Maternidad

Tándem

            Álvaro es un niño muy generoso. Nosotros siempre lo animamos a que deje sus juguetes (si él quiere, claro), de una galleta o un gusanito si alguien se lo pide, etc. A veces no sé si estamos haciendo bien o no, porque una cosa es ser generoso y otra cosa ser tonto, y yo quiero que él sepa también que lo suyo es suyo y que no tiene porque dejar o dar nada si él no quiere y no por eso deja de ser mejor ni peor. Es difícil encontrar el término medio, la verdad, y también es difícil saber si estamos haciendo lo correcto o no… Los resultados de la educación se ven a tan largo plazo que a veces da hasta miedo.

          Bueno, pues el caso es que Álvaro es tan generoso tan generoso que comparte hasta su bien más preciado y desde hace unos días me veo dando de mamar a su osito, a sus coches y a los patos de la bañera… Coge al susodicho en cuestión, lo acerca a la teta y le dice “toma, teta, ummm que bena” y se queda tan pancho. Yo, que jamás pensé que iba a dar el pecho, ahora me veo haciéndolo en tándem y la verdad es que soy el doble de féliz.

 

Anuncios

11 comentarios en “Tándem”

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s