Cuernos

       Hay veces que por mucho que quieras a tu marido-novio-pareja, o como lo querais llamar, se te presentan ocasiones que no debes dejar pasar. Y por mucho que intentes seguir a su lado hay algo mucho más poderoso que te llama y te llama hasta que dices ¡¡¡se acabó, prefiero arrepentirme de lo que hago que de lo que no¡¡¡ Pues eso mismo me pasó a mi anoche.

      Llevo varios días sin dormir bien. De hecho, desde que el papá de Álvaro se empeñó en sacar al niño de la cama, no soy capaz de dormirme hasta que se despierta y se vuelve con nosotros, y eso a veces pasa a la media hora de estar en su habitación y otras a las tres. Sin embargo, excepto en alguna ocasión, yo no soy capaz de conciliar el sueño, me quedo esperando y esperando hasta que me llama… hay días que son las 03.00 h de la madrugada y yo con los ojos como platos.

        Anoche iba por el mismo camino. Eran las 02.00 h de la mañana y yo venga dar vueltas en la cama… hasta que pensé que el papá de Álvaro lo que quería era que el niño durmiera en su habitación, pero no había dicho nada de que yo lo acompañara ¿no? Pues cogí mi almohada y allá me fuí, me arrecuqué a su lado, disfruté de lo bien olía, lo calentito que estaba, entrelace nuestras manos y… ¡¡¡ a dormir¡¡¡

        La idea era levantarme a las 07.00h, justo antes de que se levantará el padre y volver al redil sin que se diera cuenta o si me oía decir que venía de hacer pipí (no creais, que lo tenía todo pensado), una cosa es poner los cuernos y otra muy distinta que se entere… Pero ¡¡¡ me quedé dormida¡¡¡ y el pobrecillo ha venido en cuanto se ha levantado a ver dónde estaba. A mí, cuando lo he visto al lado de la cama, me han entrado los siete males y me he dicho “piensa, Sonia, piensa” y como siempre me han dicho que si pongo los cuernos nunca los reconozca, a toda prisa he dicho “ufff, vaya nochecita que llevo… ya me tuve que quedar aquí porque Álvaro estaba muy ruidoso y tu tenías que descansar que tienes que trabajar hoy”.

      Así que nada, que si la montaña no viene a ti, vé tu a la montaña…

P.D. Por todos los dioses os pido que esto no salga de aquí, que como se entere el papá de Álvaro se me acabó el chollo, jajaja.

 

Anuncios

10 pensamientos en “Cuernos

  1. Reloj de madre

    jajajajaja que susto, entre el título y en primer párrafo ufff

    Yo no se lo voy a contar, pero me parece que ya se habrá dado cuenta el solito, así que para la próxima es mejor que no pongas excusas jajajaja

    Un beso!

    Me gusta

    Responder
  2. Marmes

    Jeje, si es que así no es díficil ser “infiel”. Veo que lo tenias todo planeado, así me gusta, jajaja, sin dejar cabos sueltos.
    Tranquila, te guardamos el secreto para que puedas seguir disfrutando de vuestra aventurilla.
    Un beso grande!

    Me gusta

    Responder
  3. diasde48horas

    Mis labios están sellados 😉
    Con lo bien que dormimos con nuestros niños… yo estoy retrasando al máximo el cambio de habitación.
    Yo creo que has hecho bien en irte con él, si así duermes más tranquila, adelante.
    Por cierto, me gustan mucho la luna y las estrellas de la habitación de Álvaro 🙂
    Un beso!

    Me gusta

    Responder
  4. sonia bs

    Os contesto a todas xq voy fatal de tiempo, para variar!!!

    Mi intención era asustarosby veo q lo he conseguido ¡¡ bien!! Y era mi intención xq asi es como me he sentido yo, como si estuviera traicionando al padre, jajaajja

    Gracias a todas x pasar y comentar, me hace megailusion!!!

    Me gusta

    Responder
  5. Pingback: Mi blog es secreto y tecnolerded en su punto álgido¡ | Madre Agua

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s