Fin de semana con los titos y el Día de la Madre

           El pasado fin de semana lo hemos pasado con los titos. Hacía mucho tiempo que Álvaro no estaba con mi hermana porque como conté aquí, nosotros pasamos la Semana Santa fuera de casa, mientras que ellos la aprovecharon para pasarla en el pueblo. El sábado nos levantamos tempranito y nos fuimos a ver a los titos. Teníamos ya todo el día planificado y cómo hacía mucho tiempo que no estabamos en Portugal (lo digo con ironía, ¿eh?) decidimos que, a pesar de que iba a hacer muuucho calor, iríamos a visitar algunos pueblinos portugueses.

          Estuvimos en Estremoz, que es un pueblo que conserva bastante bien las murallas. Fuimos a ver la Pousada (que es igual que si en España estuvieramos hablando de un parador de turismo), que es preciosa, y nos dimos la negra de reir porque nos colamos por todos sitios, hasta en el comedor. Mi cuñado incluso le llegó a decir a una camarera que si le podía abrir un patio porque desde allí salía una foto muy bonita de una torre y la pobre (creyéndose que era un huesped) se lo abrió encantada. Después nos fuimos a Arraiolos, donde comimos y vimos el castillo.

Álvaro cogió muchas “lo que huele” (flores)

            Y ya por la tarde nos fuimos a visitar el Dolmen do Zambujeiro, que es alucinante… es el más alto del mundo. Las piedras que sostienen la cámara miden más de seis metros… y todo eso hace más de 6.000 años (y sin gruas). Y ya que estabamos vimos también el Crómlech de los Almendros y el Menir del Monte de los Almendros, cerca de Évora.

 

Dolmen do Zambujeiro. La foto no le hace justicia y además la chapa esa no se que pinta, la verdad…

           Llegamos a casa de mi hermana super tarde. Cada vez que salimos de casa me doy cuenta del niño más bueno que tengo, el pobre ni se queja ni nada y se va acomodando a todo. Eso sí, ayer, cuando veníamos de vuelta cantaba el solito caquillo, caquillo (castillo, castillo).

           El domingo, aprovechando que las tiendas estaban abiertas, estuvimos de compras. Por supuesto Álvaro salió ganando, yo no sé qué me pasa, pero es que veo ropa de niño chico y se me van los ojos y la cartera detrás, no me puedo contener. Yo puedo ir hecha una piltrafa, pero mi niño tiene que ir perfecto. Mi hermana se ponía las manos en la cabeza, pero tiempo al tiempo, ya le tocará y verá como a la ropa de niños le echan algo para que sea imposible resistirse a traertela a casa, jaja.

          El domingo fue el Día de la Madre, pero yo no lo sentí como mi día. Que conste que sé que el Día de la Madre es un invento del Corte Inglés y todo eso que dicen los que no quieren celebrarlo, pero a mí me gusta celebrar los días tontos o comerciales, a ver qué le voy a hacer… Bueno, pues el caso, que Álvaro me dio muchos besos y abrazos, como todos los días, pero aún es muy pequeño y el pobre no sabe de días especiales, y el padre (ay el padre¡) pues no se acordó hasta que mi hermana se puso a llamar a mi madre para felicitarla. Y no os voy a decir que me dio igual porque no es verdad. Me dolió y mucho, sobre todo si tienes en cuenta que yo el Día del Padre me levanté a las cinco de la mañana para prepararle su detallito… Y encima después vas y lees en los blogs cosas como ésta y te preguntas por qué él que tú has elegido para que sea el padre de tus hijos no tiene algún detallito, que no tiene que ser nada caro ni nada de eso (aunque si lo es, pues mejor, jajaja), si nosotras con cualquier tontá se nos caen los palos del sombrajo…

         En fín, que la que le cayó después hace que ahora esté más suave que un guante, habrá que ver el lado positivo, jaja (que conste que me río por no llorar, jajaja), y, además, os aseguro que el año que viene no se le olvida.

Anuncios

9 pensamientos en “Fin de semana con los titos y el Día de la Madre

  1. Una mamá muy feliz

    Pues vaya fin de semana que te has montado!!!!! eso es pasarlo bien…y Álvaro tan precioso. Me encantan este tipo de escapadas que hacéis.

    Con lo de la ropa…ayyyyyyyyy a mi me pasa igual UBMF tiene que ir a la última, tiene un armario que para mi lo quisiera…

    Lo del regalo, el año que viene será, o si no cuando tu hijo sepa de que va la cosa te lo hará…estos papás!!!!

    Me gusta

    Responder
  2. sonia bs

    No, no, si el año que viene no se le va a olvidar… Eso t lo aseguro yo, jajaajaj
    Y tu no t quejes que menudo regalazo te ha preparado UPMF.

    En cuanto a la ropa… El armario hasta arriba de cosas q le valen 3 o 4 meses… Pero es q le echan algo, estoy segura… Jajaajja

    Besitos

    Me gusta

    Responder
  3. diasde48horas

    Aquí una compañera de penas, el hombre que tengo en casa es cero detallista… o incluso en negativo, vamos. Es la persona menos romántica del mundo… tampoco es que yo quiera un loco del amor pero un detallito siempre se agradece ¿no?
    Menos mal que las penas compartidas se llevan mejor 😉
    Un beso!

    Me gusta

    Responder
  4. sonia bs

    Ains compañera… Que yo no quiero un empalagoso… Pero siquiera un felicidades, no?
    Por lo menos sé que no estoy sola, mal d muchos (en este caso una) consuelo de tontos 😦

    Me gusta

    Responder
  5. Marmes

    Ay estos hombres, que poco detallistas son a veces. No te preocupes, que seguro que Álvaro cuando sea más grandecito te compensa con creces.
    Bonita escapada y encima en familia, perfecta!
    Un beso

    Me gusta

    Responder
  6. Pingback: Puente del 1 de Mayo y Día de la Madre | La mamá de Álvaro

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s