Cuatro Maneras Sencillas de Afrontar las Críticas.

        Normalmente decimos que  a la gente le gusta meterse en la vida de los demás. Pero lo primero que tenemos que tener claro es que nosotros, con mejor o peor intención, también lo hacemos. Nos escudamos en que somos los pobrecitos a los que todo el mundo se atreve a darles consejos, porque nosotros estamos hechos de otra pasta, que  nunca opinamos ni le decimos nada al vecino… Mentira. Si lo hacemos, (y lo hacemos todos, y si no prestad un poco de atención a vuestros propios actos) aunque muchos de nosotros estemos intentando coger el otro camino, en el que no hay cabida para las críticas y el que te hace morderte la lengua antes de dar un consejo que nadie te ha pedido.

 

 

Yo cogí el camino que opta por no criticar otras formas de crianza hace mucho tiempo (cuando me di cuenta lo que me dolían los comentarios que me hacían a mí), pero he de decir que aún estoy al principio, no he avanzado mucho, el camino de no meterse en la vida de los demás es muy duro.

Voy a poneros un ejemplo. Hace varios días vi el bebé recién nacido de una amiga. Cuando me mandó la foto por guasap ya tenía puesto el chupete. Yo, en otras circunstancias, le habría dado una charla sobre lo perjudicial que es usar el chupe hasta que esté establecida la lactancia, patatín y patatán. Sin embargo, simplemente le dije era un bebé precioso (en verdad lo es) y le pregunté que por qué tenía puesto el chupete tan chiquinino. Ella me contestó que era muy tragón y era la única forma de calmarle. Aquí se acabó la historia, aunque tengo que reconocer que me quedé con las ganas de decirle que yo conocía otra forma de calmarle. Por eso os digo que sigo al principio, porque aunque las críticas no salen de mi boca acuden a mi pensamiento constantemente.

           Pues bien, cuando has optado por este camino y sabes lo duro que es permanecer en él, te resulta aún más difícil que pongan en entredicho tu forma de criar a tus hijos. Así que os doy unas pautas sencillas que a mi, personalmente, me están viniendo muy bien.

Formas sencillas de afrontar las críticas:

1) Poner una sonrisa falsa y que todo lo que te dicen te entre por un oído y te salga por el otro. A mí, a veces, incluso me da tiempo a hacer mentalmente la lista de la compra (así logro poner cara de interés mientras me hablan) o pensar qué puedo hacer de cena.

2) Asentir con la cabeza y pensar en otra cosa. Es una variante muy parecida de la anterior y también suele dar muy buenos resultados. Lo peor es cuando el que te está hablando espera una respuesta negativa y tu sigues asintiendo dale que te pego, porque como no seas un poco avispada se suelen dar cuenta de que no le estás haciendo ni puto caso.

3) Es empezar a hablar, decirle de muy buenas formas: “a mi me parece muy respetable eso que dices, pero es que cada uno educa a sus hijos como quiere”. Os lo juro, es mano de santo. El que estaba dispuesto a darte los mejores consejos que te iban a dar en tu vida se queda tan helado que no sabe por donde seguir y termina diciendo “si, si” y hablando de lo bonito que es tu niño y lo que se parece a ti (fijaos porque en este momento os dicen que es clavadito a vosotros, aunque sea una copia exacta del otro padre, jaja, y disfrutadlo, porque es mentira).

4) Explicarle por qué haces así las cosas y qué pretendes conseguir con ello. Hablarle de tu hijo en particular y de tu manera de ver la educación, de que no siempre lo que se considera bueno es bueno para todos, de la importancia del apego y del respeto… Para mí esta última es la mejor opción, sin embargo muy pocas veces se puede llevar a cabo porque requiere empatía por la otra parte y, desgraciadamente, eso casi nunca se da. Aunque a veces, muy pocas, quizás por eso son tan especiales, se cruza una de estas personas en tu camino y piensas que lo más seguro es que por mucho que se lo expliques no va a ver el mundo con el mismo prisma que tú, pero por lo menos respetará tu forma de ver las cosas.

 

Anuncios

12 pensamientos en “Cuatro Maneras Sencillas de Afrontar las Críticas.

  1. unpapaenpracticas

    Estoy contigo. La última opción es la mejor. Lo malo es que siempre te quedas con la sensación de que no han entendido nada y que te dicen que sí para que te calles… Hay que tirar mucho de estos consejos para las frases de manual… 😉

    Me gusta

    Responder
  2. Virginia García

    Se quitan las ganas de justificarte… La verdad. Yo también intento no criticar… Prefiero apagar al bebé y omitir preguntas… Te vas con mejor cara porque la otra mamá se va feliz (si no se ha metido contigo claro).
    Grandes consejos.

    Me gusta

    Responder
  3. Una mamá muy feliz

    Muy bueno…yo tengo la lengua partia de tanto mordérmela!!! ayyyyyyy una úlcera me sale cualquier día,menos mal que está UPMF que a base de codazos me dice constantemente y de medio lado…cada uno que haga lo que quiera, tú no me metas…

    La última opción es la correcta pero es que paso de dar explicaciones y que me den la rezón como a las locas y luego hagan lo que quieran y sigan criticándome…así que nada, prefiero la primera!!!

    Besossssssss

    Me gusta

    Responder
  4. Marmes

    A mí también me cuesta mucho morderme la lengua en algunas situaciones…. Pero he optado por no meterme más donde no me llaman porque al final y aunque lo hagas con toda la buena intención sales perjudicada. Así que yo la mayoría de las veces opto por la primera opción.
    Buena reflexión y buenas opciones, voy a probar la 3 jeje
    Un beso

    Me gusta

    Responder
  5. Pru

    Yo también opto por el respeto y por que me resbale lo que me critiquen, Nadie sabe mejor que yo cómo educar a mi hija, Cada uno que busque la mejor manera de criar a su retoño sano y feliz y ya está!! Jaja, pero es que hay gente a la que le cuesta no meterse… Muy buen post!!

    Me gusta

    Responder
  6. Regina Ros

    Yo tampoco opino de como l@s demás crían a sus hij@ porqué no me gusta que opinen mi manera de hacerlo. En ocasiones más de un contestón daría, pero más vale un silencio a tiempo que una discusión sin fin.

    Me gusta

    Responder

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s