Maternidad

Compras inútiles para el Bebé. Nuestra Experiencia Personal.

Ahora que cada vez veo  más cercana la época en la que Álvaro deje de ser un bebé y empiece a ser un niño (sí, he dicho que sigue siendo un bebé… ¡mi bebe¡, a veces me parezco a ET: mi casaaa) voy a hacer una listas de las cosas más inútiles que he comprado o me han regalado para él.

La mayoría de las veces cuando vamos a tener un bebé nos volvemos locas comprando cosas que creemos (o nos hacen creer) imprescindibles. Conozco a más de una y más de dos (perdonadme que hable en femenino, pero aunque lo queramos negar la mayoría de las veces somos nosotras las que compramos, compramos y compramos) que se han tenido que salir de casa para que les cupiera toda la parafernalia imprescindible que compraron para sus bebés.

         Compras inútiles para el bebé

Cuna y mini-cuna: esto ha sido lo más inútil que he comprado sin lugar a dudas. Además, ahora no vale con tener una cuna, también tienes que tener una mini-cuna. Yo mini-cuna me negué a comprar pero pedí obligué a mi padre que me arreglara la cuna de mi abuela. La mini-cuna la utilizamos durante dos o tres horas al día un par de meses. No está mal si lo comparamos con el uso que le hemos dado a la cuna: cero.

Qué bonita quedaba colocadita en su habitación¡

Ropa de cuna y mini-cuna (colchas, nórdicos, sábanas, chichoneras…). En mi caso la ropa de la mini-cuna y de la cuna me la hizo mi madre y aun así supuso un dinero en telas. No me quiero ni imaginar el desembolso que hubiese supuesto comprarlo todo.

Mantitas o arrullos: me regalaron 5 o 6¡¡¡ Sólo he usado la que más me gustaba y mi arrullo de cuando era bebé que lo tenía guardado mi madre como oro en paño 😉

Las famosas cámaras espía bebés. La verdad es que las hemos utilizado muy poco porque colechamos, pero no descarto utilizarlas en un futuro, si Álvaro decide irse de la cama marital antes de los 15, porque a partir de esa edad estaría un poco feo seguir vigilándolo ¿no?

El parque. También le hemos dado escaso uso porque a Álvaro no le gustaba nada estar allí encerrado (a algún niño le gusta?) y encima aprendió muy pronto a salirse de él.

Esterilizador de biberones. Mande??? No lo he sacado de la caja. Creo que nos estamos volviendo un poco locos intentando proteger a los niños de todo. Las veces que he utilizado biberones los he lavado con fregaplatos o los he metido en el lavavajillas y ya está.

Un termo para llevar el biberón. Otra cosa que no ha salido de la caja.

Sonajeros musicales para la cuna (me regalaron dos). Se  supone que sirve para ayudar al niño a dormir o que lo entretiene y el angelito de turno se queda dormidito solo. No se si los niños que anuncian estos cacharros existen de verdad o son fruto de la publicidad engañosa. Álvaro a día de hoy, con 27 meses cumplidos, sigue sin ser capaz de dormirse solo.

Ropa, ropa y más ropa. Le regalaron taaaaanta ropa (sobre todo de 3 a 6 meses) que no me dio tiempo a ponérsela toda. Además, muchísima gente le regaló cosas de 3 a 6 meses de verano. Teniendo en cuenta que Álvaro nació a finales de junio con seis meses nos encajamos en diciembre y ponerle al querubín peleles de tirantas en pleno invierno como que no!

Chupetes y chupeteros. Me regalaron 5 o 6 chupeteros, algunos de ellos con el nombre grabado. Álvaro nunca ha querido el chupete ¿para qué si tenía a su madre? Así que también ha sido un regalo muy útil 😉

          Si volviera para atrás no compraría muchas cosas de las que estando embarazada me enamoraban nada más verlas. La cuna, sin lugar a dudas, prescindiría de ella hasta que hubiera comprobado si Álvaro le gustaba dormir solito en la mini-cuna… Pero bueno, son fallos que creo que cometemos todas las mamás primerizas porque todo nos parece poco para nuestros bebés.

        Además, he aprendido la lección. Ahora cada vez que voy a ver una nueva mamá le llevo pañales o cremitas… o le endoso uno de los regalos tan útiles que nos trajeron a nosotros, que tengo el armario hasta arriba y no me cabe la ropa de invierno.

Anuncios

32 thoughts on “Compras inútiles para el Bebé. Nuestra Experiencia Personal.”

  1. Pues coincido con tigo en todos y cada uno de los puntos… excepto en el primero. Nosotros a la minicuna le sacamos muchísimo partido, pero mucho, mucho. Redondo durmió ahí hasta que tenía 6 ó 7 meses… pero claro, él siempre ha dormido muy bien.
    En mi caso, lo peor de todo fue el esterilizador, no llegamos ni a estrenarlo…

    Me gusta

  2. Ay!!! Qué identificada me siento!!!! Con la ropa sobre todo. Pero sin lugar a dudas la peor compra que hice fue la cuna!!! Tiene 11 meses y aún no la ha estrenado!! A la minicuna sí que le sacamos mucho partido sobre todo a la hora de las siestas de ella cuando su padre y yo no nos dormiamos. Un besazo !

    Me gusta

  3. Llevo unos días leyéndote (desde el principio) pero aún no me había animado a comentar…..Me gusta mucho tu blog, el tono de humor y ternura con el que escribes……Felicidades
    Este tema da mucho para decir….Por suerte, hemos sido los últimos amigos en tener hijos y nos dejaron muchísimas cosas con lo que nos ahorramos mucho dinero, además…en las clases de preparación al parto, la doula (me encantó conocerla) nos repetía que los bebés no necesitan tantas cosas como nos quieren hacer creer….que en realidad necesitan muy poco: unos brazos que lo abracen y den calor y comida (leche) poco más…..Así que también seguimos sus consejos de no comprar las cosas por adelantado sino esperarnos hasta saber/conocer a nuestro hijo y ver si lo íbamos a usar…..pero, pero, pero….a pesar de todo, alguna cosa inútil nos dejaron/compramos…..como un paraguas parasol para el carro (que se caía, que Martín quitaba -él ya tenía 8 meses en verano) el estirilizador de biberones (que como tú, con lavavajillas….), el sacaleches (me sentía fatal con el aparato enchufado, congelando, guardando….) le estuve dando el pecho hasta los 10 meses…. o el termo para el biberón…..A Martín le dábamos los biberones naturales, sin calentar…ni fríos, ni calientes..naturales…Tampoco usamos los walkies esos para escucharlo si lloraba (nos prestaron dos!)…No vivimos en un palacio sino en un piso y si el niño lloraba lo escuchábamos perfectamente al momento….ni el termómetro para el agua (no compramos ni nos dejaron….) ni el cojín antivuelvo, ni el calientabiberones….Pues eso, necesitan bien poco….unos/muchos brazos que lo abracen y achuchen…poco más…..
    Me quedo por aquí.

    Pilar

    Me gusta

  4. De acuerdo contigo en todo menos en cuna-minicuna y arrullos. Nosotros la minicuna, que nos prestaron nos vino muy bien para que durmiera los primeros meses en el salón durante el día y la cuna(que nos hizo mi padre) aunque ahora colechamos la usados todos los días, pues como Gordito se duerme antes que nosotros lo acostados primero en la cuna y luego ya lo pasamos a nuestra cama.

    Los arrullos usé un montón porque Gordito regurgitaba un montón y me los manchaba todos.

    Oye, eso son peluches de rata???????

    Me gusta

  5. Jajajaja coincido con marmes en el tema cuna… Yo la uso para las siestas también, así descansa mejor sin tanto perrito alrededor.

    El resto, que decir…. Que lo mismo. Sólo que yo me lo monté diferente, todo era prestado. Así que excepto ropa, arrullos (que me los hice yo y los usé los dos mucho) y cuna. El resto de cosas ha ido de vuelta a sus dueños tal y como hemos viendo que molestaba y que no lo usábamos.

    Un saludo!!

    Me gusta

  6. Nosotros por suerte no hemos comprado ni nos han comprado (porque no les hemos dejado) muchas de las cosas que nos mencionas. Pero tenemos tres cosas que nos están comiendo por dentro por la pasta que nos gastamos en ellas. La minicuna por suerte la vendimos (aunque perdimos la mitad del dinero por el camino). Pero la cuna nos costó cerca de 500€ entre todos sus accesorios. Hay que ser inútiles cuando valen 80 euros en Ikea. Y el carro nos costó otros 1.000 y lo hemos usado cuatro veces. Ahora no nos lo compran ni por 300. Yo no sé en qué momento nos volvimos así de locos, cuando nosotros somos muy sencillos para todo lo demás. Imagino que deberían ser las neuronas locas de los padres primerizos… ay, ay, ay.

    Me gusta

  7. Me identifico con muchas cosas, la minicuna la usó menos que nada y la cuna empezó a darla uso hace muy poco, cuando ha solicitado su espacio para dormir y pasa del colecho por voluntad propia. El esterilizador de biberones le devolví sin abrir siquiera, habiendo lavavajillas y cazuelas donde hervir agua ¿para qué gastar dinero? Pero la cámara sí que la he dado uso, sobre todo en la época que sabía rodar pero no bajarse de la cama, así que la poníamos si se dormía pronto y nosotros nos quedábamos danzando por casa o al levantarnos antes que él.

    Me gusta

  8. Totalmente de acuerdo contigo, en todo…cada vez que veo la minicuna que me costó un riñón. ..me dan los diete males! Ea pero me dio la fiebre prematernal con el trabajo que nos ha costao…y no escatimé. Por cierto, no has leido mi post de trastos?

    Me gusta

  9. Cada niño es diferente, Iris no soportaba estar con nosotros en la cama, desde muy pequeña marcó su espacio separandonos con manos y pies, no le gustaba notarnos. Ahora que ha estado malita, la he llevado a nuestra cama y la he tenido que devolver a su cuna porque no quería estar, así que la cuna para nosotros es un imprescindible, y el vigilabebés también.
    En cambio, el esterilizador yo tampoco lo utilicé, eso sí todo bien fregadito con agua y jabón, bss!

    Me gusta

  10. Para mi lo peor ha sido la cuna. No la hemos llegado a usar. Pero claro, quien iba a pensar que Álvaro eso de dormir solo no fuera lo suyo. Yo creo que todos nos equivocamos en algo, para eso somos primerizos, jajaja

    Me gusta

  11. Madre mía¡¡¡ En serio me has leído desde el principio??? Que saturación de paranoias habrás leido, jajaja. Si a mí me da hasta vergüenza releer algunos post 😉
    Tu doula tenía razón. Los bebés no necesitan tanto pero la sociedad consumista en la que vivimos nos arrastra hasta comprar y comprar. No me he acordado de mencionar el sacaleches (que dolor¡¡¡), ni el termómetro del agua…
    Me encanta que vengas a esta casa, de verdad. Saber que te leen los de siempre da subidón, pero el comentario que me has dejado es como para saltar de alegría.
    Un beso enorme y te espero por aquí (y no siempre en la sombra, eh?)

    Me gusta

  12. jajaja, bueno, cada niño es un mundo. Nosotros nos apañamos con dos arrullos… y la mini-cuna y la cuna… un fiasco. Pero cada niño es un mundo, oye, y necesitará cosas diferentes.
    Te han gustado los peluches, eh? Son de Ikea, a que son chulos?

    Me gusta

  13. jajaja, pero de verdad crees que yo les he pedido un sonajero musical o un termo para biberones? lo que pasa es que cada uno regala lo que buenamente entiende que puede ser útil y encima hay que agradecerselo, pero es que alguna gente se estrella… jajaja
    Mi cuna es de 80 euros del carrefour, menos mal, si no me da algo, jaajja

    Me gusta

  14. Claro, cada familia habrá usado unas cosas. Esta es solo nuestra experiencia. Yo creo que algún día también usaremos las cámaras… cuando tenga 15 y se encierre con la novia en la habitación yo estaré espiando, jajajaja
    Un besazo

    Me gusta

  15. Pues no coincido contigo! Pero claro, se basa en que vosotros colechais y nosotros no, de ahí la diferencia jaja, porque el vigilabebés lo utilizamos un montón, la cuna, la minicuna, la ropa de las cunas…

    Y el termo también lo usamos mucho! nada, no tenemos nada que ver jaja

    Me gusta

    1. 100% de acuerdo! Cuando estás preñi todo te parece imprescindible!! y cuando lo tienes te das cuenta de cuanto dinero has tirado a la basura! yo quiero añadir otra cosa absurda a tu lista: LA PAPELERA DE PAÑALES: por diós!! es que no tenemos un cubo de la basura en casa??? a mi me la encasquetaron si o si! Nunca lo he acabado de ver claro, y después de usarla os digo mi opinión: la habitación del niño acaba oliendo a pañales sucios!

      Me gusta

  16. A nosotros no lo han prestado todo, la cuna sí que la hemos aprovechado porque la hemos adosado a nuestra cama, hacemos colecho y me sirve como barrera para que la niña no caiga y como mesita de noche y perchero. Algo que veo inútil es el cambiador, ni tengo ni lo quiero, y si me apuras hasta la bañerita es innecesaria. La usamos los primeros meses, luego nos bañabamos con la niña y desde que se sienta sola la meto en la bañera grande con un palmo de agua o la duchamos con nosotros. Hay tantas cosas que no hacen falta…

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s