Nuestra Vuelta al Cole

El día 13 de septiembre (martes y trece, para más inri) Álvaro volvió al cole. Él estaba deseando de volver sobre todo desde que a principios de septiembre su padre se incorporó al trabajo. Incluso durante esas dos semanas de septiembre hasta que se produjo la vuelta al cole preguntó varias veces que cuántos días quedaban. Yo creo que estaba deseando de ver a los amiguitos con los que no ha coincidido a lo largo del verano en la piscina o en el parque y que tenía ganas de volver a la rutina.

Y yo, por una parte me daba pena de que se acabaran las vacaciones, pero por otra estaba deseando de que también se fuera tooooda la mañana al cole porque ya se estaba poniendo aperreao y buscaba peleas por cualquier cosa.

¿Cómo preparamos la vuelta al cole?

Pues os mentiría si os dijera que desde hacía un par de semanas habíamos adelantado las horas de irnos a la cama (que nos solemos acostar durante el verano sobre las dos de la madrugada), o de levantarnos (la mayoría de los días a las once, jaja). No hemos hecho ningún cambio: ni de horarios, ni de rutinas ni de nada… Soy la peor madre del mundo en ese sentido, lo sé. Pero también os digo que realmente no nos han hecho falta los cambios.

Ese día nos levantamos por la mañana a las 8, que para nosotros era un madrugón, pero sorprendentemente era de día y todo, jaja. Nos vestimos y desayunamos a toda prisa, nos fuimos para el cole y llegamos los últimos. Empezamos bien, debió pensar su maestra, el primer día y ya vienen tarde, sobre todo cuando Álvaro se puso a lloriquear en la puerta. Pero no lloriqueaba por mí, no. El señorito no se puso tristón porque que se vaya su madre y su hermano le daba igual, pero es que su madre llevaba su pelota en la mano y eso si que no estaba dispuesto a tolerarlo. Un primer día y sin poder jugar al fútbol en el patio… Ni pensarlo.

vuelta-cole

Si no se lleva su balón al cole no va tranquilo. El año pasado perdimos unos cuantos y este año ya ha perdido uno. Juegan en el patio y los dejan en los árboles. En mi casa es mítica la frase “no ganamos para balones”, jajaj

Yo lo eché de menos toda la mañana (bueno, quizás esté exagerando un poco, jajaja) y cuando fui a buscarlo a las dos estaba feliz y contento porque había jugado con sus amiguitos, tenía una nueva mascota que era la foca patosa, habían hecho asamblea sin cojín y le había contado a todos que había estado en la playa, en Madrid, en Santander, en Portugal, en … Seguro que la maestra tuvo que cortarlo porque le diría tal retahila de sitios que tendría a los otros aburridos, jaja.

Y así ha sido nuestra vuelta al cole, una vuelta que no me ha parecido ni un nuevo principio, sino que es como si nunca hubiera terminado un curso. La misma ilusión, las mismas ganas de ir, de jugar con sus amigos, de colear, y de contarme a la salida toooodo lo que ha hecho en el cole. La única diferencia con el curso pasado es que ha pasado un año y, claro está, eso se nota. Ahora es un niño mucho más maduro aunque sigue siendo el mismo trasto de siempre, jaja.

En definitiva, ha sido una vuelta al cole perfecta. Quizás también porque tenemos los maestros perfectos y él se siente querido y arropado y eso hace y mucho😉

¿Qué tal ha sido la vuelta al cole de vuestros hijos? ¿Teníais ganas de volver a la rutina?

 

 

Trona Antilop de Ikea

Mi angelito pequeño, al ser el segundo y ser también niño tiene casi todo heredado. Menos la trona que decidimos comprar una nueva. La trona por la que nos decantamos es la trona Antilop de Ikea.  Para nosotros es la mejor trona del mercado en relación calidad precio y me gustaría contaros mi opinión sobre ella tras unos meses probándola.

imagen de la trona antilop de ikea

Trona Antilop de Ikea

Con Álvaro caímos en un error muy frecuente en los padres primerizos, que es aceptar que te regalen cosas cuando aún no las necesitas. Nosotros aceptamos que nos regalasen la trona antes incluso de nacer el niño y aunque cuando era un mero adorno, me parecía preciosa, después, con el tiempo me di cuenta que tenía muchos más contras que pros.

Para empezar es la típica trona que ocupa media cocina porque aunque se puede plegar es un engorro y al final nunca lo haces. Tiene el asiento y el respaldo acolchados y hasta se puede reclinar para que el niño se eche una cabezadita después de dormir. Por supuesto mi niño, que le cuesta costaba  dormir en la cama como para dormirse en una trona, por muy confortable que fuera… Las únicas dos veces que se quedó dormido le hicimos fotos y las mandamos a abuelos y titos para que fueran partícipes del milagro, jaja.

Pero esa trona que al principio me parecía preciosa y perfecta tras un tiempo de uso ya no me lo parecía tanto: ocupa demasiado, se le rajó el plástico del asiento y lo peor de todo es que se limpia fatal y siempre había mil recovecos donde te podías encontrar cualquier cosa.

Por eso cuando nació el pequeñin tenía claro que estrenaría trona y que sería la trona Antilop de Ikea, que la habíamos probado ya en algunos bares y restaurantes y me encantaba y Álvaro, que ha sido el testeador oficial, también parecía encontrarse muy cómodo.

Opinión sobre la trona Antilop de Ikea

Ventajas de la trona Antilop de Ikea.

Una de las principales ventajas de la trona Antilop de Ikea es el precio. La trona en sí cuesta 12.99 euros, la bandeja 5 euros y el cojín acolchado 6.99 euros. Es decir, por 24 euros tienes la trona completa.

En cuanto al montaje es súper fácil y aunque no es plegable no ocupa mucho espacio. Nosotros la tenemos como si fuera una silla más en la cocina.

Además, es una trona muy ligera. Es decir, no pesa y la puedes arrastrar por la casa sin problemas. De hecho, yo, cuando tengo que limpiar o cosas de esas que tanto me gustan y el pequeñín esta entretenido en la trona pues la arrastro de habitación en habitación sin problemas. Con la que teníamos antes era imposible.

De todas formas, aunque sea ligera es una trona estable. Lo sé no sólo porque la hayamos usado estos meses en casa, sino porque a Álvaro lo hemos estado sentando en estas tronas hasta hace un año y resistía perfectamente. Es decir, que aguanta con un niño de tres años y grandecito😉.

Otro de los puntos fuertes que tiene la trona Antilop de Ikea es lo rápido que se limpia. La bandeja se quita muy fácil y el cojín acolchado también y al ser plástico con un trapo húmedo queda como nueva. Yo creo que es la trona ideal si queréis llevar a cabo con vuestros hijos el BLW o con niños un pelín más mayores que comen solos y que manchan mucho porque es súper fácil de limpiar.

Imagen del cojín de la trona Antilop de Ikea

Cojín de la trona Antilop de Ikea

El cojín alcochado se compone de dos partes. El relleno que es de los que se inflan, igual que los cambiadores de Ikea, y la funda en sí. Al principio no me hizo mucha gracia que el cojín acolchado fuese de plástico inflable por si le daba calor. Pero a día de hoy sólo le veo ventajas porque la verdad es que con la funda no le da calor, o al menos, no más que cualquier otro cojín, y el hecho de que sea inflable supone que lo puedes regular a tu gusto y a las necesidades del niño. Yo ahora lo tengo inflado a tope pero en unos meses lo aflojaré un poco o mi angelito no entra😉

Yo compré dos cojines acolchados (y eso que no me gustaba, si me llega a gustar, jaja) porque prefiero tener dos fundas y así no estar siempre penando porque la tiene sucia. Cuestan muy baratas (7 euros) y aunque el segundo acolchado no lo vamos a usar a la funda en sí le estamos dando mucho uso porque mi peque mancha mucho y hay que lavarla a diario. De todas formas, si os apañais bien con la costura podéis hacer una funda rápidamente utilizando como patrón la que ya trae.

Otra de las cosas que me encanta de la trona Antilop de Ikea es que cuando los niños sean un poquito más mayores le puedes quitar la bandeja y quedan completamente pegadas a la mesa. Eso con nuestra anterior trona no pasaba porque tenía unos reposabrazos que no servían para nada y que estorbaban mucho.

Además, es una trona apilable. Nosotros sólo tenemos una, pero para las familias en las que tengan varios hijos que usen la trona creo que es una opción muy buena.

 

Inconvenientes de la trona Antilop de Ikea.

Realmente sólo encuentro tres inconvenientes en la  trona Antilop de Ikea.

La el primero de ellos es que la bandeja no tiene un apartado para poner el vaso. Os puede parecer una tontería, pero a mí me resultaba muy útil que nuestra antigua trona si lo tuviera. Me parece que gracias a ese pequeño apartado el vaso estaba más “resguardado”.

Imagen de la bandeja de la trona antilop de Ikea

Bandeja de la trona antilop de Ikea

El segundo, y para mí más importante, es que la trona no se abre para poder sentar a los niños. Entonces, a la hora de meterlos en la trona puede resultar un pelín difícil hasta que le coges el truco. Por ejemplo, a mi angelito al principio le costaba entender que tenía que doblar las piernas para que lo pudiéramos sentar con facilidad. Ponía las piernas totalmente rígidas y se nos hacía una tarea imposible.

Imagen de la trona ikea azul y roja

Como véis el asiento es enterizo, no se abre y hay que “colar” a los niños por ahí

Lo mismo pasa a la hora de sacar a los niños. Que tienes que tirar, literalmente, del niño hacia arriba y ellos deben de dejar las piernecillas flácidas. Como se pongan rígidos no salen😉. Pero después de unas semanas de usar la trona ya se dan cuenta y no hay problema.

Y en tercer lugar, el último inconveniente es que los arneses para ajustar al niño lo hacen sólo por la cintura. Reconozco que nosotros no hemos usado aún estos arneses. Nuestro hijo queda lo suficientemente encajado gracias al cojín, además es un niño muy tranquilo. Pero no sé yo si con un niño más activo será suficiente con sujetarlo por la cintura…

¿Habéis probado la trona Antilop de Ikea? ¿Qué os parece? ¿Qué trona tienen vuestros hijos?

Reseña: Nunca Te Fíes de un Policía que Suda

Como os conté a principios de mes, a partir de ahora voy a incluir algunas reseñas de los libros que más me hayan llamado la atención en el blog. Soy una lectora empedernida y muchas veces busco reseñas sobre libros. Me gusta saber la opinión de alguien que ya lo haya leído. A veces coincido con él, a veces no, pero me gusta tener esa primera experiencia antes de ponerme a leer. Por eso pensé que sería buena idea hacer esta sección, por eso y porque así también recuerdo los libros que, por lo que sea, me han calado más.

He estado dando muchas vueltas porque no sabía por qué libro empezar. Al final he decidido que sea éste: Nunca te fíes de un policia que suda. Es un libro que se ambienta en mi tierra, y en el que he sentido muchas veces que el autor, Antonio Gómez Rufo, no podía haberla retratado mejor: extrema y dura como ella sola.

Os dejo con la reseña. Espero que a alguien le guste tanto como para pensar en leerlo😉.

Hay libros que te atraen sólo por el título, que te llaman… Y eso es lo que me ha pasado a mí con el libro

Nunca te fíes de un policía que suda

del autor Antonio Gómez Rufo, que me atrajo su título y también que está ambientado en un pequeño pueblo de la frontera extremeña con Portugal, de nuestra raya, en el verano de 1935, con una Segunda República casi agonizante en el lado español y la dictadura de Salazar en el lado portugués.

Imagen de la portada del libro "Nunca te fíes de un policía que suda"

La Duda es un pequeño pueblo con apenas dos calles que pertenece a dos países distintos. Una parte del pueblo es española mientras que la otra parte es portuguesa, aunque sus vecinos ignoran las fronteras y han vivido hasta que en 1933 se instauró el Estado Novo con Salazar como si fuera uno sólo.

En el caluroso verano de 1935 una joven de la parte española, la Lupe, aparece asesinada y el alcalde de La Duda apresa a su novio, Mario Douro, vecino de la parte portuguesa del pueblo, La Dubida. Para resolver el asesinato llega desde Madrid el inspector Salcedo, un hombre de ciudad, que no está acostumbrado al calor de Extremadura en verano y que le dan miedo los bichos.

El libro está lleno de matices extremeños que son un guiño a nuestra cultura. De palabras inventadas que se decían no hace mucho, de la pobreza que envolvía nuestra tierra hace menos de cien años y de compasión, de la compasión con la que nos veían los forasteros, compasión que a veces aún se aprecia en los ojos de los veraneantes que vienen a nuestros pueblos en verano…

Y también está lleno de personajes peculiares: El alcalde del pueblo, Don Aurelio, un hombre “elegido” año tras año como regidor del pueblo y que vive en la única casa de dos alturas, Don Venancio, cura y ateo que se emborracha tarde tras tarde, Don Julian, el médico, un hombre de libros, que está deseando cambiar de destino y dejar atrás tanta pobreza y tanta incultura, Lucio, el único niño que queda en la parte española del pueblo. Un niño que tiene las rodillas llenas de postillas y que no puede asistir a la escuela porque al dividir el pueblo la escuela se quedó en la parte portuguesa… ¡Si hay hasta una bruja¡

Y de anécdotas que empiezan de forma divertida y al final consiguen cogerte el corazón en un puño, como la que le pasó a “la Estirá”, una mujer vestida de luto y de arrugas de los pies a la cabeza, como tantas había en nuestros pueblos antes.

El libro es de esos que “enganchan”. Que empiezas a leer porque te ha llamado la atención el título y por ver qué tal y al final acabas leyendo página tras página sólo por ver que pasa antes: si el inspector Salcedo encuentra al culpable del trágico asesinato o se desintegra de tanto sudar por estos parajes😉.

Un libro en el que se mezcla el asesinato con el amor, o con el desamor, donde aparecen de vez en cuando párrafos tan interesantes como éste:

Salcedo sabía que que el matrimonio empieza por el aperitivo de la pasión, continúa con el primer plato hecho de sopa de amor, sigue con un guiso de cariño con una abundante guarnición de respeto y, a los postres, si no se llega hastiado, o si se llega, se piede el postre de la casa, sólo ese postre, una gran copa que entremezcla costumbre, rutina, hábito, confianza, intereses comunes, hijos compartidos y compañía para la vez. En casos muy aislados se comete un exceso de juventud y se toma café, anisete o coñac, pero esos ingredientes excitantes y euforizantes sólo se degustan en ocasiones esporádicas, se gozan en circunstancias cada vez más infrecuentes.

Y lo mejor de todo, sin duda, es el final. Un final en el que el asesino, como pasa siempre en estos libros, es quien menos lo parece.

Caja Nonabox de Agosto

Un mes más vengo a hablaros (a escribiros, mejor dicho, jajaja) sobre las cajas Nonabox. Como ya sabéis las cajas Nonabox son cajitas sorpresas con productos de puericultura, aunque también trae un detallito para las mamás. Lo mejor de las cajas Nonabox es se adaptan a la edad del niño, a si una mamá aún está embarazada…. Y, además, te permite conocer productos nuevos que de otra manera quizás no comprarías. Su precio es de 14,99 euros, aunque el valor de los productos que trae suele superar los 50 euros.

Como siempre os digo la caja Nonabox que recibo yo es una caja genérica para blogueras, aunque tengo que reconocer que la de este mes me ha encantado. Os lo cuento

¿Qué trae la caja Nonabox de agosto?

Imagen de las cosas que trae la caja Nonabox de agosto

Caja Nonabox de Agosto

Unos calcetines rosas de Mothercare (No he encontrado los calcetines que me han enviado en concreto pero un lote de 5 pares vale 10 euros, así que le pondremos 2 euros). Me han encantado. El rosa es mi color preferido y los calcetines son monísimos. Éstos se van para mi sobrina😉

Natura Nuova Bio (Precio: 0.89 euros). No os puedo decir si a mis niños le ha gustado o no porque aún no lo hemos probado. Normalmente les ofrezco la fruta tal cual, pero estos envases son una buena idea para meriendas fuera de casa, porque así te aseguras que toman fruta y no tienes que preocuparte porque se estropee y esas cosas.

Camioncito de Vikingtoys (Tampoco he sido capaz de encontrar este modelo en concreto, pero Álvaro tiene uno un poco más grande que me costó 5 euros, yo creo que éste puede valer sobre 3). El camión ha triunfado en casa. No sé a cuál de los dos le ha gustado más, jaja. Además, los juguetes de esta marca son muy buenos. No hay quien los rompa y se lo puedo dejar al pequeñín sin temor que se desmonte una rueda y se la meta en la boca, por ejemplo.

Vale por una clase en los talleres Baby Deli. No lo puedo utilizar porque están en Madrid, pero la verdad es que le he echado un vistazo al folleto y tiene una pinta buenísima. Lástima de vivir tan lejos…

Plastilina Baby Deli (He sido incapaz de encontrar el precio) Es una plastilina hecha con productos totalmente naturales y es la que utilizan en los talleres Baby Deli que os comentaba antes. Tiene una textura estupenda y por supuesto a mi angelito mayor le ha encantado. He intentado entrar en la tienda online para comprar más pero ahora mismo es imposible. Dentro de unos días probaré de nuevo porque ha sido un triunfo.

Vaso para congelar leche de Philips Avent. (Precio: 1,60 euros). El vaso me viene fenomenal. Pronto volveré a trabajar (no podéis ver mi cara de pena…) y ya estoy haciendo un banco de leche para mi tesoro. Normalmente uso bolsas para congelar leche, pero tenía ganas de probar con los tarros… Así que ha venido como caído del cielo😉

Serum reparador capilar Pilopeptan (Precio: 6,95 euros). No os hacéis ni una idea de cómo se me cae el pelo. Hay días que ni me paso el peine porque me asusta ver la cantidad de pelo que se queda en el cepillo. Además, yo tengo que teñirme todos los meses porque si no tendría el pelo prácticamente blanco, así que tengo que cuidarme mucho el pelo para que no se reseque en exceso. Mi sérum capilar estaba en las últimas y estaba deseando de probar uno nuevo. Éste me viene como anillo al dejo, jiji.

Contorno de ojos en gel Herb jove (Precio: 10.95 euros). Otra cosa que me viene genial. Durante el verano no uso cremas porque con el calor me suda la cara y lo odio, pero una vez que empieza a refrescar todos los potingues me parecen pocos, jajaj. He estado leyendo por ahí y este contorno tiene muy buenas críticas. A ver si es verdad, porque mi contorno de ojos empieza a necesitar una ayudita extra😉

Como siempre me gusta hacer os hago un cálculo aproximado de los productos que traía la Nonabox de este mes. En total son 25, 39 euros, eso sin contar el vale para los talleres y la plastilina Baby Deli.

¿Cuál es mi opinión de la caja Nonabox de este mes? Pues ya os adelanté al principio que me había gustado mucho. Trae el serum y el contorno, con la falta que me hacía, jaja, juguetes para los niños, el vaso para congelar leche… Para mi ha sido la caja perfecta.

¿Conocéis las cajas Nonabox? ¿Os animáis a probarlas?

Otras 50 cosas sobre Álvaro.

Es la tercera entrada de este tipo que escribo sobre Álvaro y tengo que reconocer que, aunque pueda resultar pesada, me encantan estas entradas. Entradas del tipo 50 cosas sobre Álvaro, o sobre las cosas que hace y que dice. Y me gustan tanto porque se que de la mayoría de las cosas que hacen nuestros hijos ahora no nos acordamos dentro de unos años y tenerlas aquí significa un poco como hacerlas “para siempre”. Así que yo hoy tengo otro post para el recuerdo😉.

50 cosas sobre Álvaro

1. Hablas muy bien pero sigue diciendo palabras mal y a mi me encanta escuchártelas: cacacola, titame, línea de neta, murío, gomitar, colear (colorear)…

2. Cuando vamos a comprar un helado siempre te pregunto que qué te apetece y tras pensarlo un rato (para desesperación de la dependienta) siempre contestas lo mismo: helado azul o granizada de cacacola.

3. Sabes nadar desde hace unos meses pero te da pánico entrar la cabeza debajo del agua porque tragas agua todas las veces.

4. Has desarrollado una técnica para tirarte a la piscina sin hundir la cabeza y para ello saltas en el agua agitando mucho los brazos y las piernas. Verte es un espectáculo.

5. Te encanta saltar en la cama y en los sofás y yo me arrepiento del primer día que te permití hacerlo, jajaja.

6. También te encantan los helados y nos pasamos la vida negociando con ellos en la hora de la comida.

7. Comes regular, por ser benévola. En realidad no hay quien te saque del sota, caballo y rey y aún así hay que entrarte la cuchara en la boca.

8. Tu número favorito es el 10 y tu color favorito es el blanco.

9. Últimamente siempre dices que te lo pasas “fenomenal” y que todo es “fantástico”.

10. También dices que el agua de la piscina o de la playa está “friísima”.

11. Eres un papelón y cuando quieres conseguir algo me miras con ojos de enamorado de telenovela y me dices “te quiero”.

12. Yo a veces te digo “te adoro” y tu me imitas y me dices que me amoras, jajaja.

13. Te he enseñado la retahíla de “te quiero, te adoro, te llevo a los toros, te compro avellanas para ti y para tu hermana…”. Y tú me la dices pero comprándome avellanas, pipas, helado, granizada e invitando a mi tita, a mi hermana y a toda la familia.

14. Cuando te das un erupto dices que te has pegado un bruto.

15. Te encanta jugar al fútbol, al pilla-pilla y al escondite. También te gusta jugar con los bloques, con los perritos de la Patrulla Canina y con los Power Rangers.

16. También te gusta mucho hacer rimas y todas tienen un martillo en medio. Por ejemplo, ¿a que no me pillas martillo de martilla? o vete, vete, martillo martillete. Eres genial.

17. En pleno verano, y con el verano tan caluroso que hemos pasado, quieres que te arrope y que te caliente los pies porque tienes frío.

18. También me pides que te abrace para dormirtepero más fuerte, con todas tus fuerzas para dormirme bien“. Y lo primero que haces cada mañana es preguntarme si he dormido contigo o con tu hermano. Yo siempre te digo que contigo aunque no siempre es verdad😉.

19. A tu hermano lo adoras. Jamás pensé que ibas a quererlo tanto. Le das mil besos cada día sin que nadie te diga nada. Te salen de dentro y le haces mil carantoñas y le dices mil te quiero. Y te aseguro que no estoy exagerando.

20. Eres muy burro con él. A veces lo Abrazas tan fuerte tan fuerte que lo agobias y empieza a llorar. Siempre estás preguntando ¿le puedo dar un besito? Y yo tiemblo porque me da miedo que algún día me lo descoyuntes.

21. A veces pienso que estás sordo porque te puedo llamar 20 veces que si estás viendo dibujos no contestas, aunque después me doy cuenta que tu sordera es selectiva y que aunque estés viendo los dibujos ensimismado te pregunto que si quieres un helado me oyes a la primera😉

22. Te mueves mucho durmiendo. Sueles amanecer al revés o atravesado en la cama.

23. Últimamente te ha dado por el tema de la muerte y constantemente dices que casi te has murío y quieres jugar a que hacernos los muríos. Pero yo he introducido una variante en el juego y es que hay que despertar al que se muera con un beso de amor. Estoy deseando dejar de jugar a estas cosas, ya lo entenderás cuando seas padre.

24. Te encanta hacerme rabiar y cuando yo te digo que te quiero hasta el cielo tu me contestas que tu hasta la ventana o hasta la lámpara 😠.

25. Cuando te enfadas me dices que ya no me quieres😦. Aunque en cuanto me necesitas para algo o quieres conseguir otra cosa vienes hacia mi, me dices que me quieres y que lo de antes era mentira.

26. Siempre te quieres salir con la tuya y con “solo una vez más”, “por fi, por fi, por fiiiii” o “lo que diga mi dedo” te crees que lo tienes todo solucionado. Eres pesado hasta decir basta.

27. Eres muy mimoso y me das muchos besos al día, normalmente en la barriga que es la parte de mi cuerpo que está a tu altura. A mí me encanta porque me recuerda los besos que me dabas cuando estaba embarazada de tu hermano.

28. Sigues queriendo que te cure las pupas a besos;)

29. Algunos días me das besos y después me preguntas que de que son. Cuando te digo que saben a fresa o a chocolate te ríes y me dices que me has dado un beso de calcetines apestosos y te quedas tan fresco.

30. Cuando no te enteras bien de algo siempre me pides que te lo cuente otra vez “desde el final” en vez de desde el principio, jajaja.

31. No te gusta nada cortarte el pelo y te engaño haciéndote creer que el peluquero te da un euro para que te compres después un helado o una bolsa de gusanitos.

32. Aún así rara es la vez que te estás quieto y normalmente terminas con trosquilones.

33. Te gusta mucho dar paseos en la bici con papá😉

34. Últimamente casi todas tus respuestas llevan un “pues claro que no” o un “pues claro que si” incluidos.

35. Cuando ves a tus amigos del cole te da vergüenza saludarlos y te escondes o pasas de largo haciéndote el sueco.

36. Te encanta ir al parque o a la fuente y cuando volvemos a casa más que bañarte debería meterte en la lavadora.

37. Nunca quieres bañarte ni ducharte y hay que estar dos horas rogándote para que te metas en el agua y otras dos horas pidiéndote que te salgas.

38. Te gusta jugar a los bebés, decir gugu gaga y decir que tienes un año. Pero cuando te digo que te voy a poner un pañal porque eres un bebé das un espantón y vuelves a tener cuatro años en un segundo.

39. También te encanta jugar a los perritos. Tu eres Tobi y yo te digo que me des la patita, te acaricio la cabeza y te digo buen chico.

40. Dices que eres del Real Madrid, del Betis y del Barcelona. Tu padre cuando oye lo del Barcelona casi le da un infarto.

41. Últimamente te ha dado por los dinosaurios y te sabes todos los nombres de los dinosaurios y si no te lo sabes te lo inventas sobre la marcha y te quedas tan fresco.

42. Cuando te pica algo me pides que te rasque y te vas moviendo hasta que doy con el sitio, jajaja.

43. Eres un enfadón.

44. Te encanta jugar con los niños mayores que tú y tu primo es tu ídolo.

45. Se te antoja todo lo que ves y hay que estar continuamente negociando contigo para que elijas.

46. Ya estás pidiendo cosas para Reyes, jaja.

47. Te encanta despertarme cuando estoy dormida (arggggg).

48. Te gusta mucho hacernos fotos a papá y a mí y cuando reclamas la cámara yo me pongo a temblar porque ya te cargaste una😉.

49. Tienes una sonrisa preciosa y cuando te ríes también con los ojos se te ilumina toda la cara. Eres el niño más bonito del mundo.

50. Sigues corriendo hacia nosotros cuando nos ves gritando “mami” o “papi” y dándonos un súper abrazo aunque te hayamos dejado en casa de las abuelas sólo media hora😉.

Y como siempre 50 cosas se me quedan cortas para describir todo lo que eres y lo que significas para nosotros. Te amoro.

Crónica de un Bautizo

Tres meses y pico después de bautizar al pequeñín os cuento la Crónica del Bautizo. Esta entrada lleva en borradores casi tres meses pero con el montón de cosas que he tenido que hacer este verano (leáse con total ironía) no me ha dado tiempo a acabarla y como me encanta utilizar el blog para guardar recuerdos (os aviso por si queréis pasar del post de hoy, luego no digáis que no estábais advertidas) pues aquí va

Crónica de un bautizo

En esta casa no es que seamos muy católicos, apostólicos y romanos (aunque mi señor esposo tiene los familiares religiosos necesarios para saber que rezan tanto por mí que voy a ir al cielo de cabeza, jajaja) pero aún así decidimos bautizar a nuestros dos angelitos para mantener una costumbre social y nuestro argumento es tan válido como cualquier otro😉.

Al mayor lo bautizamos con diez meses ante las insistencias de mi suegra (que es de misa diaria) pero con el pequeñajo no hemos aguantado tanta insistencia y decidimos bautizarlo a los ocho meses y así salíamos del paso y de las insistencias de la buena mujer.

Así que el 11 de junio a la 13.15 horas fue cristianizado el angelito pequeño, oficiando la ceremonia el primo cura, como no podía ser de otra manera, y con el hermano de mi señor esposo de padrino y mi hermana de madrina.

La ceremonia fue como suele ser en estos casos: el ritual cortito, un poco de ungüento en el pecho, el agua en la pila bautismal, a la que Jorge casi se tira de cabeza porque con lo que le gusta el agua y lo poco que lo había bañado su madre no vio más cielo abierto que aprovechar la ocasión para meter las manitas y chapotear un poco😉

Después nos fuimos a celebrar que ya había un cristiano más en el mundo a un restaurante donde comimos muy bien y bebieron de lo lindo. Aquí, a la menda, como sigue con la lactancia materna casi exclusiva, no le quedó otra que seguir con las cocacolas zero zero… que alegría, jajaja.

Ropas para el bautizo

Como nosotros bautizamos a los niños ya más grandecinos pues no le pegan mucho que digamos los típicos trajes de cristianizar tan bonitos que hay, con su capota, sus lazos y sus puntillas… Así que al protagonista del evento le cogí un trajecito de blusa y ranita en color marfil muy mono, tan mono que hasta puntilla llevaba en el cuello de la camisa y que además podré aprovechar este verano (madre ahorradora en modo on).

Imagen de traje de bebé para bautizo

No me podéis negar que es monísimo😉

A su hermano le puse una camisa blanca de cuello mao y unos pantalones cortos azul marino de lino con unas menorquinas azul marinas. Iba muy sencillito pero guapísimo.

Imagen de conjunto de ropa para niño

Su padre optó por un traje de chaqueta (con el calor que hacía…) y se vanaglorió mil veces porque se puso el mismo que en la boda de su hermano que se casó hace más de diez años y aún le vale… Sigue estando igual de gordo fuerte, pero yo callada, que en boca cerrada no entran moscas😉

Y yo, la madre del bautizado, me compré el traje unos días antes. Empezaré diciendo que no encontraba nada porque necesitaba algo que fuera dos piezas o que se pudiera abrir la delantera para poder sacarme la teti, que no fueran trapallos (que últimamente voy de compras y sólo veo cosas demasiado informales) y que fuera baratito. Pues tras una tarde entera de tiendas en la que ya me veía poniéndome un pantalón negro y un top resultón que tengo de hace cuatro o cinco años dí con un mono monísimo en Trucco, que se le abría la pechera (imprescindible para dar la teti) y que encima sólo costaba 75 euritos. Pues ya está, modelito para casa porque encima pegaba con los zapatos de las bodas, jajaja.

Imagen de mono de Trucco

El cinturón es precioso pero en la foto sale un pelín brillante😉

La fiesta del bautizo

Y después del bautizo y de la comilona vino lo que más me gusta a mí de estas cosas: una pequeña fiestecilla donde reunir a familiares y amigos y echar un ratito muy a gusto contándonos la vida, comiendo sin pensar en la dieta y brindando una y otra vez.

Reconozco que mis pequeñas bodas gitanas (como llama mi señor esposo a los jolgorios que organizo) me tienen una semana antes estresada preparando detalles, almacenando bebidas y aperitivos y haciendo comidas… Y que también me estresan mientras se están haciendo porque tengo que estar pendiente de todo, pero aún así y aunque siempre digo que es la última vez que junto a 40 personas al final se me olvida y sé que si volviera para atrás lo volvería hacer. No todos los días se celebra que un niño más ha venido a la vida ¿no?

Y vosotros ¿habéis bautizado a vuestros hijos? ¿Cómo lo habéis celebrado?

10 Libros sobre Dinosaurios para Niños

Como os dije hace un tiempo los dinosaurios han llegado a esta casa. Mi niño, que nunca había dado muestras de que le gustasen esos bichos ahora se pasa el día hablando de ellos, por lo que he pensado en regalarle algunos libros sobre los dinosaurios. Buscando por san google he encontrado un montón de libros sobre dinosaurios. No sabía yo que la fiebre por los dinosaurios estuviese tan extendida, jaja. Así que he pensado que si vuestros hijos también han sucumbido al poder de estos animales prehistóricos quizás os venga bien la lista, ¿no?

10 Libros sobre Dinosaurios para Niños

1. Grande y Más Grande: Dinosaurios (Ed. Susaeta).

Imagen del libro: Grande y más grande. Dinosaurios.

En este libro Nilo, un dinosaurio, descubre que no puede quedarse pequeño para siempre sino que va creciendo con el paso del tiempo. A lo largo del libro conoce a otros personajes con los que va entablando una amistad. Es un libro muy sencillo, con colores muy llamativos y que está enfocado a niños a partir de dos años, que gracias a este libro no conocerán solo a los dinosaurios sino que les servirá para aprender los tamaños y los colores.

2. Braquiosaurio. Estegosaurio. Triceratops. Tiranosaurio Rex. (Ed. Edebe)

Imagen de la serie de libros sobre dinosaurios

He decidido tratar a estos libros en conjunto porque los cuatro forman parte de una serie.

El protagonista de esta serie es un niño y cada uno de los libros está dedicado a un dinosaurio. Las ilustraciones son preciosas y el texto está realizado teniendo en cuenta las características del dinosaurio al que va dedicado el libro. Además, prima el dibujo sobre el texto, por lo que es ideal para los primeros lectores.

3. ¡Qué vienen los dinosarios¡ (Ed. SM)

Portada del libro ¡Qué vienen los dinosaurios¡

Este libro es para niños un poco más mayores, sobre 7 u 8 años. Los protagonistas del libro son dos niños Jack de 8 años y su hermana pequeña de 5, Annie. Un día encuentran una escalera apoyada en un tronco y cuando la siguen descubren que en la copa del árbol hay una casa llena de libros, uno de ellos es de los dinosaurios y ahí comienza la aventura😉.

Las ilustraciones del libro son muy buenas, los dinosaurios están pintados de forma muy detallista y a los niños les encanta.

4. Dinosaurio Belisario (Ed. Kalandraka Editora)

Imagen de la portada del libro "Dinosaurio Belisario"

Dinosaurio Belisario es un libro rimado que cuenta la historia de un dinosaurio que abusaba de su poder sobre otros animales e incluso los niños. Es un libro entrañable y muy divertido con el que podemos trabajar con nuestros hijos la empatía, el compañerismo y el respeto. Además, la rima atrapa a los niños y podemos incluso enseñar a los niños a buscar palabras que suenen igual.

Está indicado para niños a partir de cuatro años y es uno de los cuentos sobre dinosaurios de los que mejor opinión he leído😉

5. Ufito, el Dinosaurio (Ed. Ediciones SM)

Imagen de la portada del libro "Ufito el dinosaurio"

El libro cuenta la historia de un dinosaurio muy especial, Ufito. Ufito tenía el cuello muy largo y todos los demás animales se reían de él, pero hubo una época de sequía y sólo quedaban en los árboles las hojas que estaban más altas. Ufito ayudaba a los demás, dándole las hojas y ninguno más lo volvió a molestar.

Es un libro muy entrañable, con unas ilustraciones muy bonitas. Además, algunas palabras han sido sustituidas por pictogramas para que los más pequeños de la casa puedan participar en su lectura. Y también se pueden trabajar muchos valores con los niños como el respeto a la diversidad, la amistad, la generosidad, el compañerismo, etc.

6. ¡Cu cú Dinosaurio¡ (Ed. Parragon)

Imagen de la portada del libro "cu cu, dinosaurio"

¡Cu cu Dinosaurio¡ es un libro indicado para los más pequeños ya que es un libro troquelado y los niños tienen que buscar un dinosaurio en diferentes lugares: en un árbol, en el mar, saliendo de un huevo y cada vez que lo hagan deben decir ¡cu cú¡

Tiene muy poco texto y los dibujos son grandes y brillantes por lo que hará las delicias de niños a partir de 12 meses. Además, cuando sean más mayores se pueden trabajar a partir del libro los colores.

7. Dinosaurio aprende los tamaños (Ed. S.A. Todolibros Ediciones)

Dinosaurio aprende los tamaños, foto de la portada

Como su título indica gracias a este libro los niños pueden aprender la diferencia entre grande y pequeño de la mano de este divertido dinosaurio. Además, el libro tiene dos cosas que me encantan. La primera de ellas es que en él aparecen diferentes texturas y la segunda es que tiene textos muy sencillos y que están escritos con mayúsculas. Álvaro ya conoce todas las letras mayúsculas así que sería un libro perfecto para que mostrase más interés por la lectura😉

8. Mira, mira: Dinosaurio. (Ed. Pearson Educación)

Imagen de la portada del libro "mira, mira dinosaurio"

Es un libro para pequeños curiosos, ya que tiene una serie de solapas en las que van contando cómo eran los dinosaurios, qué comían, de qué color eran…

A mi angelito este sería otro de los libros que le encantaría y que apunto a nuestra lista porque a él le encanta aprender cosas de los dinosaurios y no sólo aprenderlas sino también contármelas “¿mamá, sabés que el tiranosaurio rex era el más alto? ¿mamá, sabes que el gallimimo se parece a una gallina?”

9. ¿Y si un estegosaurio…? (Ed. Susaeta)

Imagen de libros sobre dinosaurios, editorial susaeta

Este libro me lo recomendó Díasde48horas y la verdad es que tiene una pinta estupenda. A su hijo mayor le encantan los dinosaurios así que ella es ya una experta en el tema.

Este libro forma parte de una serie de cuatro libros: ¿Y si un estegosaurio…?, ¿Y si un diplodocus…? ¿Y si un T.Rex…?, ¿Y si un triceratops…?

El libro tiene unas ilustraciones preciosas y consiste en ir haciéndole preguntas a los niños. Por ejemplo ¿qué pasaría si un estegosaurio fuese a la escuela? Y mediante esas preguntas los niños van conociendo al dinosaurio en cuestión. Es ideal para niños a partir de 3 o 4 años.

 10. El gran álbum de pegatinas de dinosaurios (Ed.Usborne)

Portada de libro de pegatinas de dinosaurios

Este libro también es una recomendación de otra mamá bloguera: Mamá Puede, que incluso le ha dedicado un post a otros libros sobre dinosaurios, por si os queréis pasar y coger más ideas😉.

Es un libro muy divertido, con diferentes escenas prehistóricas que los niños deben rellenar usando las pegatinas que trae en las páginas centrales.

Es un libro diferente de los que os enseñado hasta ahora, un libro más para jugar, pero ya sabéis que a los niños les encantan las pegatinas. Además, mediante el libro ejercitan la imaginación y desarrollan la pinza digital cogiendo y pegando las pegatinas, así que yo creo que también es una opción estupenda. Eso si, está recomendado para mayores de 36 meses porque contiene piezas pequeñas que pueden resultar peligrosas para niños más pequeños.

¿Qué os parece esta selección sobre libros de dinosaurios para niños? ¿Conocéis algún otro libro de dinosaurios?