltado esta entrada!

    Bueno, ya sabes lo que opino de este tema… me pone mala cada vez que Leo me dice que le ha pegado algún niño, lo estamos intentando solucionar, pero no veo la luz, él dice que “Leo no pega” y no le saco de ahí..

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s