Maternidad

Críticas a una mala madre

             Hoy no pensaba escribir nada, pero leo el post que escribe Susana de Las cosas de Paula y no me puedo contener. He decidido a hacer una lista con las cosas que más me critican (unas veces de forma explícita y otras con la mirada, que hay miradas que matan y una no es tonta y también se da cuenta de las cosas aunque a veces prefiera mirar para otro lado) como madre:

Críticas a una mala madre

1. Que le siga dando el pecho a Álvaro a pesar de tener ya 21 meses. Esta es una crítica recurrente, me la hace mi madre, que piensa que me estoy quedando demasiado delgada por tanto darle la teta, mis suegros, que creen que seguirá tomando teta hasta que se vaya a la mili (pero si ya no hay mili ¡¡¡), mi hermana, mi cuñada, mis amigas…

2. Que durmamos con Álvaro tampoco es algo que se vea con buenos ojos. A menudo escucho eso de que los niños tienen que dormir en la cuna, que eso siempre se ha hecho así, como si el hecho de que una cosa se haya hecho siempre de una determinada forma parece que le da, ya sólo por eso, autoridad. A mi me entran ganas de replicar que hubo un tiempo en el que no había cunas y que l@s niñ@s dormían abrazad@s a sus padres, pero sé que no va a servir de nada y paso de gastar saliva.

3. Que no lleve a Álvaro a la guardería. No sé muy bien por qué pero esta es otra cuestión que a más de uno le trae de cabeza, lo de la socialización y todo ese rollo y que en la guardería aprenden muchas cosas y si el niño no va pues parece que no va aprender a cantar happy birthday to you en la vida.

4. Que lo deje pintar en las paredes. Esta crítica es reciente, de hace apenas un par de meses, cuando a Álvaro le ha dado por pintar por todos lados. Aquí si que contesto o bien que yo no lo dejo lo que pasa es que para cuando me quiero dar cuenta ya ha dejado el rallón (y entonces es peor porque me miran como diciéndome que tengo que estar más pendiente y no se dan cuenta de que en realidad es que tengo un hijo muy muy rápido) o que lo dejo porque imagínate que la mamá de Picasso le dijera: hijo, no pintes en las paredes que se ensucian pues nos habriamos quedado sin un genio… y cuando contesto esto ya me miran como si me hubiero vuelto loca del todo.

5. Que vaya a todos sitios con Álvaro. Por ejemplo, el año pasado fuimos en Semana Santa a Portugal y nos llovió a mares, pues mi madre no se cansó de decirme: pobre niño, lo teníais que haber dejado conmigo. Como es mi madre le contesto que yo diría pobre niño si hubiese sido justo al contrario, es decir, si lo hubiera quedado cinco días con la abuela para irme de vacaciones (y ojo, que no estoy criticando a nadie, que yo no lo dejo porque no soy capaz, simplemente).

6. El tema de la comida. Esto si que ha sido fuente de críticas… Cuando Álvaro empezó con la comida complementaria yo nunca le trituraba nada, se lo daba así tal cual, y me acusaban de que el niño se iba a atragantar por mi culpa. Además, tampoco he seguido al pie de la letra las indicaciones del pediatra. Si que he intentado dejar unos días de separación entre la introducción de los diferentes alimentos por el tema de las alergias, pero no le he dado primero el pollo, después la ternera… y así, sino que ha ido probando alimentos según un criterio mucho más aleatorio, por llamar de alguna manera a un poco de desorden en este sentido, así que imaginaos las críticas.

7. Que lo intente llevar siempre monísimo, pará que si total se va a ensuciar enseguida y encima el niño no va cómodo. Pues si no va cómodo que se aguante, pero a mi me gusta verlo guapo y conjuntado, a ver que le voy a hacer.

8. Que no le deje llorar. Esta crítica en parte es culpa mía porque a veces me puede lo trasto que es Álvaro, lo mal que duerme y que no me deja ni ir a hacer pis sola y me quejo. Pero yo no me quejo para que me den soluciones o si me las dan que sean soluciones razonables, y que me digan que lo deje llorar para mi no lo es, yo sólo me quejo porque a veces necesito desahogarme, como todo el mundo.

           Yo no sé si soy o no buena madre, ni siquiera creo que sea yo la que tengo que juzgar eso, sino mi hijo en un futuro. Sólo sé que lo estoy intentando hacer lo mejor que puedo, que me dejo la piel y que soy una madre que actúa de acuerdo con sus principios e ideas. A veces no son las ideas que tiene la mayoría, pero son las mías, y mi hijo ha tenido la suerte o desgracia (quiero pensar que es suerte) de venir a caer en nuestra casa y ser educado a nuestra manera.

Anuncios

1 thought on “Críticas a una mala madre”

  1. Nosotros también criamos a nuestro hijo de una manera muy parecida a la tuya y también hemos tenido que escuchar algunas críticas u opiniones, sobre todo de la lactancia y el colecho.
    Pero lo mejor esa hacer oídos sordos, a veces es mejor que andar explicando el por qué lo hacernos así y sus innumerables ventajas.
    Que cada uno crie a sus hijos como quiera, pero que nos dejenn hacerlo a nosotros a nuestra manera también, que mientras vanos felices a nuestros hijos es que no lo estaremos haciendo tan mal.
    Besos!

    Me gusta

¿Me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s